Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Antonio Gasalla

26. Noviembre 2010 | Por | Categoria: Entretenimiento

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Lorenzo Olivera

Al escribir sobre Gasalla, debemos traer a colación el artículo anterior, sobre Carlos Perciavalle, dado que tuvieron muchos años de éxitos compartidos, aunque algunos dicen que terminaron peleados, lo nuestro no es una columna de chismografía del jet set.

La cosa parece no ser tan así, porque ellos lo niegan, primera cosa y además cuando el mal momento, que le tocó vivir a Perciavalle cuando su recuperación, con motivo del accidente, Gasalla siempre tuvo un lugar en su programa televisivo para Carlitos.
Eso es lo que pienso y no tiene necesariamente por que ser así.
Tienen exactamente la misma edad, uno nació en Montevideo y el otro en Buenos Aires.
Iniciaron sus actuaciones profesionales con varios espectáculos juntos con muy buenos resultados.

Los dos no son lo mismo
Perciavalle tiene el don del canto y Gasalla tiene el don de sus libretos.
En cuanto a la improvisación van parejos.
A Percivalle siempre le gustó montar espectáculos caros con resultados aleatorios. Antonio maneja lo suyo a otro nivel.

La actuación de ambos en el cine, en sus comienzos, fue bastante pareja y Antonio en su última película que llegó a estos lares, tiene una actuación dramática, en la vida de dos hermanos de edad avanzada, tal como luce el nombre del film “Dos hermanos”.

Antonio Gasalla junto a Graciela Borges interpretando un drama (Los dos hermanos)

Es la convivencia de dos hermanos, que se necesitan y se detestan, es una relación muy dura, interpretada con la solvencia de dos grandes como son Antonio y Graciela Borges.
Uno que está acostumbrado a ver los distintos personajes que interpreta Antonio, por lo general, travestidos de distintas edades, que fueron siendo mayores con el aumento de la edad del autor – actor, el cual con su fino libreto, tan afiatado con la realidad y con las improvisaciones, indispensablemente necesarias, por la mala vista o cazadora de mariposas y despistada en que se ha transformado en estos tiempos Susana Giménez.

Ella se puede perder en el libreto todas las veces que fuere menester o creyere oportuno, pero Antonio la trae de vuelta o cuando por seguirle el tren se pierde él también, vuelve con ese gran sentido de la improvisación que tiene.
Siempre le mete alguna yapa con alguna situación de su vida real (la de Susana) con sus despilfarros de dineros en amores equivocados en la elección de los galanes o compras rimbombantes que también, deben de servir para engordar comisionistas o para conseguir incautos que compran apartamentos en el mismo edificio que ella nunca terminará comprando o viviendo en él.

No la compro por boba y el mundo es así desde que es mundo.
La abuela que personifica en televisión con Susana Giménez no tiene nada que ver con la abuela que personificó en la película del autor uruguayo Jacobo Langsner, nacido en Rumania y criado desde los tres años Montevideo y con un paseo por Madrid en el año 1975, cuando muchos uruguayos tuvieron que salir a tomar otros aires por razones de salud y volvió a su Montevideo en 1981 cuando cambiaron los vientos.
Esa Nona con China Zorrilla no tiene desperdicio.

Esa obra, Esperando la Carroza, la vi reiteradas veces y cada vez me gustó más, tanto en su estreno en la Comedia Nacional, como en el Teatro del Centro de Montevideo, entre otras.
Esa era una abuela terrorífica que no terminaba de irse nunca.
El primer gran éxito de Antonio Gasalla fue con Help Valentino, junto a Carlitos Perciavalle, Edda Díaz y Nora Blay.

De ahí salió el formato café-concert producto además de la crisis económica achicando el presupuesto y repartiendo la taquilla entre menos o pocos.

Antonio feliz por la recuperación de su amigo Charly García

Al disolverse el grupo primario se largaron a la aventura Gasalla y Perciavalle, con muy buenos resultados, uno de los espectáculos fue “La mandarina a Pedal”, entre otros.
Por los años ochenta protagonizó sus propios programas y quedó más de diez o quince años en la televisión, haciendo la empleada pública, Soledad, la Abuela, logrando que frases hechas en dichos programas como ser “…sos yegua Marta…” y “…si querés llorar, llorá…” pasaron a integrar frases hechas en diálogos femeninos hasta hoy en día.
Yolanda, una presunta anciana en silla de ruedas, que para definirla habría que utilizar una palabrota, pero con decir que es “una vieja podrida… “ creo que es suficiente, la cual con su aparente mal, se dedica a disfrutar haciendo sufrir a los demás, que por lo general son personajes como su hermana o hija.

