Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

El Gran Sportman y Gran Carlitos García

13. Mayo 2010 | Por | Categoria: COMOUSTÉ

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por; COMOUSTE

Los que pasamos por la Facultad de Derecho, antes de la época brava, durante dicha época y unos años después, ya sean ministros de Suprema Corte, de Tribunales, jueces, abogados, escribanos, procuradores y los que no llegaron pero que anduvieron en la vuelta tienen que tener presente a Carlitos García, mozo del Sportman, que desgraciadamente no está más con nosotros, como muchos otros que llevamos en el recuerdo que quedábamos sitiados cuando se armaban las grandes podridas en 18 y Tristán Narvaja.

Puse todas las profesiones con minúscula, porque los oficios también van con minúscula.

Ser mozo de un bar de estudiantes tenía sus cosas, muchas horas y la propina, aunque fuera de corazón era escasa y tenemos que tener muy presente que ella formaba parte importante del sueldo, pero Carlitos esas cosas no las miraba o no nos percatábamos que las tuviera en cuenta.

Qué rapidez tenía, en el local viejo, para bajar las persianas metálicas y lograr la paz interior, en el boliche, mientras en la calle, eran coraceros para arriba, coraceros para abajo, sablazo va, sablazo viene.
Carlitos nos conocía a todos, a los que estaban en la cosa y los que no. Hasta algo de derecho se le había pegado, en solfa, pero rumbeaba con tino y distinguía bien lo que era un comodato, de un hurto de uso y del cumplimiento de las obligaciones al vencimiento del plazo. En una palabra si fiaba era por la de él y no la de Gregorio, el dueño del café y los préstamos eran todos reintegrables, sin garantía y sin intereses.

Dos anécdotas lo pintan de cuerpo entero, que no era muy grande, pero sí su corazón y nos tenía a todos medio adoptados.

En una lavada de cara que le hicieron al café, algún decorador tuvo la malhadada idea de dividir los ambientes con unas jardineras con plantas, que al poco tiempo eran unos grandes ceniceros.

Carlitos que se recorría el salón lleno, con la bandeja repleta y prácticamente sin mirar, de la noche a la mañana, se le cambiaron los esquemas y en una de esas, se dio media vuelta con la bandeja repleta de pocillos de humeante café, para servir la mesa que no era, porque pasó a ser jardinera y nuestro querido Carlitos voló por arriba de las plantas, que esas si eran, con el consiguiente desparramo.
Una noche fea, lluviosa, con gran lío en la calle y café cerrado, porque afuera a pesar del frío estaba bastante caldeado el ambiente.
Eramos en nuestra mesa como ocho o diez. Algunos nos conocíamos, otros de vista y otros ni del barrio, entre estos últimos había uno que estaba bastante pasadito en copas.

Este venía, por comentarios que sentí, de una pegatina (acción y efecto de pegar volantes contra algo en las paredes de las casas sin permiso del dueño) y según dijo alguien era empleado de la DGI, dirigente sindical y fue estudiante cuando era muchacho. En la mesa no pegaba con nada porque era veterano y con una campera grande y todos estábamos disfrazados de uruguayos, pantalón gris, saco azul, camisa blanca y corbata al tono.
Sentí un ruido de algo pesado que cayó al suelo y vi que varios de otras mesas se abrían, dejando un buen espacio entre las mesas de ellos y nosotros. Como no estaba en la cosa ni vi nada estaba tranquilo con mi café.

Viene Carlitos y me pregunta si uno de los desconocidos estaba con nosotros. Físicamente estaba, pero ni la remota idea de quién era. Nos avisó que lo que se la había caído al señor era una pistola automática de alto calibre.
Acto continuo se la sacamos a pura conversación al hombre –a pesar de que estaba porfiado como buen mamado- pero la cuestión no era discutir, sino sacársela a las buenas.

Entró en razones, fuimos a la caja del bar y la dejamos en depósito y le echamos dimos puerta al colado.
Creo que al día siguiente, fresco y con la fresca, el hombre fue a retirar su arma.
Carlitos García, esta te la debemos, porque si no hubieras actuado como lo hiciste varios no habrían llegado a obtener el título habilitante.
Aplicó un principio elemental del derecho: más vale un culpable libro que varios inocentes presos.

Y para vos Carlitos, estés donde estés, este recuerdo en la galería de los inolvidables.

NOTA BENE:
Procederé a aclarar algunas dudas que les quedaron a algunos lectores sobre el artículo que escribí con mucho cariño por el personaje y por los asiduos lectores de EL REPORTE y lo haré siguiendo el número del comentario efectuado oportunamente.

