Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Está verde

27. Septiembre 2013 | Por | Categoria: Los mitos y la historia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Nico Medes
En mi barrio había un loco al que le llamábamos “El enemigo de la persecución”, porque siempre caminaba rapidito y al llegar a la esquina doblaba y quedaba de espaldas contra la pared y apenas se asomaba para ver si lo seguían.

madu_145x109Volvía a seguir con el mismo ritmo y en la esquina siguiente volvía a hacer lo mismo.
Claro que voy a hablar de otro sicópata, que es como un pato criollo, paso que da va dejando la marca.
No tiene fin y en su afán de figurar anda a los golpes y porrazos como aquellos payasos de circo, que como no tenían humor para el chiste, apelaban a los golpes y caídas, porque quien es capaz de no reírse cuando se cae otro o de ponerse colorado de vergüenza y de ira cuando el que se cae es uno mismo.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, repudió enojadísimo las burlas de las que fue y es objeto desde que se cayó de una bicicleta en un acto público, calificó tal animo jocoso, como un intento de hacerlo víctima de “racismo social” y contó que antes también se cayó de un caballo.
Aunque comenzó por recordar como “algo medio chistoso” lo que le sucedió hace dos días cuando en una actividad pública del Partido Socialista Unido de Venezuela, al que pertenece, se cayó de la bicicleta, terminó hoy su relato condenando “la maldad” de los comentarios.
“¿Saben de dónde viene la maldad?

De quienes nos desprecian, de quienes tienen su corazón preñado de racismo social.
Los acuso, sí, de racismo social, desprecio al pueblo, de odio al pueblo”, remarcó en una alocución televisada por la inauguración de una obra pública.
Maduro, de 50 años, admitió que se golpeó “duro” en la espalda, pese a lo cual, insistió, “esa gente que nos odia, los racistas, los de la oligarquía racista, empezaron a burlarse”.
“Increíble lo que escriben en Twitter, deseándole a uno lo peor, incluidos dirigentes políticos de la oposición” que reproducen el vídeo que registra su caída solo “para burlarse”, dijo.
“Yo no me atrevo a burlarme (…); si veo por ahí a Ramos Allup (un dirigente opositor) que se cae de un triciclo, lo ayudo a levantarse, por humanidad”, pero en cambio otros opositores no les corre por la cabeza hacerlo de y paso se mofan “deseándole a uno lo peor”, lamentó sin identificarlos.

A estos les advirtió: “Todo el que piense y desee el mal (para el prójimo) se le regresa.
Yo estoy de acuerdo con eso: se le regresa completo”.
El jefe de Estado admitió que se cayó porque “venía payaseando”, aunque se felicitó de que la caída no tuviera consecuencias.
“Salí disparado, pero caigo bien porque he practicado deportes (ciclismo no debe de haber sido su fuerte (…); caigo de cabeza, doy la vuelta y después me dejo llevar con el cuerpo, con la técnica de llevarse la fuerza, y caigo y veo hacia arriba y empiezo a reírme. “Me río porque se vienen todas las otras bicicletas y me caen encima”, contó.
Creo que muchos se tiraron de las bicicletas para hacerle la pierna y no dejarlo a él solo y otros para revolcarse de la risa.
Maduro aprovechó para confesar que en el pasado reciente también fue protagonista y a la vez blanco de risas por otra caída suya.
“Iba cabalgando y saludé a todos y todos aplaudieron, pero había una montañita (…); me vieron pasar saludando y después no vieron más nada.
Llegó el caballo (solo) y más tarde venía yo lleno de barro.
El caballo vio un pantanal y no quiso seguir y se lanzó, igual que la bicicleta; la bicicleta se lanzó”, dijo.

Esa caída no fue grabada, pero sí la del domingo, la cual pidió que sea reproducida por los canales de la televisión estatal, cuando descendía a velocidad por una céntrica calle de Caracas, junto a ministros, familiares y activistas del PSUV.
“Recorrimos (un trayecto de unas 4 millas) muy rápido, pues yo sentí que fue muy rápido (…) y como venía hablando con Jorge (Rodríguez, alcalde de Caracas) solté el volante y nos estrellamos, pero así como nos estrellamos nos levantamos, muertos de la risa”, relató el mismo domingo.
La caída que sufrió el primer mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro de una biciclera, no es la primera de su “carrera” en Miraflores.
El presidente Venezolano tiene antecedentes con accidentes similares, demostrando que tanto a pie como en bicicleta Nicolás Maduro no es muy hábil para desplazarse sin percances.
Pude apreciar un video correspondiente al momento en que Venezuela y Perú firmaron un memorando de entendimiento, para impulsar la cooperación bilateral en el ámbito de la defensa en Marzo de 2012, cuando el ahora presidente ocupaba la cancillería de la república de Venezuela, rodó por las escaleras solito, sin que nadie lo tocara y el presidente Chávez, se desternillaba de la risa.

