Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Snowden: ¿Dónde desembarca?

12. Julio 2013 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Niquita Nipone
Los espías trabajan en una zona de la seguridad muy insegura de las naciones, la cual puede sufrir constantes cambios debido a los cambios de personas y a los adelantos tecnológicos.

carta_20x15ima-twit

Síguenos ahora través de Twitter y Facebook.

snowden1_145x432No lleva a engaño a nadie que buena parte de la seguridad de los países del mundo, los sistemas de defensa, las distintas bases de datos, las telecomunicaciones, las operaciones financieras, los servicios públicos y otras actividades estratégicas descansen sobre medios electrónicos, para garantizar rapidez y efectividad en sus manejos.

Pero tampoco escapará que estamos volviendo un poco a la máquina de escribir, poco mail y más paloma mensajera.
De toda esa información que circula por el éter, gracias a frecuencias y bandas del espectro electromagnético, la que circula por fibra óptica y que en algún momento viaja por las capas inferiores y medias de la atmósfera, con la tecnología que permite “pescar y bajar” esa información, tendrá a su disposición un apreciable volumen de información transmitida por internet, por los teléfonos y faxes del mundo.

La señora limitada intelectualmente, Kristina K, dijo por twiter de no utilizar Facebook por la piratería.

Piensa realmente poco, porque ni al espía más zopenco se le ocurriría dejar información en Facebook y debe pensar que el twiter es extraterrestre.

EEUU, sus aliados y empleados han invertido vagones de dólares en el desarrollo de ese mundo electrónico, al punto que no sólo aporta adelantos para los mercados mundiales, porque en la medida que los demás utilicen sistemas similares son vulnerables y le posibilita controlar grandes áreas operativas y usa esa ventaja competitiva para proteger sus intereses, la cual muchas veces se le transforma en un arma de doble filo, como cuando se le escapa un topo.
A partir de las Torres Gemelas (11 de setiembre de 2001), EEUU inició programas de vigilancia sobre las actividades terroristas bajo la premisa de ser una guerra en contra del terrorismo.

Estos programas han abarcado múltiples áreas, como ser las redes sociales, movimientos financieros y, muy particularmente, las llamadas telefónicas, incluyendo mensajería de textos, por nombrar algunas.

Para ello ha empleado a la National Security Agency (NSA), el referente a los servicios de inteligencia, una organización que se encuentra a la vanguardia tecnológica en la captura y análisis de información, para recoger con sus supercomputadoras esta enorme cantidad de información alrededor del mundo, y con un proceso especial de llamado “minería de más allá de la información” es decir, que las computadoras analizan la información y sacan sus conclusiones de acuerdo a determinados padrones, por medio de unos programas especiales llamados Analizadores de Tráfico Semántico, y la van ordenando de acuerdo a prioridades.

Para dar una idea de este enorme y sofisticado trabajo, la NSA podría monitorear y grabar diariamente, sólo en Alemania, 15 millones de llamadas y 10 millones de conexiones en internet, en días de mucha actividad, hasta 60 millones de conexiones, esto, según un estimado de la revista Der Spiegel, imagine esto a escala mundial, tecnologías comerciales como Accumulo, usada por Amazom, Facebook, Google y otras empresas que analizan lo que llaman “Big Data” (Gran información), se quedan cortas comparadas con lo que la NSA usa en su trabajo.

En el mundo del espionaje no hay enemigos, pero tampoco hay amigos, se vigila a todo el mundo.

Sólo en caso de ser descubierta se convierte en un desagradable asunto el tema de tratar de explicar la desconfianza; cuando se trata de gobiernos amigos, puede convertirse en un delicado problema diplomático.
El espionaje no existe, pero cuídate de que no te atrapen haciéndolo”.
Muchos críticos señalan que esta actividad de espionaje masivo está sobredimensionada y sobrevaluada; las computadoras apenas pueden cosechar la espuma de la información que recogen, nadie escapa a la investigación, ni los propios norteamericanos escapan de esta acción de monitoreo de sus comunicaciones, lo que ha desatado una serie de investigaciones judiciales, aprobación de normas, debates y las críticas, que corren parejos a la imposibilidad de evitar ataques terroristas en contra de los EEUU.

El reciente atentado que tuvo lugar durante el maratón de la ciudad de Boston da cuenta de esta debilidad.
Edward Snowden era un técnico que trabajaba para la NSA y decidió hacer públicas estas prácticas poco éticas de la NSA; pero para ello tenía que traicionar a su país, cosa que hizo robándole información a su gobierno para que la publicaran, entregándola a personas no autorizadas, violando su juramento de lealtad y desconociendo sus compromisos de confidencialidad con sus empleadores.

¿Nadie se pregunta por qué lo hizo?
No interesan los por qué sino lo que importa es el castigo.
Esta acción ha puesto en peligro vidas norteamericanas y el gobierno de su país lo busca como un criminal que debe encarar la justicia.
En especial que como ejemplo no puede quedar sin un castigo ejemplar.

¿Por qué Estados Unidos se embarca en esta actividad?
La respuesta más sencilla es “porque puede hacerlo y nadie lo puede evitar”, es un asunto de sobrevivencia.
Por supuesto, los enemigos y rivales de los Estados Unidos, al conocer del caso, inmediatamente se unen para convertir el asunto en un problema de derechos humanos, denuncian el espionaje masivo como una violación de la privacidad y convierten el caso en un tema de libertad de expresión y de paso llevar agua para su propio molino.

