Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Guillermo Francella

10. diciembre 2010 | Por | Categoria: Entretenimiento

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Lorenzo Olivera

Es uno de los mejores de su generación, si no es el mejor.
Trabajó y trabaja en todos los rubros del mundo del espectáculo, aunque estoy afirmando un poco en el aire, porque no se si llegó a hacer circo, pero lo que es televisión, teatro y cine, los ha salvado con muy buena nota.

En el espectáculo la nota se traduce en la taquilla, que es el raiting verdadero, porque no tiene trucos, salvo que las entradas las compre el mismo y las regale como ha hecho, últimamente, un mequetrefe que se cree o mejor dicho lo hicieron creer y lo están viviendo, de que es un actor y lo varean por la televisión haciendo estupideces y engordando chancho ajeno.

Eso si como papá tiene mucho dinero se da el lujo, con el dinero del padre de comprar las entradas y regalarlas y ni así llena una platea. La fortuna de papá no le va a durar si no cambia de rubro.

Porque si usara su dinero en el juego, capaz que alguna vez ganaría algún peso, pero en lo de él va en pérdida permanente y viene a Montevideo y también le va mal, con entradas regaladas. No doy el nombre porque todos se dieron cuenta de quien estoy hablando.
El señor actor Guillermo Francella, con sus 55 años es el mejor actor de su generación, por lejos.

Salvadas las distancias y las edades en que trabajaron, después de Darío Vittori, a mi criterio, es el mejor prototipo del porteño, y haciendo la machietta, hoy es único.
Lo vi en Los Productores con Enrique Pinti, claro que son dos personalidades distintas y lo que los une son las tablas, ese olor a humedad y madera, a vestuario, a telones que mueven ese polvo que por más que limpien siempre está.

Como son dos de los grandes cualquier bache de coparticipación lo disimularon a la perfección y salí conforme después de haber visto un espectáculo caro.
No se les notaba la afinidad que tenían el Negro Olmedo con Javier Portales, sin perjuicio que esos inmortales trabajaron toda una vida juntos y lo de Pinti y Francella fue una sola obra, pero son grandes profesionales.

Es un poseído por la magia del teatro, por ese virus que los domina y que los hace dejar cualquier cosa por un escenario, un camerino, una improvisación, cosa para la que es muy bueno Francella.

El no se queda con la palabra colgando, sino que sale y sabe salir muy bien, sin andar pidiéndole el pie a nadie.
Fue un buen hijo. Por no contradecir a su padre, vendía títulos de capitalización puerta por puerta y por otra parte estudiaba periodismo para tener un título y ya que estamos, por otra parte estudiaba teatro para hacerse el gusto él.

El virus se lo pagó el mismo y sin la ayuda económica de nadie.
Le costó un poco convencer al padre que era un buen actor y que le iba bien, porque los viejos de antes tenían cierto concepto del teatro y de los músicos.
Mi viejo que era del ambiente, decía que en el teatro, el que vive del teatro, tiene que estar pronto a comer a lo músico, un refuerzo de mortadela y un capuchino para acallar las tripas y saber poner diarios debajo de las cobijas, para que abriguen más.
El padre de Francella tenía el mismo concepto, lo que no tenía a la vista el padre de Francella como mi viejo, eran las defensas que se tienen hoy con el teatro y la televisión.

A Francella lo venden, un par de ojos celestes, que maneja muy bien y que el camarógrafo sabe utilizar muy bien, buena pinta, buen manejo en la escena, y usa el mínimo de malas palabras.
Es un capocómico que sabe que el mejor chiste no es una puteada, como me lo explicó una vez muy bien Jorge Scheck, uno de los Lobizones y hace de esto mucho tiempo, que el mejor chiste que utilizaban ciertos malos libretistas, con ciertos actores era la palabrota innecesaria.

Francella en cierto programa de televisión cuando vio que se estaban excediendo en las palabrotas bajó el nivel en ese sentido y utilizó otros recursos.
Por ejemplo en Casados con hijos en la segunda temporada se dio cuenta que estaban más bocasucias que lo habitual y eso no le gustaba y lo evitaba.