1.- Estimado Toni: El Barrio Palermo era un barrio de guapos, pero no era de tajos y puñaladas, las cosas se arreglaban a las trompadas. El Boxing Club Palermo tiene una tropa de años y en el hicieron guantes personajes notorios como el Ruso Rosencof. Pero la mejor academia estaba en la calle y en el Medio Mundo, donde estaban los hermanos Pereira, uno compañero mío de escuela, que movían las manos más rápido que un gato.
Muy agradecido por tu comentario te saludo con la mayor consideración.

2.- Amigo Chacho: Lee un poquito el artículo y cuando a nosotros nos decían los estudiantes era porque no éramos escruchantes rompe portones y si chapábamos algún pucho era por la huelga de los tabacaleros. En La Chupadora y el Ansina Country Club había gente del “rioba” –del barrio. Las viejas no iban por los prejuicios de aquella época, pero los y las de mediana edad iban todos y unos se mezclaban más que otros. Las pupilas del prostíbulo de la calle Médanos, el cual no existe más, iban a tomar el sol a las rocas, pero a las de Ejido, porque ellas mismas no se mezclaban para no quemar a nadie, empezando por ellas mismas.
Un abrazo Chacho y amigazo como siempre.

3.- Querida Rita: Sabés por qué estuvo guardado Ramón, porque en aquella época una menor de 21 años que daba el mal paso (no lo veo tan malo pero eran las normas de la época) o ejercía la prostitución el Consejo del Niño (Iname de la época) las mandaba recluidas al Hogar de la Joven, del cual se escapaban permanentemente. Una muchacha en la calle, sin recursos y Ramón le dio abrigo en su pieza y fue boleta. Las muchachas del hogar de la joven venían a mi escuela y eran compañeras de clase mías. No hablaban con nadie. Ramón vivió toda su vida como barrendero y su sueño era luchar por Mar de Fondo y que no bajara. Si Ramón viviera y viera que la sede de la calle Durazno fue vendida y el Marde no está más en el barrio, creo que está en la Unión o Villa Española luchando como siempre, para mi es lo mismo, pero Ramón moriría nuevamente. Tus frases con referencia a dar lo bueno, lo mejor, el corazón es casualmente “mi mensaje” en el largo artículo.
Espero saber más de ti y te deseo lo mejor.

4.- Señor Toticianuro: Ud. está profundamente equivocado, nunca fui periodista de profesión y en esto que escribo no es periodismo, sino que son crónicas y el que escribe crónicas es cronista y en lo mío no es mi profesión sino que lo hago como hobby. No sé si hoy no está el programa de Tinelli, que tampoco fue periodista, sino cronista deportivo y malo, pero muy bueno para ganar plata con un público de nivel tirando a bajo y en mérito a lo expuesto no quiero hacerle perder el programa cultural del Río de la Plata. No tiene compromiso alguno de leer mi columna, ni yo lo hago por Ud. .
Le deseo lo mejor.

5.- Sr. Oscaralas: Tengo el placer de saludarlo pero por lo que leo su conversación es con otra persona y no me gusta intervenir en pláticas ajenas.
Le deseo lo mejor y a seguir escribiendo para los que les interesa y a los que no, como dicen en campaña, puerta con ellos.
A todos les agradezco profundamente la atención prestada.
Y cierro estas líneas con un pensamiento de Samuel Butler (1835-1902)

“LA VIDA ES PARA DISFRUTARLA
Todos los animales menos el hombre saben que lo principal de la vida es disfrutarla.”

Más artículos en esta Sección:

9 comentarios
Deja tu comentario »

  1. sta vez mejor FELICITACIONES. Que momento vivido dentro del bar y afuera militares con racias y toddo. Si ubiera que poner nota entre un 8 y 1/2 casi 9. que buena idea de contestar en la otra salida

  2. La historia de carlitos esta buena pero me enganche mas con las contestaciones a los comentarios que le hicieron al articulo anterior…señor…estimado…amigo…creo que le falto hermano y van todos a misa!!!!!!!!!

