Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Chiang Kai – Shek

6. Septiembre 2012 | Por | Categoria: Los mitos y la historia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Nico Medes

En lo que me es personal tanto los guerreros chinos, como los coreanos, como los vietnamitas, sacaron a unos y a otros del poder, pero occidente y en especial EEUU no los mira con buenos ojos, por demócratas, porque ninguno de ellos lo es, ni lo fue, sino en algunos casos los ve con más cariño por ser anticomunistas.

Chiang Kai-shek fue comunista y luego un anticomunista acérrimo que vivió luchando en especial contra Mao Tse Tung (Mao Sedong) por la conquista de la China Continental, cuenta que le quedó en el debe.

Asimismo el estudio del tema se hace más complicado por los diversos orígenes de los nombres por los diversos chinos y la traducción que provenga del francés o del inglés, y también la hacen complicada los nombres de las localidades que no son de uso cotidiano para nosotros salvo cuatro o cinco excepciones como Taiwan, Beijing, Shangai y algunos otros.

No obstante ello hay que reconocerles que pelearon casi toda su existencia, contra los unos o los otros, pero en permanente guerra al fin.
Nació en Xikou, 31 de octubre de 1887 y murió en Taipéi (Taiwán), 5 de abril de 1975, militar y estadista chino.

Sucedió a Sun Yat-sen como líder del Partido Nacionalista Chino Kuomintang, y fue el líder máximo, bajo diversos cargos, de la República de China establecida en Nankín en 1927.
Tras la derrota de los nacionalistas frente a los comunistas en 1949, se refugió con su gobierno en la isla de Taiwán es Formosa.
Chiang Kai-shek gobernó Taiwán de forma autoritaria desde 1949 hasta su muerte en 1975, cuando fue sucedido por su hijo Chiang Ching-kuo.

Durante su etapa en Taiwán nunca se resignó a que el exilio fuera definitivo.
Mantuvo la esperanza de que el comunismo acabaría cayendo, y que la República de China, bajo su liderazgo, reconquistaría la China continental.
La localidad de Xikou, en la provincia de Zhejiang.

En 1906 ingresó en la academia militar de Paoting.
Un año después, en 1907 se trasladó a Japón, donde, tras ingresar en la Academia Militar del Estado de Japón, acabaría integrando el Ejército Imperial Japonés hasta 1911, cuando volvió a China con motivo del levantamiento de Wuchang, la insurrección que desencadenó el final de la China imperial.

En 1923, Sun Yat-sen establece un gobierno revolucionario en el sur, en la ciudad de Cantón.
Allí, Chiang dirigirá la Academia Militar de Whampoa, de la que surgirá un ejército, las Fuerzas Revolucionarias Nacionales.

Tras la muerte de Sun Yat-sen en 1925, Chiang consigue hacerse con el poder del Partido Nacionalista Chino Kuomintang, y en 1926 las Fuerzas Revolucionarias Nacionales lanzan la ofensiva para conquistar el centro y norte de China.

Se van sucediendo las conquistas del territorio, y en enero de 1927, el gobierno revolucionario del Partido Nacionalista Chino Kuomintang se traslada a Wuhan.
En este momento, Chiang, que cuenta con el apoyo de los comunistas soviéticos, colabora con el Partido Comunista de China. Tras la conquista de Nankín y Shanghái, Chiang traslada el gobierno a la ciudad que, de acuerdo con la ideología de Sun Yat-sen, debía ser la capital de toda China: Nankín.

Desde allí, Chiang inicia una purga de simpatizantes comunistas en el gobierno y en el Partido Nacionalista Chino Kuomintang.
Este giro hacia una política de enfrentamiento con los comunistas marcará los acontecimientos de los siguientes años.

Tras la invasión japonesa a China, el gobierno dirigido por Chiang Kai-shek se repliega hacia el interior del país, estableciendo la capital provisional en Chongqing, ya que Nankín había caído en manos de los japoneses, que instauraron allí un gobierno títere bajo el mando de Wang Jingwei.

