Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

La causa de Catalunya

5. julio 2013 | Por | Categoria: Galería

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Iara Bermúdez y Waldemar García
“Nosotros somos diferentes, estamos ahí pero somos diferentes” y nos han ido diciendo que en democracia no se puede ser diferente, explica Muriel Casals en entrevista con El Reporte.

mosaic_280x210El sábado 29 de junio, en el Camp Nou de Barcelona, se llevó a cabo un concierto, para reclamar la libertad de decidir del pueblo catalán de seguir perteneciendo a España o ser un Estado independiente.

Llama la atención que en un Estado europeo, democrático, moderno, plural, una región quiera ejercer el derecho a la autodeterminación con la voluntad de independizarse.

La primera gran movilización ciudadana se produjo el 10 de julio de 2010 en el que más de 1.000.000 de personas se manifestaron por el centro de Barcelona bajo la consigna, “Somos una Nación, Nosotros Decidimos”. El detonante de esta manifestación fue la sentencia favorable emitida por el Tribunal Constitucional al recurso de inconstitucionalidad presentado contra el nuevo Estatuto de Catalunya, aprobado por el parlamento catalán, el parlamento español y ratificado en referéndum por la ciudadanía catalana. -El Estatuto de autonomía de Catalunya es la norma institucional básica. Define los derechos y deberes de la ciudadanía de Catalunya, les instituciones políticas de la nacionalidad catalana, sus competencias y relaciones con el Estado y la financiación de la Generalitat de Catalunya-.
La segunda manifestación multitudinaria y que también congregó a más de 1.000.000 de manifestantes, pidiendo la autodeterminación, fue durante la conmemoración del Día de Catalunya, el 11 de setiembre de 2012, bajo el lema, “Catalunya, nuevo estado de Europa”.

La directora de Ómnium CulturalMuriel Casals junto a Waldemar García columnista de El Reporte

La directora de Ómnium CulturalMuriel Casals junto a Waldemar García columnista de El Reporte

El Concierto por la Libertad reunió a 90.000 personas en un clima de fiesta, de solidaridad, de entrega a la causa de la autodeterminación. Seis horas de concierto, de poesía, de proclamas.
Los asistentes al concierto estaban convocados a llevar alimentos para el programa “El Hambre no Hace Vacaciones”, que colabora con las familias más necesitadas y se reunieron más de 25 toneladas de alimentos demostrando una gran solidaridad en estos momentos de crisis que está padeciendo España y que ha provocado que mucha gente se haya quedado sin trabajo y sin ayudas sociales.

Los grupos musicales y los solistas más representativos de la canción catalana, representantes de la cultura, actores, escritores, etc. se dieron cita en el estadio del Fútbol Club Barcelona. Junto a ellos actuaron también algunos artistas no catalanes pero que se solidarizan con la causa de la autodeterminación de los pueblos, se pasaron también mensajes solidarios, en video, de personalidades de diferentes nacionalidades.
Algunos artistas como Dyango, Ramoncín o Peret, sufrieron amenazas e insultos, por el hecho de participar en el evento.
A la mitad del concierto, Muriel Casals en representación de las entidades organizadores leyó un manifiesto en el que expresó: “Estamos aquí para dar a conocer nuestra causa, que es la causa de Catalunya y también, sobretodo, es la causa de la democracia.” “Estamos aquí para afirmar que queremos ejercer la democracia sin barreras, pacíficamente. “Apelamos a todos los demócratas de dentro y de fuera de Catalunya: en el siglo XXI, nadie puede prohibir un referéndum democrático.”

…“La causa de la independencia de Catalunya no es contra nada ni contra nadie. Es a favor de una vida mejor para todos. Queremos construir unas relaciones fraternales con las mujeres y los hombres de España, y con los ciudadanos del resto de Europa.”
Para acabar diciendo: … “Estamos aquí para construir un país más libre, más justo y más digno, donde todos tengan cabida. No estamos aquí para buscar un sueño, nosotros somos el sueño. Esta es nuestra fuerza. Viva Catalunya.”
Justo después de leído el manifiesto se cantó Els Segadors (Los Segadores, el Himno Nacional de Catalunya) y se desplegó un mosaico en todo el estadio en el que se formó la bandera de Catalunya y en el que se podía leer: FREEDOM FOR CATALONIA 2014 (LIBERTAD PARA CATALUNYA 2014).
Acto seguido se cargó un castillo humano de 9 pisos, que es una de las tradiciones catalanas más significativas y que desde 2010 la UNESCO los ha declarado patrimonio inmaterial de la humanidad.

