Promocione su empresa por Internet

No es así, no debe serlo

11. abril 2013 | Por | Categoria: COMOUSTÉ

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por COMOUSTÉ

El otro día, fue esta semana creo, una amiga de Facebook, de la cual conozco el nombre que allí aparece, pudiendo no ser el de ella y a título de ejemplo, una fotografía, que puede ir desde un daguerrotipo retocado, hasta una de Grace Kelly o una mera silueta.
Nos tratamos como si nos conociéramos bien y de mucho tiempo ha, y del otro sabemos lo que el otro quiere que sepamos y viceversa.

inter-1280x210La amiga en cuestión, que por los datos y la foto, trabajó en los medios, pero no recuerdo en cuales, ni le pregunté, lo poco que he tenido casi nula correspondencia con ella.

Estaba desesperada porque a su hijo, que me consta es la luz de sus ojos, porque vive escribiendo sobre él, agregando fotografías, etc. etc., la maestra le mandó un tema “Que nos orienta” y preguntada que fue de donde se sacaba el material, digo parca y escuetamente googlealo, un neologismo, que se puede traducir en buscarlo en la computadora en el Google y no dio otro dato más, ni materia ni autor.

La mujer pidió socorro en Facebook y los orientales, que en esas cosas somos muy solidarios, salimos a buscar y nos enterramos en un albañal, lleno de cosas colgadas debajo de tales palabras pero sin un rumbo cierto.
En mi caso como buen hijo de maestra, pero de las de antes, que ganaban mal o peor que las de ahora, pero iban todos los días a dar clase, sin paros, huelgas, ni edificios en malas condiciones y si estaban mal los padres los reparaban, las docentes no corregían los deberes en clase, sino en su domicilio, cargando con los papeles ida y vuelta y el no perder el tiempo corrigiendo deberes en lugares inapropiados, tenían más tiempo para dar clase y daban más temas o más del mismo tema.

El Google de mi vieja, y de todos en casa, era la enciclopedia Espasa Calpe de 32 tomos, papel biblia y de unos 35 cmts de altura por otro tanto de ancho y 10 cmts. grosor.

La Enciclopedia se la compró cuando se recibió, pero cuando ingresé a la escuela ella se manejaba con un sueldo de $ 47 mensuales, cuando se pagaba $ 30 de alquiler, donde vivíamos los tres hermanos y los viejos.
La casa se bancaba con lo que ganaba el viejo y lo que sobraba del sueldo materno, apretaban plata y nunca en su vida operó en la Caja Nacional, hecho del que se jactaba.

Éramos ricos y siempre fuimos ricos, fuimos a la escuela pública, al liceo público y a la universidad de la República, no faltaban los libros, ni el diccionario en el aparador a la hora de almorzar o cenar y cuando se preguntaba algo, había que agarrar el diccionario inmediatamente y se armaba la conversación.
Éramos tan pero tan ricos, que no sobraba dinero, pero había amigos, trabajo y salud.

Salimos los tres hermanos con título universitario.
Cuando le preguntábamos algo sobre estudio, ella nos decía, no preguntes nunca lo que puedas saber por ti mismo y señalaba para la Enciclopedia, o para el PetitLarrousse Ilustrado, o la física de Apleton, o sobre lo que versara el tema, que son lo que yo todavía recuerdo.
Volviendo al tema de la pregunta en el aire, la señora esta que se cree que es maestra y está muy equivocada, porque el magisterio se lleva en el corazón, en el alma y no se largan las cosas al boleo, dado que su función no es esa, sino todo lo contrario, es la de orientar donde están las cosas, para estudiarlas en tiempo y forma.
El maestro al igual que el profesor no están obligados a saber todo de todo, ni nada parecido, simplemente deben ser orientadores del alumno para que sepa donde tiene que ir buscar lo que precisa y abrevar en la fuente del saber.

Lo que no supo aclarar y creo que fue por ignorancia de lo que quiso preguntar y creo que era “La rosa de los vientos” (los puntos cardinales).
Qué daño les hizo esta mujer a sus alumnos largándolos a la deriva, para que volvieran al otro día sin haber estudiado el tema.
El buscador Google es una excelente herramienta, pero si se sabe qué es lo que se quiere buscar.
El plan Ceibal, que tanto le engordó el ego al presidente Vázquez y a su escudero en esa emergencia, el Ing. Miguel Brechner, fue una cosa mal hecha, o hecha a destiempo.

