Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Bob Marley y su otro amor

26. mayo 2011 | Por | Categoria: Historias de las estrellas

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

El pasado 11 de mayo, hizo 30 años que el Rey del reggae realizó su gira final. Se llevó con 36 años su guitarra Gibson, la biblia del movimiento rasta, unos brotes de cannabis y su pelota de fútbol. El volante jamaiquino era un gran gambeteador. Y fue en 1977, en un partido de fútbol que jugó en Inglaterra, donde Bob recibe una lesión en su dedo gordo del pie derecho, que desencadena la enfermedad que termina con su vida.

Robert Nesta eran los nombres de este músico y futbolista hijo de un marino inglés y de una afro – jamaiquina. Aunque se crió en uno de los barrios más humildes de Jamaica, repartiendo trompadas en las esquinas y huyendo más de una vez de la policía, llegó a ser uno de los músicos compositores más importantes del momento, de esos que llenan a pleno las plateas de todos los escenarios donde tocaba.

Algo que trascendió menos que su música en la vida de este artista, fue la otra habilidad que Bob desplegaba desde pequeño en las calles de Jamaica, el amor al fútbol. La camiseta roja del Boys Town FC, eran los colores del cuadro que lo hacía sufrir todos los fines de semana. Amigos de la época cuentan que en esos jóvenes días, el ídolo del reggae no diferenciaba mucho si decidirse por la música, o por el fútbol, para el futuro de su vida.

Sin embargo, las mieles del éxito, el dinero y los viajes alrededor del mundo vinieron de la mano del reggae. No obstante, la pelota ‘número 5’ lo acompañaría siempre a todos lados donde el músico fue. El vehículo que lo transportaba a lo distintos lugares donde viajaba, tenía que estar equipado con televisión para que Bob siguiera el fútbol de cerca.

Cuentan que su gran ídolo fue el brasileño Pelé y que le copiaba todas las jugadas al ídolo del Santos. Bob siempre añoró tener su camiseta de recuerdo. El manager del músico, era Alan Skill Cole, una de las máximas glorias del fútbol jamaiquino. Cole fue el primer hombre nacido en la isla que jugó en Brasil, cuando firmó para el Clube Náutico en los 70’.

Y esa camiseta añorada número diez de Pelé, la consigue mientras jugaba un picadito en la casa del cantautor brasileño Chico Buarque. Marley integró en aquel momento el equipo con Junior Marvin (guitarrista de The Wailers), el cantante brasileño Toquinho, el propio Buarque, Jacob Miller (otro exponente del reggae que fallecería días después) y Paulo Cesar Caju, integrante del Brasil campeón en México 70. Lindo equipito para tocar, tanto en la cancha como sobre un escenario. En ese partido, Marley hace un gol y su equipo gana 3 – 0. Al final, Caju le regala la (10) del Santos, la de Pele. O’ Rei.

El libro “Bob Marley: Songs of Freedom” cuenta que durante las grabaciones y hasta en los instantes previos a los conciertos, Marley descargaba tensiones jugando a la pelota con su banda The Wailers, donde solía armar porros y picaditos de fútbol en los hoteles.

Bob Marley supo mantener su vida muy agitada tanto en lo personal como en lo profesional. Corrían mediados de los 70’ y ya había ganado una gran reputación imponiendo su estilo musical y empuñando un discurso militante por la paz. El jamaiquino dejaba de ser un ‘don nadie’ de un país muy pobre, para convertirse en una estrella con millones de seguidores y un peligro latente. Cuentan que sus giras eran monitoreadas por los servicios de inteligencia del momento y lo incluyen en una lista de ‘mala fe’. Y es considerado un factor desestabilizador en todo el Caribe.

En 1976, faltando dos días para dar un recital por la paz, el músico encuentra la guerra. Marley sufre un atentado en su casa de Jamaica. La balacera le peina las rastas y es rasguñado levemente en el cuerpo. Como si nada hubiera ocurrido, sube al escenario y ante 80 mil personas levanta su remera para mostrar las heridas y con una sonrisa dice; “Que la sigan fumando”.

Sin embargo el destino, que lo había salvado tantas veces de las oscuras esquinas, de las balaceras y de tantos poderosos enemigos, no lo pudo salvar de una lesión contraída precisamente de su otro gran amor. Porque el cáncer que apagó la voz de este artista recordado en todos los tiempos, lo generó un pisotón durante un partido de fútbol que el músico jugó en su visita por Inglaterra. El dedo gordo del pie derecho de Bob le había quedado bastante maltrecho a causa de la lesión. Los médicos que lo atendieron en aquel momento, le detectan una forma de melanoma maligno. Le aconsejan que ese dedo deba ser amputado, a lo que Bob Marley se niega.

