Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Amor por los animales

5. Agosto 2010 | Por | Categoria: Modas

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Andrea Silva

” Se acuerdan de Tota?…
La perrita rescatada del arroyo Miguelete el lunes 12 de julio.
Hoy, ya operada de su fractura, se recupera en el hospital Ecqus.

Empieza entonces otra etapa… encontrar a sus dueños o buscarle un hogar.
Estuve con ella, y en este afiche intento transcribir lo que me comunicó.
Ojalá que entre todos podamos ayudarla!!!

GRACIAS, besos
Nancy Ferreira

PD: Gracias a todas las personas que están colaborando con Tota, para su internación, medicación y castración. UN GRACIAS ENORME Y GENERAL, PORQUE NO QUIERO OLVIDARME DE NADIE”.

Hola, amigos lectores de El Reporte: Mientras existen personas como Nancy Ferreira, que se preocupan y ocupan con amor por auxiliar animales en situaciones límite, ( tal como nosotros siempre lo hicimos en ECQUS ) hay otras personas que deberían preocuparse o al menos ocuparse de la gente en situación de riesgo y actúa en forma contraria…

Mi reflexión de esta nota es JUSTAMENTE esta suerte de paradojas que vivimos a diario. Si bien el tema de la omisión de asistencia en la profesión veterinaria no existe, ya que la profesión no está reglamentada, pero, se supone que quien sea digno de llamarse veterinario debe asistir al menos en primeros auxilios por una cuestión moral (la realidad indica que sólo lo hace una minoría…) en la profesión médica, y bajo juramento hipocrático, los médicos tienen la obligación (no sólo moral) de asistir y contener a los pacientes, y desgraciadamente esto no es siempre así.

Hoy estamos acostumbrados a que la ” mala praxis” es cuestión de todos los días… aunque los médicos cierren filas y se cubran entre ellos. Lamentablemente, tengo algunas experiencias, propias y ajenas que me inclinan a pensar que cuando hay una denuncia de negligencia contra un médico casi siempre es verdad.

El caso de la bebé que murió por asfixia en el Pereyra Rosell es un caso más entre tantos que nunca llegaron a conocerse…Un día tuve que ir a maternidad del Pereyra a llevarle ropa de recién nacido y otras cosas necesarias a una adolescente que acababa de ser madre. Grande fue mi sorpresa, cuando vi que la chica estaba casi desmayada de la debilidad, y mientras a poco más de un metro pasaba la enfermera indiferente con la cena, ella estaba demasiado débil para siquiera acercarse a pedirla! Si yo no hubiera estado allí en ese momento, esta joven no hubiera comido.

Esta situación, que a mi me pareció terrible, aparentaba ser común o normal en ese ” ambiente” donde, si no se tenía acompañante, arréglate como puedas… en el mismo Hospital, hace cinco años, una ” pediatra ” en vez de darle color al líquido amniótico para ver si su contenido era normal, pinchó al bebé con azul de metileno (adentro del vientre de su madre), dejándolo completamente azul!!!!!! Por supuesto el pobre inocente murió y la madre llevó a juicio a esta doctora, pero desconozco el resultado del mismo, por lo tanto, si bien se el nombre de esta médica (a quien deberían sacarle el título, si ya no lo hicieron) no puedo darlo a conocimiento público.

Justamente hoy, hablando con una cuidacoches, me comentó que estuvo internada en el Clínicas, porque una médica del Semm la atropelló al sacar su coche estacionado y se hizo la que no la había visto. Cuando esta mujer pudo caminar fue a la emergencia a reclamarle, y esta médica llamó testigos y le ofreció $ 500 como ” indemnización” amenazándola que no fuera nunca más a cuidar coches a la salida de la empresa…Y cuando decía que personalmente conozco el tema ” por dentro”, lo conozco… cuando fui a tener a mi hijo en La Española, en la carpeta de la historia clínica y con letras enormes decía ” alérgica a un determinado medicamento”, pues que me inyectaron por vía intravenosa ? Si, acertaron, justito ese medicamento!!!!!! Resultado: shock anafiláctico, con kalitrón intravenoso durante al menos 24 horas…

Hicieron junta médica (creo que le llaman Ateneo médico) y vinieron unos doctores que parecían importantes a solicitarme las disculpas del caso…recuerdo que no con mi mejor humor les dije que lo único que quería era irme para siempre de esa mutualista. Y así lo hice. Mi padre era un señor documentado.

Tuvo la desgracia que le viniera un ataque de presión en plena calle y la seccional 3ra lo ingresó al Maciel. Estuvo desaparecido tres días… no lo encontrábamos por ningún lado. Se supone que la policía de ese nosocomio, junto al personal y a la Directiva, DEBEN alertar por medios de Prensa que hay una persona que ingresó de la vía pública documentada, para que su familia lo fuera a asistir, a acompañar… pues no… Nadie avisó nada… y cuando, al final de la búsqueda, llegamos a ese Hospital, nos avisaron que mi padre acababa de morir.

Por supuesto escribí una carta al Dr. Bogliagini, Director del hospital por ese entonces (1997), pero nunca se dignó siquiera a contestarme. Según personal del lugar decían que este buen señor siempre decía: ” En este lugar yo soy Dios” … no sé si esto será cierto, pero seguro que Dios no hubiera actuado nunca así…Siempre pienso que llegar a este grado de insensibilización puede deberse a que durante décadas ( y lo siguen haciendo, no tan expuestamente ) los profesores de la Facultad de Medicina permitían a los estudiantes a ” experimentar” con perros y gatos como si fueran pedazos de carne, a los cuales operaban sin anestesia y tiraban en las azoteas de dicha Facultad para que se murieran solos… nadie me lo contó, yo fui testigo de esto, y rescaté junto a dos compañeros más de 30 perros en estado calamitoso de esta odiosa Facultad. Los médicos que practicaron estas crueldades y se recibieron sin la menor culpa en su conciencia, hoy son los mismos que nos atienden en mutualistas y hospitales, y justamente por tener ” semejante enseñanza” no pueden ser demasiado sensibles, no les parece?

Así que no es cuestión de lugares, de hospitales o de mutualistas…no. En todos y cada uno de estos lugares hay médicos negligentes, para quienes nosotros somos un número, ni siquiera un apellido, y si nos morimos, que se le va a hacer…y estas son las grandes paradojas de las que hablaba al principio de la nota, estos son los abismos que vemos entre una activista que se arriesga por salvar a un animalito y profesionales que dedican años de su vida se supone para ayudar al prójimo, pero resulta que la cosa no es tan así como a nosotros nos parecía. Pero como todo en la viña del Señor, están los otros ( la minoría ) que, cuando los encontramos, esos médicos vocacionales, solidarios ( como Médicos sin Fronteras ) personas que se involucran con sus pacientes dando el máximo de si mismos, bueno, ahí si que hay que sacarse el sombrero, y preservarlos, porque de verdad, no abundan…Mientras tanto… ayúdenos a encontrarle un lindo hogar a la ” Tota”, esta perrita inocente y dulce, que después de tanto sufrimiento, bien se lo merece !!

Más artículos en esta Sección:

Deje su comentario