Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Problema genético

9. Junio 2011 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Niquita Nipone
En Argentina están encantados o estaban, de tener entre las personas nacidas en el país, una señora a la cual titular princesa argentino-holandesa Máxima Zorreguieta, la cual se encuentra casada con el príncipe Guillermo Alejandro, hijo de la Reina Beatriz Primera de los Países Bajos y a su vez nieto del príncipe Bernardo el cual tuvo una vida un tanto azarosa.

Claro que el padre no pudo entregar a la novia porque la Corte holandesa lo tenía mal visto por asuntos de la época de la dictadura argentina, su participación en la misma y los derechos humanos.
Pero el amor todo lo puede y se casaron.
Hasta acá todo fenómeno.

El abuelo del príncipe tuvo que abdicar de su cargo por diversos temas, aunque fundamentalmente o el más grave e insólito, fue que en 1976 se descubrió que el Príncipe Bernardo había aceptado un soborno, por un millón cien mil dólares estadounidenses, de la Lockheed Corporation, una empresa de ingeniería aeronáutica, para influir en el gobierno holandés en la compra de varios aviones de combate F-104.
Cuando el Príncipe fue investigado se negó a contestar declarando que:”Estoy por encima de esas cosas”.

Para mejorar las cosas, entre sus infidelidades a su cónyuge, hubo de comprar un lujoso apartamento en París para su amante Hélêne Grinda, con quien había tenido una hija ilegítima de nombre Alexia, tema en el que era reincidente, porque también había tenido una segunda hija ilegítima, Alicia, en los EEUU.

También le atribuían entre sus virtudes haber pertenecido a la SS aunque, también dicen que el Fuhrer después de una noche de conversaciones salió diciendo que era un estúpido, no él, sino Bernardo.
Tal vez fuera verdad pero la opinión de Hitler me tiene sin cuidado y me preocupan otras cosas más mundanas.

Por el tema de las comisiones no fue juzgado porque la reina amenazó con abdicar si el príncipe era sometido a proceso.
Sin juicio tuvo que renunciar a su cargo de Inspector General de las Fuerzas Armadas de los Países Bajos y se le prohibió utilizar el uniforme, con la salvedad del funeral de Lord Mountbatten de Birmania y su propio funeral, porque fue enterrado con su uniforme, aunque pensándolo bien, después de muerto, con o sin uniforme no lucía mejor de salud.

Él en su defensa, si era argumento válido, manifestó que los fondos los había utilizado para instituciones benéficas y otras instituciones.
Entre ellas la Word Wildlife Fund, a la cual tuvo que renunciar cargo que ocupó el Duque de Edimburgo.
Pero cuanto más trataba la familia real holandesa de reivindicar el nombre de Bernardo, siempre le caía algún nuevo escándalo que con el tiempo iban surgiendo como hongos.
Algo muy sutil, fue que en 1988 Bernardo y Juliana, que habían abdicado en su hija Beatriz en 1980, vendieron dos cuadros de su colección personal, en setecientas mil libras esterlinas, para proporcionar dinero al World Wildlife Fund, las que serían depositadas en una cuenta bancaria en Suiza.

No obstante ello, en 1989 Charles de Haes, director de la WWF, devolvió 500.000 libras esterlinas a Bernardo para “un proyecto privado”.
El proyecto consistía en contratar un ejército privado para la protección del reino animal, pero con el tiempo dicho ejército se había infiltrado en el comercio ilegal del marfil, participando de dicho negocio.

Un reportero, de esos que nunca faltan, descubrió todo lo dicho, sino que también se descubrieron conexiones, entre el ejército privado de Bernardo, el WWF y el mantenimiento del apartheid sudafricano.
Varias unidades sudafricanas, que había tomado parte en 1992 en la masacre de Boipatong, para aplastar a los insurgentes contra el apartheid, habían sido entrenados en el Proyecto Lock, que tal era el nombre del ejercito privado.
Una comisión investigadora nombrada por el Presidente Mandela llegó a la conclusión de que nuestros homenajeados, habían participado en el asesinato de varios miembros del Congreso Nacional Africano, y que los mercenarios habían dirigido campos de entrenamiento, en las reservas naturales africanas donde habían entrenado a terroristas de organizaciones como UNITA y RENAMO.

Nunca fue acusado formalmente por este desliz, pero el escándalo del Proyecto Lock asestó otro golpe a su reputación, aunque poco podría ocasionarle un piojo más a un atorrante.
Pero como dicen hijo de tigre bicho overo, y el nieto, es hijo del hijo, por lo tanto tiende a ser overo también.
Un periódico holandés “De Volksrant”, publicó en su portada trasanteayer que la princesa argentino-holandesa Máxima Zorreguieta y su marido, el príncipe Guillermo-Alejandro, habían realizado el año pasado transacciones financieras en algunos paraísos fiscales.

Los periodistas Jan Hoedeman y Temco Meijer, aseguran haber tenido acceso a la información que deja al descubierto las transacciones del matrimonio real.
“Entre bastidores estalló la conmoción el año pasado sobre pagos del príncipe Guillermo-Alejandro y la princesa Máxima (Zorreguieta) en un “paraíso fiscal”
Los pagos se habían realizado para comprar una mansión de vacaciones en Mozambique y que uno de esos paraísos había sido la isla de Jersey, en el canal de la Mancha.
El País de Madrid, explicó con profundidad los hechos denunciados, cronológicamente y añadió una declaración del actual primer Ministro, Mark Rutte: “Es lamentable que se haya publicado una información secreta”.

Es triste que un primer Ministro haga esa lamentación porque aunque se mantenga en silencio, la verdad siempre es verdad.

La casa real holandesa manifestó que los depósitos se habían realizado siempre dentro de la legalidad y sin haber obtenido beneficios fiscales.
Que mala suerte tienen los varones de la casa real holandesa, invierten unos ahorritos y se arma la de San Quintín, porque esto recién empieza.

Más artículos en esta Sección:

2 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Igual que Ricardo Montaner que es argentino pero vive desde niño en venezuela o el actor Viggo Mortensen que se crió en argentina desde niño, ambos dicen que son de ese lugar medios a la fuerza, por las dudas que los confundan con algun garronero!!!!! En fin ….tienen mala fama lo que viene de la otra orilla, por algo será decia la abuelita…así que cuando Máxima mandaba el garrón…eran sus GENES….JAJAJAJA
    Saludos

  2. Estimado Mauro Platero: Creo que el tema venía por el chorreo. El abuelito hacía asados con cuero abajo del agua y ahora el nieto con la princesa argentina, pretendiendo hacer una parrillada, para luego ir agrandando el negocio. Al Abuelo lo salvó la reina amenazando que si lo juzgaban abdicaba, pero a este no lo salva ella, sino que el que se va a quedar en la calle es él y su naranja mitad. Atte.

Deje su comentario