Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Barbanegra

12. abril 2018 | Por | Categoria: Entretenimiento

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Lorenzo Olivera
Poco se conoce sobre su vida anterior, se piensa que fue uno de los marineros desocupados de la Royal Navy, pero tras la Guerra de Sucesión Española inició sus actividades delictivas bajo el mando de Benjamin Hornigold.

Edward Teach (¿Bristol, 1680? – 22 de noviembre de 1718), más conocido como Barbanegra (en inglés, Blackbeard), fue un conocido pirata inglés.

Su más sonado ataque fue realizado en la localidad de Charleston (Carolina del Sur) en mayo de 1718.
Fue aliado del por aquel entonces gobernador de Carolina del Norte, Charles Eden, quien llegó a perdonar sus actividades ilegales a cambio de obtener un provecho de los saqueos realizados por el pirata. Teach murió tras un enfrentamiento con el teniente Robert Maynard y su tropa, quienes realizaron una campaña bajo iniciativa del por aquel entonces gobernador de Virginia, Alexander Spotswood.
Barbanegra, que ostentaba un peculiar atuendo a la hora de realizar sus ataques, se convirtió en una figura muy popular en diversas manifestaciones culturales.

Las Bahamas y Nueva Providencia.
A comienzos del siglo XVIII, en la costa atlántica de los actuales Estados Unidos, algunos gobernadores de las colonias inglesas violaban el monopolio comercial impuesto desde Londres al ignorar los asaltos piratas en las zonas aledañas a sus colonias. Las fechorías de los piratas activaban el comercio local al vender lo incautado a menor precio, a la vez que dejaban algún ingreso disimulado a las autoridades.

Edward Thatch o Teach se presume que era oriundo de Bristol inglaterra, aunque otros afirman que nació en Carolina del Sur o, incluso, en Jamaica.2Según otras fuentes su nombre real era desconocido 4Participó en la Guerra de la reina Ana (escenario norteamericano de la Guerra de Sucesión Española), en la que actuó como filibustero inglés atacando barcos franceses.

Al retirarse Inglaterra de la Guerra de Sucesión en 1713, una gran parte de los efectivos de la Royal Navy británica pasaron a ser desempleados.
Se estima que de un total de 53.785 soldados en 1703, los efectivos se redujeron a 13.430 en 1715; por lo que se calcula que había unos 40.000 desocupados.
Se cree que Teach se reconvirtió entonces de filibustero a pirata, posiblemente hacia 1716, en una época en la que la piratería en América estaba en decadencia.
En sus inicios en la piratería estuvo bajo el mando de pirata Benjamin Hornigold en Nueva Providencia.
Entre sus primeras fechorías se cuentan la captura de un carguero español que procedía de La Habana, otro de las Bermudas y un tercero de Madeira y con dirección a Carolina del Sur.
Estando en la costa de Virginia, en noviembre de 1717, se dirigió a la Martinica y en su camino apresó un gran buque francés que tenía su ruta entre ese lugar y la costa africana, el cual renombró The Queen Anne´s Revenge.
Esta nave se convirtió en su arma principal en sus arremetidas por un periodo de unos siete meses desde la costa de Honduras hasta Virginia.

La embarcación fue armada con cuarenta cañones.
En uno de sus primeros ataques se enfrentó a un barco de la armada inglesa, el HMS Scarborough, el cual se retiró al verse en desventaja, pero Barbanegra le dejó huir.
Este incidente le dio prestigio al haber derrotado a un barco de la armada británica.
Tiempo después, Hornigold decidió acogerse al perdón de Jorge I, se puso a las órdenes del gobernador de Bahamas y se transformó en filibustero.
A finales del año de 1717, Teach trabó amistad con Stede Bonnet, apodado el «Caballero Pirata», antiguo oficial británico que viajaba en el barco Revenge.
Bonnet aceptó la capitanía de Barbanegra para hacer un consorcio. Sin embargo, fue separado de su barco Revenge, el cual le fue dado a otro lugarteniente de Barbanegra.
Poco después capturaron otro barco con el nombre de Adventure y Barbanegra se lo otorgó a Israel Hands.

Bonnet, debido a su ineptitud en el oficio de la marinería, fue mantenido en un virtual encarcelamiento.
En ese tiempo el refugio preferido de Teach era la isla de Ocracoke.

Bandera de Barbanegra.
Debido a que la situación económica de Carolina del Norte era precaria, no tenía un comercio apto para la exportación.
Por ello, el gobernador de la colonia, Charles Eden, llegó a un acuerdo con Barbanegra en enero de 1718, concediéndole el perdón a él y a su tripulación bajo un Acta de Gracia vigente.
Además, secretamente, Eden recibiría una parte del botín recabado en las fechorías de los piratas y le dejaría ir con impunidad.

Así, mientras otras colonias luchaban contra la piratería, Barbanegra vendía tranquilamente productos baratos en Bath, localidad donde se convirtió en una especie de celebridad.
En medio del trato Eden le proporcionó una jovencita de dieciséis años para casarse con ella.
De hecho, Teach se casó unas trece veces más, amén del sinnúmero de amoríos dejados en sus correrías.
En esa época Teach adquirió una casa y trató de ganarse la voluntad de algunos de los vecinos con regalos.
Uno de sus más sonados ataques, llevado a cabo en mayo de 1718, fue a la ciudad de Charleston, Carolina del Sur, donde su tripulación sitió la localidad y bloqueó el puerto mientras amenazaba la población con los cañones del Queen Anne´s Revenge.
Tras secuestrar a unos rehenes, extorsionaron mil quinientas libras. Otra versión indica que lo hicieron para recabar un lote de medicinas para su tripulación, de quienes se presume tenían alguna enfermedad venérea.

