Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Lady Di junto a Freddie Mercury

10. septiembre 2018 | Por | Categoria: Historias de las estrellas

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

IMPRESIONANTE- We Are the Champions, a Acapella

Se necesitaba un plan para que nadie reconociera a la princesa, y escabullirse sin ser vista por la implacable seguridad de la realeza.

La guerrera detrás de la sonrisa
Nombrar a Lady Diana “La princesa del pueblo” (como la llamaba su gente), debería ser solo para destacar virtudes, pues su paso de 15 años por el Palacio de Kingston fue para darle catedra a la realeza de cómo deberían tratar y gobernar a la gente. Las imágenes que nos muestra la historia sobre Lady Di, están llenas de humanidad, siempre la veremos del lado del apoyo a las grandes causas, algunas muy criticadas como por ejemplo, exigir incluso a su país que la acompañara en su lucha por el desarme mundial. Diana era una mujer muy tenaz y la gente la amaba, querer llevarle la contra en esos días a la princesa de Gales, era sinónimo de perder imagen pública. “Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, no temas el resultado de cien batallas…” dice una cita en el libro de El Arte de la Guerra de Sun Tzu. Es obvio imaginar, que la mayoría de las causas humanitarias que llevaba adelante la princesa Diana, se contraponían con la gran mayoría de las acciones que respaldaba la realeza británica. Sin embargo frente a las cámaras, todos la aplaudían. Y aunque Diana les devolvía a todos su hermosa sonrisa, ella sabía quiénes eran sus enemigos (NO de ella), sino lo que ELLA representaba y apoyaba.

Más de algún jerarca de la industria de los alimentos, de los medicamentos, de la ciencia, los fabricantes de armas, los dictadores y monarcas, los líderes fanáticos religiosos y los políticos que alientan todo el negocio alrededor de la guerra, no soportarían compartir el espacio social bajo la acusadora mirada de la rubia e imperturbable princesa. Imagino que para ciertas personas, todo lo que representaba Lady Di, era detestable. Aun peor, es sencillo imaginar como se sentiría esa gente, que tenía que soportar aplaudir todo lo que ella representaba ante su presencia. Además tenían que sonreírle cada vez que ella se llenaba del reconocimiento de todos los presentes por su entrega a causas humanitarias. Por otro lado, imaginemos también un minuto, como serían los cruces de ese poder con Diana a nivel de corrillo, cuando los micrófonos y las cámaras están apagadas. Al parecer a la princesa no le importaba lo que le dijeran y era lo suficientemente inteligente como para dejarse influenciar fuera de su línea de pensamientos. Nunca, jamás la hicieron abandonar ni una sola de las causas o fundaciones a la cual ella representaba. Ello no quita que su muerte el 31 de agosto de 1997 haya sido un accidente. Tampoco quita el legítimo derecho que otros tienen al sospechar y cuestionar, sobre el manto de oscuridad que tuvieron ciertos detalles de su muerte. Por más detalles, les sugiero leer Los Windsor y sus temas

La chica detrás de la guerrera
En los pocos momentos que la princesa estaba fuera del mundo protocolar de la realeza y fundaciones para las cuales trabajaba, se sentía una chica más. Le gustaba las artes y entre ellas la música. Cuentan que le gustaba la música clásica (a la realeza le gusta la música clásica), pero también le gustaba el rock, y una de sus bandas preferidas era Queen.

En un encuentro protocolar, Freddie y Lady Di son presentados. Con el tiempo, se hicieron amigos. Luego una biografía de una presentadora de TV, contaría una historia sobre la noche en la cual Lady Di, se disfraza de hombre para asistir a una alocada fiesta junto a Freddie en un boliche gay.

Estudios muestran porqué Freddie Mercury tenía una increíble voz
Sin dudas Freddie Mercury, quien el pasado miércoles 5 de setiembre conmemoraría sus 72 años, será reconocido dentro de la música como uno de los mejores vocalistas de todos los tiempos. Estudios científicos sobre el fenómeno de su poder vocal han constatado, que la textura y la potencia de su voz tiene una explicación; y es tanto funcional como acústica. Eso significa que el líder de la banda Queen, contaba con una maquina reproductora de sonidos de gran potencia y con muy alta fidelidad. Pero además, se sabe, que Freddie le hacía mantenimiento de una forma obsesiva a esa máquina de sonido, porque quería que fuera perfecta. Y ese entrenamiento, lo llevo a ser uno de los vocalistas más perfectos conocidos en la historia. Freddie Mercury podía reproducir con su máquina de sonido vocal tanto sonidos agudos como bajos, casi, con la misma potencia. Y además, podía agregar color dentro de esos registros con sus inconfundibles vibratos. Algo difícil de igualar por el promedio de los grandes vocalistas, incluso liricos. Ver más detalles sobre ‘Estudios sobre la voz de Freddie Mercury’

