Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Descolonización

21. Septiembre 2012 | Por | Categoria: Los mitos y la historia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Nico Medes
La descolonización es el proceso por el cual una colonia logra su independencia de un poder colonial; se trata de un proceso opuesto al del colonialismo.

La descolonización ocurre por un acto llamado independencia, la integración dentro de un poder administrativo o dentro de otro estado, o mediante el establecimiento de un estatus de libre asociación.
En muchas circunstancias se da por abandono del país dominate por desinterés sobre el país dominado.

Esto se da como podría ocurrir algún día con las FalklandIslands y las Georgias del Sur, las cuales estratégicamente podrían valer poco por la nueva tecnología militar, y serles sumamente gravosas al UK mantenerlas, dejando de lado la eventualidad de la existencia de petróleo o la explotación de la pesca entre otras de las dos variedades de merluza en el Atlántico Sur, y de la producción de lana todo sin perjuicio de en qué situación quedarían los kelpers.

Lo que resulta sumamente desagradable e inmoral, cuando desocupan un país y no le dejaron una cultura como para que ese país se administre a sí mismo en una forma relativamente normal.
Las bases democráticas no las dejan. Un sistema normal de gobierno tampoco, tenemos el caso de Haití y sus dueños Papa Doc y los Duvalier que lo siguieron.
Los principios de autodeterminación de los pueblos son lindas palabras y nada más.
La O.N.U. ha establecido que en el proceso de descolonización no hay alternativa al principio de autodeterminación.

La descolonización puede conllevar una negociación pacífica o una revuelta violenta.
Desde finales del siglo XVIII y durante todo el XIX, la descolonización se produjo en América, empezando por la llamada Revolución estadounidense, en aquel entonces la rebelión de las trece colonias contra el imperio, cosa que hicieron prácticamente sin quererlo y sin darse cuenta por la terquedad tonta del Rey Jorge de Inglatera, por el impuesto al té, contra el Imperio Británico, que dio lugar a los actuales Estados Unidos de América, la Guerra de Independencia Hispanoamericana y la constitución del Imperio de Brasil al dividirse el Portugués.

Hasta en eso los portugueses fueron más inteligentes que los reyes católicos asegurándose con Pedro I el trono por larga data y bien lejos de Napoleón Bonaparte.
En los siglos XX y XXI, la descolonización se refiere, habitualmente, a los logros independentistas de varias colonias y protectorados europeos en Asia y África tras la II Guerra Mundial.

Dicha guerra la ganaron los Aliados al Eje pero las guerras no son gratuitas, ni en sangre ni en armas.

Cada avión que recibía fiado Inglaterra o la Urss se lo facturaban y luego fueron cobrados o no en especie con colonias alemanas, francesas, sin perjuicio que los ex estados metropolitanos habían quedado sin blanca y en forma dificultosa de mantenerlas y resultaron un buen negocio durante cierto tiempo.
Este proceso ha dado lugar, además a un movimiento intelectual denominado post colinialismo
Un período especialmente activo de descolonización que tuvo lugar entre 1945 y 1975, empezando con la independencia de Pakistán e India del UK en 1947, y que se culminó con la autodeterminación de las colonias portuguesas en África en el transcurrir de los años 70.
Métodos y etapas

La descolonización es un proceso político mediante el cual una colonia se libera de su metrópolis y que con frecuencia involucra la violencia.
En circunstancias extremas se puede llegar a una guerra de independencia, a veces después de una revolución.
En otros casos se trata de un ciclo dinámico en que las negociaciones fracasan, seguidas de disturbios menores que resultan en represión por parte de la policía y las fuerzas militares, intensificándose revueltas más violentas que llevan a más negociaciones hasta que se obtiene la independencia.

En contadas ocasiones las acciones de la población local están caracterizadas por la no-violencia, siendo India un ejemplo célebre de ello.
La violencia surge como una supresión activa de las fuerzas ocupantes, o como oposición política a las fuerzas que representan a las comunidades locales minoritarias que se sienten amenazadas por la posibilidad de independencia.
Aclaremos que la no violencia fue por parte de los Indios con la doctrina del Mahatma Ganghi, aquel Fakir semidesnudo estando a los dichos de Sir Winton Churchill.
Los británicos antes de arrear el pabellón dejaron un buen tendal de muertos, entre otros entuertos.

Sirva de ejemplo la guerra de independencia en la Indochina Francesa, mientras en algunos países del África Occidental Francesa (excluyendo los del Magreb) la descolonización fue fruto de una combinación de insurrección y negociaciones.
El proceso sólo se considera completo cuando el gobierno de facto del país nuevamente independiente es reconocido como un estado soberano por la comunidad de naciones.
La independencia es difícil de lograr después de la Primera Guerra Mundial, hubo un esfuerzo colectivo institucionalizado para que progresara esta causa a través de la Sociedad de Naciones, la cual no tuvo el éxito que se merecían los dependientes de la metrópolis..
Bajo el Artículo 22 del convenio de esa Liga se crearon algunos mandatos.

