Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

No más fútbol – Comunicaciones y ainda mais

15. Julio 2010 | Por | Categoria: COMOUSTÉ

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por COMOUSTÉ

Carlos Gardel visitando el vestuario uruguayo junto a los Campeónes de 1930

Tengo mis años pero no tantos. Mi vieja, cuando era niño, me contaba que cuando el Mundial de Montevideo, 1930, no había radios por todos lados como ahora, ni teléfonos celulares, estos últimos, los incluyo yo, porque cuando aparecieron mi vieja hacía largo rato que ya no estaba.

El Estadio Centenario (ex Campo Chivero), que tuvo su origen en un estero y de ahí los problemas de drenaje que tuvieron a maltraer a la Comisión Administradora del Field Oficial (si no le cambiaron el nombre), fue terminado para el Campeonato del 30, en un tour de force, como todo lo nuestro.

Los uruguayos apremiados, rendimos más y mejor. Si no, fíjese cual fue la última selección en clasificarse para Sudáfrica, sufriendo, como siempre sufriendo. Las cosas más vale tenerlas prontas, un ratito antes, que después, eso es una ley sagrada.

Los partidos de fútbol no se transmitían como ahora, sino que había dos procedimientos uno inmediato eran los gallardetes (banderines rojos triangulares), que se colgaban en el mismo mástil, debajo de la respectiva bandera y la gente que rodeaba el estadio iba sabiendo los avances del partido.

Otra forma era, enviar la información por telégrafo a un local de la Plaza Independencia, donde con cierta habilidad armaban hasta las jugadas que se imaginaban y la plaza de bote a bote, escuchando los parlantes.

Radio Paradizábal en la primera transmisión, el 5 de noviembre de 1921, desde la azotea del Hotel Florida y el primer locutor fue Luis Vipiana

En aquella época se pagaba al contado, se juntaba la plata y después se compraba y el fiado no era común para nada, salvo una operación bancaria o en alguna escribanía que se dedicara a colocar dinero, pero había que tener muy buenas garantías o muy buenas referencias.

“Casa Harispuru” en 1928 estaba en la Av. 18 de Julio 1092, era una importante casa de electrodomésticos y luego pasó a llamarse “Harispuru Hnos.”, y estaba en la calle San José en la cortita del Mercado de la Abundancia y habían mandado a hacer un felpudo con el nombre de la empresa y estando a los dichos de mi viejo, cuando llovía, entraban el felpudo y lo guardaban, porque la gente se limpiaba los pies en él y lo ensuciaban. No es chiste.

Esta empresa se embarcó en la importación de radios, pero había un problema, no había emisoras en forma continua y ellos llegaron a instalar su propia emisora llamada Fada Radio. Las emisiones habían empezado allá por 1922 con las emisoras Paradizábal y General Electric que en 1931 pasó a llamarse El Espectador.

Todo muy bonito, pero Juan Pueblo sabía los resultados por los gallardetes en el Estadio y los gritos de las tribunas fomentaban la imaginación y en la Plaza Independencia escuchando lo que salía de los parlantes, allí instalados, en base a información real y ficta alternativamente y de acuerdo a la circunstancias y la habilidad de los locutores de turno, porque no podían cortar entre telegrama y telegrama.

El decáno en los relatos Don Carlos Solé

En 1950, Maracaná, se escuchaba por radio en directo desde Río de Janeiro y en forma bastante espantosa, claro que yo, como narré en una crónica anterior, estaba a tres kilómetros de Pando (Barros Blancos). Lo que son las coincidencias, cerca muy cerca de donde está la concentración celeste hoy.

Tanto don Carlos Solé, como Cheto Pelichari, este último tuvo durante mucho tiempo una tienda de ropas en 18 de Julio y Convención (la Tiendita Cheto).
Ellos dejaron el alma transmitiendo al igual que los jugadores en la cancha, pero mal que bien, no hubo que ir al costado de Maracaná, para saber más o menos las incidencias del partido. Asimismo estos locutores fueron los que implantaron el grito de gol festejado y un timbre de voz y un estilo que muchos imitaron con las propias limitaciones y los avances de la ciencia, porque hoy gritan el gol hasta con eco, lo cual marcó una escuela que todos copian o imitan hasta el día de hoy y en Buenos Aires también. Tendríamos que registrarlo para evitar que se transformara en un invento rioplatense.

Con el bendito mundialito, inventado para perpetuar cierto régimen de gobierno, no muy popular, más bien dictatorial, (fines de diciembre de 1980 y principios de enero de 1981) se incrementó la venta de televisores comunes y en 1982 apareció la televisión color y el televisor blanco y negro pasó a la historia.

Hoy sí, que el dinero plástico ha funcionado abierto, televisores plasma hasta en la sopa. Se ha transmitido por una señal, en forma clandestina, sin comprar los derechos, -dicen-, lo que dará magros resultados en el foro judicial, porque cuando después de la feria menor, se habiliten los tribunales, habrá pasado como cuando los caranchos vuelan, señal de que comieron y se fueron.

En Buenos Aires se fomentó de tal manera la venta de televisores plasma HD, que se compraron más de 100.000 equipos y ahora tienen otro problema, además de los desastres de Grondona – Maradona. Tienen que adaptar la programación y los canales para que sea útil la nueva señal y los decodificadores. Tema muy politizado que dará para mucho.

