Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Dejará de ser princesa al casarse

18. mayo 2017 | Por | Categoria: Galería

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Gana al póker porque sabe mentir

Diseño de modas

Bob Dylan recogerá su premio Nobel de Literatura

Trump: no somos inocentes

Ronda no volvería a pelear

¿Quién nos protegerá de la Inteligencia Artificial?

La violencia doméstica no era violencia

Palito el amigo

La princesa Mako se enamoró de un plebeyo, aunque ella sabe que si se casara con el perdería su título, ella decide echar por tierra las tradiciones.

La japonesa dejará de formar parte de la familia imperial una vez que se case, así lo establece la ley real. Así, Mako perderá su título de princesa y los privilegios con los que ha contado hasta ahora.

La princesa japonesa Mako, la nieta mayor del emperador Akihito, pasará por el altar a sus 25 años junto a su prometido y excompañero de universidad, Kei Komura, el próximo año. Mako ha decidido su futuro, un futuro que tendrá consecuencias para ella al casarse con un plebeyo. La princesa se quedará fuera de la familia real después de darse el ‘Sí, quiero’, perdiendo sus títulos y privilegios, ya que la ley real establece que los miembros femeninos pierden su posición al no casarse con un miembro de la familia real.

La princesa Mako junto a sus dos hermanos
A pesar de lo que supone este enlace para Mako, los padres de la princesa, el príncipe Akishino, y la princesa Kiko, están felices por su hija, según apuntan los medios locales. La hija mayor de Akishino es una mujer estudiosa que cuenta con varios títulos. Estudió licenciatura de Arte y Patrimonio cultural en la Universidad Cristiana Internacional. Además, también cuenta con estudios de Museología realizados en la Universidad de Leicester (Reino Unido).

Para conservar sus títulos, la princesa debería haberse casado con un miembro de la familia imperial, pero ha encontrado al amor junto al joven Kei Komura. A su tía, la princesa Sayako, hija de los emperadores, le ocurrió exactamente lo mismo, se quedó sin privilegios ni títulos al enamorarse y posteriormente casarse con un funcionario del gobierno, Yoshiki Kuroda.

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Las realezas siguen siendo de la era de piedra. Tienen que entender que a veces los hijos tienen que agarrarse de lo que venga porque tampoco me parece que esta como para elegir esa chica….

Deje su comentario