Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Las mejores y peores del Oscar

28. febrero 2013 | Por | Categoria: Modas

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

La lupa y los flashes se disparan ante este acontecimiento mundial del espectáculo. La entrega de las estatuillas es el pretexto especial para que las estrellas se luzcan y junto con ellas, los diseñadores del momento.
oscar_2013_605x500
Desde una de las actrices protagónicas de la premiación como Jennifer Lawrence luciendo un vestido de alta costura de Dior como Jennifer Garner vistiendo un Gucci para acompañar a su marido, Ben Affleck. Ambas actrices fueron asesoradas por la estilista estrella de Hollywood, Rachel Zoe.

Charlize Theron con un vestido de Dior, Jessica Chastain en Armani Privé y Reese Wistherspoon en Louis Vuitton confirman la trend y suman labios rojos y el azul y blanco como colores que pisan fuerte en la moda.

Una de las sorpresas en Los Angeles fue la llegada de Anne Hathaway luciendo un vestido customizado para la red carpet de Prada cuando por la tarde fue la casa Valentino quién se anotó el poroto para la gran noche de la actríz favorita para llevarse la estatuilla por su “Fantine” en Los Miserables.

De las invitadas, Sandra Bullock en negro, los brillos de Nicole Kidman firmados por L’Wren Scott y el rojo Valentino de Jennifer Aniston fueron las que más sobresalieron, sin olvidar el vestido amarillo de Versace que llevó una increíble Jane Fonda.

Jennifer Lawrence
El vestido ideal también supuso el tropiezo fatal: Jennifer Lawrence se presentó a la gala de los Oscar con un vestido de Dior Couture. Este palabra de honor en color rosa crema y con falda abullonada resultó ser un obstáculo para la actriz al subir los escalones hacia el escenario. Con los nervios, su atuendo provocó un accidente en el que, por suerte, no pasó nada.

Sin embargo, el premio de consolación llegó rápido. Después de su caída, Lawrence recogió el Oscar a la mejor actriz por El lado bueno de las cosas. Las imágenes del desafortunado suceso tardaron pocos minutos en dar la vuelta al mundo. Tal vez, este pequeño incidente fue uno de los que hicieron esta gala tan emocionante.

Nuestro veredicto: un vestido de ensueño. Sin embargo, nos hubiese gustado que Lawrence se ahorrase el tropiezo.

Anne Hathaway
El año pasado fue la prensa sensacionalista la que atacó a Angelina Jolie, quien, con un vestido de Versace con la pierna derecha al aire, fue el objetivo de todos los flashes. En la edición de 2013 es el vestido de Anne Hathaway el que ha creado la polémica entre la crítica, en especial en lo referente al pecho del vestido, que dejaba poco a la imaginación.

Sin embargo, esto no importó para que la actriz se llevase a casa bajo el brazo la estatuilla a la mejor actriz de reparto por su papel en Los miserables.

Nuestro veredicto: cautivadora en su interpretación, pero dejó bastante que desear su elección del vestido.

Jessica Chastain
Si estás nominada a un Oscar, lo más normal es que quieras estar deslumbrante, y eso lo sabe Jessica Chastain: estuvo brillante y dipuesta a competir por el codiciado trofeo. Su elección fue un vestido con corsé en color maquillaje de Armani Privé. ¡Inundó la alfombra de glamour!

Sin embargo, finalmente no consiguió el Oscar por su interpretación en La noche más oscura. La afortunada fue su compañera de nominación Jennifer Lawrence.

Nuestro veredicto: el vestido era bonito, pero el color no favorecía nada a su tono de piel.

Helen Hunt
Para brillar sobre la alfombra roja no es necesario gastarse una fortuna o pedir prestado un vestido que cueste un dineral. Helen Hunt ha sido el mejor ejemplo de ello en la gala de los Oscar 2013. En la noche de las noches, la actriz, quien por cierto estaba nominada a mejor actriz de reparto por su papel en Las sesiones, optó por un vestido azul sin tirantes de H&M. ¡Sorpresa! El glamour se dejó ver en el vestido satinado de la multinacional sueca y en los accesorios que llevaba Hunt: unas joyas de plata por valor de 700.000 dólares de Martin Katz.

Nuestro veredicto: ¡Un 10 para H&M!. Estamos deseando que llegue el desfile en la semana de la moda de París en el que los suecos presentarán su nueva colección para la temporada de otoño de 2013.

Kristen Stewart
Llegó el momento del desconcierto y el asombro de la ceremonia de entrega de los Oscar 2013: ¿por qué cojeaba Kristen Stewart con unas muletas por la alfombra roja? Quizás la actriz estrella de la saga Crepúsculo haya estado jugando al fútbol con cristales rotos. De momento Stewart no ha dado declaraciones de por qué la vimos de esa guisa y con este espantoso vestido de Reem Acra.

El corte de esta prenda de encaje y tul no le favorecía en absoluto, ya que le hacía parecer rellenita cuando en realidad tiene una figura estupenda. Además, a juzgar por su desaliñado peinado, dejó claro que hace un tiempo que no pasa por la peluquería. ¿Dónde está Robert Pattinson cuando más se le necesita?

