Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

DISTINCIONES VANAS

29. julio 2010 | Por | Categoria: Entretenimiento

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Lorenzo Olivera

Parodiando a Groucho Marx, no sería socio de un club que me aceptara como tal.

Sin su popular bigote, sin lentes, Groucho Marx dedicado a otros de sus amores, la guitarra.

Pensaba que al ritmo que va la Intendencia Municipal de Montevideo, en la denominación de ciudadanos ilustres, podemos pasar al galope el Paseo de la Fama, pero como somos uruguayos con polémicas sobre los méritos o no de los adjudicatarios de la distinción, hacemos una guerra donde otros con tema similar hicieron un gran negocio.

Todavía tenemos un poco o bastante metido en el mate que fulano o fulanita no puede ser ciudadano ilustre si vivía a la vuelta de casa y compraba en el almacén de la esquina.
En lo que me es personal me tomaba alguna grappa en el mismo mostrador en que compraba vino suelto Juan Carlos Onetti y a mi no me hace más grande ni a Onetti más chico, cumplíamos lisa y llanamente con nuestras necesidades en el mismo boliche, yo era un chiquilín y Onetti mucho mayor y más feo.

Creo que las distinciones se llevan en el corazón por la satisfacción de la tarea realizada y a otra cosa, Borges no es más ni menos Borges, porque le hayan birlado en reiteración el Premio Nóbel de Literatura y por política se lo dieron a ilustres desconocidos.

Claro que una cosa trae la otra y bien utilizada puede servir para sacar a la gente de su hábitat natural y pacífico o de la renuencia y las polémicas engordan a los críticos y a los criticados y sirven para dar tema a los medios en este país, donde al que realmente vale, lo conocen por sí y no por la distinción conferida.

Prof. Coriún Aharonián

Para nombrar un caso, a título de ejemplo, a mi compañero de todos los años de liceo Coriún Aharonián, lleno de distinciones y méritos, más en el extranjero que en el país, su nombre sacudió la modorra de los ciudadanos, por la excesiva modestia de Coriún.
Si no lo hubieran nombrado ciudadano ilustre seguiría siendo exactamente el mismo que fue siempre y esto no le reporta, ni más brillo, ni otras posiciones que ya se las había ganado.

Simplemente es una distinción más para un ciudadano ilustre que ya lo era, sin que nadie tuviera que distinguirlo, porque Coriún lo es por derecho propio y no por lo que resuelvan unos ediles, dado que su especificidad es legislar y otra muy distinta capturar la capacidad de un musicólogo del nivel del Maestro.

El comentario viene al caso porque estas cosas muchas veces se utilizan para capitalizar económicamente al distinguido y salvadas las distancias , los intereses, las sociedades, los regímenes de vida, donde se distingue mejor al que tiene más , vamos a hacer una reseña del Paseo de la Fama de Hollywood, los Ángeles, California, que cumple sus 50 años.

Es una acera de Hollywood Br. y Vine Str. entre Yucca Str. y Sunset Br. y es un tramo de cuatro kilómetros de largo.
En la actualidad cuenta con 2401 estrellas de cinco puntas de monolítico pulido rosado, que llevan el nombre del galardonado y un seal que representa en que actividad se desempeño o contribuyó en la industria del cine (una cámara), de la televisión (una televisión con antena de cuernitos), de la música (un disco de pasta visto desde arriba con el brazo de la púa), de la radiotelefonía (un micrófono de los clásicos) y a la industria teatral (dos carátulas). Tanto el seal, como el nombre y el contorno de la estrella están confeccionados en bronce.

Se quedaron cortos con los símbolos y con los tipos de distinciones y tuvieron que utilizar estrellas redondas (¿?) para conmemorar a los astronautas de la misión Apollo 11: Neil Armstrong, Michael Collins y Edwin E. Aldrin. Y a Cassius Clay (Mohamed Alí) no tengo idea, pero le deben haber hecho unos guantes de box, pero este grande también tiene una excepción. La estrella suya está en la pared porque no admitía que nadie pisara su nombre. Creo que si entró en el baile de la farándula, tendría que haber bailado con la misma música que todos, pero es mi opinión y no la de un campeón mundial de boxeo, devenido en personaje político por las luchas internas de etnias y religiones.

