Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Tragedia en Egipto

2. febrero 2012 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Barras bravas pasados de rosca. Insólitamente unas 80 personas murieron y más de 200 resultaron heridas producto de la agresión entre hinchas rivales. Armados con palos y piedras al término del partido de fútbol los ‘barras bravas’ provocaron una mortal estampida.

Hasta ahora, al menos 74 personas murieron y se registraron más de 200 heridos en una cancha de la ciudad de Port Said ayer por la tarde, cuando integrantes de hinchadas de fútbol rivales invadieron el campo de juego para pelearse, armados con piedras y palos, después de que el equipo local, Al Masri, consiguiera una inesperada victoria sobre el principal club de El Cairo, Al Ahli.

Se trata del peor hecho de violencia en el fútbol en Egipto y el que mayor número de muertos en el mundo produjo desde 1996.

El Ministerio del Interior informó que 74 personas murieron, entre ellos un policía. La cifra de heridos ascendía a 248, 14 de los cuales eran efectivos policiales. Las fuerzas de seguridad detuvieron a 47 personas por participar en la violencia en Port Said, una ciudad mediterránea ubicada al noreste de la capital, según un comunicado del Ministerio de Salud.

Los enfrentamientos y la estampida posterior no parecen estar directamente vinculados a la agitación política en Egipto, pero la violencia genera preocupación sobre la capacidad de la Policía estatal para manejar multitudes, tras la revuelta popular que obligó al presidente Hosni Mubarak a dimitir el año pasado. Y este hecho subraya el papel que las hinchadas de fútbol tuvieron en las protestas, ya que los “ultras” o barras organizadas participaron activamente en la revuelta contra el régimen militar.

Testigos relataron que las muertes en Port Said se debieron a una estampida, luego de que los partidarios del equipo local, Al Masry, irrumpieran en la cancha tras la victoria por 3 a 1 de este equipo sobre Al Ahly, el cuadro más popular de la capital egipcia. Los hinchas de Al Masry se pusieron a perseguir a los jugadores rivales, a quienes arrojaron piedras, petardos y botellas.

Las imágenes de televisión mostraban a los jugadores Al Ahly corriendo despavoridos hacia su vestuario al desatarse las reyertas entre los fanáticos en la cancha. Algunos tuvieron que salir en auxilio del técnico del equipo perdedor, ya que lo estaban golpeando. Un jugador dijo que fue “como una guerra”.

Hussein Tantawi, el comandante del gobierno militar que asumió el poder tras el derrocamiento de Mubarak, recibió a los jugadores Al Ahly al regresar estos a la capital desde Port Said en aeronaves de las fuerzas castrenses. “Esto no hará que Egipto se ponga de rodillas”, dijo Tantawi en una base militar en la zona oriental de El Cairo. “Esto ocurre en todas partes del mundo. No vamos a dejar impunes a los responsables… No permitiremos que esto afecte a Egipto y su seguridad”, aseguró.

El arquero de Al Ahly, Sharif Ikrami, quien resultó lesionado en la trifulca, contó al canal privado ONTV que los muertos y heridos fueron transportados dentro de los casilleros de los vestuarios. “Hubo gente que se murió frente a nosotros”, lamentó.

Hesham Sheiha, funcionario del Ministerio de Salud, especificó que la mayoría de las muertes se debió a conmociones cerebrales, heridas en la cabeza y asfixia por aplastamiento durante el tropel de gente.

Entrevistado por el canal del club, Mohammed Abú Trika, jugador de Al Ahly, criticó a la Policía por haberse limitado a contemplar el enfrentamiento sin intervenir.

“La gente aquí se está muriendo, y nadie hace nada. Es como una guerra”, dijo al canal de TV del equipo. “¿Vale tan poco una vida?”, finalizó.

Informe de la masacre en el fútbol egipcio

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Despues critican a los hinchas de aca miren lo que hace la gente del primer mundo!! a ver que hace la fifa ahora!!!

Deje su comentario