Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Tienda de café y refrigerios

13. Abril 2017 | Por | Categoria: COMOUSTÉ

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

La admirable alarma

Vestidos de novias – Madrinas – 15 años

Uruguay y el mundo crisol de razas

El tránsito vehicular

Trabajos que fueron, y ya no son

Vivir el barrio

Nostalgia

Primeros humos

Lo leo y me cuesta creerlo. Y al tic tac del reloj van apareciendo personalidades, autoridades, funcionarios nacionales y extranjeros, todo tipo de público y opinólogos en especial, que es lo que disfruta más el uruguayo en general, opinar a favor o en contra y sin sospechar de qué se trata.

Recuerdo hace muchos años, había un compañero que era tuerto, sí señor, le faltaba un ojo, no era hincha de Defensor y como soy de los de antes los tuertos son los de Defensor y a los de Sporting no sé cómo les decían, pero no viene al caso.
Un día estábamos con otros compañeros y El Tuerto estaba explicando cómo había perdido el ojo.
Fue cuando la Coca Cola canjeaba tapas coronas con una botellita grabada del lado interior, abajo del corcho, por una botellita réplica de las reales pero de plástico y en pequeño tamaño.
Al tratar de sacarle el corcho con una cuchilla grande, se le zafó y se la envainó en la órbita del ojo.

De ahí el apodo de Tuerto y estaba presente en ese momento el Gallego Vázquez y le dijo en forma jocosa: “Pero muchacho, esa Coca Cola te costó un ojo de la cara”.
En el Uruguay de hoy, tal vez llamarle tuerto a un tuerto puede ser un acto discriminatorio, claro que los hinchas de Defensor llevan el mote de Tuertos desde una época remota, porque tuvieron jugadores que eran tuertos por accidentes laborales debido a que el club fue fundado con jugadores que eran trabajadores de la fábrica de vidrios de Punta Carretas, a unos cuantos les faltaba un ojo, causado por accidentes en dicha fabrica.

Por eso cuando los otros clubes iban a jugar contra ellos decían que iban a jugar contra “Los Tuertos”.

Claro que hoy estamos viviendo en el Uruguay de las prohibiciones, si fuera en estos momentos, a Defensor no se le podría llamar los tuertos.
El derecho de admisión que tenían los propietarios de un local comercial fue abolido y con él se abolló el derecho de propiedad.
Para sacar a un mamado o a un mugriento o a un pesado de un boliche, si no se desparramó por el piso por su propia mamúa, habrá que hacerle una espirometría o un análisis de sangre para probarle a los inquisidores del siglo XXI que el borracho estaba mamado hasta las patas, para evitar ser sancionado por discriminación.

Los sancionadores a capella no saben que un boliche, restaurante, o cualquier comercio, tiene un valor importantísimo que es el valor llave, que lo da su ubicación y la clase de clientela que tiene, porque las instalaciones valen lo mismo en la Ciudad Vieja que en el Borro o en el 40 Semanas.
Conozco un restobar muy bien ubicado, al que vino un representante de los negocios que venden hamburguesas y le quiso comprar el derecho de estar en ese local y el dueño actual le pidió dos millones y medio de dólares a lo que los vendedores de carne picada con marca gringa tuvieron que optar por otra esquina menos cotizada.

En mi escuela pública concurríamos tanos, judíos, gallegos, negros y los que éramos comunes y corrientes, en el liceo también la misma concurrencia y pasaba lo mismo y en la facultad también, claro que algunos se les llamaba por el apellido a otros por su pigmentación.

Claro que en los últimos tiempos al de tez oscura dejó de ser el Negro Alberto y lo despersonalizaron, porque ninguno de la barra lo va a llamar el Afrodescendiente Alberto, inclusive muchos de esa etnia se calentaron porque dicen que ellos no descendieron de África, sino que eran tan uruguayos y americanos como los demás y algún integrante del candombe, dijo públicamente que el seguiría haciéndose nombrar como se le conoció siempre o sea que vendría a ser un caso de discriminación a la inversa.

Llamar Turco al judío sefaradita no es discriminación, como tampoco es insultante llamar Turco al armenio a pesar de haberse reconocido recientemente el holocausto armenio, un millón de muertos, por parte de los turcos, aunque los turcos le pasan la pelotita a los ex soviéticos, hoy rusos, aunque en 1912 en lo que es Armenia estaba el Imperio Otomano, tampoco sería delito llamarle alemán a un judío a pesar del holocausto de los campos de concentración.
En lo que me es personal no es discriminatorio llamarlos de una manera o de otra, pero si es de mal gusto e hiriente removerle las tripas a los integrantes de los pueblos que fueron víctimas de otros pueblos y de yapa llamarlos por el nombre de sus verdugos.

A mí me dicen El Negro y el nombrete lo llevé de la escuela al liceo, a la facultad, a la profesión y a mis barras de amigos, por mi piel quemada por el sol durante largos veranos de mi vida y si no me saco los calzoncillos, sigo teniendo una pigmentación pareja y hace años que no voy a la playa y mis bisabuelos eran austríacos, italianos y gallegos, estos últimos, por desliz de algún antepasado lejano de ellos con algún moro, adquirí la facilidad para quemarme.
No hay discriminación que se elimine por ley o decreto, salvo en un estado policíaco.
Estos días hubo un episodio muy singular.
Estamos en la Santa Semana Criolla de Turismo y de la Cerveza y no hay noticias, salvo algún accidente o algún afane en la casa de alguno que salió al campo a chumbear bichos silvestre.
Si no pasa nada no hay noticias y si no hay noticias no se venden avisos y barco parado no paga flete.