Pero hay otros que lo quieren mal y buscan de cualquier forma deshacerse de su persona por cualquier medio, no ya las bicicletas ni las escaleras, sino con la complicidad de presidentes de países vecinos.
El Jefe de Estado indicó que nada “justifica la violencia, pero hay que ver lo que es el veneno que ellos (la oposición) inyectan”
El presidente Nicolás Maduro dijo en Asamblea con los trabajadores del Metro de Caracas que el 1 de mayo tuvo que cambiar la ruta de la marcha oficialista por el día del Trabajador, “porque teníamos información que iban a buscar en Parque del Este un ataja perro (“atajaperro”, en Venezuela alboroto), todos contra todos”.
“Tienen entrenado un grupo de personas, estamos investigando si son mercenarios que trajeron de Colombia, que iban atacar en la marcha de ellos para decir que los chavistas los habían atacado”.

Maduro destacó que la oposición tiene “planes para eliminarme físicamente, desde Miami lo lideran Roger Noriega y Otto Reich, y desde Bogota Álvaro Uribe”.
“Uribe está detrás de un plan para asesinarme, Uribe es un asesino, y hay sectores de la derecha en comunicación con él para hacerlo”, afirmó.
Asimismo, dijo que la golpiza que se presentó en el Parlamento el 30 de abril fue promovida por el diputado Julio Borges y lamentó que haya salido herido.
“Lamentablemente salió golpeado. No estoy de acuerdo con la violencia”, dijo.
El Jefe de Estado indicó que nada “justifica la violencia, pero hay que ver lo que es el veneno que ellos (la oposición) inyectan”.
Explicó que un diputado de la bancada opositora le gritaba a una parlamentaria oficialista, “ya tu comandante se murió y no va a volver más (…) y nuestras mujeres también reaccionaron”.
Exhortó al oficialismo a no caer en provocaciones.
“Sabemos que somos capaces de hacer, pero estamos concentrados en construir positivamente la patria”.
Podríamos seguir con esas peripecias pero conviene, ya que estamos, hacer referencia a lo ocurrido en la ONU.
Venezuela pidió al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, “garantías” para que el presidente Nicolás Maduro y su comitiva sean “respetados” por Estados Unidos cuando asistan a la Asamblea General, luego de que ese país negara temporalmente al mandatario el uso de su espacio aéreo el jueves.

“Hemos pedido a nuestro embajador ante las Naciones Unidas, Samuel Moncada, (quien) ha enviado una carta al secretario general pidiendo las garantías para el presidente Maduro y su comitiva” tras el impase con Washington, dijo el lunes el canciller Elías Jaua, al canal oficial VTV, desde Pekín, donde acompaña al mandatario en una visita oficial.
El jueves, Maduro consideró “indignante” y una “falta grave” que Washington le negara el uso de su espacio aéreo en su ruta hacia China donde realiza su primera visita como presidente, luego de la cual aspira a participar el miércoles a la Asamblea General de la ONU.
No pararon los asesores en derecho internacional de este señor en que el espacio aéreo de cada país, está sometido a la soberanía de dicho país.

