Promocione su empresa por Internet

Roy Orbison: Oh, Pretty Woman

9. mayo 2013 | Por | Categoria: Historias de las estrellas

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Sus lentes oscuros guardan una increíble historia, pues el músico no era ciego ni albino. Oh, Pretty Woman la compuso en 1964, un año después estaba en el primer lugar de ventas desplazando a los imbatibles The Beatles. Luego en los 90’, un film protagonizado por Julia Robert fue inspirado en su canción que fue el tema central de la película. Lamentablemente Roy no llegó a ver el proyecto.

roy_280x352Apodado ‘the Big O’ y también ‘Lefty Wilbury’, Roy Kelton Orbison nace en 1936, en Vernon ‘Texas’ sobre el río Tennessee. Impuso un estilo componiendo baladas y rock and roll que interpretó durante cuarenta años. La época de los 60’ y 70’ era muy propicia para imponer estilos de música, de atuendos y de look. Roy en esa materia encuentra su identidad tanto en lo artístico como en su imagen. Como cantante, Orbison estaba dotado de un reconocido rango vocal y de un falsete muy particular con que entonaba canciones como “Only the Lonely”, “Oh, Pretty Woman” y “Crying”. También utilizaba un par de lentes oscuros en sus actuaciones.

La historia del ‘porqué’ utilizaba lentes oscuros es muy interesante, pues tiene que ver con la necesidad de usar lentes conectado a un incidente que marcaría parte del look de su carrera.

Roy por prescripción médica debía usar lentes, pues desde su infancia sufría de una combinación de hipermetropía, astigmatismo severo, presbicia, anisometropía y estrabismo. O sea que sus lentes debían ser especiales, sin embargo no tenían porqué ser de una tonalidad particular y los que usaba eran claros. Los que ocurrió fue que en uno de sus primeros recitales, Roy dejó olvidado en el transporte sus lentes habituales y tuvo que usar los de repuesto para poder manejarse en el escenario. Lo único diferente de esos lentes, es que eran de cristales oscuros, lo que comúnmente llamamos ‘lentes de sol’. El recital le fue tan bien, que esos pares de lentes, lo acompañarían en toda la gira. Y luego los lentes oscuros formarían parte de su imagen. Este look luego también lo adoptaría Elvis Presley, Bob Dylan y otros.

Sus comienzos en la música fueron a los 13 años, donde Roy organizó su primer grupo musical, The Wink Westerners, y cuando no estaba cantando con la banda, tocaba la guitarra y escribía canciones. El grupo aparecía cada semana en una emisora de radio, KERB, de Kermit, Texas. Orbison se graduó en la Wink High School en 1954. Estudió en el North Texas State College en Denton, Texas durante un año, y se matriculó en el Odessa Junior College en 1955 para estudiar historia e inglés. Los Wink Westerners tuvieron bastante éxito en la televisión local, actuaron treinta minutos por semana en la KMID y luego en la KOSA. Uno de los invitados a su actuación fue Johnny Cash, quien les facilitaría la firma de un contrato con su productor, Sam Phillips, de Sun Records. Rebautizaron el grupo como The Teen Kings y Orbison abandonó el college en 1956, determinado a hacer de la música una ocupación seria.

Muchas de las primeras canciones que grabó fueron producidas por Sam Phillips, quien además de a Cash producía a Jerry Lee Lewis, Carl Perkins y Elvis Presley. Orbison consiguió su primer éxito comercial en julio de 1956 con “Ooby Dooby”, una canción escrita por unos amigos de Orbison de la escuela. Su canción “Claudette”, llamada así por su primera mujer, fue grabada por los Everly Brothers como la cara ‘B’ de su primer número uno, “All I Have To Do Is Dream”.

roy_280x210Oh, Pretty Woman: Un oportuno éxito
A mediados de los 60’, los que ostentaban los primeros lugares en las disqueras tenían nombres ingleses pero no eran americanos. The Beatles y los Rolling Stone ya empezaban a dominar el mercado de la música americana. Sin embargo Orbison compuso en 1964 la canción “Oh, Pretty Woman” y rompió la hegemonía de The Beatles en el top 10, alcanzando el número 1 en las listas Billboard. La grabación vendió más copias en sus primeros diez días de venta que cualquier otro disco de 45 rpm hasta ese momento y seguiría vendiéndose hasta llegar a más de siete millones de copias. Años después, la canción sería parte de la banda sonora de la película Pretty Woman, que lanzó a la fama a la actriz Julia Roberts.

La letra de la canción escrita por Orbison, con arreglos de Bill Dees, cuenta como el cantante admira a una mujer bonita caminando, preguntándose si vivirá tan sola como vive él. Con “Oh, Pretty Woman”, ganaría el Grammy a la Mejor Interpretación Vocal Pop Masculina en el año 1991 por la versión en directo que hizo para el programa especial de televisión Roy Orbison and Friends, A Black and White Night. “Oh, Pretty Woman” también ocupará el puesto 222 de la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, según la revista Rolling Stone.

Sin embargo todo esos premios Orbison no los puede disfrutar, pues fallece el 6 de diciembre de 1988, luego de cenar con su madre a causa de un ataque cardíaco.
Déjanos tu mensaje o síguenos ahora través de Twitter y Facebook.

carta_20x15ima-twit

casa-beethoven_1_600x200

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Como siempre, buenas historias, porque nunca supe de Roy Orbison pero requeteconocia la canción Pretty Woman, no se conocen o no se promovieron mas temas de ese cantante…que pena que no haya podido ver ese exito no la pelicula.
    Un saludo para todos `por ahííííí…

Deje su comentario