Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

El Boom de la moda en China

10. mayo 2018 | Por | Categoria: Modas

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Al gigante asiático ahora como potencia mundial, está siendo tentado también a invertir en el negocio internacional de la moda. Por ello recientemente en sus pasarelas, ha quedado en claro sobre el interés de las grandes firmas internacionales por conmover a inversores locales.

Los trajes de estilo Mao, de colores monótonos como el azul, gris y negro, dominaron el guardarropa de los habitantes chinos durante las décadas de los 60 y 70. Sin embargo, en la actualidad la moda china se ha globalizado, y se pueden ver desde ajustados jeans a la cadera hasta blusas sin espalda y trajes de alta costura.

Durante muchos años se ha tenido una idea preconcebida acerca del diseño y de la moda procedentes de China, asociando sus diseños a ropa de mala calidad, a compra y venta al por mayor e imitación. No obstante, la sociedad china se ha dedicado a gastar e invertir en moda. El poder adquisitivo de los ciudadanos chinos ha ido cambiando a lo largo de estos últimos años y la compra de artículos de mayor calidad también se ha trasladado en el sector de la moda, donde prima la originalidad, la personalización y la búsqueda de prendas únicas y distintas. El sector del lujo se ha disparado: no importa el coste de la prenda, si es de calidad y diferente, se paga.

En China existen organizaciones que apoyan el diseño local en distintas ciudades. Dongliang o PMQ son algunos de los centros de moda que apuestan por el diseño emergente y emprendedor. Las entidades les ofrecen la oportunidad de mostrar sus diseños a través de distintos eventos y exhibiciones en el país, les ayudan a venden sus prendas, ofrecen alquileres o estudios a precios más asequibles, etc. Algunos de los diseñadores chinos más conocidos empezaron en este tipo de centros, localizados en ciudades como Pekín, Shanghai o Hong Kong, entre otras.

Actualmente, los diseñadores chinos se forman en las más prestigiosas escuelas de moda asiáticas e internacionales, como la escuela de moda Central Saint Martins de Londres o Parsons, the New School For Design de Nueva York. También trabajan durante sus estudios académicos, o al finalizarlos, con importantes estudios de diseño europeos, incluso participando en las colecciones que se presentan en la Semana de la Moda de París, Milán, Londres o Shanghai.

La moda china está pisando cada vez con más fuerza, y una prueba de ello es que cada vez son más los nombres de diseñadores chinos los que participan en las pasarelas de moda más internacionales.

La Semana de la Moda de Shanghai también ha empezado a ser una referencia en el sector. Marcas de la talla de Chanel no dudan en hacer presentaciones de sus colecciones en China o realizar eventos de fama mundial como el desfile de Los Ángeles de Victoria’s Secret, recientemente celebrado el pasado mes de noviembre de 2017 en Shanghai

Nombres como Masha Ma, Uma Wang o Yang Du resuenan cada vez más en Occidente. Participan en las principales semanas de la moda y han trabajado con grandes diseñadores europeos y americanos. Masha Ma lo hizo con Alexander McQueen y Yang Du con John Galliano- antes de establecerse por su cuenta. Su estilo es internacional, ecléctico y casi siempre funcional.

Los diseñadores chinos siempre tratan de que todas las piezas que crean parezcan exclusivas y lujosas. En eso se distinguen de los modistos americanos, o de las culturas europeas, donde esa necesidad por la apariencia está disminuyendo.

Historia de su moda

Para entender la moda china es necesario viajar a través del tiempo y conocer algunas de las dinastías chinas más importantes. La moda china tiene una historia de unos 5.000 años de antigüedad, y como suele pasar en muchas otras civilizaciones, el poder adquisitivo de sus habitantes también marcó las tendencias en la forma de vestir de cada época.
Cada dinastía china presentó una cultura específica, y el tipo de moda que se llevó en cada una de ellas se convirtió en una parte muy importante del país. El estilo de ropa definido por una dinastía podía desaparecer o cambiar cuando esta desaparecía o era sustituida.

La historia de la moda china ha sufrido una gran evolución en el tiempo, marcada por distintos períodos históricos. En definitiva, la moda china se convirtió en el reflejo de los cambios políticos, económicos y culturales del país. China es la “gran fábrica del mundo” y allí se produce todo tipo de productos, así que el negocio de la ropa no puede ser una excepción y más cuando de allí salen los mejores diseños que gustan a todo tipo de personas, además de resultarles asequibles.

A pesar de crear prendas de bajo costo los diseñadores no le restan a la creatividad de los diseños, ya que siempre apuestan a las propuestas más populares del momento.

Llega a Nueva Delhi FWI

Maloo colección 2017 – 2018

La moda en las pasarelas de Israel

Vestidos de fiesta – Novias – 15 años

Lumber-sexual: ¿La nueva moda?

El misterio de los felinos

Hija de Laura Bozzo: ¿Es conejita Playboy?

Naomi Campbell no promociona cosméticos

 

Más artículos en esta Sección:

Deje su comentario