El entorno de las estrellas está rodeado de monolítico pulido gris.
Poderoso en señor dinero, porque aparte de ser elegido por un comité especial, hay que aportar U$S 25.000.- para pagar el costo de la estrella y sus demás adminículos y los gastos de limpieza y mantenimiento. Le recuerdo que Ud. leyó bien los chirimbolos y bordes eran de bronce y no de oro, que quede claro.

No se gaste en hacer multiplicaciones ( 2.401 X 25.000) porque al principio era una cuota de U$S 200.- por mes durante 5 años (o sea 200 X 12 X 5). De la deflación del dólar corresponde hablar a los economistas. Pero una cosa era entrar cuando la cosa recién empezaba y otra cuando ya había unos cuantos kilómetros de estrellas, de a una fila y después a doble fila, business son business.

El origen del Paseo de la Fama fue para darle vida a una parte del Br. Hollywood que estaba muy venida a menos y hoy se calcula que es recorrido por diez millones de visitantes por año. No quiero ni pensar lo que debe costar la renta de un pequeño local vendiendo souvenirs en tal zona, frente a la estrella de fulano, entre las de merengano y perengano.

Por algo hubo que ampliar el recorrido de la fama y ampliar la cuota de estrellas.
En 1958 el proyecto de renovación comenzó con un puñado de estrellas, Burt Lancaster y Joanne Woodward, entre otros.

Uno de los nombres rechazados por el Comité fue nada más ni nada menos que el gran Charles Chaplin, porque el mackarthysmo lo había tildado de comunista. Muchos años después en 1972 le fue conferido el honor (¿?) ante una demanda presentada por su hijo.
Si el gran Charlote hubiera sido mi padre, yo, jamás hubiera apelado tal decisión porque con estrella y sin estrella Chaplin es uno de los genios mayores del cine y de la música y el trago amargo se lo tuvo que pasar en vida.

Otros que no figuran en estas estrellas (baldosas caras) son los desconocidos Michael Douglas, Robert De Niro, Kate Winslet, Julia Roberts, Robert Redford y Clint Eastwood, entre otros.
Pienso y no quiero quedarme corto que con el cachet que cobra cada uno de ellos por una de sus películas pueden hacerse el Paseo de la Fama Propio, en la vereda de enfrente.

La estrella de Lassie

Pensar que hay uno que figura con una estrella en cada categoría (menos de boxeo y de astronauta) y algún veterano debe de acordarse de la revista de cómics Gene Autry, que venía a ser la competencia de Roy Rogers, de la que se salvó Roy Verocay.

También tienen una baldosa Lassie, Rin Tin Tin y Strongheart, aunque debemos puntualizar dos cosas, cual de las perras Lassie, cual de los Rin Tin Tin. La collie que levantaba las dos orejitas o la que tenía una oreja quebrada y el Rin Tin Tin era bárbaro, gran actor, en la filmación un caballero perro, pero cuando venía el corte, la co – estrella del perro tenía que abrirse de apuro, porque había mordiscón en puerta.

Ahora entre nosotros, creo que los tres o seis o yo que se cuantos perros, se merecen el sitial de la fama, porque hay un lote de perros de dos patas y sin cola que pagaron y pagarán los U$S 25.000.- y ahí están o estarán como grandes estrellas, no quiero nombrar a Julio Iglesias, para evitar comentarios agresivos hacia mi persona, pero hay muchos más.

Figuran meritoriamente el Ratón Mickey, el Pájaro Loco, El Conejo Bugs Bunny, el Pato Lucas, los Simpson, Blancanieves el robot Arturito (R2D2 –fonéticamente en inglés) de la Guerra de las Estrellas y Shrek es el último de la zaga.