El concierto del sábado pasado ha sido organizado por Ómnium Cultural junto a otras entidades y asociaciones. El Reporte tuvo la oportunidad de conversar con la directora de Ómnium Cultural, Muriel Casals, unos días antes del concierto.

Nos recibe en la sede central de la Asociación, en la céntrica calle Diputación de Barcelona.
Muriel Casals es profesora de Economía de la Universidad de Barcelona, tiene 68 años, divorciada, una hija, un nieto.
Ha tenido diversos cargos y representaciones dentro de la Universidad, ha participado en estadas en diversas Universidades británicas, ha sido miembro de las juntas de varias instituciones culturales, colabora en algunos medios de prensa, ha escrito varios libros en colaboración y desde el año 2010 es la presidenta de Ómnium Cultural.
Nos atiende con mucha simpatía, es una persona sumamente dinámica, nos pide que esperemos mientras termina de contestar el correo, enseguida viene a la mesa se disculpa por al espera pero nos explica que en estos días no paran, que hay mucho trabajo, la organización de un evento de esta magnitud requiere mucha dedicación y nos agradece el interés por el proceso catalán y que lo difundamos.

El Reporte.- ¿Por qué este concierto?
Muriel Casals.- El concierto lo hemos llamado, Concierto Para la Libertad, y lo hemos hecho pensando mucho, fíjate que se va a gritar independencia, independencia, de una manera muy clara, porque para muchos libertad es independencia. Pero también es cierto que para muchos no y entonces queremos que en el concierto también estén personas que cuando tengamos la libertad de votar, que es lo que pedimos, que vayan a votar que no, que quieren seguir unidos a España. No queremos que haya una ruptura entre unos y otros sino que estamos en un proceso y vamos a ver quién tiene la mayoría de votos, pero jugamos todos.

ER.- No todos los participantes en el concierto son catalanes o como Dyango que siendo catalán nunca se ha significado por su catalanismo.
MC.- Tanto para el concierto como para el proceso en el que estamos es muy importante que personas que no son el típico catalanista de siempre nos estén apoyando. Esto tiene un efecto muy, muy bueno. Muy bueno para nosotros, que vemos que no estamos solos y muy bueno para la causa de la democracia.

ER.- Siempre ha habido en Catalunya una parte de la población que reclamaba la independencia pero ¿por qué surge este movimiento independentista tan masivo como el de ahora?
MC.- La tradición del catalanismo moderado siempre ha sido la de trabajar a favor de la modernización de España, colaborar en que España se haga un país rico. España ha sido tradicionalmente un país pobre, un país atrasado, un país que no hace el salto hacia la industrialización hasta la 2ª mitad del siglo XX, esta tradición española de atraso, de pobreza de falta de democracia, que es la historia española y la historia catalana, ha sido muy tormentosa con pocos períodos de democracia. El catalanismo decía, vamos a estar empujando, casi liderando, porque cuando España sea rica, democrática, abierta, reconocida por el mundo, habrá un espacio para nosotros como catalanes. ¿Ahora qué ha pasado? Hemos pasado una larga etapa de democracia española y catalana, un largo período en que ha coexistido la democracia con un gobierno autonómico catalán. España ahora es un país rico, con problemas económicos, pero es un país rico. España es un país democrático, es un país moderno, pero es un país que no quiere ser plural y ahí no cabemos.