Tres años después, el 20 de septiembre de 1980, visita Nueva York. Y estando en el hotel Essex House al Sur del Central Park una mañana, se calza sus zapatos deportivos y sale a correr. Poco después cae desplomado en el suelo. El cáncer había avanzado al cerebro, pulmones y el hígado. Los médicos le dan poco menos que un mes de vida.

En esos momentos alguien recibe la información de que Alemania tiene a un especialista del cáncer ex integrante de la SS y Marley viaja a atenderse con ese médico. Bob mejora, le crece nuevamente el cabello y hasta vuelve a jugar al fútbol. Sin embargo unos pocos meses después, todos sabemos lo que ocurrió cuando se agudizó la enfermedad estando el músico en Miami.

A Bob Marley se le adjudicaron más de catorce relaciones sentimentales, inclusive a Cindy Breakspeare, que fuera Miss Mundo. También se cuentan que tuvo una decena de hijos reconocidos. Una familia muy grande donde repartir su herencia.

El Rey del reggae dejó un repertorio inolvidable para todos los amantes de la música. También en lo personal se mostró siempre tal cual fue y nunca escondió nada. Conocimos a un Bob Marley con todos sus defectos y sus virtudes. Y hoy también desde aquí, conmemorando los 30 años de su partida, reconocemos a ese ídolo de la música, que también se hizo de tiempo para inspirar a muchos jóvenes en el deporte, a través de su pasión por el fútbol.

Video One Love,tributo a Bob Marley

Más artículos en esta Sección:

8 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Se fumaba todo, se tomaba todo, se daba todo, cantaba y todavia jugaba al fútbol!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!E s lo mas grande que hay…………por eso es el uno ……………..Bob Marley……………grande maestro!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Ahora si me alegro que me dieras bolilla. Bob Marley es alguien grosso y digo (es) porque no se muere jamas…..que triste……………hay que saber quien le dio aquel pisoton del 77 no????????
    ;uy bueno che!!!!!
    Saludos

  3. Un grande de todos los tiempos, un chico de barrio con las costumbres de barrio y segun supe ayudo a todos sus amigos. Esta bueno que este articulo no haya echo carne en Marley del tema de las drogas como hacen la mayoría. Agarraron algo bien distinto para recordar la fecha de la muerte del IDOLO!!!!
    Bien Carlos!!!!!

  4. Muy bueno che¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡divino bob marley¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡nunca me canso de escucharlo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    saludos

  5. Todo un sentimiento es Bob Marley, en casa se escuchó siempre ya me había olvidado de la causas de su muerte…eso es una leccion para todos los chicos que se enseguecen corriendo detras de una pelota, tengan cuidado miren lo que le paso al idolo….esta hasta Paul Mccarteney en el video!!!! muy lindo!!!

  6. Que grande Bob Marley y que picadito se jugo con esos otros monstruos de la musica como Toquinho y Chico Buarque, fabuloso si hubiera ido Pelé. Que tristeza me da conocer que fue tan descuidado con su salud porque hoy tendría la edad masomenos de Erik Clapton y menor que Miky Jagger, pero igual nos dejo un buen repertorio de su musica para recordarlo tal cual fue.
    Saludos a todos por ahíiii

  7. Si, lamentablemente fue así, por no querer curarse a tiempo el dedo del pie le trajo las complicaciones de salud, agravadas por la vida que llevaba Bob Marley que todos conocemos. Pero lo importante es recordarlo por todo lo bueno que hizo desde las letras de sus canciones y sus conciertos por la paz, una forma de luchar que por suerte otros siguieron haciendo hasta ahora. Bob Marley fue un grande, por eso a pesar de su corta y meteorica carrera esta en todos lados y no necesito de marquetin ni adular a nadie para llegar.
    Saludos

  8. Una vez salimos a una feria junto a algunos compañeros de estudio y en un puesto vendian las remeras de Bob Marley y compramos casi todas las que tenian. es muy alegre y canta barbaro lo que no sabía es que jugaba al futbol sino no gastaba en la remera…jajajaja.
    La verdad es que no se bien cual es el fenomeno en si de Bob que hace que la gente lo estampe en todos lados y lo recordemos tanto luego de 30 años y creo que esta a la par de Beatles que hicieron peliculas y mucho mas discografía que Bob Marley…
    Saludos

Deje su comentario