Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

El mundo, desde que es mundo

21. diciembre 2017 | Por | Categoria: COMOUSTÉ

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por COMOUSTÉ
He escrito sobre muchas cosas en lo que va de mi vida, algunas de ellas las mencionaré de cotelete, como de pasada, como quien no quiere la cosa, las cuales dieron muchas veces para un artículo cada una.

Como ser sobre Cristóbal Colón, cosa que lo hice en algún 12 de octubre, en solfa, afirmé que era soltero y tal vez lo fuera porque de estarlo la mujer no lo hubiera dejado ir tan lejos de parranda con los amigotes, con unas joyas de una dama, presuntamente la reina Católica, que empeñó para salir de juerga con amigotes.

 

Claro que con esa cara de aburrida o estreñida, no le quedaba otra salida que ser beata y si la cosa se ponía muy densa empeñar lo que fuera para respirar un poco de vida.
Ella fue una de las madres de la Santa Inquisición que llevó a hacer asados con cuero con muchos judíos y moros y por las dudas con algunos otros, ¿porque no? ya que estaba en la cosa.
Las joyas con seguridad fueron empeñadas a un judío, que eran los únicos que podían prestar maravedíes a interés, porque los cristianos tenían prohibido por la Santa Iglesia especular con los dineros y otras yerbas, so riesgo de terminar ante el tribunal de la Santa Inquisición.

Trabajar la tierra era un oficio baxo e vil, sí señor, bajo y vil, y por lo tanto estaba vedado para los cristianos y para ello dejaban a otros infieles que se hicieran cargo, los moros por supuesto.
Los primogénitos heredaban las tierras (los mayorazgos), el segundo marchaba para cura y los restantes a pelear donde le tocara y contra quien fuera.
De ahí que los miembros del Imperio do jamás se ponía el sol, no plantaban papas (de origen peruano ellas), pero las plantaban los holandeses, se las vendían a Imperio y este pagaba con oro y otros metales preciosos traídos de lo que después se llamó América y le dio a Eduardo Hughes Galeano, para escribir muchos sobre las venas abiertas de América Latina y que terminó desdiciéndose de lo dicho cincuenta años después, sin devolver los derechos de autor, los que quedaron en su bolsillo, pero sus fanáticos siguen sosteniendo devotamente las mismas cosas, como un credo religioso.
Los judíos además de colocar el oro, eran criadores de caballos y productores de pasto, porque a los caballos había que darles de comer, no podían ir al almacén con una pepita de oro a comprar una arroba de pasto o una fanega de maíz (también de origen americano).

Pero lo mío no estaba en escribir todo lo que antecede, pero bien titulé esto como algo casi cualquier cosa.
Hubo muchos conflictos en la vida de Cristóbal Colón, pero ninguno fue tan grave como haber muerto desorientado. Creía haber descubierto un camino occidental hacia “las Indias”, con lo cual quedó fijada la paradoja de que Colón descubrió América pero nunca lo supo.
Don Cristóbal Colón por supuesto que no usaba GPS, sino que salió al rumbo de las estrellas y le erró el boniatazo en cuanto al lugar donde había llegado sea cual fuere el afirmaba que había llegado a las India, y a otra cosa con la música.
Tanto le daba que fueran occidentales o orientales, si estaban las especias o no estaban.
Hizo el mandado que creyó hacer y como dijo el mamado en el boliche, está todo pago y pegó la vuelta, porque la vuelta la había pagado la reina.

Claro que en aquel entonces no era América la pobre, sino que le mató el hambre al viejo mundo incorporándole a su dieta, la nombrada papa peruana, el tomate mexicano, el cacao brasileño, el caucho también, el boniato peruano, el maíz mexicano, el maní también, y así podemos seguir, hasta el cansancio, con lo redituable que le resultó al Mundo el fracaso de Colón en llegar a las Indias, cosa que los portugueses habían logrado dando vuelta por el cabo de Buena Esperanza y rumbeando para el Este, o por tierra (un viaje más peligroso por los malhechores, pero no sé qué eran peores si los enemigos conocidos, o los elementos desconocidos, como ser por la vuelta del cabo de Hornos, donde también había algunos piratas haciendo sus tareas.
Pero no quepa la menor duda que Colón llegó a las Indias occidentales (léase América) porque era un desorientado, la tierra era redonda como él sospechaba, pero gracias a no esquivar lo que ignoraba que existiera llegó a Guanahani, pensando que eran las Indias y llegó a una islita que integra el archipiélago de las Bahamas, donde si mal no recuerdo ha nacido la familia de Sidney Poitier, y el gran actor negro lo hizo por accidente en Miami, pero su mayor fama es de Hollywood, que hizo aquella película “Al maestro con cariño” en que apareció por primera vez “Bill Halley y sus cometas”, con el rockn’roll en sus comienzos o “Sabes quien viene a cenar esta noche” de la nena blanca con padre sureño e trae un pretendiente negro a casa con la gran actuación del gran Spencer Tracy.
Los aborígenes americanos fueron mal llamados indios, siendo aborígenes americanos y no indios, y llamarles indios no es justo, a pesar de los ríos de tinta que se gastaron por muchos escribidores, que quieren reflotar a los mal llamados indios americanos, o amerindios, que siempre conlleva el error de la India mediante.
Claro que un error siempre es más fácil cometerlo que subsanarlo.