Durante la invasión japonesa, el Partido Nacionalista Chino Kuomintang interrumpió la lucha contra el Partido Comunista de China, formando un frente unido contra los invasores.
Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, los japoneses se retiran de China, que recupera además la isla de Taiwán.
En ese momento, se reanuda el enfrentamiento con los comunistas, dirigidos por Mao Zedong (Mao Tse Tung).

El 1 de enero de 1947, se aprueba una nueva constitución para la República de China.
A lo largo de ese año se elige a los miembros de las diferentes cámaras del parlamento nacional, y en abril de 1948, Chiang Kai-shek asume el cargo de Presidente de la República.

El gobierno del Partido Nacionalista Chino Kuomintang parecía estar afianzando su control sobre el territorio, a pesar de todas las dificultades, pero ya en 1946 se intensifica la lucha con los comunistas.

Contra todo pronóstico, las fuerzas comunistas del llamado Ejército Popular de Liberación, desde sus bases de poder en el campo, conseguirán finalmente ganar esta guerra civil.
A lo largo de 1949, se suceden las victorias comunistas. Chiang Kai-shek empieza a enviar personal hacia el sur para preparar desde allí la ofensiva contra los comunistas.
El gobierno del Partido Nacionalista Chino Kuomintang se va obligado a abandonar Nankín.

El 5 de febrero, la capital se traslada a Cantón.
El 26 de mayo, Chiang se desplaza a Taiwán.
Ante el avance comunista (el 1 de octubre Mao Zedong había proclamado la fundación de la República Popular China), el gobierno republicano trasladará la capital provisional de Cantón a Chongqing el 15 de octubre, y finalmente a Chengdu el 29 de noviembre.
Chiang había vuelto al continente desde Taiwán el 14 de noviembre, y estaría en Chonqqing y Chengdu intentando resistir la victoria comunista.

Finalmente, el 8 de diciembre, Chiang da por perdida la China continental, y ordena a sus tropas y a los más altos cargos del gobierno el abandono de Chengdu.
El 10 de diciembre de 1949, Chiang Kai-shek y su hijo Chiang Ching-kuo vuelan a Taiwán, desde donde esperaban poder reorganizarse para derrotar a los comunistas.
Chiang Kai-shek nunca volvería a pisar la China continental.
A lo largo de 1949 se establecieron en Taiwán numerosos altos cargos y simpatizantes del régimen republicano.

Alrededor de un millón y medio de chinos continentales se refugiaron en Taiwán.
Chiang kai-shek gobernó Taiwán de forma autoritaria.
La política económica fue un éxito, y Taiwán consiguió unas tasas altísimas de crecimiento económico.
Sin embargo, en el plano político, Chiang, que siempre vio Taiwán como una estación de paso hacia la reconquista de China, impuso la ley marcial y un sistema que no toleraba ningún tipo de disidencia política.
Tras su muerte, fue sucedido por su hijo Chiang Ching-kuo, que iniciaría una apertura política limitada.

El cadáver de Chiang Kai-shek se encuentra aún hoy a la espera de un entierro definitivo, que él deseaba que se celebrara en su localidad natal, en la provincia china de Zhejiang.

La imposibilidad de un funeral de Estado en el territorio de la República Popular, ha mantenido el cadáver de Chiang en una tumba provisional desde su muerte en 1975.
En el año 2004, ante la evidencia de que el entierro en el continente no va a ser posible, la viuda del hijo de Chiang, Chiang Ching-kuo, pidió que ambos, padre e hijo, sean enterrados definitivamente en Taiwán.

La ceremonia, prevista en un principio para el año 2005, se ha pospuesto de manera indefinida.

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. No nos olvidemos que Chiang Kai – She fue el unico representante del momento de China en la Onu como China Nacionalista. Pero la China ya tenía un gobierno, no reconocido y bloqueado por ser comunista. Chiang Kai – She muere siendo presidente de China (China nacionalista) que era la china reconocida y la venganza es que no lo pueden enterrar en la tierra que él traicionó.

Deje su comentario