Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Sarah Ferguson escándalo

3. junio 2010 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

La duquesa de York facilitaba llegar a su ex – marido por 575 mil euros. Un tabloide británico le tendió una trampa y el video muestra los detalles de la negociación. Luego ella reconoce estar bajo los efectos del alcohol.

El fin del un productivo negocio llegó cuando alguien si hizo pasar por un empresario que quería acercarse al príncipe para hablar de negocios. Obviamente era una trampa. Hasta ese momento se sospechaba que la duquesa de York hacía estos sobornos, pero nunca se podaron comprobar.

El supuesto empresario, un periodista de un tabloide británico, arregló una reunión con Sarah Ferguson, exponiéndola a ser grabada mientras se realizaba la negociación. La duquesa le dijo al empresario en cuestión, que mediante una cifra, se le abrirían las puertas.

En el video, antes de estrechar la mano del periodista, Sarah afirma: “500 mil libras cuando pueda, para mí (…) abren puertas”. Y agrega: “Puedo abrir todas las puertas que usted desee, para lo que quiera (…) Podemos hacer mucho”.

“No tengo un centavo”, justificó la mujer, quien explicó que su acuerdo de divorcio la dejó con un ingreso de 15 mil libras al año.

“Soy una contribuyente británica, dejé la familia real por la libertad y estoy por el suelo. No tengo esperanzas”, dijo Ferguson, madre de las princesas Beatriz y Eugenie. Según el periódico británico, Ferguson se habría reunido dos veces con el falso hombre de negocios. La primera en un hotel de Nueva York y la segunda en un club privado de Londres.

No era difícil de suponer que cuando estalló el escándalo de los sobornos aceptados por Sarah Ferguson para dar el contacto de su ex – marido, el príncipe Andrés, y la duquesa de York se exilió por unos días en EEUU, iba a acabar concediendo una entrevista en exclusiva. Y quien se ha llevado el gato al agua no ha sido otra que Oprah Winfrey, una de las presentadoras más populares e influyentes del país.

La esperada entrevista, en la que la ex-Windsor habló sin tapujos del escándalo, se produjo ayer de madrugada, aunque por la tarde ya ofrecieron un adelantado de lo que el espectador iba a escuchar. El incidente parece tener una explicación, según adujo Fergie: el alcohol. “Soy consciente del hecho de que he bebido”, dijo para luego rematar: “Estaba por los suelos”.

Otro de los detalles que revela Sarah Ferguson es que solo había visto pequeños trozos del famoso vídeo de la trampa que le puso el tabloide británico News of the world mientras viajaba entre aeropuerto y aeropuerto. “No me he enfrentado al demonio de cara”, admitió.

La presentadora le plantea preguntas de todo tipo a la entrevistada. “¿Te planteaste que aceptar ese soborno de 575.000 euros era un error?”; “¿Cómo te dijeron que era un montaje y que se haría público?”; y no se olvida de lo que muchos querían saber: “¿Cuántas deudas tienes?”. Al cierre de esta edición ya se conocían algunas de sus respuestas. Fergie admitió tener problemas económicos (“mi situación financiera es precaria”, le confesó a la presentadora) y se disculpó por su falta de juicio.

La duquesa de York descubierta por una trampa realizada por un reconocido tabloide británico.

Todo este increíble escándalo estalló el pasado 23 de mayo, cuando News of the world hizo público el vídeo. En él se puede ver a Fergie, en un evidente estado de embriaguez, reunida con Mazher Mahmood, un periodista encubierto del tabloide que se hizo pasar por un empresario indio. La duquesa de York se dejó sobornar a cambio de ofrecerle el contacto de su exmarido, el príncipe Andrés, de quien se divorció de mutuo acuerdo en 1996.

Más artículos en esta Sección:

7 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Los Windsor no han logrado, liquidar la monarquía, por esas cosas. Olvidemos el pasado remoto del Rey que abdicó por amor hacia Willy Simpson. La princesa Margarita la dejamos de lado porque se gastaron ríos de tinta sobre sus amores y desamores. Elizabeth II es eterna en el trono, no por voluntad propia, sino por la incompetencia manifiesta de el príncipe Carlos con su malhadada aventura matrimonial con Lady Di, que a él si le dieron el permiso que no tuvo, su tío abuelo y la muerte un tanto conversada de la ex princesa y su ulterior matrimonio con unas relaciones por detrás de la iglesia legalizadas entre gallos y medias noches. Ahora esta señora aduce que se había pasado de copas y por eso quería vender al principe Andrews por un puñado de euros, no tan puñado sino un lote de 575.000.- Estando a sus dichos fresca es confiable pero con alguna copa entre pecho y espalda al diablo con los secretos de la corona. Creo que no se han enterado los Windsor de que viven gratis y tienen el dinero que tienen a la salud del pueblo inglés que de puro porfiado no los sacó por algo menos peor, como podría ser la democracia representativa y los de sangre azul que se hagan una transfusión de laburo.

  2. Ajajajaja. La garcaron a la duquesa. Ese fue el duque Andrés que no le quiere pasar mas guita. Cual es el motivo para que el diario le haga esa cama?

  3. Me encantó como le dieron la caza. Pero cuando confeso me quede un poco triste. Pero cuando echo la culpa a la bebida ya tuve ganas de matarla…………como vas a echarle la culpa al alcohool?. La tipa se fue borracha a una entrevista de negocios!!!!!

  4. Se abren la puertas dijo,,,para el manicomio. Pero te dejo picando una,, ella dijo que la plata era para un amigo…pregunto….el amigo no sería el tal ex-Andres que necesitaba guita para la ‘chica’ y estuvo de acuerdo repartiendose 50 y 50 con la borrachita. AAAAAAAAAAAAH ………..a que no la pensaron????????????????

  5. juajuaa. mentiras que hace cualquier cosa mamada la ferguson. AGARRO LA PLATA Y SE LA LLEVOOOOO

  6. hahahahaha…losproblemas de la realeza!!!!!!!!!!¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  7. Sospecho que el amigo era el famoso pata de bolsa, el que ayuda a vivir a damas seducidas por la corona y luego abandonadas. Cuando vaya a UK me niegan la visa del pasaporte. Ellos hacen los merengues y nosotros somos los indeseables.

Deje su comentario