Promocione su empresa por Internet

Josif Stalin

14. Julio 2011 | Por | Categoria: Los mitos y la historia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Nico Medes
Nació el 21 de diciembre de 1879 en Gori, Georgia y murió el 5 de marzo de 1953 en Moscú.

Hijo de un humilde zapatero georgiano, a los quince años Stalin ingresó con una beca en el seminario ortodoxo de Tbilisi, donde se reveló como un alumno brillante, aunque fue expulsado al ser sorprendido cuando repartía propaganda del Partido Socialista georgiano, en el que había ingresado en 1898.

Como prosiguiera sus actividades revolucionarias, en 1902 fue detenido y deportado a Siberia.
Dos años más tarde Stalin logró evadirse y volver a Tbilisi, donde se adhirió al ala bolchevique del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso (POSDR).
Intervino en la revolución de 1905 y en las huelgas de Bakú de 1907, tras las cuales fue nuevamente detenido y enviado a Siberia, de donde huyó en 1911.

Stalin ingresó entonces en el comité central del POSDR y, designado presidente del Politburó, viajó a Viena, donde escribió El marxismo y el problema de las nacionalidades y adoptó definitivamente el apelativo de Stalin (acero).

Contactó con Lenin y se le encargó la edición de Pravda, pero, detenido en Petrogrado, permaneció en prisión hasta 1917, cuando estalló la revolución bolchevique de febrero.
Tras el fracaso de ésta y la marcha de Lenin a Finlandia, Stalin pasó a dirigir Pravda, al tiempo que tomaba parte activa en la preparación de una nueva revuelta.

Al estallar la Revolución de Octubre Stalin formó parte del gobierno revolucionario como comisario de nacionalidades, cargo que desempeñó hasta 1922 y en cuyo ejercicio escribió la Declaración de los derechos de los pueblos de Rusia, texto que preludiaba la organización del Estado soviético.

Durante la guerra civil Stalin colaboró eficazmente en las defensas de Petrogrado y Tsaritsin, ciudad que recibió más tarde el nombre de Stalingrado.
Elegido secretario general del Comité Central en 1922, trabajó para hacerse con el control del aparato del partido a pesar de los reparos de Lenin, quien recomendó su eliminación en su testamento.

Tras la muerte de Lenin, en 1924, Stalin logró hacerse con el poder absoluto y se alió con Zinoviev y Kamenev para defender la idea del socialismo en un solo país, contra la «revolución permanente» y la extensión del socialismo propugnadas por Trotski.
De este modo logró deshacerse de éste, un rival poderoso, al que haría asesinar años más tarde en su exilio de México (1940), mandado que hizo un seudo albañil español Mercader, que le partió el cráneo con una piqueta.

Se volvió entonces contra sus aliados, apoyándose en esta ocasión en la «derecha» del partido y en su líder Bujarin, quien, a su vez, luego sería condenado a muerte por Stalin, convertido definitivamente, y gracias a su habilidad y capacidad de manipulación política, en el líder indiscutible de la URSS.

Implantó a continuación una dictadura, cambió las directrices económicas y emprendió “el gran cambio”.
Al proyecto perteneció el primer plan quinquenal, que suponía la colectivización forzosa de las unidades de producción agrarias y la industrialización en gran escala del país.

Al mismo tiempo, para suprimir cualquier tipo de oposición, entre 1935 y 1938 instigó los procesos de Moscú, por los cuales muchas de las principales figuras políticas del partido y gran parte de los cuadros dirigentes del ejército fueron encarcelados o fusilados, acusados de traición.

Aunque las cifras no son fiables, se calcula que el número de ciudadanos condenados a trabajos forzados o encerrados en los “gulags” de Siberia a partir de 1935 alcanzó la cifra de entre cinco y diez millones.
El pacto de no agresión que Stalin firmó con Hitler en 1939, duró lo que duran los pactos entre traidores y no impidió la invasión alemana de 1941.
La traición de Stalin cambió los acontecimientos de la II Guerra Mundial, al igual que la invasión de Napoleón a Rusia en su momento, el invierno ruso fue una bendición para la historia.

Como comisario de Defensa y mariscal de la URSS, Stalin dirigió la guerra desde el Kremlin, que se negó a abandonar pese a que el gobierno había sido trasladado a Kuíbishev.
Se volvió entonces hacia las potencias aliadas y participó en las conferencias de Teherán, Yalta y Potsdam, en las que se organizó el reparto del mundo en dos bloques ideológicos.