“El presidente y nosotros, su comitiva necesitamos garantías de que vamos a ser respetados por el gobierno de los Estados Unidos”, agregó Jaua, quien aseguró que el gobierno venezolano hace gestiones para que “no haya ningún inconveniente que lesione la majestad del presidente”
El encargado de negocios de Venezuela en Estados Unidos, Calixto Ortega, anticipó el viernes que el gobernante asistirá a la Asamblea General, luego de que Washington otorgara la noche del jueves permiso al avión de Maduro para usar el espacio aéreo de Puerto Rico en su traslado hacia China.
Pero Jaua indicó este lunes que el gobierno aún está “evaluando” la situación y “en las próximas horas tomará una decisión.
En declaraciones a VTV, Ortega afirmó más tarde que Maduro se reunirá con ocho de sus pares, al margen de la Asamblea y acudirá a un acto en un instituto comunitario del Bronx.
El canciller denunció el jueves la negativa de Estados Unidos, que el viernes informó que otorgó la autorización, pese a que la “solicitud fue entregada adecuadamente”.
Ese mismo día, Maduro también acusó al gobierno estadounidense de no querer dar la visa a parte de la comitiva que lo acompañaría a la Asamblea General.
Sin embargo, Washington aseguró que “ninguna visa” fue negada a la delegación venezolana.
Estados Unidos y Venezuela, sin embajadores desde 2010, han mantenido tirantes relaciones durante el gobierno del fallecido mandatario Hugo Chávez (1999-2013), aunque Washington sigue siendo el mayor comprador del crudo de Venezuela, principal productor de petróleo sudamericano.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, fue retirado de la lista de oradores para este miércoles en la Asamblea General de Naciones Unidas, donde tenía previsto presentarse, aunque su ausencia de la cita no ha sido confirmada.
En un principio, Maduro aparecía en la lista de mandatarios que intervendrían en la tarde durante la sesión del miércoles, según el programa oficial de la Asamblea, pero fue retirado en las últimas horas de la programación.
La embajada venezolana en Estados Unidos y su misión diplomática ante la ONU no confirmaron ni desmintieron la cancelación de la visita del presidente, y explicaron que el propio Maduro es el único autorizado a comentar.
El gobierno venezolano había anunciado la presencia de Maduro en la Asamblea General y reuniones con homólogos en Nueva York, pero el mandatario llegó a Caracas la madrugada del miércoles procedente de China sin pasar por la ciudad estadounidense.
En Twitter, el mandatario afirmó que el miércoles tiene una “agenda intensa” en Venezuela para dar a conocer los pormenores de su visita a China, la primera desde que asumió el cargo.
Ese viaje estuvo cargado de polémica, luego que Venezuela denunciara a Washington de impedir el sobrevuelo en su espacio aéreo del avión de Maduro y de negar las visas a parte de la delegación venezolana que asistía a la Asamblea General.
En este sentido, Venezuela pidió al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, “garantías” para que Maduro y su comitiva sean “respetados” por Estados Unidos cuando asistieran a la Asamblea General.

Sin embargo, Washington aseguró que “ninguna visa” fue negada a la delegación venezolana.
Su presencia implicaba su debut como presidente en la cita anual de la ONU desde que asumió el cargo en abril, tras ganar unas elecciones adelantadas por la muerte del mandatario Hugo Chávez (1999-2013).
El Presidente debutante en tales eventos a pesar de su promovida participación se quedó con el espiche para otra oportunidad, salvo que tuviera poco para decir, aunque podría haber hecho denuncias varias contra EE.UU.
Hemos visto filmaciones de atentados y magnicidios en EE.UU. pero de sus propios presidentes y dignatarios, como también ataques a las Torres Gemelas y al Pentágono, que no paró ninguna de las agencias de seguridad conocidas y secretas, que obran en el presupuesto yankee y que calculo que no son pocas.

Pero durante las conferencias de la ONU desde que está ese edificio en Manhattan no se suspendieron ni en crisis internacionales con la ex URSS, la de los misiles, idas de Castro, entre muchos otros enemigos que tiene el Imperio del Norte y nunca le pasó nada a ninguno de ellos.
Nuestro presidente Mujica, en ningún momento se le ocurrió, ni a él ni a los encargados de su seguridad, plantear tamaña cosa y cuanto agarró el micrófono lo gastó casi tres cuartos de hora, pasándose un poco de los quince minutos otorgados y ni un timbre llamándolo al orden, ni Cristina Fernández que tiene sus problemitas con los fondos buitres, con los jueces estadounidenses y con los anglos, no pidió absolutamente nada y probablemente haya salido de compras por la 5th Ave., y por último la presidente brasileña fue a la ONU peleada a full con su gobierno de Obama por el caso del espionaje y en la Asamblea les cantó las cuarenta sin tener absolutamente ningún problema, ni solicitar ninguna medida previa ni posterior a sus dichos.

El presidente Maduro está un tanto fuera de lugar y si esos misiles ideológicos que manda son cortinas de humo ya están gastadas y si lo hace para entretener al pueblo venezolano que no desacredite a su país a nivel internacional representado por un ser totalmente desubicado, francamente no sé en qué pensaba el finado Chávez cuando lo eligió como eventual heredero.

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos con tus comentarios. Gracias¡Hola! ¿Te gustó el artículo? Valoramos tus comentarios y nos ayudan. ¡Gracias!

Más artículos en esta Sección:

Deje su comentario