Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

El fin de Sócrates

4. Noviembre 2010 | Por | Categoria: Los mitos y la historia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Nico Medes

Sócrates enseñando a José Aparicio

Qué hubiera sido del pensamiento occidental, sin el aporte de los griegos, Sócrates, Platón y Aristóteles.

El primero ni siquiera tuvo necesidad de escribir lo que pensaba, cosa por parte de la cual pasaron a la historia sus seguidores.
Nació en Atenas en el 470 a.C. y fue ejecutado, aunque en definitiva no lo ejecutaban, sino que los inducían a tomar la cicuta diluida en otro producto, era como una especie de suicidio ordenado en el 399 a,C., (Ver en la misma serie artículo sobre Von Rommel).

Cumpliendo los deberes elementales de cortesía digo que es hijo de Sofronisco, escultor y de Fainarate, comadrona (partera). Para mejor gloria de Sócrates lo que es de real valía es que él sea él y no hijo de quienes.

La que le marcó mucho la vida fue una de sus víctimas victimaria, su mujer Xantipa.
Pero Sócrates desciende de las esferas etéreas a nivel humano, cuando los relatos dicen que tenía una esposa muy regañona, cuyo nombre era Xantipa.

Nadie podría culpar a ninguna esposa de Sócrates de que era impaciente con él, ya que se pasaba todo el día en la Plaza Pública, hablando con sus discípulos sobre sesudas cuestiones filosóficas, sin jamás recibir ninguna remuneración económica. Descuidó y abandonó su profesión de escultor y se cree que vivió en la más completa indigencia.
Pero a él no le importaba, y se cuenta que, encontrándose en una ocasión en una importante feria, exclamó: “…Heracles, no sabía yo que hubieran tantas cosas que los hombres pudieran pasar sin ellas…”

Xantipa tenía harta razón al quejarse de su falta de previsión y de compañía, y con frecuencia se lo echaba en cara. Él se encogía de hombros, diciendo que una vez que huera aprendido a tratar con Xantipa podría tratar con cualquier persona.

En una ocasión, después de haberlo increpado duramente, Sócrates sin inmutarse, dio media vuelta y salió de la casa, Xantipa, airada, se abalanzó hacia la ventana y vació el contenido de un orinal sobre su cabeza. Sócrates solamente respondió: “… Vaya, después de la tempestad viene la lluvia…” Relatos parecidos a éste han sido la causa de que el nombre Xantipa, sea sinónimo de mujer regañona.

Nació en Atenas, donde vivió durante los dos últimos tercios del siglo V a. C., la época más espléndida de la historia de su ciudad natal, y de toda la antigua Grecia.
Según Plutarco, cuando Sócrates nació su padre recibió del oráculo el consejo de dejar crecer a su hijo a su aire, sin oponerse a su voluntad ni reprimirle sus impulsos.

Al principio, Sócrates siguió el trabajo de su padre, realizó un conjunto de estatuas de las tres Gracias, que estuvieron en la entrada de la Acrópolis hasta el siglo II a. C.
Durante la guerra de Peloponeso contra Esparta, sirvió como hoplita con gran valor en las batallas de Potidea en el 432-430 a.C., Delia en el 424 a.C. y Anfípolis en el 422 a.C.
Desde muy joven, llamó la atención de los que lo rodeaban por la agudeza de sus razonamientos y su facilidad de palabra, además de su fina ironía con la que salpicaba sus tertulias con los ciudadanos jóvenes aristocráticos de Atenas, a quienes les preguntaba sobre su confianza en opiniones populares, aunque muy a menudo él no les ofrecía ninguna enseñanza.

Su inconformismo lo impulsó a oponerse a la ignorancia popular y al conocimiento de los que se decían sabios, aunque él mismo no se consideraba un sabio, aun cuando uno de sus mejores amigos, Querefonte, le preguntó al oráculo de Delfos si había alguien más sabio que Sócrates y la Pitonisa le contestó que no había ningún griego más sabio que él.

Al escuchar lo sucedido, Sócrates dudó del oráculo, y comenzó a buscar alguien más sabio que él entre los personajes más renombrados de su época, pero se dio cuenta de que en realidad creían saber más de lo que realmente sabían. Filósofos, poetas y artistas, todos creían tener una gran sabiduría, en cambio, Sócrates era consciente tanto de la ignorancia que lo rodeaba como de la suya propia. Esto lo llevó a tratar de hacer pensar a la gente y hacerles ver el conocimiento real que tenían sobre las cosas.

