Promocione su empresa por Internet

Corte corrupta

28. noviembre 2013 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Niquita Nipone
Comenzamos en este artículo de hechos notorios que comenzaron hace no poco tiempo y entre este número y el próximo trataremos de dejar completa la historia del affaire Nóos, el Rey, su amante, su yerno, la infanta, y toda una tropa de corruptos, llegando en ciertas circunstancias hasta lavados y otros menesteres en nuestro Uruguay.

El poder emborracha y muchos que lo ejercen, tiene que darse cuenta que es preferible un final con dolor que un dolor sin final.

cortea-1El rey Juan Carlos de Borbón, tuvo un cuarto de hora bueno, cuando la guardia civil se desbocó y quiso dar el golpe de estado.
No me molestó cuando le dijo a Chávez que se callara la boca y me causó cierta satisfacción.
Pero de ahí en hacer peligrar la corona española, cosa que a mí no me molesta porque soy republicano hasta la médula, pero es un sistema de gobierno al como hubo muchos otros y al igual que el nuestro, también sirve, porque no es “Le Etat cést moi” del “ancien regime”, sino que hay elecciones y los partidos políticos se turnan en el poder, en forma más o menos democrática.
Hay cosas que nosotros los republicanos no entendemos de la monarquía pero al mundo no lo vamos a cambiar nosotros sino que lo tienen que cambiar los propios interesados, pero los abusos son abusos tanto en las monarquías como en las repúblicas y molestan sobremanera.
El rey, cuya vocación para el cargo la reflotó el tirano asesino Francisco Franco, llamado por el pueblo Paco el Cabrón, empezó mal en la vida dado que por su afición a las armas, mató a su hermano en un accidente doméstico de la infancia, anda metiendo la pata, con una amante alemana, que la debe tener para evitar que digan que perdió la virilidad, y en consecuencia no se habla con la reina Sofía, la cual por estatus banca la situación, porque siendo reina de Grecia no puede ir a su tierra porque borraron la monarquía.

Este padrillo trasnochado anda matando elefantas en el África a no sé cuantos cientos de miles de euros, y lleva en su cuerpo un récord de operaciones de todo calibre y marca, con las cuales le están acomodando el esqueleto deteriorado desde el lado de afuera a un precio que paga el pueblo español en plena crisis para mayor gloria económica de sus cirujanos.
Una elegante abdicación en favor de su hijo no sería mala para la monarquía, aunque los gobiernos del PP y del PSOE no dan pie con bola en los últimos períodos, por la gran crisis económica que hay en la CEE, que lleva la sigla PIGS (Portugal, Italia, Grecia y España).
Empezaremos con un pinta casado con la hija del rey, infanta como les dicen, ha cometido alguna fechorías y no se las han dejado pasar, por lo menos la prensa, porque los tribunales están un poco adormecidos.

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, compareció este sábado en los juzgados de Palma de Mallorca para declarar acerca de su implicación en el ‘Caso Nóos’.
El marido de la infanta Cristina se presentó con un aspecto radicalmente cambiado con respecto al que presentaba hace poco más de un año.
Enfundado en un abrigo oscuro y con una bufanda, el ex jugador de lo que nosotros llamamos frontón o pelota vasca, lucía un semblante serio y preocupado por las circunstancias que le rodean.

Comparando su imagen con otras recientes de hace apenas doce meses, a Urdangarin se le ve con una piel facial más arrugada, especialmente en la frente, y con los pómulos ligeramente hundidos.
Además, también ha llamado la atención la proliferación de las canas en su cabello, algo casi imperceptible un año atrás y mucho más llamativo en la actualidad.
El juez instructor del ‘caso Nóos’, José Castro, ha citado en calidad de testigos, el próximo 16 de noviembre, al expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps y a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, cuya comparecencia tendrá lugar en Valencia y había sido reclamada por el sindicato Manos Limpias, así como por la Fiscalía Anticorrupción.
En su interrogatorio, ambos deberán aclarar su participación en las negociaciones previas a la firma del convenio y las dos addendas de Valencia Summit por los que el Instituto Nóos percibió alrededor de 3,6 millones de euros públicos y en relación al convenio firmado por 382.203 euros para que la ciudad de Valencia fuera sede de unos Juegos Europeos que nunca llegarían a celebrarse.

Manos Limpias cursó la petición después de que la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) acordase el pasado 24 de septiembre no imputar ni a Camps ni a Barberá en el marco de esta causa, al considerar que en su actuación no había indicios de delito.
Así, rechazó asumir la competencia para instruir el caso, que finalmente quedó en manos del juez Castro.
Fue el pasado mes de junio cuando Castro elevó al TSJCV su exposición razonada con los indicios delictivos que consideraba que pesan sobre Camps y Barberá en relación a los eventos organizados por el Instituto Nóos, presidido entonces por el duque de Palma, Iñaki Urdangarin.
Más en concreto, Castro, que remitió el escrito al tribunal valenciano al tratarse Camps y Barberá de personas aforadas, aludía a un posible delito continuado de falsedad en documento oficial; a otro de prevaricación; a un delito de malversación de fondos públicos, y a otro de fraude a la Administración.
Según la Agencia Tributaria, sólo en 2004 Nóos destinó a la preparación del primer Valencia Summit 194.436 euros, a pesar de que para ello había percibido un total de 1,044 millones públicos.

Un año después, de los 1,5 millones que recibió, tan sólo gastó en facturas de la segunda edición 395.597 euros, mientras que en lo que a la tercera edición se refiere, el Instituto recibió 1,049 millones, de los que empleó 320.635 euros para el evento.
Así, hasta un total de 3,6 millones de euros recibió Nóos de la Administración pública valenciana en virtud del convenio de colaboración suscrito el 8 de septiembre de 2004 entre la entidad aparentemente sin ánimo de lucro, la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) y la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau (FVTCB), al que siguieron dos addendas más.
El juez instructor, José Castro, ha incorporado a la causa la información remitida por una entidad bancaria según la cual fueron traspasados desde la mercantil Aizóon, integrante del entramado Nóos, hasta un total de 150.000 euros que fueron a pasar a una cuenta bancaria cuyo titular es Iñaki Urdangarin y autorizada la infanta Cristina, según la documentación a la que ha tenido acceso Europa Press.

