Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

De las aspiradoras a los autos eléctricos

23. febrero 2018 | Por | Categoria: Tecnología - Ciencia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

El rey de las aspiradoras James Dyson, le está peleando el mercado de los coches eléctricos a Elon Musk y anuncia que será el Nro. 1 en el 2021.

Elon Musk se enfrenta a un nuevo rival en el sector de los coches eléctricos después de que Dyson, compañía británica de electrodomésticos, haya confirmado que se lanza a conquistar el mercado. Sus directivos no enviarán coches al espacio ni venderán lanzallamas, pero el dato que ha desvelado su fundador al ‘Financial Times’ ha hecho temblar el mundo del automóvil: la empresa invertirá 2.254 millones de euros en diseñar y fabricar una nueva gama de coches eléctricos.

Según han confirmado fuentes internas de la compañía al citado diario, el objetivo inicial consiste en poner a la venta hasta tres vehículos, un lanzamiento que quieren llevar a cabo entre 2020 y 2021. Dado que se trata de una empresa sin experiencia alguna en el sector del automóvil, los responsables del proyecto pretenden sacar en primer lugar un modelo que les sirva para estudiar el mercado, al que seguirán otros dos con un mayor volumen de fabricación.

La compañía aumenta el agujero negro contable trimestre a trimestre al mismo ritmo que se retrasan sus objetivos. Por el contrario, los gigantes del automóvil venden más y ganan más en 2017.

El propio James Dyson, fundador de la empresa, anunció el pasado septiembre que el coche será “bastante diferente” al resto de modelos que se ofertan en el mercado, pero en ningún momento profundizó en esta promesa. “No tiene sentido hacer uno que se parezca a los demás”, se limitó a decir, dejando en el aire los aspectos que diferenciarán sus coches de otros fabricantes como Tesla.

De todos modos, diversos expertos especulan ya con que Dyson apostará por los materiales ligeros, sugiriendo en este sentido que su primer vehículo podría estar compuesto por plásticos en su mayor parte, y no por metales. De esta manera, el coche lograría contrarrestar el peso de la batería eléctrica, uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los diseñadores del sector.

Buscan controlar todas las variables. No quieren ser un Tesla que promete demasiado y luego presenta los coches con dos o tres años de retraso

Asimismo, la empresa destinará gran parte del presupuesto a diseñar una batería puntera, destacando la idea de incorporar las de electrolito sólido. Aunque fuentes de la compañía han asegurado que dicha batería no se aplicaría hasta el segundo o tercer modelo, se trata de una tecnología que marcaría un antes y un después en el sector, ya que por el momento solo Toyota ha anunciado que va a sacar un automóvil con electrolito sólido antes de 2025.

“Dyson busca controlar todas las variables. Lo que no quieren es ser un Tesla que promete demasiado y luego presenta los vehículos con dos o tres años de retraso”, aseguró en este sentido al ‘Financial Times’ Philippe Houchois, analista del sector de automóviles del banco de inversión Jefferies.

James Dyson, el ‘rey de las aspiradoras’
El éxito de James Dyson (1947, Reino Unido) como empresario de electrodomésticos se remonta a una tarde de los años setenta en que pasaba el aspirador por el salón de su casa. Frustrado por el ruido que hacía el aparato, el británico optó por abrirlo y sustituir la bolsa que había en su interior, un intento que terminó por romper el aspirador. De todos modos, el empresario siguió adelante con diversas pruebas y, tras confeccionar más de 5.000 prototipos, logró dar con el modelo definitivo.

Dyson diseñó a finales de las setenta una aspiradoras que revolucionó el mundo de los electrodomésticos, y es que, a diferencia del resto, la suya lograba no perder succión a la hora de recoger la suciedad. Tras un par de años trabajando en esta idea, en 1983 lanzó el limpiador G-Force, un modelo que los fabricantes británicos se negaron a vender porque suponía poner punto y final al negocio de las bolsas de polvo de reemplazo.

Según el listado de los británicos más ricos que elabora el ‘Sunday Times’, la fortuna de Dyson alcanzó el año pasado los 8.800 millones de euros

Lejos de rendirse ante el rechazo de sus compatriotas, Dyson puso a la venta su aspiradora en Japón, después en Estados Unidos y finalmente creó una empresa en 1987 para poder conquistar el mercado británico: Dyson Ltd. ‘Di adiós a la bolsa’ fue el eslogan elegido para ello, una frase que no tardó en convencer a los consumidores y permitió que el G-Force pasase a ser el aspirador más vendido de Reino Unido. Pocos años después, en 2005, Dyson se convirtió en el líder del mercado de aspiradoras de Estados Unidos, un logró que llevaría al inventor británico a la cumbre del mundo de los electrodomésticos.

Según el ‘ranking’ de los británicos más ricos que elabora el ‘Sunday Times’, la fortuna de Dyson alcanzó el año pasado los 8.800 millones de euros, un patrimonio que ahora está dispuesto a utilizar para desbancar a Elon Musk en el sector de los coches eléctricos.

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Al fin le aparecio otro magnate para que le compita y ahora a comprar mucho po y sentarse a esperar ver como se sacan los ojos.

Deje su comentario