Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Jaqueca Real

6. Marzo 2014 | Por | Categoria: Entretenimiento

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Lorenzo Olivera
Pero tanto que le molesta a la reina Elizabeth II las faldas cortas, el hecho que no use Kate los sombreros forma de torta espantosos, esa cantidad de parásitos que viven a expensas del pueblo británico asesorando una espantosa imagen.

jaqueca-1-435x245La belleza y la alegría no se adquieren ni se limita por orden de la reina, sino simplemente emana de las personas.
La Casa Real Británica no tiene paz.
Sabíamos de los excesos del príncipe Harry, de su gusto por la diversión y por las mujeres.

Pero ahora hay más: se conocieron imágenes de Pippa, la bella hermana de Kate, semidesnuda y en una fiesta “subida de tono”. ¿Qué pensará William de su escandalosa cuñada?
Pero hay más una prima stripper de Kate Middleton
Katrina Darling es pariente lejana de Kate Middleton; tiene 20 años y, hasta hace poco no se enteró del parentesco, pero ahora lo sabe, pero no es problema de Kate, será otro problema de Elizabeth II y sus sombreros atortados y mal gusto en el vestir.
En la recta final hacia el altar, o sea cuando estaba todo el pescado vendido, la prensa británica finalmente encontró un personaje bizarro en el árbol genealógico de la esposa del príncipe William.
Fue noticia que: Kate Middleton tiene una prima segunda que trabaja como artista del striptease.

Conocida como Katrina Darling, la joven, que ahora tiene 20 años, vive con sus padres y sus tres hermanos.
Se enteró de su parentesco con la futura heredera hace sólo un año.

Es que su abuela Jane Darling es la hermana del bisababuelo de Kate, explica la prensa especializada en noticias basura.
Ambas han tenido estilos de vida diferentes.
Mientras la futura integrante de la corona inglesa formaba parte del aristocrático Marlborough College y se relacionaba con príncipes y millonarios, Katrina, desde muy joven, decidió dedicarse a bailar con escasa ropa: a los 17 años ella sabía que quería integrar un espectáculo burlesque.
“La primera vez que vi un show supe que iba a ser eso”, dijo Katrina.

“Dos semanas después de haber cumplido 18 años, tuve mi primera actuación con el elenco Coquette Collective.
Seguí haciendo otros shows y me di cuenta de que quería hacer esto como profesión”.

Y eso es lo que ha estado haciendo en estos últimos dos años.
Muchos han insistido que Katrina no fue parte de los 1.900 invitados a la abadía de Westminster para presenciar la boda real, ni mucho menos fue de los 300 comensales que participaron del banquete posterior que se realizó en el palacio de Buckingham.
Pero por más bronca que les dé sin participar de la boda ni del banquete sigue existiendo el parentesco.
Para Katrina todo empezó siendo un hobby pero ahora lo hace a tiempo parcial cuando no tiene trabajo”.
Cabe señalar que la joven ha participado en varios espectáculos eróticos por todo el país de la mano de Dita Von Teese y ha actuado en una película porno.

Así que el secreto mejor guardado era el vestido de Kate Middleton, perdónenme que esboce una sonrisa.
Pero esta vez, la sorpresa la dio Pippa, la hermana de Kate, la esposa de William.
En la boda estuvo impecable: con un vestido blanco, largo y con un escote que mostraba hasta el límite justo; sorprendió a todos y fue elegida como una de las más elegantes y chic del evento.
Sin embargo, parece que la historia de esta “it” girl inglesa no está tan “limpia” como debería.

Con sólo dos imágenes se delata el revoltoso espíritu de la “escandalosa cuñada real”.
Si bien a sus 27 años tiene un estilo sencillo, sofisticado y ultra elegante, lo cierto es que la hermana de Kate también tiene un oscuro pasado que… ¿La condenará?
En la primera imagen se ve Philippa (Pippa) mostrando su escultural cuerpo súper bronceado, vestida solo con una mini blanca y mostrando su corpiño lila, mientras baila de manera sensual con un desconocido en calzoncillos.
En la segunda, la chica luce microvestido blanco y, de rodillas en el suelo, aparece rodeada por botellas de alcohol en lo que sería una fiesta privada.

Frente a estas fotos, la Casa Real aún no ha emitido comunicado alguno.
Dicen que la familia al igual que las enfermedades no se eligen y, seguramente, estos polémicos parientes provocarán más que un problema a los príncipes.
Hasta ahora, era Kate la que suspiraba frente a los excesos de su cuñado…
Ahora es el turno de William de decir, con un dejo de resignación, “mi cuñada”…

Y como se estila ahora un eufemismo, que no quiere decir nada pero significa mucho, todo será así, hasta que aparezca algún muerto en el placard o en el ropero…
¿Te gustó el artículo? Ayúdanos con tus comentarios. Gracias¡Hola! ¿Te gustó el artículo? Valoramos tus comentarios y nos ayudan. ¡Gracias!

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Antes los reyes elejian mejor quienes entraban en la familia y la gente se conocia menos, ahora que la gente se puede conocer mas, se ensartan. Yo no digo que Kate no pueda integrar alguna realeza, pero ese tipo de realeza tradicional inglesa, me parece que nooooo.

Deje su comentario