Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Arqueóloga tiene evidencias para hallar a Cleopatra

13. Mayo 2010 | Por | Categoria: Los mitos y la historia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Después de cinco años de excavaciones en un viejo templo a orillas del Mediterráneo, la arqueóloga dominicana Kathleen Martínez cree que ha dado con el “lugar idóneo” donde puede estar la tumba de Cleopatra.

“Seguimos pensando que aquí hay una tumba real, y si mi teoría es correcta, puede ser la de Cleopatra”, afirmó hoy Martínez sobre los restos de un muro del templo de Abusiris, cerca de Alejandría, cuyas piedras lleva explorando desde hace cinco años.

La dominicana, abogada de profesión y arqueóloga por devoción, no es la primera que busca dónde está enterrada Cleopatra con su amante romano, el triunviro Marco Antonio, una relación que se ha visto alimentada por la ficción del cine y la literatura.
Fue Napoleón, en 1801, el primero que ordenó excavaciones en este sitio de Burg al Arab, 50 kilómetros al este de Alejandría.

A los franceses les siguieron húngaros e italianos, hasta que en 2004 Martínez logró convencer a las autoridades egipcias para seguir buscando en el templo de Abusiris, convencida de que ahí pueden hallarse los restos de la famosa pareja.
“Hace cinco años, cuando llegué aquí, me decían que no había nada por descubrir”, recordó hoy la experta dominicana al presentar parte de sus descubrimientos a un grupo de embajadores hispanoamericanos.

“Hemos hecho importantes hallazgos que cambiarán para siempre la historia de este lugar”, insistió.
Monedas con un rostro que se cree es de Cleopatra VII, una máscara de Marco Antonio, momias envueltas con ropas doradas y, más recientemente, una estatua de Ptolomeo IV, un predecesor de Cleopatra VII, confirman que se trata de un lugar relevante.

“Seguimos pensando que aquí hay una tumba real, y si mi teoría es correcta, puede ser la de Cleopatra”, sostuvo Kathleen Martínez, agregada cultural de la embajada de la República Dominicana y que vive largas temporadas en la cercana ciudad de Alejandría.
Cleopatra VII fue el último eslabón de la dinastía Ptolomeica, que gobernó en Egipto durante tres siglos.
Mujer de gran cultura, que sabía nueve idiomas, según los textos históricos romanos, logró embelesar primero a César, con quien tuvo un hijo, y a Marco Antonio después, con quien tuvo dos vástagos.

La arqueóloga y diplomática dominicana consiguió convencer al secretario general del Consejo de Antigüedades egipcio, Zahi Hawas, de que en el templo de Abusiris podrían encontrarse los restos de Cleopatra, muerta en el año 30 a.C y cuyo palacio está bajo las aguas del Mediterráneo.

La última reina egipcia, según la teoría de Martínez, no podía estar enterrada en su palacio sino en un templo dedicado a Osiris e Isis, más al poniente, siguiendo una tradición de los faraones, que buscaban su descanso eterno lejos de los pasillos de sus palacios.
“No creo que (Cleopatra) fuera enterrada en Alejandría, en el palacio que está bajo el agua”, afirmó Hawas, mientras explicaba hoy, al lado de Kathleen Martínez, cómo fue convencido por la dominicana para seguir con una búsqueda que se creía cerrada.
Los sucesivos descubrimientos permitieron hallar unas placas que confirmaron que se trataba de un templo griego. Además, parte de la esperanza ha sido alimentada por la localización de un cementerio en unos riscos próximos al templo de Abusiris.

Hawas no parece compartir el gran entusiasmo de la diplomática dominicana sobre si al final se llegarán a encontrar los restos de Cleopatra y Marco Antonio, pero la búsqueda se mantiene y, según Kathleen Martínez, tanto tiempo como sea necesario.
“Creo que próximamente vamos a llegar a algún lugar”, indicó. De los 24 templos que rodean Alejandría, Martínez defendió que el de Abusiris es el único que reúne las características.

“Tenemos importantes evidencias que hacen pensar que este es el lugar idóneo”, insistió la arqueóloga, vestida de traje de campaña.
De hallarse la tumba real, el descubrimiento sería clave para determinar la última etapa de la dinastía griega que gobernó durante tres siglos antes del dominio romano.
Pero también sería importante porque hasta ahora “sólo se ha encontrado una tumba intacta, la de Tutankamón”, y el resto han sido objeto de los saqueos y el expolio de muchas generaciones.

“Este lugar equivaldría al valle de Luxor para la dinastía griega”, concluyó Martínez al referirse al sitio arqueológico donde están enterrados muchos faraones del Egipto antiguo.

Más artículos en esta Sección:

3 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Si tuviera esa figurita Cleopatra¡¡¡!!!. Que hay de cierto de lo que dicen que tenía mal genio, que era petisa, gorda, media oscura, fea y lesbiana?

  2. Don Diego, excelente artículo y le pido disculpas porque el amigo Álvaro hoy salió sin el curador y anda como capón loco, atropella cualquier bulto. Pero volviendo a Cleopatra, ella sabría nueve idiomas, no lo dudo, pero el idioma que dominaba mejor era el universal, al amor, Marco Antonio se patinó un imperio atrás de esta señora. Cuando estudiábamos historia en secundaria, se suicidó haciéndose picar por un aspid (para algunos serpiente muy venenosa), pero leyendo, me enteré, si era cierto lo que leí, que no fue con un aspid, sino con dos y que se hizo picar por uno en cada seno. Tomando dicha teoría como cierta, largo debe haber sido el sufrimiento, de la ptolomeica, porque el seno está configurado con tejido graso y el veneno circula más lentamente al organismo.
    Ahora hablando un poco en solfa, por la fotografía que luce el artículo, si la Dra. Kathleen Martínez empezó sus investigaciones hace cinco años, era prácticamente una niña. Me gustaría tener un juicio en Dominicana para hacerme representar por esta abogada, porque no creo que ningún juez tenga el toupet de hacerle perder un juicio. No le parece?

  3. Gracias don Mongo. Me sorprenden sus conocimientos sobre el ultimo faraón de Egipto. Pues tras el suicidio de la hija de Ptolomeo XII, como usted lo describió, Egipto pasa a ser una provincia de Roma. Aunque poco se sabe realmente como era la figura de Cleopatra, recordemos que los plásticos de aquellos días hacían todo a base de moldes, si a ella la recuerda la historia como una mujer muy inteligente para aquel momento. Eso atraía a los hombres del poder y calculo que algún encanto mas tendría. Recordemos que se dice que Marco Antonio no podía dejar embarazadas a las mujeres…y la faraona le dio un hijo. Pero antes de Marco Antonio, recordemos que Cleopatra para poder asegurar su trono en Egipto, hizo alianzas con el mismísimo Julio César, al cual también le dio un hijo. Algún encanto tendría. Porque a estos nenes una de las cosas que les sobrarían, eran mujeres. Se cuenta también que la diva egipcia viajaba mucho y que era tan astuta, que la mujer que ocupaba la tienda del faraón, nunca era Cleopatra. Ella viajaba camuflada como parte de la servidumbre. Otra información que no esta en el artículo, es que Cleopatra, tenía una hermana mayor que llevaba el mismo nombre. Es un misterio la vida de la faraona….verdad?
    Saludos; Diego

Deje su comentario