Barbanegra, después de la operación, decidió retirarse de la piratería.
Prescindió entonces del Queen Anne´s Revenge y retornó el Revenge a Bonnet, a quien ordenó ir a la ciudad de Bath a recoger su indulto.
Durante la ausencia de Bonnet, Barbanegra ordenó traspasar los objetos de valor del Anne´s al Adventure, de modo que, cuando Bonnet regresó, se encontró con el Anne´s abandonado y con 25 marineros dejados a su suerte.
Mientras tanto, Barbanegra había partido dejándolo engañado.
En junio de 1718, contaba con cuatro barcos grandes, otros menores y unos 400 hombres.
Su base de operaciones estaba en Nueva Providencia para no comprometer a su aliado Eden, y frecuentaba las Bermudas, donde atracaba las naves con rumbo a Pensilvania o Chesapeake. Asimismo, asistía a fiestas organizadas por el gobernador, donde el pirata hacía gala de su mal comportamiento y donde asediaba a las mujeres.
Todos esos desmanes irritaron a los pobladores de Bath.
Por otro lado, el transporte de mercancías por la zona se hizo dificultoso por la presencia de los piratas.

En tal estadía se topó con Charles Vane, con quien protagonizó una ruidosa juerga.

Pintura de 1920 de Jean Leon Gerome Ferris que interpreta la contienda entre Barbanegra y el teniente Robert Maynard.

Por otro lado, Bonnet, el antiguo camarada de Barbanegra, quien operaba en solitario, fue capturado en octubre de 1718 por dos balandras fletadas por el gobernador de Carolina del Sur.
La mayoría de los apresados fueron declarados culpables; cuatro —entre ellos Bonnet— fueron condenados a la horca en noviembre. Bonnet pudo fugarse pero fue capturado de nuevo el 10 de diciembre de 1718.

La cabeza de Barbanegra fue colgada en el bauprés de una nave al arribar Maynard a Virginia. Ilustración de 1837.

Existen variantes en la crónica del final de Barbanegra.
Ante el avance de la piratería en la zona, el gobernador de Virginia, Alexander Spotswood, decidió tomar acciones antes que los malhechores se fortalecieran.
En el otoño de 1718 tuvo noticias de la presencia de Barbanegra en la ensenada de Ocracoke, Carolina del Norte.
No importándole el fuero otorgado por el gobernador Eden al pirata, decidió organizar una ofensiva.

Por ello envió dos navíos, el HMS Pearl (con treinta tripulantes) y el HMS Lyme (con veinticinco), junto a dos balandras: el Ranger y el Jane; toda la flota bajo el mando del teniente Robert Maynard. Mientras, Barbanegra permanecía a bordo del Adventure con 19 hombres.
Al avistarlo, la flotilla al frente de Maynard se acercó a los piratas al atardecer del día 21 de noviembre con el objetivo de atacar la mañana siguiente.
Ese día, un grupo, a bordo de un pequeño bote, logró avistar a la nave pirata pero tuvo que retirarse al ser repelido con una descarga.

Ante la emergencia, Barbanegra —que la noche anterior había estado bebiendo— decidió adentrarse en los canales vecinos. Maynard dispuso perseguirlo con las balandras.
De acuerdo a una versión, las naves, tanto del pirata como la de sus rastreadores, quedaron varadas.
Al estar cerca los navíos, comenzó un intercambio de palabras entre Maynard y Barbanegra, quien profirió una serie de improperios y la promesa de no dar cuartel.
Una vez que subió la marea, comenzó la persecución, pero el viento no era suficiente, por lo que tuvieron que recurrir a los remos.
Los perseguidores fueron atacados por los piratas lo que resultó en la pérdida del barco Ranger, más un número de bajas que varía entre cinco y seis según las fuentes.
Maynard retomó el asedio en el Ranger.

Al obligar al Adventure a encallar, Maynard ordenó a sus hombres esconderse.
Barbanegra, ante la oportunidad, abordó la nave con los suyos.
En la gresca él y Maynard batallaron cara a cara.
El oficial le atacó con su espada, pero nada más tocó el cartucho que portaba el pirata, quien asestó un golpe a los dedos del inglés, sin dañarlo.
Maynard tiró su espada y sacó su pistola disparando al instante a Teach; otro marinero se le abalanzó y le hizo un corte en la cara.

Al final el bandido cayó con gran pérdida de sangre y Maynard aprovechó para cercenar la cabeza de Barbanegra.
Según testimonios posteriores, el pirata sufrió veinticinco heridas, cinco de ellas debidas a disparos en el cuerpo.

La campaña finalizó cuando los victoriosos llegaron a la localidad de Hampton, Virginia, con la cabeza de Barbanegra en el bauprés.

A 70 años del Caso Roswell

El regreso de Mónica Lewinsky

Vestidos de fiesta – Novias – 15 años

Eduardo “PILAN” Freda

Islam y sexualidad Marilyn Monroe: La tragedia Little Richard un estilo Cacho de la Cruz

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Muy buena. Los grandes piratas por lo general fueron antes marinos navales
    las embarcaciones las llenaban con prisioneros y malandros de todo tipo que tenian que asegurarse gente leales alrededor sino terminaban colgados en el mastil mayor.

Deje su comentario