Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Mándense tuitos a la puta

2. Junio 2011 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Niquita Nipone

Gonzalo Valenzuela

Palabras más, palabras menos, así empieza un verso criollo de nuestro Serafín J. García, escrito en lenguaje olimareño, pero muy ajustado al tema de hoy.

“¡Mándensén mudar tuitos a la puta!
¡No quiero sabandijas en mi rancho!
¡P’aguantarle las secas a la pena
no precisa’e culeros el qu’es macho!
¡Vamos! ¡Juera de aquí, manga’e trompetas!
¡No esperen que los saque a rebencazos!
¡A mentir a otro lao! ¡A mí esas lástimas
sólo consiguen enyenarme de asco!”

Nada más adecuado que “Hombrada” para los de los medios, que hoy por hoy, en forma insólita, se disfrazan de dolientes ante el mal suceso que le ocurrió a Juana Viale, del cual ninguno es inocente.
Fotografías, videos, testimonios, de qué, en mérito a qué, con qué autoridad moral o legal, la de acomodar carroña para los caranchos y pasarlo una y mil veces por todos los medios.

Lo leí en la Nación de Buenos Aires, en los diarios de nuestra ciudad, en noticieros y programas de chusmaje.
En La Nación no se admitían prudentemente, para evitar desmanes, comentarios de los lectores, pero siempre Juana estaba nombrada o en la noticia.

Esta joven tiene para los que la usaron, insólitamente, dos grandes defectos y una virtud, cosa que les sirvió para que volcaron horas de tiempo y ríos de tinta, manoseando hechos de notoriedad, que son de su exclusiva privacidad.

Los defectos de Juana Viale son ser nieta de Mirtha Legrand persona que junta admiradores y odios por su temperamento de mujer dura y cantar las cosas a muchos que van, no por masoquistas, sino a que se las cante en la cara, para que se hable de ellos, porque necesitan publicidad.

El otro gran defecto de Juana Viale, es su gran belleza, cosa que también a muchas personas les molesta, ese defecto lo heredó, es genético.
Y la gran virtud para los caranchos, es que es un tanto enamoradiza, aunque las maternidades las asumió y esta última no pudo concretarla, por hechos que no todos le pueden ser imputados a ella, ni a los medios, pero que ayudaron en gran forma, ayudaron.

La televisión que es un virus que penetra en los hogares, como también, a raíz de ciertos programas no académicos que se valen de todos los medios habidos y por haber para penetrar en la privacidad de las personas y por favor cuanto más sucio sea el chisme mejor y si es verdad o no, poco importa.

Tiene que durar los cinco minutos de fama y que dé para que otros hablen más ‘de lo mismo’ y se venda el producto.

La pareja esta decidiendo istalarse en Chile para tener un poco de respiro.

Esta vez se es fue la mano.
El del show mediático que no tenga algo de culpa del óbito que padeció Juana Viale, que se levante y lo diga, porque todos tienen su cuota de culpa y tal vez la menos culpable, además de la víctima, es la propia Juana porque siguiendo la línea del comienzo del artículo con versos de nuestro Serafín:

“….
Ya basta de yantos, míreme de frente,
No tenga vergüenza de amostrar la cara,
Que no es un delito darse por cariño
Y sentirse madre no es nunca una falta.
Venga y déame un beso. Su tata compriende
Que usté ha cáido, m’hija, lo mesmo que tantas
Que siendo inocentes, humildes y güenas,
S’entriegan enteras, en cuerpo y en alma.
Moso él, usté mosa, los dos juertes, sanos,
Yenitos de vida ricién aclarada,
No vido el querencia mejor que sus brasos
Ni usté sol más lindo qu’el de sus miradas.

Y ustedes sintieron juego en la alterias;
Cada beso, entonce, jué com’una brasa;
Les hirvió por dentro la juersa’el istinto
Y ansina cumplieron la ley más sagrada.

No l’importe, m’hija, qu’el pago mermure
Y ensucén su nombre los que la cren mala.
¡Más piores son esas que matan sus crías
para poder asina seguir siendo honradas!”

En un féretro blanco enterraron sus primicias de un ser que nunca debió ser carniza para los caranchos.
Pero el show mediático es una máquina que se alimenta de carne humana y cuando haya un caído, todos al unísono le saltarán encima para aportar su opinión, pontificando sobre cosas que ellos hicieron una y mil veces y juzgaran negativamente, poniendo la mejor cara de inocentes.

A los primeros que habría que meter presos en este episodio, son a esos que se golpean el pecho diciendo que esto es libertad de información, mejor dicho sería libertinaje de información, los paparazzi que se nutren ellos y nutren a los programas inescrupulosos de todo esto.
Desde cuando la vida privada es materia de información, salvo en la página roja o en las necrológicas.

Cuestionan la paternidad del infante, que nunca llegó a llorar, como si alguno de ellos tuviera que pagar una pensión alimenticia.
Los arrepentimientos son tan creíbles como los comportamientos fraternos y abiertos de los intervinientes en e Gran Hermano o la espontaneidad de las peleas diarias de Show Match.
No gastan ni siquiera en libretistas, porque no respetan al público porque si les venden una novela, por lo menos que tenga un argumento, que vaya más allá de la sistemática palabra “boludo”.

Juana Viale con su juventud procesará el duelo que siente toda madre, porque un óbito es un gran sufrimiento para una madre, porque un parto tiene un premio que llora, mama y hay que cambiarlo y lo otro es una gran frustración.

Su vida sentimental es de su exclusiva incumbencia y sabrá sobrellevarla.
Los caranchos seguirán sobrevolarán buscando otra víctima propiciatoria para saciar su necesidad de meter su pico en las entrañas de algún otro que cometa una pequeña o gran gafe.
Y el gurisito que no llegó a gurí cumplirá el precepto bíblico y volverá al polvo.

Más artículos en esta Sección:

4 comentarios
Deja tu comentario »

  1. La desgracia vende!!!! Y si la desgracia la tienen los famosos, la gente paga por saber que comistes y que no comiste. El exito en esta clase de periodistas se basa en el grado de oscuridad que puedan mostrar a un famoso y ya no tienen ni amigos.
    Pero yo les hago una pregunta, quien alimenta la morbosidad de esos periodistas?????Porque los programas chimenteros tienen un reitin impresionante. Pongan cualquier programa cultural a la misma hora que un programa de chimentos y van a ver cuales son los periodistas que se mueren de hambre…

  2. La fami es toda media cornicheli me parece….pero que la prensa se te meta hasta en el water de tu casa no esta bueno!!!aunque estes acostumbrada como es el caso de la fami de juani…………..te llega el momento que decis BASTA…segun los medicos el stress no tuvo que ver en a perdida del bebe………….pero si vos a causa de lo que escuchas en la tele te enpastillas o tomas alcohol no dormis y te alimentas mal………………..que pasa?

  3. dejenlos en paz, dejen vivir che!!!! no por ustedes que por lo menos encaran, lo digo por las serpientes de las vivoras que viven de la carroña y estan permanentemente al alpiste de nuevas victimas para ensañarse con ellas y hasta que no se acabe la ultima gota de sangre no la sueltan……….
    hacen bien en rajar de la argentina por lo menos hasta que sangren a otros.

  4. Creo que algo me perdi porque no entiendo nada. Esta chica a igual que la madre siempre dieron la nota, los medios argentinos las vigilan porque son proclives al escandalo. Ese es el juego de la vecina orilla y todos juegan y todavia la abuela hace lios con la politica*****es una familia completita y apetecible para los paparazis y los chimento****

Deje su comentario