Según las investigaciones, el matrimonio se habría beneficiado a través de Aizóon de los ingresos procedentes del Instituto Nóos así como del dinero supuestamente defraudado a Hacienda por parte de la mercantil de la que ambos son copropietarios.
En concreto, de acuerdo a la documentación aportada al procedimiento judicial por La Caixa, el traspaso se produjo el 27 de diciembre de 2006.
El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma decidirá en próximas semanas si archiva definitivamente las investigaciones en torno a la infanta Cristina o si, por el contrario, acuerda su imputación por un presunto delito fiscal o de blanqueo de capitales, no sin antes consultar a la Fiscalía Anticorrupción y las demás partes personadas en el caso Nóos para que se pronuncien al respecto.
Al margen de los datos aportados por la entidad bancaria, el juez se encuentra a la espera de que la Agencia Tributaria entregue los últimos datos que le han sido solicitados y de que el Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional aporte sus últimas indagaciones en torno a la forma como fueron pagados los trabajos que los proveedores de la empresa Aizoon llevaron a cabo para la rehabilitación, reforma y mantenimiento del conocido como palacete de Pedralbes, propiedad del matrimonio.

El juez busca así indagar si en el marco de estas labores se cometió un presunto delito de blanqueo de capitales.
A partir de ese momento, el instructor dará traslado de todas las diligencias cursadas en torno a la infanta a las partes para que emitan lo que estimen pertinente en este sentido.
El yerno del rey, Iñaki Urdangarín, será interrogado por la Justicia Española y el magistrado actuante le preguntará por las gestiones que presuntamente pidió al monarca para que favoreciera sus negocios privados.
Urdangarín, imputado por corrupción, quien compareció por primera vez ante el juez de Palma de Mallorca José Castro el 27 de febrero de 2012, será interrogado mañana por segunda vez.
El interrogatorio se produce después de que su ex socio Diego Torres, también imputado, haya entregado en el juzgado la semana pasada centenares de correos electrónicos que ponen de manifiesto que el rey conoció, amparó y favoreció los negocios de Urdangarín.
El monarca habría participado directamente en los negocios de Urdangarín, a través de la esposa de éste, la infanta Cristina, y del secretario de las infantas, Carlos García Revenga.
Además de Urdangarín también está citado a comparecer mañana García Revenga, quien fue imputado después de que correos anteriores presentados por Torres sugirieron que el secretario de las infantas participó de forma activa en las tareas de dirección de Noos, institución dirigida por Torres y Urdangarín.

Otro de los correos presentado por Torres deja en una delicada situación a uno de los asesores del rey, José Manuel Romero, conde de Montao, a quien el monarca envió en 2006 a Barcelona para pedir a Urdangarín que abandonara Nóos, según la versión de la casa real.
Los correos sugieren que el conde de Montao ayudó a Urdangarín a crear la Fundación deporte, cultura e integración social, una institución para niños discapacitados que Urdangarín utilizó para evadir capitales después de que el yerno del rey se desvinculó de Nóos.
Otro correo pone de manifiesto la negociación de Urdangarín con una amiga y algo más, del rey, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, para conseguir un cargo institucional en una de las fundaciones de ésta, negociación que no terminó con éxito.
Torres también ha declarado que Urdangarín, a través de su abogado, le ofreció dinero y un trabajo en América Latina a cambio de asumir todas las responsabilidades del caso.
Urdangarín ha sido acusado por el juez de presuntos delitos de malversación de caudales públicos, fraude, falsedad documental y prevaricación.

Se dice que el yerno protege al Rey de España en los estrados judiciales
Iñaki Urdangarin afirmó ante el juez Castro que la Casa del Rey “no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades” que desarrollaba en el Instituto Noós, sino que le recomendó que dejara de realizarlas porque no las consideraba adecuadas para su estatus institucional, y él así lo hizo.
De esta forma, “ha desvinculado” tanto a la Casa del Rey como a la infanta Cristina, de la que ha dicho que no tenía nada que ver con sus negocios, de las presuntas actividades delictivas atribuidas al Instituto Nóos.
El duque de Palma también ha negado que se celebrara una reunión en el Palacio de la Zarzuela para preparar la cumbre Valencia Summit 2004, o que posea cuentas en paraísos fiscales o que utilice testaferros.

Además, ha defendido sus gestiones con la candidatura de ‘Madrid 2016′.
Iñaki Urdangarin ha declarado como imputado durante cuatro horas por segunda vez ante el juez José Castro que investiga el presunto desvío de fondos públicos a través del Instituto Nóos, un año después de su primera declaración el 25 de febrero de 2012.
Castro le ha interrogado como imputado por tres presuntos delitos contra la Hacienda pública que sumarían al menos 470.000 euros y por la supuesta existencia de cuentas en Suiza o Luxemburgo.
La Casa del Rey “no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades de Nóos”
El yerno del rey ha arrancado su comparecencia con la lectura de un comunicado en el que desvincula a la Casa Real de sus negocios: “Quiero declarar que, como consecuencia de la entrega y difusión de determinados correos y documentación presuntamente relacionados con este procedimiento, se ha producido en las últimas semanas un desplazamiento del foco de esta instrucción, de los hechos propiamente dichos hacia un proceso público al pretendido papel de la Casa Real en los mismos”, ha comenzado su lectura.
“A este respecto, declaro que la Casa de Su Majestad el Rey no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades que yo desarrollaba en el Instituto Noós”, ha subrayado a continuación el Duque de Palma.

Urdangarin ha concluido así esta declaración inicial: “Por el contrario, cuando tuvo conocimiento de la existencia de reproches políticos a las Administraciones públicas contratantes, la Casa de Su Majestad el Rey me trasladó las recomendaciones oportunas para que dejara de realizar una actividad que no consideraba adecuada para mi ‘status’ institucional y así lo hice”.
Remarca que la infanta Cristina nada tuvo que ver con sus negocios
También ha remarcado que su esposa, la infanta Cristina, nada tuvo que ver con sus negocios y ha negado que se produjera reunión alguna en el Palacio de la Zarzuela para preparar la cumbre Valencia Summit 2004, a la que habrían acudido el entonces presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y la alcaldesa Rita Barbera.
Después de estas respuestas, se le ha indicado a Urdangarin que se solicitará el registro de visitas de la Zarzuela para verificar si se celebró la referida reunión
El yerno del rey también ha negado en su declaración que tenga cuentas bancarias en paraísos fiscales que la investigación relaciona con la trama de empresas de Nóos, y ha asegurado que desde marzo de 2006, por consejo de la Casa Real, se desmarcó de las actividades del Instituto Nóos, con lo que niega la versión dada la semana pasada ante el juez por Diego Torres, quien afirmó que siguió trabajando para Nóos tras esa fecha.

