Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Padres del Cartoon

28. Octubre 2010 | Por | Categoria: Entretenimiento

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por; Lorenzo Olivera

Aunque Ud. distinguido lector no lo crea, hacer este artículo sobre dibujos animados nos obliga a estudiar bastante, pero sarna con gusto no pica.

Pensaba escribir sobre Walt Disney, cosa que no la descarto para el futuro, pero uno de sus colaboradores me entusiasmó mucho, Firz Freleng.

Disney era muy económico y para nada dispendioso con el dinero y en consecuencia algunos genios del lápiz y el papel, el dibujo y la animación hicieron sus armas con él y se le fueron, ellos con sus ideas y algún proyecto también y le pasó no una, sino varias veces.

Pero el ser cicatero y pertinaz en el trabajo y en la vida, porque en la familiar y conyugal fue igual, logró o lograron que en sus 65 años de vida fundara un imperio económico, que no lo manejaba él, por cierto, pero todo giraba en torno a su persona.

El misterio de todo estaba en los dibujos de animalitos que hablaban y tenían las mismas virtudes y defectos que las personas humanas. El pato Donald era un rabietas, Mickey un buen tipo, Daisy y Minnie eran las novias de la época que no se casaban y los condenaban a sobrinos, Pluto un perro bueno y medio torpe que también tenía sus cositas, como también las tenían las ardillitas una vivaz y la otra torpe, y perro Balón, medio abulldogsado, pero era un fracasado y condenado a la cadena y el collar de púas.

Disney tenía el espíritu de ver los negocios, en esas cosas cotidianas, esas que pasamos todos los días por arriba y no las vemos, y en eso está la gran diferencia entre un ser común y corriente y un triunfador económico.

Por ejemplo, sus empleados para la recreación, tenían en el estudio unos juegos tipo parque infantil. A Walt se le prendió la lamparita y arrancó con Disneylandia, el monstruo, después de su muerte, siguió creciendo de la mano de su hermano quien murió tres meses después de inaugurado el parque de la Florida, El Mundo de Walt Disney (Disneyworld) y siguió la empresa The Walt Disney Company. Creo que andan con otros emprendimientos por Europa últimamente.

Si bien Disney fue un pionero que empezó sin un peso y luchó contra viento y marea y varios de sus dibujantes se le fueron con personajes, este o más bien la empresa los siguió con pleitos, como ser el que recuperó los derechos sobre el conejo Oswald, 78 años después de que se lo habían birlado.

Pero en este artículo, sin perjuicio de la introducción, quería referirme a Isadore “Friz” Freleng, nacido en Kansas en 1906 y fallecido en California en 1995 a la edad de 89 años.
Este señor trabajó mucho a la sombra de Disney prácticamente en el anonimato y en los tiempos más duros, en las Comedias de Alice y Oswald, el conejo de la suerte.

En su carrera fue animador, caricaturista, director y productor y fue muy conocido por su trabajo en la Warner Bros. en las series animadas Looney Tunes y Merry Melodies.
Introdujo varias de las estrellas más importantes al estudio, como ser el cerdo Porky, Piolín, el gato Silvestre, Sam Bigotes, Speedy González y La pantera rosa.
Fue el más premiado de los directores ganando cuatro premios Oscar.
Cuando cerraron los estudios de animación Warner en 1963, Freleng y su amigo David DePatie fundaron DePatie – Freleng Enterprises que producía dibujos animados y créditos de películas y series animadas en 1980.

La recorrida de personajes que hice fue muy rápida, máxime si tenemos en cuenta la provecta edad de los hijos de Freleng dado que el cerdito Porky, hoy goza de sus lozanos y gruñones 75 años y los demás le van poco a la zaga.
En 1937, Freleng se unió al estudio de animación de la Metro Goldwin Mayer, el cual era liderado por Fred Quimby, donde hizo “Los sobrinos del Capitán”, trabajo que no fue de su agrado y cuando venció el contrato volvió a la Warner Bros.

En 1940, el hoy septuagenario Pato Lucas, tiene sus problemas con Porky, y ambos hablan, elemento fundamental para el dibujo animado, y dos buscapleitos como son el Pato Lucas y Porky, como no iban a hablar.
En ese momento Freleng y su equipo están al mismo nivel o superior al de los productos del estudio de Disney.

