Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Carlitos Perciavalle

18. Noviembre 2010 | Por | Categoria: Entretenimiento

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Lorenzo Olivera
Hace muchísimos años en lo que era “El Galpón” viejo, que realmente era un galpón de chapa, nació una de las escuelas más importantes del teatro nacional, mucho antes que se comprara el ex cine Gran Palace y se adaptara a teatro y se hiciera el nuevo Galpón”, el cual durante mucho tiempo convivió con el Galpón viejo, que estaba en Carlos Roxlo y Mercedes, donde hoy hay un edificio de apartamentos.

En la época de la dictadura, el Galpón de 18 de Julio, pasó a llamarse sala 18 de Mayo y el local del Galpón viejo, vencido el contrato, fue entregado a los propietarios del predio y fue demolido. Los militantes de a institución teatral que estaban comprometidos políticamente terminaron fundando un Galpón en México, algunos quedaron allá cuando volvimos a la realidad democrática, otros quedaron en Buenos Aires y una importante cantidad volvieron y continuaron con la recuperada sala de 18 de Julio.

En mi barra había unos cuantos que estaban para la literatura, el teatro, entre ellos se encontraba Alberto Sobrino (el Beto) que llegó a ser primer actor de la Comedia Nacional, el Turco Iván que era mayor que nosotros, pero era uno más, el Gordo Fierro, y andábamos unos más, otros menos, entreverados en el ambiente y cada tanto participábamos como público en las famosas “galponeadas”

Las galponeadas eran eventos que se realizaban después de la función nocturna, venían actores de los distintos elencos de Montevideo, subían al escenario y hacían cuadros de su propia autoría.
Era un espectáculo de la grey teatral para la grey teatral y afines.
Se hacían por lo general monólogos totalmente improvisados, era una fiesta del teatro para los teatreros.

Carlitos Perciavalle, sumamente joven, al igual que lo hacía China Zorrilla, se caracterizaban por “los monólogos del teléfono”, los cuales eran desopilantes donde el actor con una mesita y un aparato telefónico de antes, hablaba con un interlocutor inexistente y decían disparate tras disparate, con las interrupciones de la otra parte, como las que se tienen durante un diálogo telefónico, claro que en este caso estábamos ante un monólogo y ya en aquella época alguna palabrita subida de tono también se daba.

Todo como una forma de compartir el arte y la alegría de disfrutarla, claro está todo era absolutamente amateur. Bah… en este país salvo los de la Comedia Nacional o algún argentino que venía con algún espectáculo y si tenía suerte, nadie vivía del arte.
Me voy a limitar a recordar a algunos de los que están y no vamos a nombrar los que se fueron, porque se nos arruga el corazón, so riesgo de cometer la injusticia de olvidarnos de alguno.

Tengo bien presente a mi querido Ruben Yáñez, profesor de filosofía, director de teatro, gran actor e hincha de Rampla Juniors, el cual era un galponero de ley.

De Ruben me acuerdo que dirigió “La Importancia de llamarse Ernesto”, en el Teatro del Notariado y por uno de esos problemas que suelen ocurrir en el teatro hubo que suplir a un actor que se desvinculó del elenco y al día por medio, Ruben estaba en el escenario, “haciendo el toro” o sea representando al personaje y talvez y sin talvez, mejor que el ausente, con veinticuatro o cuarenta y ocho horas de ensayo y una memoria brutal.

En las galponeadas fue la primera vez que vi a Carlitos Perciavalle haciendo el monólogo del teléfono.

Pasaron los años y a Carlitos Perciavalle lo volví a ver por enero de 1972 en la Fusa de Punta del Este, cuando estaba en el Cantegrill Country Club.
Un espectáculo caro o más bien costoso, pero con tres estrellas de las grandes, como ser Antonio Gasalla y Nacha Guevara.

Los tres subidos a una especie de atril y una cosa que me llamó mucho la atención en aquel entonces era la flacura de Nacha, la que sin exagerar tenía un vestido negro con un escote umbilical que le llegaba bien abajo y el esternón parecía que se le pegaba a la columna vertebral.

