Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

El famoso gurú Mateo

18. Noviembre 2010 | Por | Categoria: Historias de las estrellas

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Mientras toda una generación tarareaba sus canciones, el músico se encontraba mangueado en el Sorocabana o ‘pechando’ en la calle para comer.

Ángel Eduardo Mateo López, era sin lugar a dudas un encumbrado músico que marcó dentro del canto popular un sello único musical. Tenía un estilo propio de composición y tocaba la guitarra de una forma especial.

Lo que era Eduardo Mateo en su música tiene una explicación muy lógica, sin embargo en lo que se refiere a lo que hizo con su vida, es un enigma difícil de explicar. Tuvo todo para triunfar y vivió prácticamente de la caridad.

Eduardo nace un 19 de setiembre de 1940, su madre Silvia López era empleada doméstica del gran músico Eduardo Fabini. Su padre era Ángel Mateo, un carnavalero de ley. El segundo nombre de Mateo, por el cual se lo recuerda, es en homenaje de su madre a Fabini. Ella sentía gran admiración por su patrón violinista, como también Fabini, en el momento que conoció a su hijo, dijo “este chico será un gran músico’ y brindó lecciones de música en todo momento al pequeño compositor de ‘Príncipe azul’. La inspiración de Fabini y su escuela de música, sin lugar a dudas marcaron a Mateo en sus primeros años de vida, pues tuvo el privilegio de que por el gran cariño que sentía por su madre, el músico lo adiestrara con esmero. Fabini fallece en 1950 cuando Mateo tenía 10 años.

De allí comienza formando una murga en el barrio, luego un grupo de música hasta llegar a lo que todos conocemos de Eduardo Mateo.

La idea de este artículo no pasa por hacer una biografía de Eduardo Mateo, porque hay varias en Internet, inclusive un libro escrito por Alencar Pinto, donde cuenta a su modo las andanzas y la vida de este gran músico uruguayo. Sin embargo registramos algunos comentarios de amigos de Mateo que nos muestran cómo ellos lo percibían. Horacio ‘El corto’ Buscaglia dijo “Mateo componía hermosísimos temas que él tocaba una, dos veces, después no tocaba más, la dejaba ahí. […] Pienso que ahí Mateo se estaba tomando su venganza, ¿no? de todo lo que esta sociedad, de todo lo que alguna gente le había hecho a él. […] ¿Con qué podría castigar a esta sociedad Mateo? Era, bueno, esta canción tan linda no te la hago más. Y no te la doy y se muere.
Uno de los recuerdos que me quedaron con más cariño es del libro Como un señor del tiempo, que Mateo me lo dedicó allá en El Galpón. Y la dedicatoria decía: ‘A mi mejor amigo’. Si he recibido honores por algunas otras cosas y si voy a recibir creo que ninguno va a ser como esa firmita donde Mateo dice que yo era su mejor amigo”.

Por otro lado Rubén Rada, compañero de El Kinto dijo sobre Mateo; “El loco no estaba ni ahí de lo que pasaba en el país ni en la Tierra ni nada. Y a pesar de que fue un tipo que sufrió mucho, que en la época del Proceso le pegaron, le hicieron mucho daño. Le cagaron la vida porque el loco no se quedaba callado, el loco se cagaba en todo. […] ¿Cómo lo vas a meter preso, como vas a querer hacerle preguntas coherentes a un tipo que no’tá ni ahí de la política ni del Fondo Monetario ni del batllismo? […] La policía de estos países… no tiene vuelo. […] ¿Entendés que está de más la policía para Mateo? […] No existe el orden para él”.

Eduardo Mateo era así. Tuvo la vida que él quiso. Al mejor estilo de My Way. Nunca le gustó la organización y cuando afloraba ese talento innato aplicado en una canción, la abandonaba. Como que le molestaba que a la gente le gustara particularmente una canción.

Un viernes de noche, ya hace mas de 30 años, caminando por 18 de Julio con unos amigos, vemos salir a una persona de un boliche con la guitarra al hombro haciendo varias eses en su andar. Salieron otros muchachos del mismo boliche para sostenerlo y estuvieron por varios minutos recostados a una pared. Un amigo de la barra pregunto; ¿Che, ese no es Mateo?. Si lo era.

Por último creo que nadie es el dueño de la verdad como para decirle a otra persona como debe o no debe vivir. Mateo no le hizo daño a nadie, muy por el contrario. Le puso poesía y música a la vida. Quizás solo se hizo mal a si mismo viviendo al borde de la indigencia y sumergido en sus adicciones. Sin embargo este genial cantautor será una estrella siempre en nuestro canto popular. Quizá ocupando el sitio privilegiado que en vida estuvo siempre vacante y no quiso ocupar.

Más artículos en esta Sección:

4 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Otro loco pero era genio. Yo me acuerdo de lo ultimo que hizo Mateo. del disco con Fernando Cabrera, del recital en el Teatro de Verano, donde estaban creo que todos apoyandolo porque la estaba pasando mal y me parece que ya todos sabian que era el fin. Me parece que lo que le paso a Mateo es lo mismo de tantos que terminan como él, se rodeo de gente de mala vida o no se supo rodear de gente que le diera para adelante. Y si estoy de acuerdo que Mateo fue una de las estrellas del canto popular pero lamentablemente no brilla como otras.
    Saludos

  2. A mi nunca me gustó mucho la música de Mateo, tiene alguno temas pasable, pero es mi gusto nada mas. Reconozco que era un tipo muy querido y que tuvo una vida llena de dificultades. Por algo uno de los discos le puso Mateo solo bien se lame…o algo así. Pobre Mateo!
    Saludos

  3. Apoyo el comentario de Gabriel y también el de Camilo en lo que tiene que ver a que era un loco que queria cambiar al mundo pero sin saber como…y eso lo agrego yo de insolente domas….m e acuerdo de lara lara principe azul…niña chiquita eras tu…lara lalara lala…lara lala lala a a a a a
    Saludos

  4. Genial, me encantó y si era un verdadero Gurú Eduardo Mateo por su forma bohemia de vivir. Y esa tristeza, la canción del video lo identifica bastante a lo que fue Mateo, cuando dice que la tristeza es del pasado por los recuerdos malos. Estuve mirando en You Tube y no hay mucha cosa de Mateo y esta bien elegido el video…
    Saludos

Deje su comentario