Quiere decir que hay un choque entre el proyecto español, que es un proyecto de Estado homogéneo, es el modelo francés. El proyecto catalán es el de: “nosotros somos diferentes, estamos ahí pero somos diferentes” y nos han ido diciendo que en democracia no se puede ser diferente. En 2010 hay un momento clave. Se hace una reforma del Estatuto de Catalunya, una reforma discutida, larga. Se hace un primer redactado que entusiasma a muchos catalanes, que pasa por el Parlament de Catalunya, pero esto es demasiado y se rebaja. Se lleva a las Cortes Españolas, lo aprueba el Parlamento Español, tiene la firma del Rey. Hacemos un referéndum y lo aprueba el pueblo catalán. Pero va al Tribunal Constitucional y el Tribunal Constitucional dice no, y dice no a algunas cosas muy sensibles. Por ejemplo en el prólogo –y remarca-, en el prólogo, decía “la soberanía del pueblo catalán” y según el Constitucional no hay tal cosa, solo hay pueblo español. Catalunya no es un pueblo, solo es un trozo, esto nos hiere. Decía también, “los ciudadanos de Catalunya tienen el derecho y el deber de conocer el idioma catalán”. El Constitucional eliminó el deber, o sea tenemos todos el derecho y el deber de conocer el castellano, tenemos el derecho de conocer el catalán pero no tenemos el deber de conocer nuestra propia lengua. Para nosotros era importante el deber, porque eran las dos lenguas en igualdad. Estas cosas son como si nos dieran una bofetada y este sueño de que vamos a ser catalanes y españoles se rompe, vemos que para ser catalán hay que dejar de ser español.

Entonces va creciendo este sentimiento y en lugar de empeñarnos en cambiar España, vamos a hacer una propuesta a España de ser vecinos. Como un matrimonio que se divorcia, vamos a ser amigos pero no somos pareja. Ya no queremos dormir en la misma cama pero vamos a ser vecinos, la geografía, la historia, los lazos sentimentales nos unen, está lleno de catalanes que son españoles de origen por lo tanto aquí tiene que haber este respeto, pero con el deseo de establecernos como un nuevo Estado de Europa. A esto también nos ayuda el hecho de que, ahora con la Unión Europea, los Estados europeos están perdiendo mucha soberanía, ya no hay moneda, ya no hay ejército, las fronteras son sumamente porosas, si vas a Francia no te das cuenta cuando termina España y cuando empieza Francia. Entonces el sueño no es el de transformar a España, sino el de ser como Dinamarca, como Suiza, como Austria, estos países de talla mediana, y yo creo que este sueño ahora ha tomado raíz en el ánimo de muchos catalanes.

ER.- ¿Pero todo esto no empezó por la publicación de las balanzas fiscales, por las diferencias entre lo que aportan y lo que perciben las diferentes autonomías?
MC.- Lo fuerte de este momento, y por eso este catalanismo radical, que es de derecha, de centro y de izquierda, es que se han encontrado el catalanismo romántico, cultural, con -como se dice aquí en broma- el catalanismo del bolsillo, el del interés económico, y se han juntado los dos. Es cierto que en muchas zonas de inmigración española antigua, un argumento importante es lo del déficit fiscal, las balanzas fiscales, que éste es uno de los choques. Que quiero decir cuando digo que “no nos quieren como catalanes dentro de España”. Uno de los aspectos es este: el gobierno español cobra los impuestos que se generan del trabajo de los catalanes y luego no devuelve en gasto público lo que corresponde a Catalunya. Cuando las cosas van bien y el dinero fluye entonces dices “mira te pagamos por no discutir”, los catalanes, somos pactistas, negociadores, nos asusta el conflicto y pues pagábamos. Pero cuando se han publicado las balanzas fiscales y se ve que cada año estamos perdiendo entre un 8% y un 10% del PIB en forma de impuestos que salen y no vuelven. Cuando muchas de estas personas de origen andaluz se van al pueblo de sus padres y ven unas magnificas carreteras por las que no pasan camiones y son gratuítas, y aquí los camiones haciendo cola y además debes pagar peajes. Ven grandes trenes, trenes de alta velocidad -España tiene más kms. de alta velocidad que ningún país de Europa-, esto es una locura, y los trenes de cercanías que no funcionan. Dijeron que cada capital de provincia debía estar unida a Madrid por el AVE (Alta Velocidad Española), y esto se ha pagado con dinero que no va a los hospitales, que no va a las escuelas, que no va al gasto social aquí en Catalunya y esto ha exacerbado a la población que ha dicho: “queremos administrarnos nosotros nuestros impuestos”. Que no es más que esto, porque la Generalitat (gobierno autónomo de Catalunya) tiene la responsabilidad del gasto pero no tiene la responsabilidad del ingreso y esto provoca choques.