Charlize Theron
Quizá lleva el pelo demasiado corto, ¡pero le queda muy bien! Charlize Theron se paseó como un hada sobre la alfombra roja.

Este vestido color blanco de Dior Couture parecía adaptarse a su figura a la perfección. La pequeña cola y el corte en V del escote contribuyeron a crear un look simple pero armonioso. Lo único negativo fue que en el maquillaje se podría haber esmerado algo más.

Nuestro veredicto: sencilla, pero aún así, atrajo todas las miradas.

Jennifer Aniston
Ella fue lo suficientemente valiente como para atreverse con el color. La actriz eligió un vestido rojo de Valentino para pasearse por el Dolby Theater de Los Ángeles. El vestido palabra de honor tenía un corte y una caída preciosos, y a Jenn le iba como anillo al dedo. Para no recargar demasiado el look la actriz optó por un peinado suelto y un maquillaje sencillo.

Nuestro veredicto: Jennifer sí que sabe cómo deslumbrar en una alfombra roja. ¡Fue el centro de todas las miradas!

Reese Witherspoon
La actriz Reese Witherspoon contó con la ayuda de su hija, Ava, para elegir el vestido de Luis Vuitton que lució en la gala de los Oscar. El resultado: estaba impresionante.

Witherspoon se paseó por la alfombra con este vestido azul cobalto con detalles en negro y una pequeña cola. Llevaba el pelo suelto, rizado y peinado hacia un lado.

Nuestro veredicto: Uno de los mejores looks de toda la gala de los Oscar 2013.

Halle Berry
La actriz afro descendiente estaría bien hasta con un saco de patatas, pero siempre hay que tener presente el acto al que vamos a la hora de elegir el look. Puede que las rayas verticales estén de moda y estilicen la figura, pero esta combinación de rayas, brillos, purpurina y hombreras le hizo un flaco favor a la actriz.

Y si a eso le unimos un gran tupé como el que lucía Halle, parece que nos hayamos transportado a la Gala de los Oscar de 1985.

Nuestro veredicto: ¡Too much! Menos mal que la actriz no se dejó el modelito para volver a casa, porque seguro que habría fundido las alarmas del control de seguridad del aeropuerto.

Amy Adams
¡Como una princesa en un cuento de hadas! Amy Adams se dejó ver la noche de los Oscar con un vestido de color gris perla diseñado por Oscar de la Renta. La falda de mil capas contrastaba con el corsé palabra de honor. ¡Cómo nos recuerda al precioso vestido rosa empolvado que lució nuestra Pe hace unos años!

Adams, por cierto, estaba nominada a mejor actriz de reparto por The Master. Sin embargo, el codiciado trofeo no cayó en sus manos y se tuvo que conformar con aplaudir a Anne Hathaway cuando recogió la estatuilla.

Helena Boham Carter
Lo de esta señora ya no tiene nombre. Vale que seas extravagante, y que hagas del “look homeless” tu estilo de vida, pero si vas a la gala de los Oscar, no puede una aparecer con estas pintas por muy mujer de Tim Burton que seas.

Helena eligió para la ocasión este horripilante vestido blanco y negro a capas con lazo anundado a la cintura, combinado con uno de sus característicos recogidos de andar por casa. ¿Es que no tiene espejos en su mansión de Hollywood?

¿Qué te parece su look?

Naomi Watts
Las lentejuelas de su vestido relucían ante los flashes de los fotógrafos como si no hubiese un mañana: Naomi Watts lució en los Oscar de este año un diseño brillante en color plata de Armani Privé, ¡y le quedaba como un guante!

La sofisticación era la premisa del corte del vestido. Sin embargo, su look deslumbrante no fue suficiente para llevarse el Oscar al que estaba nominada por Lo Imposible, que fue recogido por Jennifer Lawrence.

Rachel Mwanza
Rachel Mwanza es una actriz congoleña que se ha metido al público en el bolsillo en todos los festivales de cine independiente, ya que consiguió el galardón a mejor actriz en el festival de Berlín, Tribeca y Vancouver, sin embargo, el estilismo que eligió para la alfombra roja de los Oscar ha sido uno de los peores que hemos visto en esta gala en mucho tiempo.

Un estampado imposible, combinado con volantes rojos, flor en la cintura y sandalias horrorosas, sin duda un cóctel explosivo que no podía acabar bien de ninguna de las maneras.

Nuestro veredicto: un look muy desafortunado más propio del carnaval que de una gala de los Oscar.

Jennifer Garner
A pesar de que no tenía posibilidad de conseguir un Oscar, Jennifer Garner pudo estar bien orgullosa de su marido Ben Affleck, quien se llevó el Oscar a la mejor película como director de Argo.

Como su esposa, la actriz decidió lucir un vestido palabra de honor en color púrpura y con una larga cola de volantes de Gucci para recorrer la alfombra roja.

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Felicito a Helen Hunt, lo unico que hay que preguntarce…cuanto le pagaron para usar ese vestido barato? dicen quel vestido costaba 70 U$ pero se puso las joyas mas caras que entontro….sabes lo que dice eso????

Deje su comentario