Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Curtura etílica

14. Febrero 2013 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Niquita Nipone
Me sorprendió sobremanera una noticia del día de ayer.
Salió en todos los diarios Ancap ordena a su personal a comprar ron para popularizarlo y el dinero le será devuelto como viático y las botellas volverán a las góndolas.

Sin meterme a analizar el menjunje tributario que resulta de comprar más caro, más IVA y que les devuelvan la plata, para vender nuevamente la misma bebida al costo inicial, mayorista, dejando por el camino los otros avatares, de que les den las cuentas que se encarguen los contadores.

Eso sí para evitar infidencias no se deberá pedir factura, sino la devolución será con el simple taloncito de la caja, qué prolijidad más prolija, para que no trascienda lo que es vox populii, vox dei (voz del pueblo, voz de Dios).
Claro que se evitan tan bien que nosotros estamos escribiendo este artículo y otros me imagino ya habrán escrito lo suyo y la infidencia ya llegó, sin perjuicio del absurdo de pretender cambiar el mercado consumidor porque 11 personas compren 14 botellas de Ron Espinillar.

Entremos en el tema y aclaremos los tantos.
El ron Espinillar Gran Reserva es el único ron uruguayo con 20 años de añejamiento.
CABA SA (Compañía Ancap de Bebidas y Alcoholes) lo lanzó al mercado a fines del año pasado, junto a las versiones de 3 años y 10 años.

Fue presentado como una bebida de calidad premium luego de ser muy bien calificado por expertos en Cuba, claro que los cubanos solamente lo podrían comparar con el ron propio y no con los que se fabrican y comercializan en otros lares del mundo, que no son pocos y no lo inventaron ellos, sino que viene de la Antigua Grecia y hoy tenemos los rones caribeños y centroamericanos, británicos (por sus colonias), franceses (también por sus colonias), etc..
Sabemos por mentas, que los famosos “habanos” “cubanos” (ambas palabras señalan a Cuba y su capital), Romeo y Julieta, famosos mundialmente en su época, ya no son lo que eran antes, porque la semilla del tabaco y la forma de producción ha variado por los distintos problemas que acarrea Cuba y le han sacado territorio en Puerto Rico y en España.

Volviendo al Ron Espinillar, es valor sabido, que cualquier producto nuevo, perdón producto discontinuado como es el caso, debe ganar nuevamente adeptos que ya prefieren otras marcas y otras bebidas.
Para ello el departamento de ventas de CABA solicitó a sus vendedores evitar que el producto sea discontinuado en los supermercados pertenecientes a las dos principales cadenas del país, a través de la compra de unidades.
Para tal fin once empleados de la empresa debían comprar una botella en tal supermercado.

La orden fue dada por escrito con el objetivo de lograr una “rotación aceptable” del producto en febrero.
Se solicitó a los vendedores la compra de 14 botellas durante las primeras tres semanas de mes en supermercados preestablecidos.
Parece que la empresa no la tenía muy clara y se contentaba con la compra de 14 botellas en tres semanas, sesuda programación.
Un detalle a tener en cuenta, de esta medida en un ente que gasta millones de dólares en publicidad en materia de dudosa competitividad.
Parece que el Gerente General de CABA no estaba al tanto de esta práctica, la que calificó de sin sentido, según trascendidos puesto que se pagaría un precio superior al que se obtiene en el trato directo con los supermercados.
Se vende en el supermercado a $ 1.690.

El consumo de bebidas alcohólicas es muy especial y el mercado está ocupado por determinadas clases de bebida, claro está que siempre el público consumidor tendrá en cuanta las clásicas tres “B”, Bueno, bonito y barato.
En estos momentos por ese precio tenemos whiskys etiqueta negra, doble etiqueta negra y por unos pesos más etiqueta verde.
El cuba libre se hace con un whisky escocés accesible de $ 200 o $ 300 y no con un ron de $ 1700.-
Si quieren imponer el Ron EspinillarSuperPremiun, creo que tienen que empezar por el precio y no porque los supermercados de Montevideo y Maldonado vendan 14 botellas más en tres semanas.
Si lo que se pretende, con muy buen criterio, volver a bebidas nacionales de calidad, es una óptima oportunidad, pero utilizando los medios adecuados.
De paso se aprovecha el surplus del bagazo de la caña producida en el establecimiento el Espinillar de Ancap, que parece que con el tema azúcar anduvo a media agua y es bancado con los impuestos a las naftas, las cuales tienden a caer en el mercado por el aumento del uso de la energía eólica.