Con estas respuestas, el duque de Palma ha dado la réplica a su ex socio, Diego Torres, que a través de la aportación de 197 correos electrónicos ante el juez pretendía mostrar que tanto el rey como la infanta Cristina estaban al corriente de las actividades del Instituto Nóos y que incluso el monarca hizo gestiones para algunos de sus negocios.
El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha anunciado que impugnará los emails de Torres, al desconocer el origen de estos documentos.
El duque de Palma también ha defendido ante las preguntas del fiscal Pedro Horrach los negocios que realizó para la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2016, por los que él y su socio Diego Torres presuntamente cobraron más de 140.000 euros, y explicó que lo hizo por entender que era una especie de promoción de España en el exterior.
Urdangarin aseguró en este sentido que la promoción de España y de Madrid en las esferas internacionales es una tarea que siempre le ha gustado realizar.

El yerno del Rey elevó el tono de su declaración al ser preguntado por el fiscal sobre estos negocios con la candidatura Madrid 2016, realizados entre 2007 y 2009 y con los que Urdangarin y Torres obtuvieron en concepto de donaciones más de 140.000 euros a través de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social, según informa Servimedia.
El fiscal considera que esta tarea de lobby para la candidatura olímpica de la capital no se tradujo en realidad en ningún trabajo concreto por parte del marido de la infanta Cristina y su antiguo profesor.

El duque de Palma ha llegado a las 9.12 horas a los juzgados de Palma de Mallorca y a las 9:55 ha comenzado a declarar ante el juez.
En total, la declaración ha durado alrededor de cuatro horas, una comparecencia mucho más rápida que la vez anterior, que se extendió durante 22 horas ya que no se grabaron en video las respuestas y tuvieron que ser transcritas sobre la marcha.
Algo que no ha ocurrido en esta ocasión al haberse producido un cambio de sala.
A su llegada, Urdangarin ha recibido insultos y silbidos de un grupo de unos 300 manifestantes que protestaban en las calles próximas al juzgado.
Como ya hiciera hace un año, ha entrado a pie, por la rampa trasera del edificio judicial, la única abierta hoy sábado en los juzgados de Vía de Alemania, donde le esperaban un centenar de periodistas, aunque en esta ocasión no ha hecho declaraciones.
Sí se ha dirigido a ellos con un escueto “buenos días”.
Su abogado, Mario Pascual Vives, había llegado en taxi cinco minutos antes y le ha esperado en la parte superior de la rampa, que han descendido juntos.
Justo antes de Urdangarin han entrado en los juzgados tres de los fiscales anticorrupción: Juan Carrau, Miguel Ángel Subirán y Ana Lamas.

Poco después ha llegado también el otro fiscal anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach, que fue quien llevó el peso del interrogatorio realizado el pasado sábado al ex socio del duque de Palma, Diego Torres.
También han ido llegando poco a poco varios de los abogados de las defensas, incluido el de Torres, Manuel González Peeters, y los de la acusación particular que ejercen la Abogacía del Estado por la Agencia Tributaria y la Abogacía de la comunidad autónoma de Baleares.
Por primera vez ha asistido a la declaración como acusación la abogacía de la Comunidad Valenciana, personada hace unos días por la vía civil.
La única que ha hecho declaraciones al llegar ha sido la abogada de la acusación popular que ejerce el sindicato Manos Limpias, Virginia López Negrete, que ha dicho que espera que Urdangarin, “a diferencia de la declaración que prestó hace un año, diga la verdad y ayude al esclarecimiento de los hechos”.

López Negrete ha subrayado que la declaración de Urdangarin demuestra que no está sufriendo ningún tipo de indefensión en el proceso.
La declaración del duque de Palma se produce en medio del proceso de embargo de sus bienes, iniciado después de que ni él ni DiegoTorres abonasen la fianza de responsabilidad civil de 8,18 millones de euros que les impuso el instructor de la causa.
El caso Nóos, una pieza separada del caso Palma Arena, investiga el supuesto desvío de fondos públicos de hasta 6,1 millones de euros mediante los convenios suscritos con los gobiernos de Baleares y la Comunidad Valenciana entre los años 2004 y 2007.
A lo largo de la investigación, el juez Castro ha constatado “indicios razonables” de delitos de falsedad documental, prevaricación administrativa, malversación de fondos públicos, fraude a la Administración y tráfico de influencias, según el auto que fijo la fianza de más de 8 millones para Torres y Urdangarin.

De esta historia que será larga recién hemos hecho su introducción en el próximo número trataremos de darle el toque final.
Por Niquita Nipone
Comenzamos en este artículo de hechos notorios que comenzaron hace no poco tiempo y entre este número y el próximo trataremos de dejar completa la historia del affaire Nóos, el Rey, su amante, su yerno, la infanta, y toda una tropa de corruptos, llegando en ciertas circunstancias hasta lavados y otros menesteres en nuestro Uruguay.
El poder emborracha y muchos que lo ejercen, tiene que darse cuenta que es preferible un final con dolor que un dolor sin final.

El rey Juan Carlos de Borbón, tuvo un cuarto de hora bueno, cuando la guardia civil se desbocó y quiso dar el golpe de estado.
No me molestó cuando le dijo a Chávez que se callara la boca y me causó cierta satisfacción.
Pero de ahí en hacer peligrar la corona española, cosa que a mí no me molesta porque soy republicano hasta la médula, pero es un sistema de gobierno al como hubo muchos otros y al igual que el nuestro, también sirve, porque no es “Le Etat cést moi” del “ancien regime”, sino que hay elecciones y los partidos políticos se turnan en el poder, en forma más o menos democrática.
Hay cosas que nosotros los republicanos no entendemos de la monarquía pero al mundo no lo vamos a cambiar nosotros sino que lo tienen que cambiar los propios interesados, pero los abusos son abusos tanto en las monarquías como en las repúblicas y molestan sobremanera.
El rey, cuya vocación para el cargo la reflotó el tirano asesino Francisco Franco, llamado por el pueblo Paco el Cabrón, empezó mal en la vida dado que por su afición a las armas, mató a su hermano en un accidente doméstico de la infancia, anda metiendo la pata, con una amante alemana, que la debe tener para evitar que digan que perdió la virilidad, y en consecuencia no se habla con la reina Sofía, la cual por estatus banca la situación, porque siendo reina de Grecia no puede ir a su tierra porque borraron la monarquía.

Este padrillo trasnochado anda matando elefantas en el África a no sé cuantos cientos de miles de euros, y lleva en su cuerpo un récord de operaciones de todo calibre y marca, con las cuales le están acomodando el esqueleto deteriorado desde el lado de afuera a un precio que paga el pueblo español en plena crisis para mayor gloria económica de sus cirujanos.
Una elegante abdicación en favor de su hijo no sería mala para la monarquía, aunque los gobiernos del PP y del PSOE no dan pie con bola en los últimos períodos, por la gran crisis económica que hay en la CEE, que lleva la sigla PIGS (Portugal, Italia, Grecia y España).
Empezaremos con un pinta casado con la hija del rey, infanta como les dicen, ha cometido alguna fechorías y no se las han dejado pasar, por lo menos la prensa, porque los tribunales están un poco adormecidos.

