Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Regresan las bragas de abuela

22. Julio 2011 | Por | Categoria: Modas

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

El estilo retro de los bikinis es la sensación y lo esta imponiendo la firma barcelonesa Andrés Sardá.

Con la cintura por encima del ombligo y sujetadores armados, modelos de prestigio como Irina Shayk, novia del futbolista Cristiano Ronaldo, se han convertido en embajadoras de esta tendencia que trae de vuelta un look que creíamos desterrado para siempre en lo más profundo de los cajones: las bragas de abuela.

¿Por qué han vuelto? ¿Quién las ha traído al siglo xxi? Según Nuria Sardá, directora creativa de la firma de lencería Andrés Sardá, es difícil saber el origen de esta tendencia, pero lo cierto es que se está recuperando aquel glamour cinematográfico de los cincuenta y sesenta. “Nosotros inspiramos nuestra colección en Alfred Hitchcock, con Grace Kelly como referente. En el desfile, miramos a la mujer de la misma época, pero de Latinoamérica, como María Félix o Frida Kahlo”.

No solo se trata de una prenda sexy, que incluye trasparencias y líneas favorecedoras, sino que también cuenta con una gran ventaja: el efecto shapping (moldeante), que ayuda a estilizar la figura y que disimula pequeños defectos. Son prendas que aúnan belleza y funcionalidad, por lo que mujeres de todas las tallas y edades las han acogido con entusiasmo.
A pie de calle

Prácticamente todas las grandes marcas cuentan con la tendencia retro en sus catálogos, pero a pie de calle hay opiniones de lo más variadas: “Solo les queda bien a las mujeres con cuerpo 10”, afirma Patricia, de 52 años. “Yo las llevé de pequeña, incluso mi abuela me las hacía de ganchillo, con un lacito de raso en la cintura, ¡cómo picaban!”.

Si me las pusiera para quedar con mi chico, lo espantaría

Isabel, de 31 años, confiesa que no se las pondría pero que tampoco las “minibraguitas” son lo que mejor sienta a las mujeres normales. Una joven de 23 años, Tami, reacciona con rotundidad cuando se le muestra un catálogo: “Creo que si me las pusiera para quedar con mi chico, lo espantaría. No solo me horroriza la forma, sino también esos colores carne”. Su novio, Gonzalo, de 29 años, coincide en que preferiría que ella se pusiera cualquier otra cosa, “como culotes, braguitas o tanga”.

A pesar de todo, no le faltan defensores: “A mí me parecen glamurosas, me recuerda a las pin up, aquellas fotos de Marilyn o Sofía Loren, y seguramente favorecen”, apunta Pablo, de 38 años.

Encaje y raso para seducir
El negro es el color por excelencia en la tendencia retro, pero algunas firmas también se atreven a darle un toque más actual y juvenil, especialmente en la moda baño, con tonos flúor, vainilla, rosa palo, rojo e incluso estampados florales. En cuanto a materiales, triunfan los encajes y el satén brillante; y abunda el jacquard, los bordados en tul y los tejidos semitransparentes, además de complementos como lazos, corchetes, detalles en metal y pequeños cristales. Los sujetadores se inspiran en los contundentes sostenes de los sesenta. Un gran arma de seducción.

No se; ¿Tu, qué opinas?

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. No me vas a decir que en el verano vamos andar tapandonos el ombligo…para que sirve tanta dieta!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    ese andres es un resentido y nadie le va a dar bolilla para que sirve sacrificarse por el cuerpito si despues no podes mostrar!!!!!!!!!!???????????

Deje su comentario