Me acuerdo que hace muchos años una negra estaba cambiando una lamparilla de luz en el Conventillo Mediomundo y se le cayó la lamparita y explotó.
La gran noticia fue que había habido un atentado racial en el conventillo y que le habían tirado unas bombas que habían explotado produciendo no sé cuántos heridos.
Muchos uruguayos que habían emigrado al exterior han vuelto al país, y algunos no aguantaron volver al achate pueblerino y se volvieron al exterior.
Otros se casaron y trajeron gringos al país y los gringos que no estaban cómodos en la vida que llevaban allí les cayeron bien el cambio, pero son los menos.

Hay muchos matrimonios que viven en invierno la quietud de Punta del Este y se van para el campo en búsqueda de la tranquilidad huyendo del bullicio veraniego.
Lo mismo pasa con Cabo Polonio, La Pedrera, Punta del Diablo, La Paloma.
Una dama vivió años en Nueva York, trabajó hizo nido, se casó con un gringo y el matrimonio vino a la paz montevideana.
Pusieron un comercio y se adaptaron a nuestras costumbres.
Pusieron un boliche cafetería con el nombre de Coffee Shop, en nuestro idioma cafetería, que además del café sirve tortas y otros tente en pies y trata de ser original o copia algo de la naked city.

El mobiliario muy discreto y en la puerta del boliche un pizarrón que indica parte en inglés y parte en español lo que se puede comer o tomar y alguna cosa curiosa.
El dueño marido estadounidense fue a ver la película de Tarantino y con la mentalidad simple de los gringos puso una frase en inglés de dicha película “Los ocho más odiados” cuya acción transcurre en pleno siglo XIX y parodiando estúpidamente dicha película puso un cartel que lucía en la película y lo hizo además en inglés. “No dogs or mexicans allowed!”, cosa que acá en el río de la Plata y en Pocitos en especial carece de todo sentido, empezando que los que saben inglés no son la mayoría y mexicanos me acabo de enterar por internet que hay 601, mientras que estadounidenses hay 2.811 y argentinos 26.782.
Yo que soy un tipo bastante mundano conocí en toda mi vida a un mexicano en Uruguay, Valverde, a que era alto empleado de un banco y tenía una hija que estudió y se recibió de veterinaria en nuestro país.

El uruguayo no es xenófobo como lo es el argentino, en especial con los paraguayos y los bolivianos.
Lo más extraño del caso es que el Decano de Ciencias Económicas vio la leyenda y la colgó en Facebook muy ofendido y ahí arrancaron los opinadores.

Alguien le avisó al embajador mexicano el cual salió a la prensa.
De no pasar nada en esta semana ya tenemos un conflicto diplomático en ciernes.
Muchos apoyaron al diplomático por una exhortación que hizo en los medios.
La Dra. que pugnó por el no a la baja de la edad de imputabilidad, se apersonó mandatada por el intendente Martínez, intimando a los dueños de la cafetería a que presentaran el próximo lunes toda la documentación habilitante al departamento respectivo de la Intendencia, inclusive la habilitación de bomberos (¿animus clausurandi?).
El récord fue el del Ministerio de Trabajo que intimó a Coffee Shop a que presentaran en reglamento interno a nivel laboral y una política contra todo tipo de discirminación.
No se si es mi manera de pensar de evitar los líos al santo botón o que arrancaron con un yankee go home nuestras autoridades que salieron del letargo de turismo o les cayó mal alguna espina del bacalao.
Faltó que reaccionara la Sociedad Protectora de Animales por no permitirle a los perros ingresar al Coffee Shop, o tal vez están muy complicados con la muerte del caballo que se desnucó en la rural y no tuvieron tiempo de tratar el tema de los perros out.
Le parece amigo que un boliche con un cartelito escrito con tiza contra los mexicanos (que no hay), da para que se mueva el Ministerior de Trabajo, la IMM, el Decano de Ciencias Económicas y una flota de opinadores que la emprendieron en contra y a favor de la cafetería y el embajador va a mover al Ministerio de Relaciones Exteriores, aunque este está muy quieto complicado con el ping pong de Maduro con Vázquez, Almagro y Abdala.
Cuanta gente de todas las jerarquías y distintas dependencias se movió para apretar una lamparita floja a criterio del que levantó la perdiz.

Por favor gente ociosa abstenerse y tengamos la Pascua en paz y el Pesaj también.
Paren la mano y Santas Pascuas.

Que todo sea para bien…
Por COMOUSTÉ

Más artículos en esta Sección:

2 comentarios
Deja tu comentario »

  1. ants a tus amigas le podias decir negrita, chiquita, flaquita o gordita y sabemos que todo con cariño pero ahora no podes porque por cualquier diferencia te podes peliar y te puede denunciar por discriminacion

  2. REALMENTE ESTO ES GASTAR POLVORA EN CHIMANGO.
    AL RECONTRA …..CUETE.
    NO SE PUEDE CREER TODO LO QUE DESENCADENO UN CARTEL ESCRITO EN TIZA SIN MALICIA SIN SEGUNDA INTENCION MALINTERPRETASO POR CIERTAS PERSONAS PARA DASE LUSTRE O BRILLO
    QUE TAL VEZ NO PUEDAN POR SI SOLOS
    POR FAVOR DEDIQUENSE A VER LAS COSAS IMPORTANTES Y NO LAS CHOTADAS.

Deje su comentario