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, compareció este sábado en los juzgados de Palma de Mallorca para declarar acerca de su implicación en el ‘Caso Nóos’.
El marido de la infanta Cristina se presentó con un aspecto radicalmente cambiado con respecto al que presentaba hace poco más de un año.
Enfundado en un abrigo oscuro y con una bufanda, el ex jugador de lo que nosotros llamamos frontón o pelota vasca, lucía un semblante serio y preocupado por las circunstancias que le rodean.

Comparando su imagen con otras recientes de hace apenas doce meses, a Urdangarin se le ve con una piel facial más arrugada, especialmente en la frente, y con los pómulos ligeramente hundidos.
Además, también ha llamado la atención la proliferación de las canas en su cabello, algo casi imperceptible un año atrás y mucho más llamativo en la actualidad.
El juez instructor del ‘caso Nóos’, José Castro, ha citado en calidad de testigos, el próximo 16 de noviembre, al expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps y a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, cuya comparecencia tendrá lugar en Valencia y había sido reclamada por el sindicato Manos Limpias, así como por la Fiscalía Anticorrupción.
En su interrogatorio, ambos deberán aclarar su participación en las negociaciones previas a la firma del convenio y las dos addendas de Valencia Summit por los que el Instituto Nóos percibió alrededor de 3,6 millones de euros públicos y en relación al convenio firmado por 382.203 euros para que la ciudad de Valencia fuera sede de unos Juegos Europeos que nunca llegarían a celebrarse.

Manos Limpias cursó la petición después de que la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) acordase el pasado 24 de septiembre no imputar ni a Camps ni a Barberá en el marco de esta causa, al considerar que en su actuación no había indicios de delito.
Así, rechazó asumir la competencia para instruir el caso, que finalmente quedó en manos del juez Castro.
Fue el pasado mes de junio cuando Castro elevó al TSJCV su exposición razonada con los indicios delictivos que consideraba que pesan sobre Camps y Barberá en relación a los eventos organizados por el Instituto Nóos, presidido entonces por el duque de Palma, Iñaki Urdangarin.
Más en concreto, Castro, que remitió el escrito al tribunal valenciano al tratarse Camps y Barberá de personas aforadas, aludía a un posible delito continuado de falsedad en documento oficial; a otro de prevaricación; a un delito de malversación de fondos públicos, y a otro de fraude a la Administración.
Según la Agencia Tributaria, sólo en 2004 Nóos destinó a la preparación del primer Valencia Summit 194.436 euros, a pesar de que para ello había percibido un total de 1,044 millones públicos.

Un año después, de los 1,5 millones que recibió, tan sólo gastó en facturas de la segunda edición 395.597 euros, mientras que en lo que a la tercera edición se refiere, el Instituto recibió 1,049 millones, de los que empleó 320.635 euros para el evento.
Así, hasta un total de 3,6 millones de euros recibió Nóos de la Administración pública valenciana en virtud del convenio de colaboración suscrito el 8 de septiembre de 2004 entre la entidad aparentemente sin ánimo de lucro, la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) y la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau (FVTCB), al que siguieron dos addendas más.
El juez instructor, José Castro, ha incorporado a la causa la información remitida por una entidad bancaria según la cual fueron traspasados desde la mercantil Aizóon, integrante del entramado Nóos, hasta un total de 150.000 euros que fueron a pasar a una cuenta bancaria cuyo titular es Iñaki Urdangarin y autorizada la infanta Cristina, según la documentación a la que ha tenido acceso Europa Press.

Según las investigaciones, el matrimonio se habría beneficiado a través de Aizóon de los ingresos procedentes del Instituto Nóos así como del dinero supuestamente defraudado a Hacienda por parte de la mercantil de la que ambos son copropietarios.
En concreto, de acuerdo a la documentación aportada al procedimiento judicial por La Caixa, el traspaso se produjo el 27 de diciembre de 2006.
El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma decidirá en próximas semanas si archiva definitivamente las investigaciones en torno a la infanta Cristina o si, por el contrario, acuerda su imputación por un presunto delito fiscal o de blanqueo de capitales, no sin antes consultar a la Fiscalía Anticorrupción y las demás partes personadas en el caso Nóos para que se pronuncien al respecto.
Al margen de los datos aportados por la entidad bancaria, el juez se encuentra a la espera de que la Agencia Tributaria entregue los últimos datos que le han sido solicitados y de que el Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional aporte sus últimas indagaciones en torno a la forma como fueron pagados los trabajos que los proveedores de la empresa Aizoon llevaron a cabo para la rehabilitación, reforma y mantenimiento del conocido como palacete de Pedralbes, propiedad del matrimonio.

El juez busca así indagar si en el marco de estas labores se cometió un presunto delito de blanqueo de capitales.
A partir de ese momento, el instructor dará traslado de todas las diligencias cursadas en torno a la infanta a las partes para que emitan lo que estimen pertinente en este sentido.
El yerno del rey, Iñaki Urdangarín, será interrogado por la Justicia Española y el magistrado actuante le preguntará por las gestiones que presuntamente pidió al monarca para que favoreciera sus negocios privados.
Urdangarín, imputado por corrupción, quien compareció por primera vez ante el juez de Palma de Mallorca José Castro el 27 de febrero de 2012, será interrogado mañana por segunda vez.
El interrogatorio se produce después de que su ex socio Diego Torres, también imputado, haya entregado en el juzgado la semana pasada centenares de correos electrónicos que ponen de manifiesto que el rey conoció, amparó y favoreció los negocios de Urdangarín.
El monarca habría participado directamente en los negocios de Urdangarín, a través de la esposa de éste, la infanta Cristina, y del secretario de las infantas, Carlos García Revenga.
Además de Urdangarín también está citado a comparecer mañana García Revenga, quien fue imputado después de que correos anteriores presentados por Torres sugirieron que el secretario de las infantas participó de forma activa en las tareas de dirección de Noos, institución dirigida por Torres y Urdangarín.