La he visto últimamente en alguna aparición televisiva y está físicamente mucho mejor que antes, inclusive aparenta más joven, sin perjuicio de todo el tiempo transcurrido, sé la edad y no la pongo porque las damas no tienen más edad que la que aparentan.
Cantaban, parodiaban, le daban palos a diestra y siniestra a todo el mundo del jet set, casi exclusivamente argentino, dado que ellos venían de aquel medio y el programa estaba armado para argentinos en Punta del Este.

A la que tenían alquilada, era a Susana Giménez, por el aviso de un shampoo, que creo que fue el que la hizo más conocida, y el nombre del producto, era algo así como “Shock de limón” o algo parecido y giraba su cuerpo cabellos al aire como todos los avisos de shampoos y a Susana la pasaban por la máquina de grano fino y aludían a un pequeño estrabismo que ella tenía, en aquel entonces y decían que tenía un ojo solo en el medio de la cara. Más que chiste era una cosa de una crueldad no común.
Ahí y en esa época tuvieron un buen cuarto de hora Perciavalle con Gasalla e hicieron unos cuantos espectáculos juntos.

Era una época de crisis y los espectáculos eran de mucho monólogo, poca escenografía y vestuario, porque el presupuesto no daba. Más de dos o tres en el escenario ya eran multitud y no olvidar que atrás de uno que está a la vista en el escenario hay unos cuantos trabajando.

La última vez que lo vi en vivo a Perciavalle fue en Buenos Aires haciendo Cabaret de Bob Fosse, con Andrea Tenuta, que entró en lugar de Nacha Guevara, por algún desencuentro que tuvieron y Andrea, argentina ella, hija de dos viejos galponeros y grandes actores Juan Manuel Tenuta y Adela Gleijer, ésta última hermana de otra gran actriz Myriam Gleijer.

Por los 80 produjo y protagonizó “La Jaula de las Locas” teniendo como coprotagonista a Tato Bores (Mauricio Rajmín Rotensztein) que tuvo larga historia en teatro de revistas y en la televisión haciendo humor político.
La Jaula de las Locas, vi la película que tuvo como protagonistas a Ugo Tognazzi y al gran Michele Sarrault, donde los papeles de los protagonistas estaban dados dignamente y un mucamo de color que hacía el gay que llegaba al extremo de una loca deschavetada.

La actuación del negro valía la película entera y compartía escena nada más ni nada menos que con Tognazzi y Sarrault.

La versión europea, sin perjuicio de los toques de humor por el absurdo, nos mostraron el especto trágico en que vivían en aquellos tiempos en una sociedad pacata.
Sobre la misma obra vi, posteriormente, una versión norteamericana que me resultó repulsiva, por encarar un tema tan serio, de tal opción de vida, compartible o no, en una forma grotesca y burlona, más un vodevil, que del drama que conlleva en sí. Película, esta última, totalmente olvidable.

Juntos con Gasalla hicieron dos películas en 1974, “Clínica con música” y “Un viaje de locos” y tuvo una corta intervención en La Tregua de Mario Benedetti.
Gasalla que tiene exactamente la misma edad que Perciavalle, sigue en plena actividad y con sus propios libretos, hace unos travestis, ahora de vieja, totalmente disfrutables, sin nada de grotescos.

Perciavalle después de un accidente que tuvo, bajó las revoluciones en cuanto a trabajos teatrales y televisivos y algo de café concert hace en temporada de verano en su casa de Laguna del Sauce, y alguna breve actuación en Buenos Aires, creo que como forma de equilibrar el presupuesto, porque siempre vivió y gastó muy bien.

Ha declarado públicamente su condición de gay y vive en pareja desde hace larga data (más de 40 años), pero no lo hace públicamente, ni da el nombre de su compañero.
A fines de 2009 en un programa radial se ratificó en su condición de gay, pero se manifestó contrario al matrimonio entre personas del mismo sexo y planteó claramente que si el problema era por herencias con un testamento todo estaba arreglado.

Muy propio de Perciavalle, no hay necesidad de modificar todas las estructuras sociales, por un problema que se puede solucionar con las normas legales vigentes, sin contar que hay otros institutos jurídicos, como “comprar en común y proindiviso”, “la sociedad de hecho” y “el enriquecimiento sin causa”, entre otros, que sirven para solucionar los problemas que se puedan dar en tal sentido.

