Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Cada cosa a su tiempo

24. marzo 2011 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Niquita Nipone
Un amigo a los sesenta o más años divorciado y se volvió a casar, con una mujer relativamente más joven. Al poco tiempo me dijo que la esposa estaba embarazada (todo dentro de los plazos naturales) y sin pensarlo mucho, ni evitar herir susceptibilidades le dije: “Sabés en lo que te metés, van a engendrar una futura huérfana”.

Creo que le pegué muy fuerte, hace un tiempo, él con ochenta y pico años me reprochó mis dichos diciéndome, que tanto él como su hija de un poco más de veinte años, gozaban de buena salud y agrego yo y muy buena memoria para guardármela por más de veinte años, a pesar de que nos apreciamos mucho.
Pero lo mío, fue falta de tacto, tal vez, pero si uno no le dice lo que piensa a los amigos, a quién diablos se lo va a decir.

El caso de él fue una excepción y sigo pensando igual.
El tema lo traje a colación, porque una señora holandesa de 63 años de edad, soltera, se convirtió en la mujer de mayor edad de esa nacionalidad en dar a luz, cosa que en Holanda está prohibida por la fertilización asistida en personas mayores de 45 años.
Una señora india en 2008 con 70 años fue madre, siendo la más vieja en el mundo en dar a luz.
En el caso de la holandesa el médico interviniente es un ginecólogo italiano bastante resistido por sus prácticas no muy académicas llamado Severino Antinori.
En la cátedra es desaconsejada la ovodonación en mujeres mayores de 50 años.
Hay que darle tiempo al tiempo, casa cosa en su momento.
Para revolcarse en la tierra, embarrarse, jugar a la bolita y treparse a los árboles hay un momento, cuando somos niños, si lo hacemos de adultos tendremos que ir a un psicólogo o psiquiatra o a un manicomio lisa y llanamente.
Esta señora holandesa va a jugar el rol de madre, cuando en realidad tendría que jugar al de abuela.

Cuando muere una madre las abuelas y las tías son las madres de repuesto, cosa que ocurre hasta en los animales.
En la jauría de lobos y pasa también con su parientes más cercanos los perros (cosa que puede Ud. comprobar en su casa si tiene dos perras), las hembras entran en celo todas al mismo tiempo, por lo que nosotros profanos en la materia, llamamos sabiduría de la naturaleza. Si una loba, una perra, por esos avatares muere y deja la lechigada sin madre, las crías serán adoptadas por las otras lobas o perras en su caso, que tendrán leche suficiente para criarlas y guiarlas hasta que sean adultas.

Tineke Geessink, es la jurista holandesa soltera que a los 63 años dió a luz una niña

Pero el ser humano, que muchas veces se cree el dueño de la creación, al sustituir el instinto animal por la inteligencia, pretendiendo torcer las leyes de la vida y esta jurista holandesa, soltera, ante la televisión manifestó: “Asumo todas las consecuencias. Espero que mi hija y yo podamos disfrutar durante mucho tiempo”.

Asume todas las consecuencias, bellas palabras, sobre todo si se muere o queda incapaz por el camino, las consecuencias recaerán sobre otros, que por la edad de la señora si tiene madre debe ser muy añosa, con vocación de bisabuela y si tiene hermanas también, pero con vocación de abuelas.

La que asumirá todas las consecuencias será la niña.
Tan poco segura está la doctora que “espera que… podamos disfrutar…”
De sus propias palabras surge la contradicción asume todas las consecuencias de una cosa que no está segura de que ocurra.

En este caso el término “hija” es por el mero hecho de haber pagado el tratamiento de la implantación de un óvulo ajeno, que se lo consiguió el ginecólogo, perjuro del juramento de Hipócrates, espermatozoides de algún banco.

El único acto de maternidad de esta señora fue dejarse hacer la cesárea, haberla incubado en su vientre y haberle pagado todos los euros devengados por el italiano.
Lo correcto y normal hubiera sido que criara, bajo algún sistema de adopción, una criatura, que no había pedido para venir al este mundo y por este acto egoísta, de la no adopción, mirará transcurrir la vida tras las rejas de un orfanato.
Por la ley de la vida, esta señora no será nunca una buena madre, porque criará a la hija como si fuera una nieta y sabemos bien que los abuelos, por lo general, están en la vida para malcriar a los nietos.

Los riesgos que corrió esta mujer para mantener en su vientre a su edad a un feto y los que le hizo correr al feto, están muy por sobre los normales riesgos que corre una madre en edad de serlo y que no son pocos por cierto.
Conforme mi actitud es contraria a estos tours de force que se meten a la vida muchas personas debo también, nobleza obliga, enumerar casos en la cosa anduvo bien como el famoso Larry King que tuvo su hijo a los 70 años, pero con su séptima mujer (no me consta si le hicieron la prueba del ADN), Geena Davis tuvo mellizos a los 49 años (mater semper certa).

