Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Esta guitarra se toca con rayos láser

2. junio 2011 | Por | Categoria: Tecnología - Ciencia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

La nanoguitarra es la creación de un equipo científico británico y se trata del instrumento más diminuto del mundo. Es tan pequeña que el oído humano no la registra. Entonces; ¿Para que sirve?

La diminuta creación mide 10 micrones (un micrón equivale a una millonésima parte de un metro) y cuyas cuerdas miden 100 átomos de ancho.

Debido a su tamaño, los expertos aseguraron que la guitarra puede ser tocada con la ayuda de un rayo láser en miniatura aunque el sonido es inaudible para el oído humano.

Sin embargo, el sonido es inaudible para el oído humano y por lo tanto de lesa utilidad, a pesar de lo cual, sus creadores, Dustin W. Carr y su supervisor, Harold G. Craighead destacan que para ellos supuso la forma de poner de relieve las virtudes de la ciencia tan precisa y a detalle como lo es la nanotecnología.

Seguramente no es la guitarra idónea para tocar en algún concierto de ‘rock and roll’, sin embargo el instrumento es de lo más original y sobre todo, de lo más diminuta.

El pequeño instrumento musical se fabricó con silicona de cristalino y mide 10 micrones, (1 micrón equivale a la millonésima parte de 1 metro), o si se prefiere es tan grande como algún glóbulo rojo, y que decir de sus seis cuerdas, las cuales miden 100 atómos de ancho.

Pero esta no es la primer nanoguitarra de la historia, ya que en 1997, nació su única predecesora, misma que no pudo tocarse y honor que recayó en su sucesora, la segunda versión que se fabricó en el 2003.

Así que el sonido que produce esta nanoguitarra es capaz de escapar a los micrófonos más sensibles, y en vista de ello se utiliza ordenador para calcular el rastro acústico del sonido. Éste contabiliza el número de reflejos del láser que se utiliza para ‘tocar’ las cuerdas.

Se trata de con esta creación de despertar la curiosidad de muchos, y de esa manera ayudar a la nanotecnología a deshacerse de ciertas vinculaciones que, producto del desconocimiento, la asocian a algo lejano parecid0 a la ciencia ficción.

En definitiva, se espera que esta nanoguitarra permita que la nanotecnología deje de sonar a chino, y quizás, con la ayuda del ordenador, algo poco de suerte y afinando el oído, lo que suene sea alguna canción de rock.

Más artículos en esta Sección:

Deje su comentario