Otro de los correos presentado por Torres deja en una delicada situación a uno de los asesores del rey, José Manuel Romero, conde de Montao, a quien el monarca envió en 2006 a Barcelona para pedir a Urdangarín que abandonara Nóos, según la versión de la casa real.
Los correos sugieren que el conde de Montao ayudó a Urdangarín a crear la Fundación deporte, cultura e integración social, una institución para niños discapacitados que Urdangarín utilizó para evadir capitales después de que el yerno del rey se desvinculó de Nóos.
Otro correo pone de manifiesto la negociación de Urdangarín con una amiga y algo más, del rey, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, para conseguir un cargo institucional en una de las fundaciones de ésta, negociación que no terminó con éxito.
Torres también ha declarado que Urdangarín, a través de su abogado, le ofreció dinero y un trabajo en América Latina a cambio de asumir todas las responsabilidades del caso.
Urdangarín ha sido acusado por el juez de presuntos delitos de malversación de caudales públicos, fraude, falsedad documental y prevaricación.

Se dice que el yerno protege al Rey de España en los estrados judiciales
Iñaki Urdangarin afirmó ante el juez Castro que la Casa del Rey “no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades” que desarrollaba en el Instituto Noós, sino que le recomendó que dejara de realizarlas porque no las consideraba adecuadas para su estatus institucional, y él así lo hizo.
De esta forma, “ha desvinculado” tanto a la Casa del Rey como a la infanta Cristina, de la que ha dicho que no tenía nada que ver con sus negocios, de las presuntas actividades delictivas atribuidas al Instituto Nóos.
El duque de Palma también ha negado que se celebrara una reunión en el Palacio de la Zarzuela para preparar la cumbre Valencia Summit 2004, o que posea cuentas en paraísos fiscales o que utilice testaferros.

Además, ha defendido sus gestiones con la candidatura de ‘Madrid 2016′.
Iñaki Urdangarin ha declarado como imputado durante cuatro horas por segunda vez ante el juez José Castro que investiga el presunto desvío de fondos públicos a través del Instituto Nóos, un año después de su primera declaración el 25 de febrero de 2012.
Castro le ha interrogado como imputado por tres presuntos delitos contra la Hacienda pública que sumarían al menos 470.000 euros y por la supuesta existencia de cuentas en Suiza o Luxemburgo.
La Casa del Rey “no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades de Nóos”
El yerno del rey ha arrancado su comparecencia con la lectura de un comunicado en el que desvincula a la Casa Real de sus negocios: “Quiero declarar que, como consecuencia de la entrega y difusión de determinados correos y documentación presuntamente relacionados con este procedimiento, se ha producido en las últimas semanas un desplazamiento del foco de esta instrucción, de los hechos propiamente dichos hacia un proceso público al pretendido papel de la Casa Real en los mismos”, ha comenzado su lectura.
“A este respecto, declaro que la Casa de Su Majestad el Rey no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades que yo desarrollaba en el Instituto Noós”, ha subrayado a continuación el Duque de Palma.

Urdangarin ha concluido así esta declaración inicial: “Por el contrario, cuando tuvo conocimiento de la existencia de reproches políticos a las Administraciones públicas contratantes, la Casa de Su Majestad el Rey me trasladó las recomendaciones oportunas para que dejara de realizar una actividad que no consideraba adecuada para mi ‘status’ institucional y así lo hice”.
Remarca que la infanta Cristina nada tuvo que ver con sus negocios
También ha remarcado que su esposa, la infanta Cristina, nada tuvo que ver con sus negocios y ha negado que se produjera reunión alguna en el Palacio de la Zarzuela para preparar la cumbre Valencia Summit 2004, a la que habrían acudido el entonces presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y la alcaldesa Rita Barbera.
Después de estas respuestas, se le ha indicado a Urdangarin que se solicitará el registro de visitas de la Zarzuela para verificar si se celebró la referida reunión
El yerno del rey también ha negado en su declaración que tenga cuentas bancarias en paraísos fiscales que la investigación relaciona con la trama de empresas de Nóos, y ha asegurado que desde marzo de 2006, por consejo de la Casa Real, se desmarcó de las actividades del Instituto Nóos, con lo que niega la versión dada la semana pasada ante el juez por Diego Torres, quien afirmó que siguió trabajando para Nóos tras esa fecha.

Con estas respuestas, el duque de Palma ha dado la réplica a su ex socio, Diego Torres, que a través de la aportación de 197 correos electrónicos ante el juez pretendía mostrar que tanto el rey como la infanta Cristina estaban al corriente de las actividades del Instituto Nóos y que incluso el monarca hizo gestiones para algunos de sus negocios.
El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha anunciado que impugnará los emails de Torres, al desconocer el origen de estos documentos.
El duque de Palma también ha defendido ante las preguntas del fiscal Pedro Horrach los negocios que realizó para la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2016, por los que él y su socio Diego Torres presuntamente cobraron más de 140.000 euros, y explicó que lo hizo por entender que era una especie de promoción de España en el exterior.
Urdangarin aseguró en este sentido que la promoción de España y de Madrid en las esferas internacionales es una tarea que siempre le ha gustado realizar.

El yerno del Rey elevó el tono de su declaración al ser preguntado por el fiscal sobre estos negocios con la candidatura Madrid 2016, realizados entre 2007 y 2009 y con los que Urdangarin y Torres obtuvieron en concepto de donaciones más de 140.000 euros a través de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social, según informa Servimedia.
El fiscal considera que esta tarea de lobby para la candidatura olímpica de la capital no se tradujo en realidad en ningún trabajo concreto por parte del marido de la infanta Cristina y su antiguo profesor.

El duque de Palma ha llegado a las 9.12 horas a los juzgados de Palma de Mallorca y a las 9:55 ha comenzado a declarar ante el juez.
En total, la declaración ha durado alrededor de cuatro horas, una comparecencia mucho más rápida que la vez anterior, que se extendió durante 22 horas ya que no se grabaron en video las respuestas y tuvieron que ser transcritas sobre la marcha.
Algo que no ha ocurrido en esta ocasión al haberse producido un cambio de sala.
A su llegada, Urdangarin ha recibido insultos y silbidos de un grupo de unos 300 manifestantes que protestaban en las calles próximas al juzgado.
Como ya hiciera hace un año, ha entrado a pie, por la rampa trasera del edificio judicial, la única abierta hoy sábado en los juzgados de Vía de Alemania, donde le esperaban un centenar de periodistas, aunque en esta ocasión no ha hecho declaraciones.
Sí se ha dirigido a ellos con un escueto “buenos días”.
Su abogado, Mario Pascual Vives, había llegado en taxi cinco minutos antes y le ha esperado en la parte superior de la rampa, que han descendido juntos.
Justo antes de Urdangarin han entrado en los juzgados tres de los fiscales anticorrupción: Juan Carrau, Miguel Ángel Subirán y Ana Lamas.