Su estilo maduró rápidamente en la Warner Brothers e introdujo o rediseñó a personajes como Sam Bigotes (1945), el dúo Silvestre y Piolín (1947) y Speedy González (1955).
En 1964 ya fuera de la Warner Bros y asociado a DePatie – Freleng Enterprises se encargó de crear las secuencias (en los créditos) de la película La pantera rosa.
La Pink Panther era un personaje asexuado, porque una pantera puede ser macho o hembra y como no tenía ningún distintivo sexual y no hablaba, no se le conoció el sexo hasta que no muy acertadamente se la hizo hablar mucho más acá en el tiempo, y resultó varón.

Lo del color rosa no tiene nada que ver con ciertas corrientes o movimientos muy en boga últimamente, sino con el color del dibujo central del brillante que le dio el nombre a la película aquella de Blake Edwards, con David Niven, Peter Sellers y Claudia Cardinale, en la cual el dibujo aparecía animando en los créditos.

La pantera rosa se apoderó de Freleng el cual fue dejando de lado los otros personajes dedicándose más a este, el cual es elegante hasta en el último de sus gestos, delgado y color rosa. En sus cosas es algo chaplinesca.
Se hicieron muchos dibujos con la pantera e inclusive algunos seriados, hasta la década de los ochenta.

Desgraciadamente muestra televisión, tanto en señales de aire como de cable, en horarios de protección al menor, dan telecomedias chatarra o dibujos animados de la peor categoría, con violencia incorporada sin perjuicio de ser malos los dibujos y las tramas y La pantera rosa, Speedy González, Silvestre y Piolín y la abuelita, con Porky, el pato Lucas, duermen el sueño de los justos en cajones, tal vez esperando que un incendio acabe con la maldición de lo excelente contra la bendición de la mediocridad, según pareciera ser es el criterio de los programadores.

Quedan por ahí, El coyote y el correcaminos, Bugs Bunny y montón más esperando la suerte de los justos…

Más artículos en esta Sección:

5 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Esos eran verdaderos dibujitos y dos por tres los pasan. No se porque no hacen nuevos porque son repetidos. pero estan barbaros, si se rompe algo o te falta algo hay que esperar que vengan por correo el pedido de la empresa ACME. Impresionante!

  2. La pantera rosa y el coyote y el correcamino son lo mas de esos dibujitos y el pato lucas y porky por muerte eran mas divertido que donald y sus sobrinitos. Despues estaba el otro dibujante que se llamaba Walter Lantz que tenia al pajaro loco y el dibujante Terry creo las urracas parlanchinas y el super ratón. Los simson son un asco comparados con esos dibujitos.
    Saludos

  3. Hace como un año a mas me enteré que un multimillonario me parece que era un arabe, habia pagado un dinero para que el coyote se comiera al BIP-BIP. Y me parece que le dieron bola haciendo el ultimo cartoon del correcaminos. Pienso como Alvaro que los cartoon de antes estan mas buenos que los de ahora y salvando los animes que hacen para el cine. De cualquier modo, aunque no tengo mucho tiempo para ver Ficción (lease telenovelas), yo no las tocaría pues no molestan anadie. Si es cierto lo que dice Lorenzo en cuanto a que los cartoon de ahora no son para nada didacticos.
    Saludos

  4. Hay cosas en este mundo que me parecen que las hicieran de gusto mal. Teoricamente los dibujitos animados junto a todas esas palabras gringas, anime, cartoon netwoork, etc, estan dirigidos principalmente a los niños. Pero ete aquí, que si uno investiga un poco, los dibujitos que salen por tv luego se convierten en video juegos, entonces tienen que retroalimentarse fabricando historias, robos, conspiraciones, traiciones, venganzas, iras, asesinatos, engaños, etc. todas cosas que le vienen al dedillo que consuman criaturas de 8 y 12 años.
    Donde quedaron las tardes en que Pilan nos hacía tomar la cocoa mirando esos fantásticos dibujitos.

  5. Esos cartoon viejos eran buenos pero a mi me gustan los Simpson tienen mas que ver con la vida real.

Deje su comentario