Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

El Cine de lo que ya fue

29. Abril 2010 | Por | Categoria: Historias de las estrellas

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por; Lorenzo Olivera

Después de muchos años de matinées de cine de barrio con la vieja, de Cine Universitario y del otro más caro, vamos a tirar algunas ideas, de lo que fue y de lo que es el cinematógrafo y su entorno, a criterio del suscripto.

Mi padre fue operador de cine cuando había que darle manija a la cámara y arrimar los carbones cuando la luz menguaba. Un hermano suyo, un poco más calentón y también operador de un cine de barrio, cuando la película se cortaba o no llegaba el enganche con el otro rollo y los muchachos pataleaban levantando el polvo que no había levantado la limpiadora y gritaban chorro, se le subía la mostaza y bajaba por una escalera de varillas de hierro amuradas a la pared a agarrarse a las trompadas, porque “él no era ningún chorro”.

Esa época ya pasó, pero todavía algunos el indio lo llevan adentro.

Entrando en el tema
Podemos afirmar que los westerns (películas de acción del lejano oeste norteamericano) prácticamente desaparecieron, al igual que las películas de la II Guerra Mundial porque se agotaron los temas y los espectadores de tales filmes.
Los malos y los torpes ya no son más los indios y los alemanes y de acuerdo a como anduvo la cosa en Vietnam, el tema, la industria estadounidense lo soslaya, habiéndole quedado una materia pendiente, entre otras, la droga.

El tema James Bond, basado principalmente, en una gran industria con grandes medios y en un autor mediocre, Ian Fleming, que escribió doce novelas y nueve cuentos, lo agarraron los estudios, con muy buen olfato para el dinero y llevan producidas veintitrés películas y una está en suspenso. Esto es como los helados de frutilla, del nombre tienen solamente el color.

Fleming disfrutó poco de su futura fortuna porque murió en 1964 y alcanzó a gozar de los réditos de “Agente 007 contra el Dr. No” (1962) y “Desde Rusia con amor” (1963).
Para el arranque de James Bond utilizaron a un joven Sean Connery que había salido tercero en un concurso de Mr. Universo y lo unieron con la primera chica Bond, la suiza Ursula Andrés, considerada hoy en día, como una de las mujeres más sexy, claro que retrotrayendo su físico y belleza al año 1962.

Sean Connery protagonizó siete películas, David Niven una (a mi criterio sin pena ni gloria); George Lazenby, otra; Roger Moore otras siete; Timoty Dalton 2; Pierce Brosnan 4; y Daniel Craig 2 y una en suspenso.

Casino Royale 1967 Davis Niven - Peter Seller - Ursula Andress - Orson Welles - Woody Allen

Como comentario, todos los que peinamos canas, cuando nos dicen James Bond, vemos la imagen de Sean Connery, creo que por varias cosas, una por ser el primero y por no tener personajes anteriores que nos llevaran a identificarlo en ellos. Al gran David Niven le rendimos tributo por toda su carrera y sus grandes personajes, pero este no era lo suyo. Roger Moore sobrevivió bastante, era un carilindo pero las tomas de espaldas no lo favorecían mucho por ser un tanto abultado de glúteos (todas las palabras que tuve que poner para no caer en el vulgarismo “culoncito”). Pierce Brosnan le fue bastante bien, pero era una cara gastada en su personaje anterior. Y el pibe actual, Daniel Craig goza del predicamento de una fábrica de preservativos que lo calificó como uno de los personajes que estimulaba más las ventas de sus productos.

Salvo que lean las novelas de Ian Fleming de canto, creo que sacarle más jugo al personaje es bastante difícil, aunque en cualquier momento me lo meten en una guerra intergaláctica. No debemos olvidar que “Casino Royale” va en la tercera versión y de un puchito de un cuento del autor de referencia armaron “Bond 23” (“Una parte de cariño” en español) que está en suspenso.