Tristán Narvaja en el Código Civil lo tenía casi todo previsto, claro está no pensando en esta situación, sino en un panorama mucho más amplio que para una circunstancia de lo que creemos es una minoría.

Más artículos en esta Sección:

9 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Un divino…no precisa decir tanta malas palabras para hacer reir ni meterse en la vida de los demas como hacen otros comediantes en argentina. el mono0logo que hace en el telefono esta trillado pero te destornillas de la risa y siempre lo renueva.
    saludos

  2. je je mariconazo carlitos pero se nota que es buena gente. yo lo vi hace 2 veranos en el conrad y te cagas de la risa.
    Fijate q ue el que lo imita con el look y todo es pachano el jurado de bailando de tinelli….lo de aparecer con la galerita y ropa glamorosa y llamarse rey era de nuestro carlitossss
    Saludos

  3. Es un loco Carlitos. No se si vieron un programa de los almuerzos de Mirtha cuando le dijo a China Zorrilla que era zurda…jajaja y que el votaba a Pedro porque era un divino, joven, talentoso….le falto decir buen mozo…y no me acuerdo si no lo dijo. pobre Pedro tuvo que hacer trabajar horas extras a los coloraditos…..jajajaja
    Saludos

  4. Carlitos es un grande, esta un poquito viejo pero tiene una chispa y un humor admirable. Yo también siempre que puedo lo veo. Aparte otra cosa que te da Carlitos es que improvisa dentro del mismo monólogo cosas diferentes…y eso hace que lo puedas ir a ver otra vez porque y te reis devuelta con sus ocurrencias. Lo de su sexualidad fue un pionero junto con otro grande pero argentino…Gasalla. Se dice que en un principio eran pareja y después se peliaron…
    Saludos

  5. Buen comediante y te hace reir. Pero Perciavalle lamentablemente le falta el ángel ese que tiene Gasalla. Por ejemplo tanto en Argentina como acá Gasalla convoca solo, como dicen los porteños, Gasalla es el que corta los boletos. Perciavalle eso no lo hace. Es una macana porque realmente es bueno y en la parte de comedia musical lo hace hasta mejor que Gasalla. Y saben quien era en aquel entonces el libretista…..Pinti…otro gran cómico argentino que cuando se largó solo, por lo pronto Gasalla como Perciavale tuvieron que agudizar sus peleas en la tele porque ya estaban separados y Pinti les llevaba la gente….
    Buen artículo
    Saludos

  6. Te hace reir sin ir a lo vulgar…………..ya eso es bueno despues de tanta tele chatarra que los que decimos eso incluyendome vemos. que pena que percivalle no haga tele porque pienso que sería distinta….puede pasar que no veamos dspues lo que haga él….somo tan hipocritas…miramos tinelli….jajajaja
    Saludos

  7. Muy bueno Lorenzo…a todo glamur. Recordemos que Carlos Perciavalle hace muchos años hasta con plumas salía en las revistas del Maipu…ni nacida era pero me la contaron. Y fue un valiente al no esconder su sexualidad. Al que nunca le gusto hablar de eso fue a Gasalla, pero Perciavalle lo dijo hace tiempo en un programa estos de chimentos como que para tenía que poner la voz con gesto de vozarrón si chillaba como una vieja…nadie me cree…soy una maricona o una mariquita…¿Y que? Pero yo lo digo otros sufren por no reconocerlo. Pero lo de Perciavalle es super evidente.
    Me gustó
    Saludos

  8. Es un tipo de lo mas divertido y me da gusto que tenga exito y lo vayan a buscar para trabajar porque se lo merece. Tambien habla bien de él que nunca se haya escondido con su sexualidad.
    Bárbara nota,
    Saludos a todos por ahíííí

  9. me pico el bichito——–no el de perivale—————————me fije en internet cuanto años tiene la nacha guevara—————————-casi me muero————–en una foto esta allado de la presidenta argetina y nacha guevara parece mas joven——————————-de perciavale dire que era un adelantado———blanqueo en el cuadro que pateaba—————-que importante————mas de uno que patea—–no sabe pa lado patea……ni porque patea

Deje su comentario