Al niño hay que enseñarlo a razonar y luego darle la herramienta. Las tablas de las operaciones fundamentales deben saberse de memoria, y no depender de la carga de una pila o que se moje la bendita maquinita y hasta aquí llegó la cibernética.
Las cuatro operaciones fundamentales de la aritmética se tienen que saber hacer con papel y lápiz o de memoria, pero se debe prescindir de la máquina, para el momento en que no se tenga no quedemos varados.
Primero razonar, primero escribir sin faltas de ortografía, primero el respeto y la educación, primero todo lo básico y luego la cibernética.

La computadorita verde se les dio a los niños, gran juguete caro, para poco y nada, después vino la azul y ahora vendrán las tablets.
Serán fundamentales e indispensables en manos de personas pensantes y racionales, que sepan usar lo que tienen entre manos.
Se podría llegar mucho más lejos con la enseñanza, porque conforme se llega a las tablets, hoy están a costo muy accesible los Ebooks.

Qué bueno sería darles el primer día de clase de liceo a los muchachos esos grandes monstruos que pueden cargar todos los libros de primero a sexto de secundaria.
Teóricamente soportan 500 libros los más chicos y hay programas que los copian y les dan el formato para ingresarlos al EBook.
Cargados a granel y comprados al por mayor, ahí sí que estaríamos en el primer mundo, tocando el cielo con nuestras manos y terminar con el último libro de la misma historia del avispado profesor comerciante.

Por qué prescindir de dicha herramienta que es la fundamental.
Tener todas las materias en una cajita, más pequeña que un misal, que cual si fuera la lámpara de Aladino, bastaría con tocarle unas teclas y por arte de magia, digo, de la ciencia, estaría todo el saber requerido para la circunstancia al alcance de un dedo.
Estoy soñando con los ojos abiertos y los que tienen que actuar con los ojos abiertos son las autoridades y no gastar pólvora en chimangos.

Valorar lo que puede dar un pueblo culto, gastando en lo que vale y sirve.
Los orientales somos los orientales porque así nos llamó nuestro padre don José Artigas y si alguno duda, que busque en todas sus proclamas, algún lugar donde nos haya llamado uruguayos y el himno se llama Himno Nacional de la República Oriental del Uruguay y en ninguna parte de su letra el poema de Francisco Acuña de Figueroa nos llama uruguayos, sino que la palabra orientales se dice un montón de veces y uruguayos ninguna.
Se está por sacar una disposición, si no se sacó ya, en que no será necesario la presentación de la promesa de honor que hacemos los orientales cuando juramos la bandera patria.
La bandera patria es la del sol y las cuatro franjas color cielo y cinco blancas, no la que se presentó en el Estadio Centenario llena de avisos de sponsors que hicieron del Pabellón Nacional un cartel de remate de campaña.

El Escudo Patrio que cada vez se ve menos y se ve en todos los avisos de entidades públicas, un sol flamígero que no sabemos si amanece o se pone.
Los orientales somos los pobladores y los ciudadanos de esta hermosa patria que nos legó don José Artigas, con el basamento de las Instrucciones del año XIII,y el cinco de este mes se cumplieron doscientos años de que se pronunciara la llamada Oración de Abril.

Que todo sea para bien…

Déjanos tu mensaje o síguenos ahora través de Twitter y Facebook.

carta_20x15ima-twit

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Hola, no se quien es tu amiga desesperada pero es cierto lo de que si no tienes a mano hoy una calculadora no sabemos dividir ni multiplicar , o nos cuesta en pila,,,,y que si no tenemos a mano wilkipedia no sabemos nada de historia , geografía, modas, etc. y muy poco del mundo.
    Pero para eso estan todos ustedes que nos ilustran cada semana con los bellos articulos que cuentan las cosas cotidianas de aca y del mundo. para ti todo bien porque me sorprendes siempre con lo que cuentas con un mismo hilo en lo que expones y las historias son siempre lindas….pero yo añoro lo que hacían antes cuando contaban las historias romanticas y llenas de vida del inframundo. bueno ya se q ue todo cambia, pero yo soy un poco como vos y añora un poco lo que se hac ia antes…
    bss Rita

Deje su comentario