Recordemos que hace unos cuantos años era una buena caña Ancap, tanto que la Espinillar es una variante uruguaya del ron.
Se obtiene mediante la destilación de mieles de caña de azúcar y se añeja en barriles de roble por un mínimo de tres años.
Es producido, actualmente, por la compañía Caba S.A.
Se presentaba en dos variantes: el “clásico” y el “roble”.
El espinillar roble posee un añejamiento de 10 años en barriles de roble, con calidad premium.

Esta bebida puede ser consumida sola, con bebidas cola o combinada en cocktails.
Es una bebida que Caba pretende hacerla típica del Uruguay.
Históricamente ha sido una bebida muy popular, elegida sobre todo por hombres mayores y ha quedado impregnada la percepción de que se trata de una opción para un nicho de público más bien mayor.
El producto se valdrá de la historia y los méritos que tiene para transformarse en el trago netamente uruguayo.
Asimismo, se apoyará en que es una propuesta mucho más americana que los europeos whisky o fernet.

A lo largo de su historia, laEspinillar ha competido con buen suceso sobre todo con el whisky nacional, cuando se trataba de un mercado completamente distinto al actual, con cargas tributarias más pesadas para las importaciones, ya que por su elaboración y composición es un producto mucho más próximo al ron.
El Espinillar nació en 1958, la clave está en el cuidado en todas las etapas de su proceso de elaboración.

Por ejemplo, la fermentación se realiza de modo controlado: la temperatura, las concentraciones de azúcares iniciales y finales, la concentración de células de levaduras, la graduación alcohólica. Finalmente el aguardiente se añeja en barriles durante tres años como mínimo, del que surgirá el bouquet final que lo caracterizan.
El hecho que la Espinillar como la llamaban los uruguayos de antes era considerada una caña de primera y hubo un hecho que la sacó prácticamente del uso del pueblo.
Malos empleados de Ancap compraban a precio de mayorista o de empleados, la casi total producción de dicha bebida y la comercializaban por su cuenta y a su propio beneficio, haciéndola discontinua en los comercios del ramo.

Esperemos que con una buena y sana política de ventas, sin salir a lo cow-boy al mercado, puedan recuperar ese mercado para una bebida noble de industria nacional, desde la caña de azúcar, todos los obreros que trabajan en la zafra cañera, la elaboración, añejamiento y mercado, todo nacional.

París bien vale una misa…

Más artículos en esta Sección:

2 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Los abran mandado noma a comprar? el jefe dice queno!!!!!pero para que fueron a comprar una bebida de 1700$$ uruguaya-que ni se sabe que existe-en diferentes lugares y masomenos en las mismas fechas-no me jodan- eso es para que los negocios compren denuevo-como pasa siempre-con alguno no arreglaron y ese fue el estomago refriado que los verndio……….jajajaja……..increíble…………

  2. Este es un truco comercial que utilizan la mayoria de las empresas para que les compren en los lugares de distribución; incitar a la compra a través de ver como compran otros. Para ello contratan a un grupo de personas que visiten y llamen preguntando si tienen el ‘producto’ que lanzas al mercado. Si te lo compran mejor, y es menos sospechoso. Para eso las empresas invierten un porcentaje de sus ganancias proyectadas para comprar en lugares de distribución estratégicos y en horas pico con el fin de generar demanda de sus productos.
    Si se pretende que el Estado sea una empresa genuina(que no utilice subvención del dinero público para subsistir), tienen que saber que ha de competir con empresas del mismo rubro que utiliza todas las herramientas para vender.
    Quienes delataron ANCAP dejaron en evidencia esta técnica que la gente suponía que se hacía pero ahora sabe que es verdad. Vamos a ver como repercute esto a nivel empresarial.

Deje su comentario