Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Archivos Desclasificados: Wilson Ferreira habría ganado en 1971

19. agosto 2009 | Por | Categoria: Artículos, Portada

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Luego de 21 años del fallecimiento del líder de Movimiento por la Patria, se conocieron documentaciones que afirman de un acuerdo entre USA y Brasil para que Bordaberry ganara las elecciones. En uno de los 15 documentos desclasificados, se lee como el ex – presidente Nixon le ofrece al presidente de facto brasilero Médici ayuda y dinero.

El documento habla de una reunión que mantuvo Richard Nixon, entonces presidente de los Estados Unidos, con su par Emilio Garrastazú Médici (presidente de facto) del Brasil. La conversación fue en el salón Oval de la Casa Blanca el 20 de diciembre de 1971, donde los dos mandatarios acordaron los destinos políticos de determinados países sudamericanos. La excusa fue extirpar las ideas del comunismo que se estaban difundiendo por America Latina y los partidos de izquierda que tuvieran posibilidad de llegar a los gobiernos en estos países a través de las elecciones.

Se afirma que en los Archivos Desclasificados, que en esa reunión, el ex – presidente Nixon le exigió apoyo a Médici para “salvaguardar la seguridad interna del statu quo en el hemisferio, incluyendo los gobiernos de Bolivia y Uruguay”.

También se encontró un memorándum sobre una reunión anterior entre el presidente de facto brasileño y Nixon. La fecha fue el 9 de diciembre de 1971 y allí Washington le ofreció a Medici “ayuda discreta y dinero si era necesario” para sacar a Salvador Allende de Chile. La pregunta fue; “¿piensa que los militares chilenos podrían hacer caer al presidente?”.

La respuesta no dejó dudas: “tenemos intercambio de estudios y ejercicios entre ambos ejércitos y sé que están preparados. Él (por Allende) será destituido por las mismas razones que Goulart fue depuesto en Brasil”.

Nixon habría quedado muy preocupado por anticiparse en Latino América en cortar todo indicio que llevara a consolidar gobiernos de las características de Castro y Allende.

Peter Kornbluh, uno de los directores en Archivos de Seguridad, declaró a la prensa: “si los presidentes están hablando de esa manera, eso es sólo la punta del iceberg. En general los mandatarios hablan escuetamente, pero detrás de ellos siempre hay cientos de personas trabajando en el tema diariamente”.

Los archivos desclasificados en Washington dan cuenta de 15 documentos sobre la preocupación de Nixon por la situación en Uruguay.

Los Archivos Desclasificados de Washington hablan de 15 documentos sobre las reuniones secretas e ingerencias de Nixon en la situación de Uruguay. También se constató las quejas sobre este tema, del general Vicente Dale Coutinho, integrante del gobierno de facto de Médici, donde le decía a la prensa de aquel entonces; presidentes “Estados Unidos dejó para Brasil hacer el trabajo sucio”.

Por ejemplo, en el documento Nro.1 del 20 de agosto de 1971, en base a un telegrama secreto del Departamento de Estado, se pide tanto a las embajadas de Argentina como la de Brasil, que hagan un estimado de cuales serían las reacciones de los gobiernos de esos países ante una exitosa participación del Frente Amplio durante las elecciones.

En el documento Nro. 2, del 25 de agosto de 1971, llamado Análisis y Papel Estratégico Preliminar secreto de la Embajada de USA – Uruguay, es donde la sede

Diplomática  estadounidense responde a las instrucciones dadas por el Consejo de Seguridad Nacional para diseñar una estrategia con el objetivo de aumentar el respaldo a los partidos democráticos uruguayos y disminuir las oportunidades del Frente Amplio para llegar al gobierno. Este grupo de trabajo de la Embajada hace recomendaciones en e áreas: psicológica, asistencia económica, política, laboral y de seguridad.

En el documento Nro. 4, del 27 de agosto de 1971, mediante cable secreto del embajador de USA en Argentina Lodge, éste responde al contenido del documento Nro. 1 del 20 de agosto, donde se menciona la intervención de Brasil y Argentina en las elecciones uruguayas refiriéndose a que se están haciendo consultas a los servicios de inteligencia y que están siguiendo de cerca lo que ocurre en el Uruguay. En el documento Lodge dice “Argentina no tiene planes de intervención en las elecciones uruguayas, pero apoyaría un golpe para reinstalar al actual presidente Pacheco si la izquierda “Frente Amplio” gana en noviembre”.

En el documento Nro. 11 emitido el 7 de diciembre de 1971, está redactada la conversación que Nixon mantuvo con Williams Rogers, secretario de Estado, refriéndose éstos al presidente de facto del Brasil:

Rogers: “Sí, pienso que este asunto de Médici es una buena idea. Pasé un tiempo agradable con él hoy…”.

Nixon: “Es un tipo increíble, ¿cierto?
Rogers: Es… Dios mío, me alegra que esté de nuestro lado”.
Nixon: “Duro y, eh, tu sabes (risas), me gustaría que presidiera sobre el continente entero”.
Rogers: “A mi también…”.
Nixon: “A propósito, la cuestión uruguaya, parece que él ayudó un poco allí…”.

Por otra parte, el ex – diputado Daniel Corbo cuenta en su libro ‘Como hacer presidente a un candidato sin votos’ que el fraude se inició cuando Pacheco decide presentarse a la re-elección. Porque para que ocurra esto se tenía que votar en conjunto una reforma constitucional. Y el partido Nacional dijo siempre que en esa elección hubieron mas votos que votantes, porque la lista que encabezaba Bordaberry y la de la reforma de Pacheco, eran iguales y esto hizo que se contaran doble, contaba Corbo.

Otro elemento que se recuerda que pudo haber manipulado las elecciones, fue la información que manejó la única empresa encuestadora de aquel entonces. Gallup vaticinó en todo momento un cabeza a cabeza entre Jorge Pacheco Areco y el Frente Amplio seguido de lejos por el Partido Nacional. Y estos datos obligaban a la gente, y mas que nada a los blancos, sabiendo que su partido no podía ganarle al Frente, a depositar su voto al partido Colorado para asegurarse en derrotar a la izquierda.

Sumémosle a todo esto, las irregularidades que se conocieron luego de las elecciones, por ejemplo, se encintraron urnas escondidas que nunca llegaron a ser abiertas, se encontraron otras que sí fueron abiertas pero si recuento de votos, etc.

Todo indicaría que en fue directamente un manipuleo de las elecciones para que la izquierda de aquel Uruguay de 1971 no tuviera posibilidades de llegar al gobierno. Y el gran perjudicado fue el Partido Nacional con Wilson Ferreira Aldunate porque dentro de ese marco de manipulación y argumentadas irregularidades, pierde las elecciones por 12.000 votos.

Más artículos en esta Sección:

Deje su comentario