Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Inefable Insólito

30. junio 2010 | Por | Categoria: COMOUSTÉ

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por COMOUSTE

Al haber hecho construir mi casa, tuve que usar agua para la obra de una casa vecina, todo legal por cierto.

De la materia no sé un rábano. Cuando pedimos la habilitación final a la Intendencia, hete aquí que no nos la dieron porque el agua, gracias a la bondad de la vecina, a la ligereza del sanitario y a la irresponsabilidad del arquitecto, seguía viniendo de la casa lindera.

Hacemos el trámite en el hermoso edificio de la calle Constituyente y prestos para cobrar el contador y me entregan un manual de cómo había que romper el muro de ladrillo del frente para poner un nicho de Eternit (cosa que tuve que comprar por mi cuenta).
Contrato un albañil para que destrozara lo que había pagado por bueno y quedé en la dulce espera de que vinieran a conectarme a la red.
Todo bárbaro pasó un tiempo prudencial –todo depende de la prudencia de cada uno- y llegó la cuadrilla a conectar la red con la instalación de la casa y contador en el medio.
Albricias, faltó, si señor, faltó la red.

No pasaba el caño por la puerta. En el afán de cobrarme la conexión y no se que más, ignoraron que el agua no pasaba frente a la casa y en consecuencia, me cobraron todo, pero no pudieron hacer nada.

Vuelta otra vez al ente del plebiscito monopólico de las aguas, Sra. Marquizio mediante, sí, aquella que un 1º de mayo agarró el micrófono y casi se desafilian hasta Castillo, Puig y Abdala del Pit CNT. Porque dicha señora es como un viejo prostático que se cree que orinar es lo más importante del mundo, para ella todo el movimiento obrero gira en torno a Ose. Pero los optimistas de siempre sabemos que Ose existe, porque cuando terminó la II Guerra Mundial, los ingleses estaban muy en números rojos con nosotros.

Nos vendieron los caños escleróticos que ya habían cumplido su ciclo útil y como nosotros las cosas las hacemos bien, compramos también los tranvías a los que les ya caducaba la concesión y hubieran quedado gratis un tiempo después y la vida útil de los mismos, no daba para mucho y si no los comprábamos iban a quedar las vías enterradas, como ya estaban y como aún lo están y al no existir más la concesión los vagones se venderían para hacer gallineros, pero los compramos para aprovechar las libras que nos debían los ingleses y ellos ni lerdos ni perezosos nos los vendieron.

Mire lo que son las cosas en la estación de tranvías del Este, da la casualidad que la OSE erigió su edificio.

El ente no existe por la Sra. Marquizio, aunque ella se lo crea, en el acto de ese 1º de mayo, dicha señora tuvo su cuarto de hora de gloria. Ella, los usuarios no.
Volviendo al tema de mi casa, tuve que pagar una fortuna por 37 metros de caños de plástico vacío y después sentarme a esperar a que lo trajeran y lo colocaran.
Varias veces estuvieron los inspectores para ver como no se había colocado el contador porque ellos también ignoraban ese inconveniente. ¿Ud. vecino, como dice Omar Gutiérrez, cree por ventura que en OSE hay planos señalando los lugares por donde pasan las cañerías con agua? Si hubiera, planos ¿Ud. sospecharía que vendrían por gusto?

Pensar que el resto de las casas de la cuadra, menos dos o tres, no tienen agua de OSE, presuntamente se nutren, en el siglo XXI de manantiales y aljibes. Espero que a nadie se le vaya a ocurrir, por ventura, pensar que están conectados en la red de la calle paralela con caños de plástico negros.

En OSE tampoco lo han pensado ni los inspectores que están para eso, ni los toma consumos que se saltean como una cuadra brasileña sin tener que anotar los gastos de un montón de casas y no son taperas, son de material y bien terminadas y alguna que otra no, hasta hay viveros cuyas plántulas crecen con la lluvia que cae casi todos los atardeceres de verano.

La Sra. Marquizio que tanto habló, tampoco lo pensó. En este caso es perfectamente aplicable el aforismo que dice: el que habla no piensa y el que piensa y no habla es sabio.
La energía eléctrica me la instaló UTE a un costo mínimo, porque andaba a los empujones con la empresa del gas por cañería. No me cobraron el cable, si me cobran muy bien la energía que recibo y algunos costos fijos que indignan, pero por lo menos tengo el servicio. Aplicando el mismo criterio Ose no tendría que cobrarme el caño por donde viene el agua y si cobrarme el agua, pero hay una gran diferencia. Ose es monopolio y UTE en esos momentos estaba peleando por el cliente con una empresa privada.

Los entes tienen mentalidad de almacenero minorista. El sastre por tomarme las medidas no me cobra, me cobra por el traje o el saco hecho. Por qué me tienen que cobrar el medidor que sigue siendo de ellos y no sirve nada más que para medir el consumo de agua, dado que el agua no la venden por baldes. Pero si uno suma el cargo fijo, el medidor y el IVA esos gastitos ascienden al 36% de lo que pago, en UTE.
Tuve la felicidad que un día me colocaron la línea, el contador mirando hacia la calle por su ventanita y todos felices y conten…tos no, porque el señor toma consumos a pesar de la ventanita no se agacha, ni lo mira siquiera con el rabillo del ojo y me pone consumo estimado.