Y como hay países latinoamericanos alineados con el comunismo, con regímenes totalitarios, con movimientos subversivos y terroristas, y, en el caso de Ecuador, ya han dado refugio a uno de estos nuevos criminales del ciberespacio, cosa que fue objeto de un artículo oportunamente publicado por El Reporte, como sucedió con el fundador de WikiLeaks, JulianAssange.

No fue fortuito que Evo Morales, presidente de Bolivia, quien ha asumido el papel de cobrador de deudas históricas, principalmente el del oro que España y otros países colonialistas sacaron de Latinoamérica durante la conquista, estaba en una reunión de países productores de gas en Rusia.

Donde hizo, además, algunas declaraciones sobre su disposición de brindarle asilo al prófugo norteamericano, al despegar del aeropuerto internacional Sheremetyevo de Moscú, donde estaba Snowden como refugiado en tránsito, se viera envuelto en problemas con el avión que lo transportaba, ya que algunos países aliados de los EEUU no le dieron el permiso de aterrizaje y cuando Austria lo hizo, lo registraron en busca del fugitivo, que no encontraron.

Algunos políticos latinoamericanos, con poco criterio y apelando a la soberanía, habían ya lanzado una campaña de hacer de esos prófugos de la justicia, unos héroes de la libertad, sin medir las consecuencias de sus acciones para sus países.

De allí el garrafal desacierto del presidente Correa de Ecuador de renunciar unilateralmente al tratamiento preferencial de sus productos en el mercado norteamericano, igual que los estrambóticos actos de desagravio a Evo Morales, quien quiere romper relaciones con los EEUU por una confusión que el mismo se encargó de propiciar, sin importarle los intereses de los bolivianos.
El caso más patético es el de Nicolás Maduro, un enemigo declarado de los EEUU y quien está orquestando, a nivel latinoamericano, una jugada para perjudicar a los intereses de los gringos en la región.

Estando sentado en un sillón que no le pertenece, no siendo venezolano de nacimiento sino colombiano, de notoria dureza mental demostrada en su época escolar, se considera un personero de la libertad hablando con “los pajaricos” y por intermedio de estos con el “finado Chávez”.

Al ilegitimo mandatario no le importa el daño que pudiera causarle a Venezuela con la oferta de asilo para Snowden, un prófugo de la justicia; con su actitud de “macho revolucionario”, cada vez más peligrosa, en el sentido que está buscándole bronca a un país de una superior capacidad militar y económica que Venezuela y que podría terminar de un modo muy doloroso para el pueblo venezolano, porque si EEUU dejara de vender gasolina venezolana en las estaciones de servicio estadounidenses, cuánto duraría Maduro y compañía sin caer en la miseria más atroz que la actual donde carecen hasta de papel higiénico, papel toilette que ellos le dicen.

Pero surgen las dudas, Snowden creo no va aceptar el asilo en un país donde el gobierno ni siquiera le puede garantizar la seguridad a sus nacionales, sería toda una tragedia que este asilado fuera secuestrado o víctima del hampa común luego de toda la ordalía sufrida, lo más seguro es que este gobierno amoral lo utilice como ficha intercambiable por favores y lo negocie a la primera oportunidad.

No creo que Snowden vaya a Venezuela, pues ningún espía que se respete viene asilarse a un país donde no está libre de un secuestro o de un sicario en las 24 horas que por ahora tiene el día.
A Maduro que está verde, al igual que Evo, les gusta ser titulares de la prensa, pero tienen que pensar un poquito hasta donde van a tirar de la piola, porque el gigante no está dormido, aunque a veces está borracho de un poder que se cree que tiene y hace larga data que lo ha perdido por el camino.

Es un problema de tiempo y no demasiado.

Más artículos en esta Sección:

3 comentarios
Deja tu comentario »

  1. A me puede responder a que viene Evo Morales al Mercosur?
    Los espias fueron de siempre y se hicieron conocidos mucho antes de la guerra fría, porque cuando comenzaba la era industrial ya los capataces y empleados mas idóneos de las fabricas, eran comercializados y secuestradas las familias para que trabajaran como esclavos, gracias a quienes? a los espías….a sí que sí los espias no responden a religiones, familias, empresas ni paises…
    Pero que los United Estates y sus agencias de espionaje y contraespionaje no imaginen que todos somos bebes de pecho xque sabemos que cuando se les da vuelta 1 espia tienen a miles plantando informacion en contra de los gobiernos enemigos ejemp: irak tiene armas de destruccion masiva y escuchando telefonos o interviniendo la internet y las redes sociales.

  2. De que se puede sorprender el pueblo americano. Que su gobierno les mienta?. ¡Ya estan acostumbrados! A cuantos miles de musulmanes mató Bush a sangre fría con el cuento de las armas de destrucción masiva. Después que pasó? SE SUPO QUE ERA MENTIRA. A la gente muerta no la revivieron, y el dinero gastado del pueblo no se recuperó.
    Snowden es uno mas producto de las mentiras que si no las hubiera no existiría…

  3. La mentira es más vieja quevel hombre en la tierra y no me estoy refiriendo a la mentira piadosa al enfermo.
    Ayer nuestro Presidente, en el país anfitrión de la teunión del Mercosur, invitó a los delegados a cenar, el único que fue el representante de Guyana y estoy seguro que todos contestaron al RSVP, menos mal que somos hermanos, lástima las inconductas maternas.

Deje su comentario