Aunque a título anecdótico, una profesora de facultad, grado 5, casada con un señor que tenía sus problemas, fingía los embarazos, engordándose la panza con trapos y luego iba a Buenos Aires a dar a luz. Todos los que la conocíamos sabíamos como era la maniobra. Ni siquiera con el mater semper certa podemos estar seguros.
Mis mayores respetos por el deseo de una mujer de ser madre.

Pero se están manipulando embriones para aportar tejidos a hermanos enfermos y nosotros, como profanos en la materia, no sabemos de la misa la mitad.

Es un tema muy escabroso y en malas manos puede llegar a límites impensables.
Volviendo al caso de esta señora, vemos que da para pensar mucho y con su cuerpo y con su vida puede hacer lo que le parezca, pero en este caso está en juego una niña a la cual le deseo lo mejor.

En cuanto a la actitud de esta señora, aparte de ser un caso patológico y digno de esta columna de lo insólito, no da lugar ni para la Guía Guinness porque la india de 70 años la madrugó con el récord.

Más artículos en esta Sección:

3 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Peor es lo otro, lo de concebir hijos a los 16años o menos. La criaturas terminan siendo criadas por los abuelos o terceros y les llega los malos ejemplos de los padres.
    Que una mujer a los 63 de a luz no es comun lo otro lo vemos a cada rato….son los hijos de la droga y el alchool y a cada rato nace un niño o niña que quedara ‘huerfano’ y terminara en un horfanato o con padres adoptivos. No dije nada sobre que es mas permisiva la sociedad con el hombre que con la mujer en eso de consebir hijos en tercera edad porque el que escribe comienza criticando a un ‘amigo’ por esto…

  2. La verdad que tu pseudónimo es por demás acertado, ya que no aportas ni quitas nada en este mundo. Me parece que sos una persona que te crees poseedora de la verdad y juzgás a los demás sin tener siquiera conocimiento o derecho de hacerlo. Si nada menos que Dios permitió que Sara y Abraham fueran padres en la ” última” etapa de sus vidas, quien sos tu para poner en tela de juicio lo que está bien o lo que está mal ? Estas mujeres, aunque no son jóvenes, no sólo no están cometiendo un delito por desear ser madres, sino que demuestran tener una fe conmovedora, ya que Dios ( por si no lo sabías ) nos otorgó, 120 años como el plazo de nuestra vida, así que ya ves, aunque la mayoría fallesca a los 75, 80 o 90 años por diversos motivos, entre ellos su mala salud, otros llegan al plazo marcado por nuestro creador, y ya no son excepciones. Por lo tanto, estas ” ancianas” estarían en la flor de la edad para ser madres o piloto de avión o lo que se les ocurra, ya que podrían vivir medio siglo más. Estaría bueno que en vez de criticar mujeres que dan vida, no importando su edad, ( tu no debes tener hijos porque no entiendes lo que esto significa ) tocaras el tema de aquellas que con 19, 20 o 30 años, no sólo abandonan a sus hijos, sino que, como si eso no fuera poco, los asesinan…A la gente no se la puede juzgar por la edad que tiene, sino por sus acciones. Y si a ti te inquieta tanto ( esto si es positivo ) los chicos abandonados, no te parece que deberías adoptar alguno ? Predica con el ejemplo. Saludos-

  3. Creo haber escrito una columna sobre un tema urticante para determinada etapa etaria. Nunca busqué agredir a nadie y si lo hice estuvo a kilómetros de mi intención. Trate un tema INSOLITO (como se llama la columna) sobre una abogada holandesa de 63 años que se hizo todo el tratamiento en el extranjero para la implantaión de un embrión, porque en su país con más de 50 años es delito, para lo cual utilizó un ginecólogo italiano de mala fama por su falta de escrúpulos.
    Me mostré en forma contraria a evadir la ley y acorde con adoptar por caminos más lógicos, no insólitos, como es la adopción.
    Una lectora intentó agarrar la Biblia y tomó el calefón, saliendo con temas que nada tienen que ver con el artículo y con la forma en que fue encarado, llegando a tener el “toupet” de aconsejarme que adoptara algún chico abandonado, cosa que a ella no le consta que no lo haya hecho, pero entre tanto desatino creo que por honrar a los demás lectores, he cumplido con la patria por sobre el promedio nacional en la materia.
    No voy a caer en lo mismo que la Sra. Silva, en aconsejarla que siga con su campaña rescatadora de caballos de los hurgadores, no se lo aconsejaría a ella ni a nadie, porque ya vi muchas fotos de caballos muertos y quién sabe cuantos chorizos al medio tanque se han comido muchos con esa materia prima. Eso sí, distinguida señora, cuide su ortografía.
    Con la mayor consideración.

Deje su comentario