La intención expresa era la de preparar estos países para el autogobierno, pero la realidad fue sencillamente que se produjo una redistribución del control sobre las antiguas colonias de los poderes vencidos, primero y principalmente Alemania y el Imperio otomano. A este trabajo siguió después de la II Guerra Mundial con Naciones Unidas, con un sistema similar de territorios de confianza creados para ajustar el control sobre ambas excolonias y los territorios administrados por las naciones vencidas en la II Guerra Mundial, incluido Japón.

Algunas poblaciones colonizadoras en ultramar han elegido retener su estatus colonial, por ejemplo Gibraltar y las Islas Malvinas. Asimismo, algunos poderes coloniales han promovido la descolonización para deshacerse de los costes financieros, militares y otros que suelen acumularse en las colonias donde los regímenes se han vuelto más benignos.
Los imperios se han expandido y contraído a lo largo de la historia, pero en algunos casos el fenómeno de descolonización ha producido resultados diferentes.

Ahora, cuando los estados entregan tanto el dominio de facto de sus colonias como sus reclamos a tal dominio, las ex colonias generalmente son absorbidas por otros poderes, ya sean otros países o regímenes políticos diversos.
Además, los poderes coloniales antiguos en muchos casos no solo han seguido existiendo, sino que también han mantenido su estatus como poderes internacionales, reteniendo fuertes vínculos económicos y culturales con sus ex colonias.

A través de estos vínculos, los poderes coloniales antiguos, irónicamente, han mantenido una proporción significante de los beneficios de sus imperios, pero con costos menores — así, a pesar de la resistencia frecuente a las demandas por descolonización, los resultados han sido satisfactorios para los intereses de los colonizadores.
Pocas veces la descolonización es lograda por una sola ley histórica particular, sino que en general se desarrolla a través de una o más etapas de emancipación, cada una de las cuales puede ser otorgada o conseguida con lucha.
Estas pueden incluir la introducción de representantes elegidos solo en calidad de consejeros o que votan, minoría o mayoría, o incluso exclusivos y distintos grados de autonomía o autogobierno.

Así, la etapa final de descolonización puede ser poco más de entregar responsabilidades de relaciones externas y seguridad y solicitar el reconocimiento por el nuevo estado soberano.
Pero, aun siguiendo el reconocimiento del estado, el grado de continuidad puede ser mantenido por tratados bilaterales entre gobiernos ahora formalmente iguales involucrando prácticas como entrenamiento militar conjunto, pactos de protección mutua, o aun la instalación de bases militares.
Un caso típico y a la inversa es la relación UK y EE.UU.
Descolonización en sentido amplio
Ampliando la noción más, una descolonización interna puede ocurrir adentro de un estado soberano.

Así, el Estados Unidos expansivo creó territorios, destinados a colonizar tierras conquistadas, a lo largo de las fronteras de los estados ya existentes, y cuando su desarrollo se probó exitoso, les dejaron convertirse en estados como miembros iguales de la unión federal.
Entre mucha otra Alaska, Louisiana, Florida, Nuevo México, Texas, California, etc.
Aun en un estado que no coloniza en sentido legal sus partes, la inequidad real a menudo causa que el componente políticamente dominante – muchas veces la parte más grande o más populosa (como Rusia, tanto en la U.R.S.S., formalmente federal, como en el imperio zarista previo), o el conquistador histórico (como Austria, la patria de la dinastía de los Habsburgo, dentro de un imperio de minorías eslavas) – sea percibido, por lo menos subjetivamente, como un colonizador en todo menos en el nombre; así que la desintegración de tal descolonización de facto.

Así, las tres repúblicas bálticas, Estonia, Letonia y Lituania argumentan que a ellas, en contraste con otras repúblicas ex soviéticas, no se les podía otorgar independencia de la Unión Soviética porque nunca se integraron, sino que fueron ocupadas y anexadas militarmente por Stalin, y por lo tanto habían sido colonizadas ilegalmente, incluyendo deportaciones masivas de sus connacionales e inmigración no invitada de rusos étnicos y otras nacionalidades soviéticas. Incluso en otros estados pos-soviéticos que habían accedido formalmente, casi todos los rusos étnicos estaban tan identificados con la colonización soviética que se les hizo sentir tan poco queridos que volvieron a Rusia.

La táctica de Stalin era mandar una cantidad muy importante de rusos, los cuales ejercían el poder de hecho y de derecho en los países conquistados y con el decurso del tiempo se integraban o no, dependiendo mucho del origen de los integrandores como del nacionalismo de los interados.

Continuará en la próxima…

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Solo un apunte, aunque creo que se pueden hacer varios. Cuando Pedro I se trasladó a Brasil hacía más de un siglo que los reyes católicos habían muerto. Supongo que se refiere a Fernando VII que reinaba en España hasta que Napoleón lo hizo prisionero y puso en su lugar a su hermano José.

Deje su comentario