Asumiendo una postura de ignorancia, interrogaba a la gente para luego poner en evidencia la incongruencia de sus afirmaciones, a esto se le denominó “ironía socrática”, la cual queda expresada con su célebre frase “Yo sólo sé que no sé nada”.

La muerte de Sócrates bebiendo la cicuta

Su más grande mérito fue crear la mayéutica, método inductivo que le permitía llevar a sus alumnos a la resolución de los problemas que se planteaban por medio de hábiles preguntas cuya lógica iluminaba el entendimiento. Según pensaba, el conocimiento y el autodominio habrían de permitir restaurar la relación entre el ser humano y la naturaleza.
La sabiduría de Sócrates no consiste en la simple acumulación de conocimientos, sino en revisar los conocimientos que se tienen ya partir de ahí construir conocimientos más sólidos.

A la vez, fue capaz de elevar tal unidad al plano del conocimiento, al sostener que la virtud es conocimiento y el vicio ignorancia.
El poder de la oratoria y su facultad de expresión pública eran su fuerte para conseguir la atención de las personas.
Sócrates no escribió ninguna obra porque creía que cada uno debía desarrollar sus propias ideas. Conocemos sus ideas porque Platón se basó en ellas para escribir sus diálogos.

La intoxicación por cicuta fue usada por los griegos para quitar la vida a los condenados a pena de muerte. El caso paradigmático de la muerte de Sócrates, fue debido a la ingestión de una solución en base a la cicuta en el año 399 a.C.

Murió a los 70 años de edad, aceptando serenamente esta condena, método elegido por un tribunal que le juzgó, y que le ofrecía para morir por no reconocer a los dioses atenienses y corromper a la juventud.

Aunque durante la primera pare de su vida fue un patriota y un hombre de profundas convicciones religiosas, Sócrates sufrió sin embargo la desconfianza de muchos de sus contemporáneos, a los que les disgustaba la nueva postura que tomó frente al Estado ateniense y la religión establecida, principalmente en contra de las creencias metafísicas de Sócrates, que planteaban una existencia etérea sin el consentimiento de ningún dios como figura explícita. Fue acusado en el 399 a.C. de despreciar a los dioses y corromper la moral de la juventud, alejándola de los principios de la democracia.

La Apología de Platón recoge lo esencial de la defensa de Sócrates en su propio juicio, una valiente reivindicación de toda su vida. Fue condenado a muerte, aunque la sentencia sólo logró una escasa mayoría. Cuando, de acuerdo con la práctica legal de Atenas, Sócrates hizo una réplica irónica a la sentencia de muerte del tribunal proponiendo pagan tan sólo una pequeña multa dado el escaso valor que tenía para el Estado un hombre dotado de una misión filosófica, enfadó tanto al jurado que éste volvió a votar a favor de la pena de muerte por una abultada mayoría. Los amigos de Sócrates planearon su huída de la prisión pero prefirió catar la ley y murió por ello. Pasó sus últimos días con sus amigos y seguidores, como queda recogido en la obra Fedón de Platón y durante la noche cumplió su sentencia bebiendo una copa de tósigo preparado con cicuta siguiendo el procedimiento habitual de ejecución “suicida”. Según la tradición sus últimas palabras fueron irónicas o acaso más bien sarcásticas: “Acuérdate de comprar un gallo para Asclepio” (una deuda que mantenía nuestro sabio con un tercero).

Como dijo un sabio: “Si cuatro personas inteligentes se reúnen, así sea para apagar un incendio son peligrosas”.

Más artículos en esta Sección:

4 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Ja…era un cuentamusa muy aburrido, no laburaba y la mujer lo meaba que me entero ahora………..una maravilla como ejemplo para estudiar…

  2. Capaz que Socrates era un tanto lunático y medio complicado de estudiar pero fue un adelantado para la epoca. Se ve que peliar no sabía….asi que aprendio a arreglar todo charlando y como los que hacían la guerra escribían sus estrategias Socrates tambien hizo lo mismo para convecer a los enemigos charlando. Ojo que los politicos aprendieron de Socrates……..
    Saludos

  3. 500 años antes de cristo————–muere a los 70 años???????????? tendria una salud de fierro socrates————-hay que estudiar que hacía—————o mejor dicho—————que no hacía———–menos suicidarse——–todo lo demas—————
    buena historia

  4. Indudablemente era un adelantado del momento y como simpre pasa a alguien no le conviene que la gente sepa como pensar. Por suerte dejo algunos alumnos buenos que siguieron haciendo alguna que otra pregunta.
    Saludos

Deje su comentario