Roosevelt estaba muy mal de salud y en Yalta, Churchill afirmó que el pabellón británico no se arrearía de los lugares conquistados, carro al que se subió Stalin y se ahí en más quedó la Cortina de Hierro que significó muchísimas muertes y un gran atraso para los países de Europa del Este, pero no hay mal que dure cien años y el muro de Berlín terminó cayendo.

De acuerdo con su idea de socialismo, apoyó la formación de las democracias populares en Europa oriental, todas las cuales quedaron en la órbita de la URSS, con la única excepción de la Yugoslavia de Tito.

Durante el XX Congreso del PCUS, celebrado en 1956, tres años después de la muerte de Stalin, Nikita Jruschov denunció sus crímenes e inició el proceso de desestalinización, que culminó con la retirada de su cadáver del mausoleo Lenin y su inhumación junto al muro del Kremlin.

La historia de estos hechos es larguísima y muy difícilmente encontrar una versión objetiva, pero como información general creo que puede ser útil.

Más artículos en esta Sección:

6 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Muy bueno!! que es lo que dirá siempre la historia? que a fines del siglo XIX y el XX en la plenitud de la era industrial de las potencias un pais le hizo frente y cambio de bando practicamente en todo un siglo. Las cosas que no funcionaron y los excesos fueron similares a los procesos de todos los paises de la epoca, después de todo FALLAN LOS HOMBRES.
    Los que no me crean, para muestra basta un botón, ¿que sistema usa China? ¿Cómo es su bandera? ¿No existen privaciones de los derechos? ¿Y crimenes de lesahumanidad?. Nadie dice nada porque sus relaciones exteriores son capitalistas y se compraron hasta la bandera de USA. Alguien citó por ahí lo de la Biblia y el calefón de Cambalache, me pareció genial. Por un lado estamos en contra del comunismo y por otro lado compramos cosas chinas apoyando…”todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor…”

  2. Todos los locos tienen un lugar en la historia, Atilas, Hitler, Mussolini, Stalin , pero hay otros no tan conocidos en los paises nordicos, en Paraguay, Chile, España, Asia y Africa y Mao Tse Tung debe haber matado mucha gente por pensar diferente. Hay que enroscarse en un día como hoy con este tema? Será por los kilombos que tienen los tupas con el PC? quien los mandó a que votaran todos juntos en la 609? jajajaja

  3. Che……despues de Stalin van a poner la historia de Hitler mira que biene bien, lo digo en serio si se viene la noche de la nostalgia!!!!!
    es el mes que resucitan a todos los prontosaurios y dinosaurios rex del milenio anterior
    que generosos!!!! hay gente pa todo en este vendito planeta………..

  4. Turco_che95, con el día como está, podrías empezar a cultivarte leyendo los diez artículos anteriores a este, donde tenés historia nacional, latinoamericana y si seguís con la columna te encontrás con Emiliano Zapata, con Sandino y muchos mas y si querés de la época de los nazis podés entrarle al artículo de Rommel, el zorro del Desierto. Si lo tuyo es una insinuación de tendencias, después de leerlos, hacé un voto de lealtad y opiná.

  5. Muy bueno! Yo estoy mas de acuerdo con Vale que con Ramiro porque todos los que Ramiro llama “LOCOS” construyeron la historia y busquen!! Agarren cualquier fecha de referencia de lago importante que haya ocurrido en el mundo y ya van a ver como hay algun “Loco” que se recuerda, ni hablar de las independencia de los paises porque ahí abundan…

  6. Hay unos videos muy graciosos en Youtube con subtitulos trucados de Hitler recaliente por la caida de River Plate a la (B) que son para morirse de risa…aqui les dejo el link…………http://www.youtube.com/watch?v=gSzWJGNNq5A
    No te calientes Nico….alegría…la historia a veces es un poco aburrida y hay que ponerle un poco de onda… a parte de las razones para estar supercontento con arruinarle la festichola a nuestros brother argentinos, me lei a Perón que me parecio mas leal que Rommel que segun lo que vos escribistes marchó por traicionar al fiurer!!!!!!!!!!!!!
    No insinuo nada,sugiero pa’ cuando Adolfito, pa’ cuandoooo!!!!!!!!!?????

Deje su comentario