Hay que tener muy presente que las caras y los personajes se gastan.
De ahí la inteligencia de Sean Connery que cuando se percató él o sus asesores que James Bond se estaba tragando a Sean Connery rumbeó para otros personajes y sin apremios económicos se dio el gusto de elegir las películas haciendo los que a él le gustaban o le iban con su imagen y sus años y bien que le ha ido. Tengamos en cuenta que el joven Sean nació el 25 de agosto de 1930 o sea que tiene setenta y nueve años y pico y todavía goza de un muy buen caché cuando quiere actuar y él pone las condiciones.

Otras actrices jóvenes y en la edad de seguir, gastan su hermosa imagen con avisos de algún champú, cremas faciales, antiarrugas, etc. Se les va a acortar la carrera, porque si son muy vistas el público se toma una imagen que asocia el rostro con el producto. Mientras el dueño del champú puede conseguir 500 modelos para su publicidad, la actriz difícilmente consiga caras de repuesto para otros papeles.

Disfruto de Jane Fonda porque se dio el lujo de hacer excelentes películas y ahora luce su rostro como soporte para la cosmética o sea, todo lo contrario del ejemplo anterior. Es una actriz de pedigrí, hija de Henry Fonda y hermana de Peter Fonda. Curso sus estudios en Actor’s Studio con Marlon Brando, Paul Newman, vinculada sentimentalmente con Alain Delon y con el que la lanzó al estrellato Roger Vadim (ex de Brigitte Bardot). Nació el 21 de diciembre de 1937, con dos Oscars como mejor actriz (1971 y 1978).

Asimismo soy fanático de Vanessa Redgrave, también actriz de pedigrí hija de Michael Redgrave y Rachel Kempson, hermana de Corin Redgrave y Lynn Redgrave (también Oscar a mejor actriz 1966) Todos actores de primera. Vanessa nacida el 30 de enero de 1937 con un Oscar como mejor Actriz de reparto en 1977, “Julia”, película que coprotagonizó con Jane Fonda. Ambas fueron personas de avanzada en materia política en un medio que eso no les facilitaba la tarea.

Volviendo al principio a que los westerns se agotaron en cuanto a la temática, la cosa no la dejaremos ahí, porque en los spaghetti westerns filmados en España e Italia (Cinecittà) fueron una escuela que produjo grandes actores (Franco Nero), directores (Clint Eastwood) y compositores musicales (Ennio Morricone) que hoy los disfrutamos en otros temas de otras zonas cinematográficas. El fenómeno de la globalización es más viejo de lo que nos creemos.

También alguna lágrima nos traerá el recuerdo del “neorrealismo italiano”.
Hasta la próxima…

Más artículos en esta Sección:

2 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Cine retro!!!. Van hacer articulos sobre seriales también??. Me encanta la historias de todo eso. Y de James Bond ni que hablar. Puedo aportar también que Sean Connery era alto, debilucho y con tendencia de pelado. ¡Capáz que comía mucho pollo!!! De pique en las tomas de atrás, se notaban sus lamparones calvos. Tuvo que firmar un contrato donde estaba obligado a usar pecheta y peluca!!!!
    Saludos y feliz día del trabajador

  2. Todos los protagonistas de 007 fueron diferentes. Y que hablar de la chicas bond que eran las mis universo de la época. Indudablemente el actor escosés Connery puso su sello y ahora vuelve en 007 en videojuego donde pone su imagen y voz. Sobre las chicas bond, tambien hay un capitulo aparte. Dicen que la mas fustrada fue Raquel Tejada, mas conocida como Raquel Welch, porque la hija de padre boliviano estuvo en dos pelicula propuesta y nunca llegó. Pero como fue propuesta, carga con el mote ‘Chica bond’.
    Estas son cosas buenas, felicitaciones Lorenzo, si acompañaste a tu papá al cine cuando era operador debes de tener mas de una historia de la epoca……….. y espero más!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Deje su comentario