Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

La crítica vive en una “tremenda agonía”

20. junio 2009 | Por | Categoria: Editorial

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Editorial - C. OlariagaEscribe: Carlos Olariaga

La crítica es un tema cotidiano que nos rodea en toda circunstancia de la vida. Sin embargo, ¿estamos siendo verdaderamente críticos los uruguayos?. O tal vez vivimos la crítica como una generalidad de tomar lo que viene digerido por otros y hacerlo nuestro?

Pensemos por un ínstate que si la crítica ha entrado en el sistema del consumo, se ha convertido en un objeto de consumo como lo puede ser también, un león embalsamado en su living.

Cuando las distancias eran otras, porque los medios de transportes eran lentos y había menos caminos, cuando los medios de comunicación estaban a menos alcance de lo que usted los tiene hoy; tanto nuestros puntos de vistas como nuestras opiniones y modo de vida, se mantenían más en el tiempo. ¿Verdad?.

Se qué esta pensando usted;
¡Estar mas informado hoy es mejor que como estabamos antes!.
Y estoy de ACUERDO. Simplemente no confundamos la noticia, ejemplo; BAJO EL PETROLEO o SE APROXIMA UN HURACÁN, etc. porque esto es ESTAR INFORMADO. Con aquello distinto, en lo que apunta este humilde artículo, que es en definitiva a la pérdida de libertad que sufrimos en nuestras propias críticas.

Perdimos las defensas, o barreras mentales y ello nos vuelve más influenciables con el poder. Existe un bombardeo constante o ‘reciclaje de conceptos’ cada 20 minutos.

Estudios especializados confirman que una persona promedio, desde que sale de su casa a trabajar, hasta que llega por la noche, está constantemente en contacto desde la vía pública, a través de carteles, volantes, radio TV, Internet, etc. con mas de 600 anuncios en su sistema.

Ejemplo; ‘vivimos en inseguridad’, ‘hemos caído en la violencia’, ‘tenemos que ser tolerantes, pero tampoco dejarnos avasallar’ ‘es una sensación térmica’ & ‘en otros países hay mas inseguridades y violencia, es peor y la asumen’. ‘El aborto no’ ‘No dije aborto sino prevención’ ‘el aborto es malo, pero peor es que la mujeres mueran…’.

Estos mensajes, por mejores que parezcan, inducen al cambio de opinión permanente y si lo prefiere a que usted cambie y tome una nueva decisión. Como se comportará una persona en temas más relevantes. ¿Usted que piensa?

Usted estará de acuerdo también, que es muy bueno escuchar todas las campanas.
Tal vez tenga razón en ello. Sin embargo existe un juego en todo esto, alguien apuesta y alguien ganan, y ganan los que mejor se adecuen en su comunicación en su mente.

Expertos asesores adecuan los mensajes para parecerlos los más sensibles, mas inteligentes y reflejan el ‘como lo quisiera yo decir’ o aún peor ‘esto es lo que haría yo’.

Por lo general las personas críticas tienen sus propias ideas y toma distancia con un poder, no dejándose influenciar por él. Además están controlándolo, observándolo y vigilándolo. Y la vez un crítico en comunicación es una especie de catalizador, una persona que media entre un determinado tema y el público o la audiencia.
El crítico tiene que asumir ese papel de persona que es capaz de articular un discurso, habiendo entendido muy bien su contenido, razonándolo y cuestionándolo inclusive.

El crítico, puede tener un juicio apasionado, parcial y todo lo que usted quiera. Pero generoso y valiente. Para mí son los dos valores del crítico. Creo que en este momento hay que rescatar lo que se ha tragado el sistema. Y esto le hace daño a nuestra cultura uruguaya, porque en gran medida nos estamos acomodando a la era mediática ‘del minuto a minuto’ como valores de la verdad.

Desde que el mercado y su comunicación mediática se ha instalado en nuestra sociedad, queda muy poco, o unos pocos que pueden defender los bienes de nuestra cultural. Y algunos dirán que esto ‘del mercadeo ideológico’ fue de siempre, bien, yo no lo festejo. Lo cierto es que se acentuó radicalmente desde hace unos 25 años en el Uruguay, lo tenemos incorporado, y hoy, ya casi estamos tocado fondo en nuestra personalidad en lo que refiere a la opinión y la crítica.

Más artículos en esta Sección:

Deje su comentario