Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Genios o locos

28. noviembre 2013 | Por | Categoria: Los mitos y la historia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Nico Medes
De genios y de locos tenemos todos un poco y la historia está plagada de ellos.No olvidar que la locura en determinadas circunstancias puede ser genial y la imbecilidad no es irreversible ni tiene arreglo. El hombre es lo que es en la superficie de la tierra, en la caverna o bajo ella, porque hubo ejemplares de la raza humana que fueron unos genios que muchas veces con sus actitudes lindaban con la locura como lo podréis comprobar a lo largo de estos artículos, que este está en papel, algunos esbozados y otros en mí magín ordenándose para salir desordenadamente en letras que se irán acomodando en el PC.

Cuando el hombre actual comenzó a andar erguido no sabemos si lo hizo para mirar más lejos y prevenir el peligro (como lo hace el teru teru) o para padecer como padece hoy de la columna vertebrar, que fue concebida para la marcha en cuatro patas y no en dos piernas como lo hacemos, pero sin pretender descubrir o inventar nada por mi parte, calculo que lo más probable es que lo haya hecho intuitivamente, porque en aquel entonces se manejaba más por instinto que por inteligencia, aunque la misma ya debería estar subyacente en el mohín facial ante lo desconocido y por conocerse.

genios1_435x326El hombre con su amigo o socio lobo o chacal, semiamansados y domesticados logró que no todos lo agarraran desprevenido, perdón probablemente la amistad del futuro perro con el hombre fue por puro interés del perro dada la poca habilidad y fuerza para la caza de ambos o para alimentarse el cánido sin tener que cazar.
Pero démoslo como un hecho que fue una amistad por conveniencia, te acompaño, ladro o aullo a cambio de lo que te sobra.
Hoy podemos afirmar que el perro se extinguirá en la superficie de la tierra después que lo haga el ser humano, por ser la especie que corre menos peligro de extinción, no así el hombre que un dos por tres anda envuelto en peleas tontas, con armas que un día se pueden escapar de las manos y ser incontrolables con seres fundamentalistas, fanatizados por una paranoia autodestructiva, tratando de imponer a un creador que nadie, que esté vivo, vio, pero muchos imaginan a beneficio propio.

El hombre arrancó en la superficie de la tierra absolutamente de cero.
Los restantes seres estaban dotados de colmillos, garras, escamas, cuero con pelo o lana, algunos volaban, otros nadaban, otros eran corredores muy veloces, otros eran venenosos, hasta los hubo y los hay anfibios y paro aquí porque podemos seguir una eternidad detallando las defensas con que están dotados los restantes animales de la superficie de la tierra, de sus profundidades o sea el planeta sólido o de los fluidos como son los mares y la atmósfera.
El hombre tuvo pelo, dentadura hoy omnívora, primitivamente puede haber tenido mejores defensas bucales, como ser colmillos más prominentes y unas garritas que llamamos uñas.
La diferencia del hombre con el resto de los animales es la inteligencia, que muchas veces le juega a favor y muchas en contra como en la época histórica y la actual en sus tontas guerras demuestra que muchísimas veces la utiliza para el mal de muchos y provecho de pocos.
El hombre hasta en la reproducción fue poco dotado y así y todo los chinos y los indios casi no caben en el mapa y no cabrán al tren que van.
Excepcionalmente procrea más de dos crías por vez y nacen absolutamente desvalidos, dependientes de sus progenitores.
Muchos mamíferos y entre ellos la mayoría de los marsupiales, padecen esa dependencia, en mayor grado, pero nos encontramos en que salvo algunos primos del hombre son también mezquinos en la cantidad de crías por alumbramiento.
Los demás mamíferos son bastante prolíficos y muchos más prolíficos lo son los que corren mayor riesgo de no llegar a la edad adulta.

Hay peces que en sus desoves que pueden ser ovíparos, ovovivíparos y vivíparos, en los primeros van por varios miles de huevos a el caso de los vivíparas en que oscilan entre unos 30 o 60 crías cada 30 días aproximadamente, claro que la mayoría se comen a sus propias crías, con excepciones, porque no las distinguen como progenie sino que se comen todo lo que se mueve y lo que no también.
Hay escualos, familia que integran los tiburones, muchos de los cuales están en vías de extinción, por la pesca, no con anzuelo, sino con redes en forma desmedida por parte de ciertos países orientales, para el consumo de sus aletas y siendo algunos de ellos vivíparos dan vida a una docena de descendientes por vez aproximadamente.
Pero volvamos al hombre sin cola, erguido sobre sus dos extremidades inferiores, el cual estaba tan mal dotado de defensas que por selección del más hábil y el más inteligente fue sobreviviendo y haciéndose dueño de la naturaleza, del solar que habitaba, la tierra, en los tiempos actuales tiene la mente puesta en el espacio, por dos cosas, una por su innato espíritu aventurero, buscador de nuevos horizontes para conquistar y otra mucho más importante, en que la casa que está le va quedando chica y en cualquier momento tendría que comenzar la mudanza a otros lugares más grandes.

El hombre moderno demostró tener una excelente imaginación porque sus descubrimientos e inventos, los creó previamente en forma mental y casi sin necesidad, porque con lo que tenía le alcanzaba entonces.
Muchas cosas que dicen que han trascurrido en la historia del hombre fueron lisa y llanamente patrañas, mentiras, contadas por los juglares de turno para sobrevivir, pero otras tal vez mucho más importantes, pero menos impactantes, las descubrió en el silencio de la observación y la meditación y se enteraron los íntimos del club de los genios egregios.
Lo del famoso Eureka Eureka corriendo desnudo o con toalla por su pueblo fue cosa falsa, de total falsedad, pero fue cierto el cálculo de la circunferencia de la tierra por contar dos solamente del sabio Arquímedes, nacido en Siracusa.
Ninguno tenía una herramienta para medir una mera distancia lineal, pero se ingeniaron para hacerlo.