Su carrera como periodista, le duró una temporada veraniega, en la revista Gente.
Treinta años después de haber iniciado su carrera en la televisión Francella sigue siendo un tipo agradable, calmo y buen conversador.
Escucha, sonríe y reflexiona.
Es paciente y bonachón pero su famosa sonrisa y su mirada chispeante dejan en claro su impronta y con su tono de padre comprensivo esconde los pensamientos más maliciosos y fulminantes.

Incursionó en aventuras en las cuales no le fue del todo bien como el caso de El Joven Frankestein, adaptada nada más ni nada menos que de un personaje creado por el gran Mel Brooks y ahí saltó el problema, el gran problema que nos distingue con los humoristas norteamericanos, ellos son del chiste corto con la respuesta corta y chispeante y el rioplatense busca más la picardía, buscaba a Francella.
Esa obra la tuvieron que maquillar para que anduviera en un público que buscaba a Francella y sus salidas, sus miradas pícaras y cómplices.

Otro triunfo que otros actores de su generación no han llegado a tener y les va a costar llegar es El secreto de sus ojos, un Oscar, por más que como el premio Nóbel digan lo que digan, un Oscar es una distinción muy especial en el cine.
En el cine arrancó como extra en 1973 en Los caballeros de la cama redonda, tuvo un impasse hasta 1985 donde con El Telo y la Tele empezó una carrera de 27 películas, dos por año, una, un impasse, pero parejito.

En televisión largó en 1982 con Todos los días la misma historia hasta unas entradas en Vidas robadas 2008, con 18 espectáculos.
En teatro empezó en 2005 con Los Productores (musical), La Cena de los Tontos (2009) El joven Frankenstein (2009) y los Reyes de la Risa (2010).
Con diversos premios ganados.

Es un actor al que disfruto cuando lo veo ya sea tanto en la televisión como en el cine. No puedo decir lo mismo con el teatro porque lo vi en una sola obra Los Productores y además musical, un género distinto para Francella que sin embargo no se le notó nada extraño.

En este rubro estoy en deuda con este gran actor, que ha rendido mucho y se espera que rinda muchísimo más.

Más artículos en esta Sección:

5 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Se repite un poco con los mismos chistes pero te hace reir igual…la flo peña que esta en el video es buena comica…esta bueno
    saludos

  2. UUUUUUUUUUHHHH. Tiene una cancha el petiso, yo lo hbiese comparado con el negro Olmedo, claro salvando las distancias. Y me parece que Francella es mejos actor. La peli que promovieron ustedes el secreto de tus ojos creo, el petiso hacía de actor dramatico y la rompio. Dicen que le tuvieron que pagar el doble por sacarse el bigote….
    Me mate de la risa con ese video…tal cual con los contestadores automaticos…arete 1 si de olvido de la clave….2 si quiere cambiar el numero….3 para ingresar numero nuevo….
    es un forro todo eso….siempre lo que uno necesita no esta en el disquito grabado…

  3. No representa 55 años…esta enterito…es un divino pero a veces estoy de acuerdo con lo que dice pilu….porque se repite y aburre un poquito.
    puede ser que ese no sea un problema de Francella mismo sino de los que le hacen los libretos.
    Saludos

  4. a francella yo lo veia los domingo cuando daban————–los benvenutos————despues de todo————lo mas importante es la familia—————el francella de ahora———que hace lios con las mujeres——-es para pasar el rato——–

  5. Estimado Chacho y Mily: Nosotros vemos televisión de segunda mano y no una vez, sino varias. El canal ve lo que tiene, cuanto vale lo nuevo y ya que estamos, meten otra vez a Francella y no hablemos de los libretistas que son de terror. Acá tenemos actrices de primera y en el programa ese que sacó canal 10 tuvieron que traer a una argentina que trabajaba con Frangela. No soy un defensor de la industria nacional cuando es mala, sino que tenemos excelentes actrices que tienen que defenderse trabajando en una tienda y la plata va para otro lado. Un abrazo al Chacho y mis distinguidos saludos a Mily.

Deje su comentario