Colón fue y vino a el “nuevo mundo”, aunque es tan viejo como Europa, porque a pesar de Colón ya existía antes, sin perjuicio que fue descubierto por los Vikingos cuatrocientos o quinientos años antes, ¡¡¡sí!!! ¡¡¡Por el año mil!!!.
Ma que 1492,
Las pruebas como dijo el paisano las llevó en la maleta y resultó ser que cuando los de antes hablaban no tenían ni por el forro la idea de lo que era el ADN y yo sigo sin tenerla, pero los científicos actuales sí la tienen.
Resulta ser que los Vikingos, aquellos pelirrojos, peludos, con cuernos postizos, pisaron lo que hoy es Terranova, con antelación más que suficiente, como es la friolera de 500 años más o menos.

Como el feminismo normal y el ultra feminismo radical, ni la nueva izquierda tampoco, no estaban de moda entonces y los Vikingos venían solamente hombres.
Para el hombre corriente, todos los barcos vikingos eran drakkars.
Los escandinavos utilizaron varios tipos de embarcaciones, cuyas características se fijaban teniendo en cuenta el uso al que estaban destinadas, ya fueran para la guerra o para carga, pero los nombres de cada tipo de embarcación le fue dado con posterioridad a la era vikinga.
Volviendo al tema la carne es débil y ellos hombres solos, pero en Terranova había especímenes de otro sexo y lo que tenía que pasar pasó.
El ADN de hoy en día nos cuenta lo que realmente pasó, si ciertamente es lo que Ud. imagina estimado lector.

Los aborígenes no eran celosos y se entendieron los pelirrojos con los piel rojas o sea los de la etnia que habitaban tal lugar.
Los hurones son unos indígenas norteamericanos, también conocidos como wyandot, que vivían en pequeñas comunidades de hasta 1000 individuos y deben su nombre al hurón y tiene su origen en las pieles de ese animal o en su caso del castor desconocido en Europa y que llevaban tapando sus vergüenzas y alguna otra parte los indígenas de Terranova.
Pero la cosa no queda así nomás, resulta que algunos vikingos encariñados con las aborígenes que habían resultado favorecidas por ellos, las llevaron de vuelta para su tierra y de pasada algunas o algunos descendientes quedaron en la actual Islandia y hete aquí, que con el tema del ADN, ese hecho que se sospechaba, se confirmó con el antecedente de algunas familias de dicha isla, en cuya sangre llevan rastros de las consecuencia de aquellos amores del pasado.
Antes discutían que Colón si, que los Vikingos también, y ahora gracias al ADN bendito saltó la confirmación de aquellos amores y sus frutos, en `pobladores de Islandia y alguna otra isla del lugar.
Y el que piense que la sandía está verde, que la cale.
Con esto del ADN, tal vez muchos de nosotros, sin saberlo ni pretender entrar a averiguar, no somos quienes creemos ser o tal vez seamos otros con el nombre equivocado.

Menos pregunta Dios y perdona.

Feliz Navidad para los creyentes y para los no creyentes que se junten con la familia a festejar, sin andar metiéndose en camisa de once varas con el tema del ADN.
Que todo sea para bien…

Guapos a contrapelo

Vueltas de la vida

Con la luz del viejo jefe

LUIS “PETA” UBIÑA

El síndrome de Eróstrato

Vicios sociales

Mafalda II

El “Loco” Ramón

Más artículos en esta Sección:

2 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Todo bien pero quienes formaron colonias y saquiaron america fueron los españoles e ingleses y un poco los frances

  2. Y si no fuera por los gallegos, los gringos, los franchutes y los rusos tal vez te llamarías Guyunusa y serías un poco pasada de horno

Deje su comentario