Poco después ha llegado también el otro fiscal anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach, que fue quien llevó el peso del interrogatorio realizado el pasado sábado al ex socio del duque de Palma, Diego Torres.
También han ido llegando poco a poco varios de los abogados de las defensas, incluido el de Torres, Manuel González Peeters, y los de la acusación particular que ejercen la Abogacía del Estado por la Agencia Tributaria y la Abogacía de la comunidad autónoma de Baleares.
Por primera vez ha asistido a la declaración como acusación la abogacía de la Comunidad Valenciana, personada hace unos días por la vía civil.
La única que ha hecho declaraciones al llegar ha sido la abogada de la acusación popular que ejerce el sindicato Manos Limpias, Virginia López Negrete, que ha dicho que espera que Urdangarin, “a diferencia de la declaración que prestó hace un año, diga la verdad y ayude al esclarecimiento de los hechos”.

López Negrete ha subrayado que la declaración de Urdangarin demuestra que no está sufriendo ningún tipo de indefensión en el proceso.
La declaración del duque de Palma se produce en medio del proceso de embargo de sus bienes, iniciado después de que ni él ni DiegoTorres abonasen la fianza de responsabilidad civil de 8,18 millones de euros que les impuso el instructor de la causa.
El caso Nóos, una pieza separada del caso Palma Arena, investiga el supuesto desvío de fondos públicos de hasta 6,1 millones de euros mediante los convenios suscritos con los gobiernos de Baleares y la Comunidad Valenciana entre los años 2004 y 2007.
A lo largo de la investigación, el juez Castro ha constatado “indicios razonables” de delitos de falsedad documental, prevaricación administrativa, malversación de fondos públicos, fraude a la Administración y tráfico de influencias, según el auto que fijo la fianza de más de 8 millones para Torres y Urdangarin.

De esta historia que será larga recién hemos hecho su introducción en el próximo número trataremos de darle el toque final.
Por Niquita Nipone
Comenzamos en este artículo de hechos notorios que comenzaron hace no poco tiempo y entre este número y el próximo trataremos de dejar completa la historia del affaire Nóos, el Rey, su amante, su yerno, la infanta, y toda una tropa de corruptos, llegando en ciertas circunstancias hasta lavados y otros menesteres en nuestro Uruguay.
El poder emborracha y muchos que lo ejercen, tiene que darse cuenta que es preferible un final con dolor que un dolor sin final.

El rey Juan Carlos de Borbón, tuvo un cuarto de hora bueno, cuando la guardia civil se desbocó y quiso dar el golpe de estado.
No me molestó cuando le dijo a Chávez que se callara la boca y me causó cierta satisfacción.
Pero de ahí en hacer peligrar la corona española, cosa que a mí no me molesta porque soy republicano hasta la médula, pero es un sistema de gobierno al como hubo muchos otros y al igual que el nuestro, también sirve, porque no es “Le Etat cést moi” del “ancien regime”, sino que hay elecciones y los partidos políticos se turnan en el poder, en forma más o menos democrática.
Hay cosas que nosotros los republicanos no entendemos de la monarquía pero al mundo no lo vamos a cambiar nosotros sino que lo tienen que cambiar los propios interesados, pero los abusos son abusos tanto en las monarquías como en las repúblicas y molestan sobremanera.
El rey, cuya vocación para el cargo la reflotó el tirano asesino Francisco Franco, llamado por el pueblo Paco el Cabrón, empezó mal en la vida dado que por su afición a las armas, mató a su hermano en un accidente doméstico de la infancia, anda metiendo la pata, con una amante alemana, que la debe tener para evitar que digan que perdió la virilidad, y en consecuencia no se habla con la reina Sofía, la cual por estatus banca la situación, porque siendo reina de Grecia no puede ir a su tierra porque borraron la monarquía.

Este padrillo trasnochado anda matando elefantas en el África a no sé cuantos cientos de miles de euros, y lleva en su cuerpo un récord de operaciones de todo calibre y marca, con las cuales le están acomodando el esqueleto deteriorado desde el lado de afuera a un precio que paga el pueblo español en plena crisis para mayor gloria económica de sus cirujanos.
Una elegante abdicación en favor de su hijo no sería mala para la monarquía, aunque los gobiernos del PP y del PSOE no dan pie con bola en los últimos períodos, por la gran crisis económica que hay en la CEE, que lleva la sigla PIGS (Portugal, Italia, Grecia y España).
Empezaremos con un pinta casado con la hija del rey, infanta como les dicen, ha cometido alguna fechorías y no se las han dejado pasar, por lo menos la prensa, porque los tribunales están un poco adormecidos.

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, compareció este sábado en los juzgados de Palma de Mallorca para declarar acerca de su implicación en el ‘Caso Nóos’.
El marido de la infanta Cristina se presentó con un aspecto radicalmente cambiado con respecto al que presentaba hace poco más de un año.
Enfundado en un abrigo oscuro y con una bufanda, el ex jugador de lo que nosotros llamamos frontón o pelota vasca, lucía un semblante serio y preocupado por las circunstancias que le rodean.

Comparando su imagen con otras recientes de hace apenas doce meses, a Urdangarin se le ve con una piel facial más arrugada, especialmente en la frente, y con los pómulos ligeramente hundidos.
Además, también ha llamado la atención la proliferación de las canas en su cabello, algo casi imperceptible un año atrás y mucho más llamativo en la actualidad.
El juez instructor del ‘caso Nóos’, José Castro, ha citado en calidad de testigos, el próximo 16 de noviembre, al expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps y a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, cuya comparecencia tendrá lugar en Valencia y había sido reclamada por el sindicato Manos Limpias, así como por la Fiscalía Anticorrupción.
En su interrogatorio, ambos deberán aclarar su participación en las negociaciones previas a la firma del convenio y las dos addendas de Valencia Summit por los que el Instituto Nóos percibió alrededor de 3,6 millones de euros públicos y en relación al convenio firmado por 382.203 euros para que la ciudad de Valencia fuera sede de unos Juegos Europeos que nunca llegarían a celebrarse.

