Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Pegan a los caídos

6. octubre 2011 | Por | Categoria: COMOUSTÉ

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por COMOUSTÉ
Una fundación franquicia, sus comienzos su expansión y la mano en la lata
Soy una persona sensible ante la adversidad ajena y e quiebro emocionalmente ante ese tipo de desgracia.

En lo que me es personal, esta sensibilidad la considero una virtud.
En el caso de los insensibles, lo considero un defecto y cuando sacan provecho indebido del producto de la sensibilidad ajena, me resulta inmoral y cuando hay agravantes delictivos les deseo todo el peso de la ley sobre sus espaldas.

Mirando televisión con determinados programas se me ha hecho un nudo en la garganta y he colaborado generosamente, como única forma que tengo, en esos casos, de paliar el dolor y mal ajeno.

Por mi actividad profesional una vuelta me tocó lidiar con unos señores integrantes de una ONG, que lucían con unos sueldos de novela por hacer nada y explotar la desgracia ajena.
De ahí en más tengo especial cuidado en ver cuando aparece alguna de estas organizaciones en averiguar quienes son los que están detrás del escenario de las mismas.

El olfato es una muy buena herramienta así como los años de calle, estaño y buena memoria.
Estos días me llevé un disgusto, que me hizo crujir el corazón, no por los fondos que habían robado, sino por el daño social que produce un evento de tal naturaleza.
La famosa Teletón que hace una obra social que el Estado con lo recauda no hace, ni está en condiciones de hacer, por aquello del presupuesto, licitaciones, no pagar a los especialistas y la mar en coche.

Los primeros teletones de América Latina se realizaron en Chile en 1978, siendo la principal la organizada por Mario Kreutzberger (Don Francisco).
La idea sería exportada al resto del continente en los años siguientes, celebrándose en diversos países hasta la fecha.

Las teletones latinoamericanas están asociadas actualmente en la Organización Internacional de Teletones (ORITEL) que cuenta con trece miembros: Chile, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela.
Otras partes del mundo que realizan eventos de Teletón son Alemania, Australia, España, Francia y el Reino Unido, entre otros.

El primer Teletón en el Uruguay se realizó el 28 y 29 de noviembre de 2003.
La Fundación Teletón fue constituida con el fin de trabajar para hacer posible la creación, puesta en funcionamiento y mantenimiento de un centro de rehabilitación pediátrica al alcance de todos en el país.

El objetivo técnico del mismo es la rehabilitación integral de niños y jóvenes con discapacidad de origen neuro-músculo-esquelética. Para conseguir estos fines, la Teletón es transmitida por todos los canales de televisión y radioemisoras de Uruguay durante 24 horas. El último evento se realizó los días 3 y 4 de diciembre de 2010, bajo la consigna “La Teletón es tuya”, alcanzando un monto de 99 millones de pesos uruguayos (4,9 millones de dólares).

La próxima Teletón, será el 2 y 3 de diciembre de 2011.
El pueblo uruguayo es un pueblo solidario y para dicho evento cuenta con la participación de actores de todos los géneros, ya sea actores, cantantes, músicos, e inclusive hacen su aparición en el programa actores nacionales radicados en el extranjero que vienen a compartir su tarea con los que no han salido de su tierra, pero con el afán de colaborar con sus compatriotas y por supuesto los trabajadores de los medios como locutores, maquinistas, iluminadores y todos esos que no se ven y son muchos.

Cuando uno los ve a los niños afectados por diversos males, algunos desplazándose como si fueran cangrejos y a los pocos años con el tratamiento apropiado y elementos ortopédicos se manejan, casi como si nunca hubieran tenido el mal que los aquejaba.
Hasta aquí todo los subsanable por la vía de tratamientos especiales y con especialistas, que son mártires cumpliendo con su apostolado de mejorar a los necesitados.
Hay una parte que se realiza en forma honoraria como ser la colaboración de las estrellas para la animación de la larga jornada recaudadora e inclusive las empresas recaudadoras de fondos lo hacen en forma gratuita.