Se han perfeccionado las comunicaciones en forma brutal, pero con ellas el fútbol, se transformó en un monstruo, que sería una audacia de mi parte, decir si son miles de millones o billones de dólares los que se movieron en esta justa.

El campeonato es un vidriera donde se lucen los jugadores, lo mismo que el floreo de los caballos en el turf y los que echan más el resto y meten más para adelante suben su cotización como leche hervida.

Hay que tener en cuenta que los premios, que a el ciudadano de a pie le parecen exorbitantes, no cubren los riesgos físicos de la contienda y son cada cuatro años y en el camino está la clasificación por eliminatorias y todo lo demás, cuando los consagrados los cobran en la diaria en menor proporción pero con mucho menos riesgo.

Si el holandés ese que le metió la plancha en el medio del pecho al español, se salía con la suya, la víctima no hubiera podido volver a jugar ni al dominó y los cientos de miles o millones de euros se evaporarían, por más seguros que tuviera, su futuro hubiera sido muy magro.
Arévalo Ríos, que bien se lo merece, debe de haber aumentado su cotización en forma muy importante y con seguridad que a esta hora el pase debe estar firmado y por mucho dinero. Enhorabuena por él y por todos los que se la jugaron.

El asunto ya no es como la anécdota del otro Suárez salteño, más conocido por Peloduro, que en su visita a Cuba lo vino a atender un empleado del hotel y le dijo “Patria o Muerte” y el otro Suárez, como el de la mano salvadora, le contestó al mozo ¿y si hay que elegir? prefiero Patria.

De los avisos gastados en publicidad, vi una suma publicada en Búsqueda, con motivo del aviso del loco Abreu, en que patea al arco y otro en que lo festeja hasta un perro marca viruta medio rabo, cosa que no negocia el jugador sino su contratista, fue por una suma que no me animo a escribirla. Si tiene interés en entrar en el tema lea en dicho semanario el artículo sobre la contratación de Fabregat en Antel.

Pero la publicidad de Antel o de todos los empresarios uruguayos es un piojo, si tenemos en cuenta lo que es la internacional, los equipos deportivos, la pelotita voladora y saltarina, las bebidas, etc. y la marea humana que se trasegó de los distintos continentes a Sudáfrica fue brutal.

Al Maestro Tabárez le debemos haber coordinado a este grupo humano, que enalteció al país y el gran gaño de humildad que asombró al mundo, en definitiva nos mostró como somos.

Al Uruguay el campeonato le sirvió de mucho, no solamente abrazarnos gritando y llorando un gol, con un amigo o un extraño, sino que fortaleció el sentimiento de nacionalidad, que el Presidente Mujica supo manejar muy bien y con gran esfuerzo físico.

Esta patriada nuestro pueblo le dio una dosis de optimismo, de mirarnos entre nosotros, conocidos o no y sonreírnos por el mero hecho de llevar al que representa la celeste o más concretamente la nación.

Se que podría haber tres millones y pico de opinólogos, pero como el cuento de la monjita violada, la cara de satisfacción no nos la saca ni un cirujano plástico.

Olímpicos en 1924 – 1928 y mundiales 1930 – 1950. Uruguay Campeón de Campeones

Más artículos en esta Sección:

7 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Felicitaciones por el artículo!!
    Principalmente, lo que está bueno y es interesante saber, es como funcionaban las cosas antes, como se trasmitían los partidos de fútbol, etc. A veces son cosas que uno ni se imagina o ni se lo cuestiona, o da por sentado de que toda la vida funcionaron de la misma forma.-

  2. Aaaaayyyy!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Se me pone la piel de gallina. no saben lo que es estar fuera del paisito, con lo bien que le fue a uruguay en sudafrica y ver este artículo…..
    Que bueno,
    F e l i c i t a c i o n e s ! ! !
    Nelson Olavarría, y saludos a todos por ahííííííííííííí´!!!!

  3. Me gustó lo de la historia de la radiofonía…que distinto era antes!!!!!!! Pero se me ocurren mil formas de describir una cara de felicidad y la metáfora de la monjita la dejo afuera. Muy fubolero se lo ve Comousté!!!!

  4. Dicen q despues q sole metio su relato con la forma de gritar los goles otros de otros paises lo imitaron. Un fenómeno. Me emociona la foto de Gardel con los campeones del 30….ese fue el 4 a 2 no?…Si Garde fuera argentino estaria tan tan contento despues del partido?????????????? eheheheheh

  5. Buenos relatos para seguir conociendo un poco mas de cerca a nuestro bendito país.
    Gracias

  6. ver al mago gardel con los CAMPEONES DEL 30—————se me pone la piel de gallina
    ver que hablan———de los relatos de sole y el comienzo de la radio es volver a la niñez de mis viejos——–son los retratos inolbidables——————formidables recuerdos—————————————————-sensacional———————–saludos

  7. La foto en que aparece Gardel está trucada, porque en la original que la vi, no estaba esa imagen de la copa del mundo Rimet.. Fue sacada en la concentración de >Uruguay dias antes de la final con Argentina en el Parque Saroldi. Cualquier duda, no se apuren a publicar pregunten me a mí que conozco casi todo lo del futbol uruguayo. Saludos Eduardo
    (Eso lo explico mas al detalle en facebook: Eduardo Picerno)

Deje su comentario