Ose hasta un consumo determinado está exonerada de IVA, bah… el que está exonerado soy yo, que soy el que tengo que pagarlo, pero cuando comienza el jueguito del consumo estimado y un día toman el consumo verdadero, porque vino un toma consumos nuevo o suplente, que le dio por trabajar en serio y hacer las cosas bien y me como un choclo de IVA como ya me ha pasado una vez, porque el contador cuenta y no estima y un metrito un mes o dos el siguiente y si regamos o me rompieron el caño para robarme la llave general y me transformaron la entrada en la fuente del parque de los Aliados. No me ahorré un mango en consumos, pero pagué un disparate de IVA que de otra forma estaba exonerado.

En las facturas de Ose nuevas, las celestes, me empezó a aparecer un cartelito abajo del todo con letra chiquita donde me advertían que figuraban facturas sin pagar.
Revisé mi colección de facturas y me faltaban dos salteadas (porque no vienen por correo sino que las trae un empleado del ente monopólico del agua y yo que pago riguroso dos meses salteados no pagué…)
Una vuelta fui a Ose de Ciudad de la Costa y en minutos pagué, sin hacer cola y muy bien atendido. Creo que van a tener que tomar alguna medida con esa oficina porque es un mal ejemplo para las otras del Ente.

Fui a dicha oficina para averiguar la deuda de un bien situado en dicha zona. Salvadas que fueron mis carencias y mis prejuicios mientras esperaba con mi número en la mano, miraba a los empleados que me podrían en suerte o desgracia atender.
Había una señora joven rubia, bonita, otra más o menos, y un hombre, entre otros.
A esta altura de la vida me pasaba la película y deseaba que no me atendiera la rubia bonita, porque iba a ser una copada y me iba a mandar para atrás.

Me tocó la rubia, bonita y simpática, me atendió perfectamente bien, me solucionó el tema de un papel que no había llevado y al ratito estaba en la calle como perro con dos colas. Además de rubia, bonita y simpática resultó competente.
Pero no hay alegría que dure diez minutos, me subo al auto y salgo por una calle de tosca donde me ataca una gorda con un pito disfrazada de chancho al servicio de Carámbula.

$ 4.000.- de multa por no respetar las luces de los semáforos, que por supuesto no existían en dicha vía de tránsito, pero como en la boleta ponen números de artículos no me avivé, en el momento, aunque de poco me hubiese valido. Plazo diez días con bonificación del 10% por pago al contado.

Tuve el placer de concurrir a la Comuna Canaria, como estamos en épocas de cambios, ya no es más la Intendencia de Canelones, tendrían que haberle puesto más bien el nombre de Junta porque nos apilan a todos bien juntitos en un local donde hay una cola que va desde el mostrador hasta la calle, la cual puede ser de uno, dos o más cuerpos, dependiendo de las víctimas.
Cuando llegué al mostrador y explicado el motivo de mi visita, por la invitación perentoria del chancho humano con pito, me mandaron para lo que viene a ser la siberia canaria del local, bien al fondo.

Me sorprendí por el hecho de ser el primero en esta subcola y no había nadie atendiendo salvo una mujer en el sector con tubo de teléfono en mano todo el tiempo. No tenía a quien preguntarle porque otros que andaban por ahí no me daban pelota.
Pero, para mi suerte, la desgracia de otras víctimas del suino chiflador fueron llegando. Mientras tanto me dediqué a observar el sector lindero, donde había una nueva versión criolla del hombre nuclear, nunca había visto hacer tanto esfuerzo, para moverse tan lentamente, me cansaba de verlo sufrir tanto para no hacer nada.

En la cola, con otros veteranos estábamos hermanados en la nada.
Por principio, del lado de afuera del mostrador no armo lío porque puede ser peor la enmienda que el soneto, pero no todos tenemos tantos años de mostrador afuera o paciencia y un colega de infortunio se calentó y armó un quítame acá de esas pajas, que de un lugar, al que no le había visto puerta, empezaron a aparecer mujeres y a sentarse en los artefactos de escribir.

Fui con la liquidación que me dieron a la caja y pagué con una tarjeta de crédito que recién vencía a mediados del mes siguiente y me sentí muy contento de que igual me hicieran el 10% de descuento por pago al contado por una infracción que no cometí.
Estimado lector, téngalo presente, cuando vaya por la zona de la ciudad de la Costa cerca de Ose o los supermercados tenga cuidado que hay una piara y entre ellos una del sexo femenino con un pito que ni Larrionda toca tan fuerte.

Más artículos en esta Sección:

2 comentarios
Deja tu comentario »

  1. El empleado publico es todo un tema. pero no todos trabajan mal, un dia me calenté por un tramite en IMM y una amiga me dijo busca a quien regalarle una cajita de bombones…una maravilla!!!!

  2. se queja————–el agua entre 2 sale mas varata———-recomiende el arquiteto——————

Deje su comentario