Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

¡¡¡ Qué hacé Trí Trí !!!

12. mayo 2011 | Por | Categoria: Entretenimiento

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Lorenzo Olivera

Las frases se incorporan al vocabulario popular y si hubiera titulado el artículo, Juan Carlos Altavista, algunos veteranos lo recordarían y por su personaje Minguito Tinguitella o Minguito a secas lo sacarían muchos más.

Lo conocí en La Coronilla (Rocha) donde el arrendó una casa una temporada.
A pesar de que en La Coronilla todo está cerca, él alquilaba en la parte más humilde a un par de kilómetros de lo que es propiamente el balneario, zona donde están los hoteles y en el pueblo, donde arrendó, de gente muy gentil y poco atrevida, él estaba en las de él, lejos del mundanal ruido que se pudiera parecer al de Buenos Aires.

Sin perjuicio de ello, por la configuración del pueblo y del balneario, ambos estábamos a menos de 150 metros de las olas del océano.
Juan Carlos Altavista nació en Buenos Aires el 4 de enero de 1929 y falleció en la misma ciudad el 20 de junio de 1989 a los 60 años de edad.

De origen humilde, desde muy joven hizo teatro con grandes maestros (Narciso Ibáñez Menta, Francisco Petrone y Luis Sandrini), intervino en 55 películas y en televisión su personaje Minguito Tinguitella, creación de Juan Carlos Chiappe.

Chiappe lo tuvo a su cargo hasta que falleció en 1972 y lo continuó Peregrino Salcedo.
El personaje era lo que en Buenos Aires llaman cartoneros.
La consagración del personaje fue cuando los hermanos Gerardo y Hugo Sofovich lo incorporaron a Polémica en el bar, en el año 1974.

El programa consistía en una rueda de café donde se hablaba de fútbol y de temas de actualidad, excepto política, con la excepción que se dirá, por estar prohibidos ciertos temas vinculados a esta por la Revolución Libertadora que derrocó a Perón.
La rueda tenía representantes de distintos niveles sociales como ser un hombre de clase media (interpretado por García Grau) y en el otro extremo el de clase baja Minguito (Altavista), y bolos surtidos para cubrir los otros papeles, Jorge Portales, Fidel Pintos, Jorge Porcel.

Claro que estos personajes iban rotando por problemas contractuales o de indisposición, inclusive al final estaba hasta Sofovich.

Altavista decía que su vestimenta era en homenaje a su padre que adoptó en forma de homenaje al fallecimiento de éste.

Las características del personaje eran: hincha de Boca Juniors, peronista a muerte, descendiente de italianos, trabajador informal (cartonero), un palillo en la comisura de los labios, una bufanda, un par de pantuflas de tela y un cinturón de cuero.
El traje le quedaba chico, camisa abotonada al cuello, sombrero tanguero.

El palillo de dientes, en la comisura de los labios, lo manejaba mejor que Douglas Fairkbanks, la espada, personificando a D’Artagnan en los Tres Mosqueteros de Alejandro Dumas.
También alternaba el papel con su rol de periodista de La Voz del Rioba, acompañado del fotógrafo “El Preso” interpretado por Vicente La Russa.

El fotógrafo era un personaje imprevisible, mejor dicho previsible porque podía hacer cualquier cosa en cualquier momento sin contar con los accidentes con el flash de la época, dado que no estamos hablando de cámara digital ni nada parecido.
El fotógrafo podía aparecer parado arriba del mostrador o de una mesa o debajo de una mesa tratando de sacar lo que él interpretaba que era la mejor toma para la nota.
Ambos desopilantes.

Altavista en su programa llegó a reportear a Héctor J. Cámpora (novel presidente argentino que le estaba haciendo el mandado a Perón).
Cuando la Revolución Libertadora, Minguito en pleno programa fuera de libreto, por supuesto, nombró a Juan Domingo Perón y lo defendió.

Todos esperaban como mínimo la clausura o que viniera la orden de bajar el programa.
No ocurrió nada, absolutamente nada, creo que lo que justifica el hecho de que no tomaran medidas radicales era la gran difusión y popularidad del personaje.
Minguito, perdón Altavista, en el trato personal era un caballero, respetuoso con todo el mundo, por lo menos en La Coronilla y en El Chuy, principal atractivo turístico de los extremo este.

Veraneando se ahorraba dinero, hoy se terminó, es totalmente al revés.
Trataba de señor y señora a todos, no tuteaba, se dirigía a la gente de Ud.
Pasaba desapercibido por ser una persona con una forma de conducirse que no desentonaba, en Rocha último reducto del idioma español en nuestro país.
Por sus modales nadie se daba cuenta que fuera porteño porque ni el acento se le sentía.
De Paco Ibáñez, hijo de uruguaya, puedo decir lo mismo.

No así del gordo Porcel, que no era más grosero, porque no tenía tiempo, entre frankfurter y frakfurter gratis, en La Pasiva y basurear a una niña de 6 años por un autógrafo, negándoselo porque ella no tenía nada para darle a él.

Hay muchas frases creadas por los libretistas, teóricamente, aunque los que hemos estado entreverados en el ambiente de los medios, sabemos perfectamente que pueden provenir del propio actor, de un camarógrafo, un iluminador, etc.
Vinculadas con Minguito entre mucha otras quedaron: “Ségual, ¡¡¡¿¿¿Qué hacé tri tri !!!???, Hay que levantarle un manolito, Sí, Señó, Apropíncuese, entre muchas otras.
Se casó con la mujer de su vida y para toda la vida con la que tuvo dos hijas y un varón.

Padecía de una enfermedad que le producía taquicardias paroxísticas (una aceleración con descontrol del ritmo cardíaco) que le atacó cuando terminaba de grabar un programa e iniciaba otra grabación y a pesar de la ayuda profesional prestada falleció.
Utilizando sus palabras podríamos decirle donde esté:
“¡¡¡ Chau gomía!!!
A minguito se le ocurrió aprender baile clásico

Más artículos en esta Sección:

2 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Una celebridad bien elegida Minguito, cuanto nos hizo ese bostero de ley y peronista reir….la viva imajen de un desclasado ignorante y analfabeto lleno de curros y sueños. Nos mataba cuando sacaba la agenda de papel higienico para hacer ver lo que hacia en la semana y se acuerdan cuando le ponia titulos kilometricos a las peliculas que queria hacer…un monstruo verdaderamente…
    Saludos a todos

  2. Uno de los mejores deberían más vídeos de polémica en el bar un humor que nunca más se podrá igualar gracias por tanto divertmento.Raul

Deje su comentario