Manos Limpias cursó la petición después de que la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) acordase el pasado 24 de septiembre no imputar ni a Camps ni a Barberá en el marco de esta causa, al considerar que en su actuación no había indicios de delito.
Así, rechazó asumir la competencia para instruir el caso, que finalmente quedó en manos del juez Castro.
Fue el pasado mes de junio cuando Castro elevó al TSJCV su exposición razonada con los indicios delictivos que consideraba que pesan sobre Camps y Barberá en relación a los eventos organizados por el Instituto Nóos, presidido entonces por el duque de Palma, Iñaki Urdangarin.
Más en concreto, Castro, que remitió el escrito al tribunal valenciano al tratarse Camps y Barberá de personas aforadas, aludía a un posible delito continuado de falsedad en documento oficial; a otro de prevaricación; a un delito de malversación de fondos públicos, y a otro de fraude a la Administración.
Según la Agencia Tributaria, sólo en 2004 Nóos destinó a la preparación del primer Valencia Summit 194.436 euros, a pesar de que para ello había percibido un total de 1,044 millones públicos.

Un año después, de los 1,5 millones que recibió, tan sólo gastó en facturas de la segunda edición 395.597 euros, mientras que en lo que a la tercera edición se refiere, el Instituto recibió 1,049 millones, de los que empleó 320.635 euros para el evento.
Así, hasta un total de 3,6 millones de euros recibió Nóos de la Administración pública valenciana en virtud del convenio de colaboración suscrito el 8 de septiembre de 2004 entre la entidad aparentemente sin ánimo de lucro, la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) y la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau (FVTCB), al que siguieron dos addendas más.
El juez instructor, José Castro, ha incorporado a la causa la información remitida por una entidad bancaria según la cual fueron traspasados desde la mercantil Aizóon, integrante del entramado Nóos, hasta un total de 150.000 euros que fueron a pasar a una cuenta bancaria cuyo titular es Iñaki Urdangarin y autorizada la infanta Cristina, según la documentación a la que ha tenido acceso Europa Press.

Según las investigaciones, el matrimonio se habría beneficiado a través de Aizóon de los ingresos procedentes del Instituto Nóos así como del dinero supuestamente defraudado a Hacienda por parte de la mercantil de la que ambos son copropietarios.
En concreto, de acuerdo a la documentación aportada al procedimiento judicial por La Caixa, el traspaso se produjo el 27 de diciembre de 2006.
El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma decidirá en próximas semanas si archiva definitivamente las investigaciones en torno a la infanta Cristina o si, por el contrario, acuerda su imputación por un presunto delito fiscal o de blanqueo de capitales, no sin antes consultar a la Fiscalía Anticorrupción y las demás partes personadas en el caso Nóos para que se pronuncien al respecto.
Al margen de los datos aportados por la entidad bancaria, el juez se encuentra a la espera de que la Agencia Tributaria entregue los últimos datos que le han sido solicitados y de que el Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional aporte sus últimas indagaciones en torno a la forma como fueron pagados los trabajos que los proveedores de la empresa Aizoon llevaron a cabo para la rehabilitación, reforma y mantenimiento del conocido como palacete de Pedralbes, propiedad del matrimonio.

El juez busca así indagar si en el marco de estas labores se cometió un presunto delito de blanqueo de capitales.
A partir de ese momento, el instructor dará traslado de todas las diligencias cursadas en torno a la infanta a las partes para que emitan lo que estimen pertinente en este sentido.
El yerno del rey, Iñaki Urdangarín, será interrogado por la Justicia Española y el magistrado actuante le preguntará por las gestiones que presuntamente pidió al monarca para que favoreciera sus negocios privados.
Urdangarín, imputado por corrupción, quien compareció por primera vez ante el juez de Palma de Mallorca José Castro el 27 de febrero de 2012, será interrogado mañana por segunda vez.
El interrogatorio se produce después de que su ex socio Diego Torres, también imputado, haya entregado en el juzgado la semana pasada centenares de correos electrónicos que ponen de manifiesto que el rey conoció, amparó y favoreció los negocios de Urdangarín.
El monarca habría participado directamente en los negocios de Urdangarín, a través de la esposa de éste, la infanta Cristina, y del secretario de las infantas, Carlos García Revenga.
Además de Urdangarín también está citado a comparecer mañana García Revenga, quien fue imputado después de que correos anteriores presentados por Torres sugirieron que el secretario de las infantas participó de forma activa en las tareas de dirección de Noos, institución dirigida por Torres y Urdangarín.

Otro de los correos presentado por Torres deja en una delicada situación a uno de los asesores del rey, José Manuel Romero, conde de Montao, a quien el monarca envió en 2006 a Barcelona para pedir a Urdangarín que abandonara Nóos, según la versión de la casa real.
Los correos sugieren que el conde de Montao ayudó a Urdangarín a crear la Fundación deporte, cultura e integración social, una institución para niños discapacitados que Urdangarín utilizó para evadir capitales después de que el yerno del rey se desvinculó de Nóos.
Otro correo pone de manifiesto la negociación de Urdangarín con una amiga y algo más, del rey, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, para conseguir un cargo institucional en una de las fundaciones de ésta, negociación que no terminó con éxito.
Torres también ha declarado que Urdangarín, a través de su abogado, le ofreció dinero y un trabajo en América Latina a cambio de asumir todas las responsabilidades del caso.
Urdangarín ha sido acusado por el juez de presuntos delitos de malversación de caudales públicos, fraude, falsedad documental y prevaricación.

Se dice que el yerno protege al Rey de España en los estrados judiciales
Iñaki Urdangarin afirmó ante el juez Castro que la Casa del Rey “no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades” que desarrollaba en el Instituto Noós, sino que le recomendó que dejara de realizarlas porque no las consideraba adecuadas para su estatus institucional, y él así lo hizo.
De esta forma, “ha desvinculado” tanto a la Casa del Rey como a la infanta Cristina, de la que ha dicho que no tenía nada que ver con sus negocios, de las presuntas actividades delictivas atribuidas al Instituto Nóos.
El duque de Palma también ha negado que se celebrara una reunión en el Palacio de la Zarzuela para preparar la cumbre Valencia Summit 2004, o que posea cuentas en paraísos fiscales o que utilice testaferros.

Además, ha defendido sus gestiones con la candidatura de ‘Madrid 2016′.
Iñaki Urdangarin ha declarado como imputado durante cuatro horas por segunda vez ante el juez José Castro que investiga el presunto desvío de fondos públicos a través del Instituto Nóos, un año después de su primera declaración el 25 de febrero de 2012.
Castro le ha interrogado como imputado por tres presuntos delitos contra la Hacienda pública que sumarían al menos 470.000 euros y por la supuesta existencia de cuentas en Suiza o Luxemburgo.
La Casa del Rey “no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades de Nóos”
El yerno del rey ha arrancado su comparecencia con la lectura de un comunicado en el que desvincula a la Casa Real de sus negocios: “Quiero declarar que, como consecuencia de la entrega y difusión de determinados correos y documentación presuntamente relacionados con este procedimiento, se ha producido en las últimas semanas un desplazamiento del foco de esta instrucción, de los hechos propiamente dichos hacia un proceso público al pretendido papel de la Casa Real en los mismos”, ha comenzado su lectura.
“A este respecto, declaro que la Casa de Su Majestad el Rey no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades que yo desarrollaba en el Instituto Noós”, ha subrayado a continuación el Duque de Palma.