Protagonizando con una calidad total un ser que llega a repugnar con sus actitudes, pero en forma jocosa, cosa que no es fácil.

Nos hacía pasar de la náusea a la carcajada en un abrir y cerrar de ojos.
También personificaba a Kika, la doméstica, que era sometida sexualmente, estando a sus dichos, por el señorito de la casa, lo cual no quedaba claro, para nada, si no era ella que se comportaba como una ninfómana y se encargaba de trasmitirle a la madre incrédula del joven los deslices del nene, reales o imaginarios o si el nene era como el ácido que se comía cualquier cosa.

Soledad Dolores Solari, otro monstruo depredador.
Usa términos vulgares, pero no cae en lo procaz, sino simplemente habla, como hablan en esta época los informativistas de televisión o sea que no cae en la palabra guaranga, ni nada que se parezca. Siempre insinúa y ahí queda picando la cosa.

El fuerte de él son los travestis de las distintas edades los cuales los hace sin ninguna intención sucia, sino por el contrario es una forma distinta de comunicarse.
No olvidemos que Cacho de la Cruz hace el travestido con su personaje Chichita, una parodia de Mirtha Legrand con su programa de larga data.

En lo que me es personal, disfruté como loco La Nona, de la obra homónima, personificada nada más ni nada menos que por Alberto Candeau, y quien se podría imaginar al gran orador del Obelisco cuando el NO, con su grave voz, hacer el travestido, que estaban deseando que se muriera porque se comía todo lo que había en la casa.

Estamos ante un gran libretista, que algún día lo podremos apreciar en pleno, con una calidad comparable a Enrique Pinti, claro que Pinti utiliza otra terminología para llegar a su público.

Pinti al principio nos choca, pero es tan avasallante la verborragia y los hechos referidos que entramos en el tema y no nos molesta el vocabulario, porque en definitiva está hablando de otros personajes muy parecidos a otros que tenemos cerca.
Pinti además está politizado, pero no lleva al público ni hacia la izquierda ni hacia la derecha, ni hacia el peronismo ni hacia el sector K, sino simplemente les canta la justa, con palabrotas que solamente sirven para remarcar a fuego los hechos que Pinti quiere resaltar.

Todavía Alfredo tiene mucho para darnos.

Más artículos en esta Sección:

8 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Para morirse de risa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Hay cosas que tiene Gasalla que no estan en ningun otro humorista…y la nona Cora, abuela Cora…mama Cora yo que se cuantos nombres tuvo y tendra ese personaje…… Te hacen matar de risa.
    Saludos a todos por ahiííííí.

  3. Lo que digan………sera gay….no sera…………Gasalla es Gasalla……..a veces se va un poco de boca con algun personaje……por ejemplo………cuando hace de funcionaria publica………ese skech no me gusta………..en lo demas es redivertido!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  4. si… gasalla es un divino……verdadero capo comico…………y es uno de los pocos que no te choca al verlo disfrazado de mujer………….parece que fuera a sexuado……….gasalla hace reir mas con los personajes de mujer que con los de man….doña cora es lo maximo!!!!!!
    Saludos

  5. Que bien que estan las celebridades de aqui, me parece bien que hablen de Gasalla porque es una celebridad que esta en la plenitud de su carrera, Espero que otros los imiten y no digan que hacer esto es hacer propaganda gratuita….FELICITACIONES

  6. Este es de los buenos….se compra la dentadura en la calle y le saca los dientes que le sobra….yo debo de ser lesbiana te encaja…..ja ja ja
    Muy bueno!!!

  7. buen comico gasalla—————-pero——-tiene el problema———-es como el dulce leche——–empalaga———-si lo ves medio seguido————te aburre porque se repite bastante————–

  8. Es lo máximo Antonio Gasalla y la Nona Cora es el personaje con mas gancho. me acuerdo que cuando Perciavalle tuvo aquel accidente de transito hace 9 o 10 años atras Gasalla lo hacia participar en su programa de tv o sea que si se enemistaron o fue despues o era para la prensa chimentera.Todavia no vi la peli Dos Hermanos que me dijeron que era buena.
    Saludos

Deje su comentario