Que no figuren dos actores directores que hicieron escuela como Robert Redford y Clint Eastwood es un tanto molesto, pero hicieron bien en dejarles el lugar a otros, ellos no lo precisan y son reconocidos mundialmente.

A nadie se le ocurra pensar que esto es un gran negocio, pero de la casualidad que muchas veces coincide la colocación de la baldosa gris con rosado con el nombre del que esa noche o al día siguiente lanza una nueva película. Son meras coincidencias y Uds. un montón de mal pensados.

Perdón me quedaba en el tintero y volviendo a lo del principio también existe una distinción de Ciudadano Ilustre del Mercosur, la cual cayó hace unos años en Eduardo H. Galeano.

Si lo hicieron hecho está, pero una unión aduanera que prácticamente no funciona, se tomó el trabajo, con la firma de cinco cancilleres, de tomarse tal tarea, que no me entra en la cabeza que esté dentro de los cometidos de dicha alianza, dado que el corte de los puentes con Argentina no lo era.

Qué razón tenía Groucho Marx cuando hacía referencia a determinados clubes y a su negativa de afiliarse a los mismos, si estos eran capaces de admitirlo como socio suyo.

Más artículos en esta Sección:

5 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Los reconocimientos que otorga la IMM no es para dejar a todo el mundo contento. De todas formas me gusta la comparacion del paseo de la fama con lo que hacemos por aqui…

  2. Porque tuvistes que poner al Groucho Marx y el paseo de la Fama para decir lo que hace la IMM. Si la IMM la tiene siempre muy clara!Je je je je
    Viva Clint Eastwood! No vieron la pelicula Torino?

  3. Alvaro, por favor, lee todo de vuelta, porque no entendiste absolutamente nada. Y si lo lees y seguís sin entenderlo, dedicate a tejer, porque la lectura no es lo tuyo.

  4. Pero si habla de distinciones vanas! A cuanta gente se la nombró ciudadana ilustrede montevideo?. Fidel Castro, Bush, Chávez, Carlos Menem y otros. Lo importante es que Galeano comenzó un lista de ciudadanos ilustres del Mercosur. Por lo demás…estoy de acuerdo con la frase del Gorucho Marx. Que grade el Groucho…si soy un boludo y me admiten como boludo…ese club no sirven para nada.

  5. Nuevamente acertó Sr. Lorenzo con la paradójica manera de ver las cosas dentro de la idiosincrasia nuestra. Nadie es profeta en su tierra…esto se lo agrego yo a su buen artículo. Cuanto tiempo estuvo Cacho de la Cruz siendo el número 1 en nuestra pantalla de TV. Ojo, pienso que es un excepcional artista. El bum lo hizo con Alejandro Trotta. Pero acaso no había algún uruguayo bueno para la TV que le pudiéramos dar una oportunidad? Y como eso ocurre en otros ámbitos. Directores y Gerentes de empresas extranjeros, los ídolos de la música extranjeros, los ídolos del fútbol extranjeros, los mejores artistas son extranjeros y los programas de TV que marcan mejor medición en audiencia….son extranjeros. Hasta la mejor publicidad en TV es extranjera.
    Lo único en que se sacan los ojos los canales es en los noticieros, porque en lo demás, saben que es según con el precio que contraten afuera es según como miden en audiencia.
    Lo único que yo agregaría a su excelente artículo es “Nadie es profeta en su tierra”. Cuando usted habla del vecino….yo recuerdo lo de Carlos Gardel en Tacuarembó. Pero sin ir mas lejos…como recibieron a Diego Lugano en Canelones?…al “Loco” Abreu en Minas? . Eran unos héroes…Ídolos de multitudes. Y lo del profesor Coriún Aharonián, antes que nada, era reconocido mas por la colectividad armenia en Argentina y sus apariciones en la radio, que aquí. Hay muchos uruguayos que triunfan en el mundo y no fueron NADIE en el barrio donde nacieron.
    Saludos

Deje su comentario