ER.- ¿La independencia de Catalunya es una posible realidad o es una utopía que sirve para seguir avanzando, como dijo Galeano?
MC.- Yo creo que es una realidad. De hecho muchas realidades han comenzado siendo utopías como el voto de la mujer, o como la integración de los negros en EE.UU. Seguramente si me hubieses hecho esta pregunta hace 10 años te hubiese contestado: “sí, es una utopía”, pero en estos momentos lo vemos como una realidad.

ER.- ¿Cómo ve Europa la posibilidad de que Catalunya sea independiente?
MC.- Europa lo ve con curiosidad, con interés, pero en principio no demostrará ninguna simpatía por el proceso. Europa es un club de Estados y el miembro es España, pero Europa acepta los hechos consumados. Yo hago una comparación muy simplista, esto es un grupo de amigos, de parejas, en la que una de las parejas dice que han decidido divorciarse y los demás reaccionan diciendo, no, que hay que solucionarlo, que hay que rehacer el mapa emocional. Yo creo que Europa dirá que no, pero si lo hacemos y lo hacemos bien lo aceptarán como han aceptado a Chequia y a Eslovaquia, o los países balcánicos. El mapa de Europa se ha redibujado. La Generalitat y algunas entidades culturales se mueven e intentan explicar que esto no es un capricho de unos locos, que no es el interés de unos políticos, esto es una realidad deseada por el pueblo y Europa, como es una institución democrática, va a aceptar la decisión de una parte de Europa como es Catalunya. Tenemos una cosa a favor, Catalunya es contribuyente neto de Europa, si se hace el cálculo separado de la totalidad de España, estamos pagando y si estuviéramos separados nos tocaría pagar. O sea que a Europa no creo que le convenga privarse de un trozo de sí misma que es contribuyente neto.
Les da miedo saber que va a pasar con la deuda española que los catalanes pagan en parte. Pero el acuerdo de separación –si lo hay- va a implicar, seguro, que nos hacemos cargo de una parte de la deuda.

ER.- En algún momento en Catalunya se tomó como referencia a Quebec. El último referéndum quebequense por la independencia fracasó. ¿Cómo ve esto desde Catalunya?

MC.- Aquí puede pasar lo mismo y los que deseamos la independencia deberemos aceptar el resultado que salga de la mayoría. En Quebec, el gobierno de Canadá hizo dos operaciones de seducción. Les fueron transfiriendo competencias, le dieron más dinero, le fueron dando ventajas, haciendo concesiones. Aquí el tema está en que el gobierno español no puede, porque antes de empezar esta última etapa, cuando el presidente de la Generalitat va a Madrid y plantea un acuerdo fiscal, un pacto fiscal, si en ese momento el presidente Rajoy hubiera aceptado negociar una situación de relación fiscal más justa para Catalunya, es posible que el movimiento independentista estuviese menos acelerado, pero Rajoy dijo NO. Yo pienso que en este momento los dos partidos españoles mayoritarios están atrapados en su propia trampa, han excitado a sus bases de una manera tal que ser anti catalán les da votos. Y es que ni siquiera el presidente Mas (Artur Mas, presidente de la Generalitat de Catalunya) había pedido el dinero, solo pidió cambiar el sistema y establecer unos períodos. Pero dijo no y pienso que dijo no porque temía perder las elecciones. Pero lo mismo le pasa a Rubalcaba (candidato a la presidencia de España por el PSOE), no puede hacer concesiones a Catalunya. Es la diferencia con lo que hizo Canadá que dio muchas concesiones y los ciudadanos de Quebec dijeron: “con este gobierno tan bueno, que nos trata tan bien, para que nos vamos a separar”.