Los profesionales que atienden a los enfermos no viven de la caridad pública y la empresa que administra los fondos de la Teletón les paga sus sueldos.
Estos días sufrí una puñalada artera, uno de los empleados había sustraído, valiéndose de medios idóneos una importante cantidad de dinero, aunque en este caso, el monto de lo sustraído carece de relevancia.

El hecho relevante es el de haber sembrado la desconfianza del destino de los fondos que donarán en el futuro, los Juanes Pueblos, que sostenemos con nuestros aportes esta organización, que todos la vimos crecer desde la voluntad etérea a lo que es hoy.
Hay una cosa que cuando se pierde no se vuelve a recuperar o cuesta mucho hacerlo y es la confianza en algo o en alguien.

La prensa se hizo eco de la deshonrosa actuación del empleado, pero todos sabemos que cuando una cosa es buena no muchos la repiten, pero cuando es mala, se desparrama como un puñado de bolitas.
Se llegó, por parte del público que comenta los hechos, en las páginas de Internet de la prensa, hasta el calificativo de que poco más que es una organización para delinquir, todo por un vulgar delincuente.

Ya que estaban con el balde le dieron a la colectividad judía, solidaria como es, tanto para los de adentro como para los no judíos.
El pecado que le imputan es el hecho de que el chileno don Francisco, que no es santo de mi capilla, pero es judío de origen lo ponen poco menos que en el lavado de dinero y especialista para que las grandes empresas de nuestro país descuenten las donaciones de los impuestos que deberían pagar al Estado (sic).

Claro que es gente ignorante la que comenta y si una empresa descuenta de utilidades una partida de dinero que vierte en Teletón lo hace porque hay una ley que la habilita y en consecuencia lo único que hace por sí y para sí es darle el destino, al presunto dinero afectado a impuestos, a un fin que el cree mejor.

El daño que produjo este señor Ingeniero de Sistemas por unos pesos sucios, tal vez lo sintamos mucho, para la próxima Teletón, cuando se lleve a cabo el 2 y 3 de diciembre de 2011.
Y ya que le tiraron con el balde a don Francisco, por su origen judío también lo hicieron con el llamado Licenciado Petinatti, dándole con la cadena por las dudas.

Acá no tiene ninguna responsabilidad nadie, sino simplemente los que tenían que controlar y no lo hicieron en forma férrea como se debe hacer con los fondos que no son de nuestra propiedad, sino propiedad de otros y en este caso de los más desposeídos.
Tiempo ha, se descubrió un desfalco en otra ONG hecha por un abogado, claro que esta recibió el daño económico de bienes que valiéndose de documentación falsa y malos controles birló en su beneficio unos bienes que enajenó por la vía del remate público.
En ese caso como son donaciones testamentarias, el daño es mayor en el sentido económico, pero está más allá de la pérdida de la confianza pública.

Este Ingeniero en Informática nos robó gran parte de la fe que tenemos que tener todos los orientales cuando nos enfrentamos ante una obra social, que por su especificidad la debe realizar la sociedad en su totalidad y si no hay confianza las fuerzas se deberán recuperar, mostrando en forma eficaz los logros obtenidos para lograr tapar esta mancha absurda, que nunca debió haber aparecido.

Por muchos años de solidaridad anónima y generalizada en las ONG serias y en especial en Teletón, que trabaja en los niños que son el futuro de nuestra sociedad.
El tiempo es un gran gentilhombre y espero que subsane esta mala acción.

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. La Teletón hizo algo muy bueno en todo lugar donde llegó porque formalizó la solaridad en un evento donde todos participan y aparte tienen todos los canales de television para difundirlos.
    Otra cosa aparate es lo de la gente corrupta porque esa gente esta en todos los lados, estan entodos los rubros y no hay profesión que no falten los corruptos,
    Saludos

Deje su comentario