Primero midieron la circunferencia de la tierra y después otro estableció cuanto medía un metro, aunque parezca paradójico.
No estoy loco la circunferencia del planeta, fue calculada sentado y con una medida llamada estadio que llegaron a ser una cantidad bien quebrada que ni con las computadoras de hoy se podrían pasar a metros, pero el sabio lo hizo mirando, observando, calculando, el sol, la sombra, los ángulos y le dio así medida medio a ojo, con unos pocos metros de diferencia a la calculada hoy con todo el rigor científico.

No tenían forma de medir el tiempo, sin embargo usaban una fórmula que lleva ínsita la matemática y es la música y Galileo Galilei hijo de un promitente músico cosa que también él también lo era, calculando la cantidad de notas musicales y los compases de una pieza musical para medir la velocidad de la caída de un objeto, pero no contento con ello también calculaba los tiempos contando sus latidos del corazón, claro que no eran formas universales de medir porque una música pueden ejecutarla más lenta o más rápida cada intérprete y todos los corazones no laten con la misma cadencia, pero yo les voy dejando las muestras y cuando le entremos al tema de cada uno quedarán de boca abierta y más cuando comparen que cualquier niño hoy en día tiene un reloj de cuarzo que le mide a él los tiempos exactamente, y también al que está a 50 metros y al que está en las antípodas.
Claro que las cosas comunes ya están todas inventadas y quedan por hacer infinitas combinaciones de cosas comunes para lograr la perfección de otras coas que ni nos imaginábamos hace pocos años o un poco rato.

Pondremos un último ejemplo para cerrar este artículo de la primera serie de “Locos y genios de la historia” y sin relojes de cuarzo, ni planos adecuados, Magallanes dio la vuelta al mundo de una forma acorde a con los medios lo que disponía en aquel momento.
Al salir del hemisferio norte la navegación por sextante y estrellas se encontró con que no conocía ni por las tapas las constelaciones del hemisferio sur y cual era el más grave problema de Magallanes, no dormirse él o sus asistentes de guardia para tomar nota de las coordenadas y las ignotas nuevas estrellas para el navegando e ir dando la vuelta los relojes de arena.
Magallanes murió sin saber que navegando siempre hacia el oeste, por la rotación de la tierra la cual gira de este a oeste, o sea en el sentido contario en que él navegó y le ganaba, sin saberlo, un día al calendario al llegar por el otro lado al puerto del que había partido.
Se me plantea otra duda, sabría de antemano a donde llegaría o lo hizo Elcano, sucesor por causa de muerte de Magallanes, de pura chiripa.

El otrora amiguísimo de Galileo Galilei, devenido en Papa por las conferencias y publicaciones de aquel sobre la rotación de los astros y planetas, lo condenó ayudado por el Tribunal de la Santa Inquisición, siempre lista para ponerle piedras en el camino al progreso, y su amigo Papa lo castigó al sabio Galileo Galilei y con una saña no común, a estar preso de por vida, sin dejar al peligrosísimo científico, asistirse por los médicos de sus innumerables males ni ir al entierro de su hija monja y al morir Galileo Galilei nos deja la frase que muchos repiten sin darle su verdadero valor y sentido “Eppur si muove”, una rebeldía póstuma ante la prepotencia de la verdad revelada por sobre la ciencia y la razón, dado que a pesar de la Biblia y de la Santa Inquisición el Sol, nunca estuvo un día parado en el cielo.

Claro que hoy, cualquier ser humano con muy pocos estudios sabe que si la tierra osara parar de girar un día o cambiar su eje unos grados, se produciría una catástrofe de un nivel incalculable.
Y Arquímedes sin balanzas de precisión nunca dijo “dadme un punto de apoyo y moveré el mundo” versión asignada a la palanca. Pero si logró, sin dañarla, ni sacarle una muestrita y sin balanzas electrónicas determinar que la corona de precioso metal que le habían regalado a su amigo el Rey era del más puro y fino metal y no una tramoya de los joyeros.
En mis planes está estudiar a nuestro nivel a Arquímedes, Galileo, Newton, Kepler, Einstein y por qué no a Charles Darwin que anduvo por nuestras tierras allá por 1832 cazando venados en Minas y llevándose algunos tucu tucus, para su tierra.

Es un viaje hermoso y de paso todos vamos aprendiendo algo.
La semana que viene vendremos conversando con el amigo Arquímedes.
¿Te gustó el artículo? Ayúdanos con tus comentarios. Gracias¡Hola! ¿Te gustó el artículo? Valoramos tus comentarios y nos ayudan. ¡Gracias!

Más artículos en esta Sección:

2 comentarios
Deja tu comentario »

  1. ¡'()&&&%%$$eran todos unos genio..@@s…gracias por recordarlos&&&%%%%pahora veo porq al satelite yamky le ponen kepler()()()(%%%%%%

  2. No dejaré comentarios sobre el particular pero si; agradecimientos por el desarrollo de tan importantes temas escogidos que nos refresca y amplia nuestros conocimientos. Muchas gracias y que la vía que sea; y si es directamente por nuestros Mail mejor aún, para seguir con estas lecturas tan interesantes e importantes.

Deje su comentario