Urdangarin ha concluido así esta declaración inicial: “Por el contrario, cuando tuvo conocimiento de la existencia de reproches políticos a las Administraciones públicas contratantes, la Casa de Su Majestad el Rey me trasladó las recomendaciones oportunas para que dejara de realizar una actividad que no consideraba adecuada para mi ‘status’ institucional y así lo hice”.
Remarca que la infanta Cristina nada tuvo que ver con sus negocios
También ha remarcado que su esposa, la infanta Cristina, nada tuvo que ver con sus negocios y ha negado que se produjera reunión alguna en el Palacio de la Zarzuela para preparar la cumbre Valencia Summit 2004, a la que habrían acudido el entonces presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y la alcaldesa Rita Barbera.
Después de estas respuestas, se le ha indicado a Urdangarin que se solicitará el registro de visitas de la Zarzuela para verificar si se celebró la referida reunión
El yerno del rey también ha negado en su declaración que tenga cuentas bancarias en paraísos fiscales que la investigación relaciona con la trama de empresas de Nóos, y ha asegurado que desde marzo de 2006, por consejo de la Casa Real, se desmarcó de las actividades del Instituto Nóos, con lo que niega la versión dada la semana pasada ante el juez por Diego Torres, quien afirmó que siguió trabajando para Nóos tras esa fecha.

Con estas respuestas, el duque de Palma ha dado la réplica a su ex socio, Diego Torres, que a través de la aportación de 197 correos electrónicos ante el juez pretendía mostrar que tanto el rey como la infanta Cristina estaban al corriente de las actividades del Instituto Nóos y que incluso el monarca hizo gestiones para algunos de sus negocios.
El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha anunciado que impugnará los emails de Torres, al desconocer el origen de estos documentos.
El duque de Palma también ha defendido ante las preguntas del fiscal Pedro Horrach los negocios que realizó para la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2016, por los que él y su socio Diego Torres presuntamente cobraron más de 140.000 euros, y explicó que lo hizo por entender que era una especie de promoción de España en el exterior.
Urdangarin aseguró en este sentido que la promoción de España y de Madrid en las esferas internacionales es una tarea que siempre le ha gustado realizar.

El yerno del Rey elevó el tono de su declaración al ser preguntado por el fiscal sobre estos negocios con la candidatura Madrid 2016, realizados entre 2007 y 2009 y con los que Urdangarin y Torres obtuvieron en concepto de donaciones más de 140.000 euros a través de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social, según informa Servimedia.
El fiscal considera que esta tarea de lobby para la candidatura olímpica de la capital no se tradujo en realidad en ningún trabajo concreto por parte del marido de la infanta Cristina y su antiguo profesor.

El duque de Palma ha llegado a las 9.12 horas a los juzgados de Palma de Mallorca y a las 9:55 ha comenzado a declarar ante el juez.
En total, la declaración ha durado alrededor de cuatro horas, una comparecencia mucho más rápida que la vez anterior, que se extendió durante 22 horas ya que no se grabaron en video las respuestas y tuvieron que ser transcritas sobre la marcha.
Algo que no ha ocurrido en esta ocasión al haberse producido un cambio de sala.
A su llegada, Urdangarin ha recibido insultos y silbidos de un grupo de unos 300 manifestantes que protestaban en las calles próximas al juzgado.
Como ya hiciera hace un año, ha entrado a pie, por la rampa trasera del edificio judicial, la única abierta hoy sábado en los juzgados de Vía de Alemania, donde le esperaban un centenar de periodistas, aunque en esta ocasión no ha hecho declaraciones.
Sí se ha dirigido a ellos con un escueto “buenos días”.
Su abogado, Mario Pascual Vives, había llegado en taxi cinco minutos antes y le ha esperado en la parte superior de la rampa, que han descendido juntos.
Justo antes de Urdangarin han entrado en los juzgados tres de los fiscales anticorrupción: Juan Carrau, Miguel Ángel Subirán y Ana Lamas.

Poco después ha llegado también el otro fiscal anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach, que fue quien llevó el peso del interrogatorio realizado el pasado sábado al ex socio del duque de Palma, Diego Torres.
También han ido llegando poco a poco varios de los abogados de las defensas, incluido el de Torres, Manuel González Peeters, y los de la acusación particular que ejercen la Abogacía del Estado por la Agencia Tributaria y la Abogacía de la comunidad autónoma de Baleares.
Por primera vez ha asistido a la declaración como acusación la abogacía de la Comunidad Valenciana, personada hace unos días por la vía civil.
La única que ha hecho declaraciones al llegar ha sido la abogada de la acusación popular que ejerce el sindicato Manos Limpias, Virginia López Negrete, que ha dicho que espera que Urdangarin, “a diferencia de la declaración que prestó hace un año, diga la verdad y ayude al esclarecimiento de los hechos”.

López Negrete ha subrayado que la declaración de Urdangarin demuestra que no está sufriendo ningún tipo de indefensión en el proceso.
La declaración del duque de Palma se produce en medio del proceso de embargo de sus bienes, iniciado después de que ni él ni DiegoTorres abonasen la fianza de responsabilidad civil de 8,18 millones de euros que les impuso el instructor de la causa.
El caso Nóos, una pieza separada del caso Palma Arena, investiga el supuesto desvío de fondos públicos de hasta 6,1 millones de euros mediante los convenios suscritos con los gobiernos de Baleares y la Comunidad Valenciana entre los años 2004 y 2007.
A lo largo de la investigación, el juez Castro ha constatado “indicios razonables” de delitos de falsedad documental, prevaricación administrativa, malversación de fondos públicos, fraude a la Administración y tráfico de influencias, según el auto que fijo la fianza de más de 8 millones para Torres y Urdangarin.

De esta historia que será larga recién hemos hecho su introducción en el próximo número trataremos de darle el toque final.
¿Te gustó el artículo? Ayúdanos con tus comentarios. Gracias¡Hola! ¿Te gustó el artículo? Valoramos tus comentarios y nos ayudan. ¡Gracias!

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. A LOS REYES LES VAS HABLA DE LEYES Y RELIGION________SI ELLOS LA INVENTARON__________PERO ERA PA HACER CHAS CHAS A LOS GRONE DE LA PLEBE______________JAJAJAJAJA———–

Deje su comentario