ER.- ¿Qué es Ómnium?
MC.- Ómnium es una entidad cultural, creada en 1961 bajo el franquismo, con la intensión, con la misión, con el deber y con la realidad de defender la cultura y la lengua catalanas, que es lo que se ha hecho. El franquismo prohibió el uso público de la lengua, eliminó el catalán de la escuela y también prohibió las manifestaciones culturales catalanas, artísticas, incluso el folklore. Las sardanas –baile popular catalán- no se podían bailar, cantar ciertas canciones tampoco, todo lo que pudiera parecer patriótico catalán estaba eliminado. En los años ‘60 en la oscuridad del fascismo hay una cierta apertura. Se empieza a poder usar más el catalán públicamente, empieza a haber ediciones en catalán, empieza el fenómeno de la Nova Cançó –corriente de música popular catalana-, o sea que el catalán sale un poco a luz como lengua y como cultura, gracias a la resistencia de las familias que lo habían conservado. Uuna de las cosas que se piensa es: cuando venga la democracia volveremos a disponer escuela en catalán pero de lo que no vamos a disponer es de maestros preparados, entonces Ómnium empieza organizando clases de catalán para quien quiera pero de una manera muy especial para maestros y maestras que quieran reciclarse. Incluso antes de que fuera ley el catalán en la escuela ya algunas escuelas empiezan a usar el catalán en las aulas y hay una presión, y lo bueno es que esta presión viene de estos maestros que se han preparado, de los padres catalanes que quieren que sus hijos se eduquen en catalán, pero lo emocionante es que algunas de estas experiencias empiezan en algunas ciudades del cinturón industrial con mucha inmigración española que no habían tenido la oportunidad de educarse en catalán ni educar a los hijos en catalán. Y estos padres castellano hablantes se dan cuenta que cuando llegue la democracia llegará el catalán y es muy importante que sus hijos lo aprendan. Desde principios del 2000 estamos dedicados fundamentalmente a trabajar con la inmigración. Catalunya ha sido siempre un país con una demografía muy pobre, una natalidad muy baja desde siempre, o sea que Catalunya existe gracias a la inmigración. Entonces por un lado es un agradecimiento a los que han venido y por otro lado invitarles a que por favor hagan el esfuerzo de incorporarse a nuestra lengua y a nuestra cultura.

ER.- ¿Por qué una institución cultural organiza y lidera este evento?
MC.- Porque en estos momentos defender la cultura y la lengua catalana pasa por defender la independencia. Si no somos independientes, la lengua y la cultura catalanas se diluirán porque es la voluntad del poder español. La nueva Ley de Educación es un golpe, es una agresión a la cultura catalana.

ER.- ¿Cómo se financia la Asociación?
M.C.- Ómnium nace pagado por unos mecenas, luego evoluciona y recibe subvenciones, en algún momento subvenciones importantes y ahora hemos ido dándole la vuelta y en el presupuesto de 2013 la subvención de la Generalitat es 0€. Estamos muy orgullosos de esto, estamos muy orgullosos porque, sobre todo en época de dificultades económicas, cuando no hay dinero para cosas muy importantes, nosotros vamos a vivir de las cuotas de los socios. Y lo podemos hacer porque en este momento somos 33.000 socios, 33.000 que es mucho, con cuotas variables. La cuota es ajustable, cada uno da lo que puede o lo que quiere, hay muchas cuotas pequeñas de 50€ al año, pero hay cuotas más importantes, hay algún socio que a veces hace alguna aportación.
Déjanos tu mensaje o síguenos ahora través de Twitter y Facebook.

carta_20x15ima-twit

Más artículos en esta Sección:

4 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Una entrevista mucho más que informativa, extremadamente aclaratoria. ¡Muchas gracias!. Felicitaciones a vuestro oportuno reportero.

  2. UNO APRENDE Y ENTIENDE LO QUE SUCEDE A SU ALREDEDOR CON ESTE TIPO DE ENTREVISTA. ADELANTE, SIGAN ASÍ.

  3. Bienvenidos los separatistas catalanes, escoceses, irlandeses, rusos, vascos y latinoamericanos, etc…porque el mundo es cada vez mas libre y la gente tiene mas oportunidades de adquirir conocimientos. Ya nadie puede engañar a nadie y por suerte si alguien quiere sacar partido de ignorancias o ingenuidades, el mundo se entera al instante…

  4. Como Cataguayo (oriundo de la República Oriental del Uruguay y ciudadano catalán) encuentro el reportaje interesante e ilustrativo de la realidad actual de Catalunya. Solo encuentro a faltar en el mismo – pensando en que está hecho por un medio de comunicación uruguayo – un poco más de difusión del catalanismo y su historia, que no nace en la década última sino que se remonta a Guifré el Pilos (840 – 897) A Guifré, a quien se atribuye ser el creador originario de Cataluña, se le atribuye también el origen de la bandera de las cuatro barras (bandera de Catalunya). Por tanto, especialmente para aquellas personas en el mundo que desconozcan la historia de Catalunya, hubiera sido útil alguna mención a los antecedentes históricos de la misma. Salut i força….

Deje su comentario