  3. amigo COMOUSTE——–parece q me atendio de lo lindo con eso de que leyera mas.
    igual los fasos eran de los barco y de contrabando——— y no dudo q las estudiantitas fumaran algun porrito¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿
    y de la historia esta del SPORTMAN——–esta buena la parte del porraso que se pega el mozo———-porbre carlitos—–no me va a decir uste q no largaro carcajadass con el desparrramo del pobre———-bueno—–no se ——–tengo q leer mas a ver si esa parte la cuenta———–saludos al guarda de cutsa——–amigazo

  4. Estimado Comouste; estoy contento por varias razones este día. Anoche llegué de un asado donde festejamos el cumpleaños de un amigo y de paso festejamos también la mala suerte de la camiseta del bolsillito. También quiero saludar a todas las madres en su día. Pero cuando abro mi correo y entro a la sección donde usted deleita nuestras mentes con sus ocurrencias, noto que tengo el honor de recibir un sustancioso pensamiento suyo. Eso me llena de enorme alegría, siento que estoy en deuda y no se como recompensar tanta generosidad que tuvo al dirigirse a mis modestos comentarios expresados en el ‘Loco Ramón’.
    Cuando mencioné que quien escribía la sección era una persona ILUSTRADA y con EXPERIENCIA en el periodismo, no DIJE LO QUE USTED DICE QUE DIJE. Y lo menos que imaginé es que se me fuera ofender. O sí?
    Le agradezco que salve mi PROFUNDA confusión entre cronista, periodismo o comunicador. Para la gente común, los que estan detrás de cámaras, de micrófonos, o un diario siempre les llamamos periodista. La gente común podemos equivocarnos en esos detalles. Por suerte siempre hay personas como usted, dando el ejemplo de donde deben concurrir los estudiantes para conseguir sus títulos universitarios, tomarle el pelo a algún otro Carlitos García que le sirva copas y explicarnos cual es la diferencia entre un periodista y un cronista.
    Que pase un buen día.

  5. Hola, oscaralas80; Lamento contestar tan tarde sus apreciaciones sobre un comentario que hice sobre el anterior articulo de esta sección. Le escribo ahora por si usted también es asiduo lector del Sr. Comouste. Yo igual que usted, tampoco deseo polemizar sobre lo que ocurría hace tantos años atrás en los circos romanos. Pero creo que algunas prácticas de aquella época hoy subsisten en determinadas personas. Si mal no recuerdo, en aquellos días si alguien manifestaba estar en desacuerdo con la palabra del César…lo ejecutaban. ¿Sí?. Había que cuidarse de decir todo amén…¿Verdad?. Por suerte estimado oscaralas80, esos tiempos pasaron…usted puede tomarle el pelo a quien hace un comentario sobre un articulo, que por cierto no escribió usted, sabiendo que no rodará su cabeza ni lo salpicará ni una gota de sangre. ¿Qué me cuenta ahora?

  6. Estimado Mauro Platero:
    Creo que Ud. subestima cuando alguien trata amigable o fraternalmente a otra persona. Esto que hacemos al comentar es una especie de foro, pero no es un foro para insultarse o tratarse mal o ver todo sucio, porque cuando yo veo todo sucio, lo primero que hago es limpiarme los lentes.
    Creo que estamos en un nivel cultural bueno y por lo tanto debemos mantenernos dentro de los términos a pesar de las discrepancias. No creo que ninguno por tratar bien a otro deja de lado su opinión, sino simplemente utiliza su buena educación.
    No creo que sea malo ir a Misa aunque más no sea de vez en cuando.
    Fraternalmente suyo

  7. Estimado COMOUSTE, hay tanta gente como usted se ha tomado la delicadeza de traer en el recuerdo a Charly (como lo llamaban los mas cercanos) al mozo del Gran SportMan, mi padre, si, si, mi padre, fue una persona singular, son ciertas las anécdotas que cuenta, mi viejo sin duda debía saber quien estaba y porque, quien blofleaban sin tener idea de quien estaban escuchando, nosotros vivimos a Charly desde otra perspectiva, sabíamos que salía a trabajar, pero no teníamos claro si volvía, aquellos tiempos fueron realmente vividos por algunos y dando gracias a Dios que estamos vivos y para otros solo cuentan historias, sin tener ni la edad necesaria para haber vivido esos hechos, mi viejo después que cerraba el SportMan tenía compañía extra, sigilosa, se sabía de memoria las caras de los que lo seguían y observaban en su trabajo, obvio que debía tener memoria fotográfica, pero mas que eso, sabia por tener Don de calle, quienes eran oligarcas y quienes creían en la justicia sin mirar ni pelo ni apellido, muchas, muchas gracias por recordar a mi viejo un gran Padre !!

  8. hola ya que hablan de este famoso bar alguien me podria decir si es verdad que fallecio don julio creo que se llamaba el dueño . gracias

  9. holaa alguien me podria decir la fecha de fallecimiento de don julio su dueño. gracias

Deje su comentario