Dejemos que la chica se divierta, dijo Freddie
Cuentan que una de las cosas que se le atribuía al gran Freddie Mercury, era su enorme fama de buen anfitrión en fiestas, dicho a modo popular, fama de ‘fiestero’. A Freddie le encantaban las fiestas, que se dice que eran asiduas, y en las cuales convocaba a sus amigos. Incluso a algunos, les ha llegado a pagar el viaje para que asistieran. Elton John lo ha reconocido más de una vez; “Yo tengo fama de fiestero, me encantan las fiestas. Pero me agota seguirle el tren a Freddie. No hay nadie que le gane. Las fiestas de Freddie son enormes y a veces duran días”, decía el reconocido compositor y cantante británico.

En el libro The Power of Positive Drinking de Cleo Rocos, cuenta que en los años 80’, la princesa Lady Di y Freddie Mercury, eran amigos.

Cleo Rocos era una de las presentadoras de TV que junto a su colega Kenny Everett aportaron esta historia al libro. Ellos estaban de salida hacia un boliche nocturno donde estaría también Freddie Mercury.

Cuando Diana descubrió que Everett, Mercury y Rocos se dirigían al famoso bar gay Royal Vauxhall Tavern esa misma noche, la princesa no dudó en preguntar si podía acompañarlos. El grupo se mostró escéptico al principio: Royal Vauxhall era conocido por sus rudas peleas de público y de bares. Los medios tendrían la ‘frutilla de la torta’ si Diana fuera atrapada en medio de una pelea en un bar gay. Pero todos conocen lo insistente que era Diana. Jamás daba una batalla por perdida. Mientras el líder de Queen, tomando partido en la discusión pronuncia la célebre frase a favor de la princesa; “deja que la chica se divierta”, dijo Mercury.

Como ya estaba todo decidido, el grupo de amigos prepara el siguiente plan: Diana se disfrazaría con los atuendos que Kenny Everett, planeaba usar esa noche. Vistieron a la princesa con una chaqueta militar, gafas de sol de aviador y una gorra de cuero. Rocos describió el atuendo como el de un “modelo masculino gay bastante excéntricamente vestido”. El plan fue un éxito, nadie la reconoció, así lo cuenta el libro The Power of Positive Drinking de Cleo Rocos.

Cuentan que Diana ingresó en el bar un poco inquieta, pero la multitud estaba tan distraída con Mercury, Everett y Rocos que no se dieron cuenta de que la Princesa Di estaba entre ellos. Bebió vino blanco y cerveza y disfrutó de su libertad durante los 20 minutos (el grupo no quiso presionar su suerte), luego regresó a su casa en el Palacio de Kensington.

La relación de amistad entre Freddie y la princesa Diana continuaría hasta el fallecimiento del líder de Queen en 1991 a causa de su enfermedad de SIDA.

Diana se convertiría luego, en la patrona del National AIDS Trust luego del fallecimiento de Mercury, dedicando sus esfuerzos a promover la conciencia y prevención del VIH y SIDA. No era la primera vez que prestaba su apoyo a la causa. En 1987, Diana fue invitada a abrir la primera sala de SIDA del Reino Unido donde fue fotografiada estrechando la mano de pacientes con SIDA, desafiando la creencia de que la enfermedad podría transmitirse por contacto humano.

La amistad que existió entre Diana y Freddie será de ellos, para siempre. Y eso es bueno reconocerlo, porque significa que algunas personas (realeza y plebeyos), son felices viviendo al margen de las líneas de prejuicios que la sociedad impone. Para los que dicen que esas historias ocurren en los cuentos de hadas de los chicos, este es un gran revés. Indiscutida realidad.

Soplando las velitas Bob Dylan

Canción para mi muerte

Bon Jovi y Simone llegan al Salón de la Fama

Vestidos de fiesta – Novias – 15 años

Connor Clapton: Lágrimas en el cielo

Agnetha no los soporta

Jon Bon Jovi: El hijo de la chica Playboy

La vuelta de Amaya Uranga

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos con tus comentarios. Gracias¡Hola! ¿Te gustó el artículo? Valoramos tu comentario. ¡Gracias!

Más artículos en esta Sección:

2 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Buena historia para recordar a la princesa Diana que calculo que era la epoca que la corneaba carlitos con la mujer que tiene ahora. Que estomago el de Diana che!

  2. no se si era el que tenia mas voz pero freddy fue un genio y seguira siendo el 1 siempre

Deje su comentario