Promocione su empresa por Internet

Un chorro cualuncue

5. septiembre 2013 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Niquita Nipone

Es un chorro común y corriente, agrandado como “alpargata de bichicome”, con un fiambre en el ropero que dice haber olvidado, eso debe ser el arrepentimiento y tiene más suerte que los demás y vento, mucho vento para bajarle la venda a la justicia argentina y terminar en libertad.

vitett_2_145-170Si ser chorro fuera una profesión Luis Mario Vitette Sellanes sería un profesional.
Que la prensa le pida o haga reportajes no habla nada bien de la prensa.
Tenemos en la actividad jurisdiccional una parte especializada en el lavado o blanqueo de capitales, no sería prudente que lo interrogaran de qué vive? porque si tiene un peso en Uruguay o donde fuera es mal habido.

En mi caso vendí una casa centenaria y para depositar el producido de la venta en el banco se me exigió testimonio de la escritura de compraventa.
Tenemos un chorro pedante que dice no robar por tener sino que lo hacer por ser… no me he enterado que quemara lo que afana o hiciera beneficencia pública.
Dice que no golpearía a una viejecita, claro que se olvidó del muerto maragato y creo que más de cuatro personas de edad, a las que les vació los cofres fort hubieran preferido más una paliza, sin perjuicio de que en algún caso pueden haber quedado sin un peso, pero él no chorrea para tener, sino para ser… me pregunto yo para ser qué, un mal parido.

Claro que en el ambiente de los chorros hacer mucha fama puede resultarle perjudicial, porque alguno con la cabecita medio quemada puede pretender sacarlo del ranking del afane del siglo.
El país queda bastante peor de lo que está con la violencia, los narcos y otras yerbas, sin comerla ni beberla, claro está que La Razón de Buenos Aires, se subió al carro y le vino bien y tituló “el cerebro del robo del siglo, recibido como una estrella en Uruguay”.
Gracias señores periodistas, nos sentimos muy alagados que nos coloque los laureles de hinchas fanáticos o a esta altura de meros fans de un chorro.
Lástima que lo estoy leyendo por internet, porque podría utilizar esa edición para subsanar la diarrea de placer que dicha calificación moralmente afecta a mi pueblo y a mi persona.

No es mi caso porque no tengo menores de edad a los cuales explicarles que estudiando se salvan o pierden exámenes y este señor al que Omar Gutiérrez recibe en su programa no es un héroe y desmonetiza al pobre perro que tiene en el estudio.
“Diaadia.com.ar” “el diario que querés también arrima unas ramas a la fogata y lo ubica entre nosotros como “casi una celebridad”.
No le gustan que le digan chorro, “porque él es ladrón la-drón, porque usa habilidad y destreza”, claro que no sé de que medio se valió cuando cometió el homicidio en nuestro país.

En un régimen como el argentino donde la justicia tiene la venda por los tobillos, no veo muy claro como el por ellos llamado “hombre del traje gris”, pienso que lo invocan por Sabina, porque la croqueta no les da para el peliculón de Gregory Peck.
También la prensa argentina está en su lugar muy kretinesca porque en todo momento al chorro le dicen “el uruguayo” y no “el rioplatense” como Gardel, Matos Rodríguez, Sánchez, y un montón de destacados orientales.
Tan intelectual para el delito o de no pegarle a una viejita que tiene el homicidio maragato del que se olvidó porque purgó la pena.
El robo a las joyas de Mirtha Legrand no para de ser noticia, a más de tres años de ser perpetrado.

Los ladrones se llevaron de su casa la caja fuerte que ella tenía allí, con valores superiores al millón de dólares.
El autor del “robo del siglo” al Banco Río, de Acasusso, Luis Mario Vitette Sellanes, recientemente liberado en la Argentina, y viviendo de nuevo en nuestro país, confesó en el programa de Omar Gutiérrez que fue él quien le había robado las joyas a Mirtha.
La propia diva dijo que no cree en los dichos del ladrón.
Ayer en el desfile de Claudio Cossano desestimó la posibilidad.
Sin embargo, sus abogados quieren que se investigue.
La abogada Mariana Gallego, del estudio de Mauricio D´Alessandro, presentó este martes por la mañana en Tribunales un pedido de extradición a Vitette Sellanes para que se investigue, y el ladrón “del siglo” declare en la causa por el robo de las joyas de Mirtha.

Mario Vitette llegó a Canal 10 para hablar con un personaje de la televisión uruguaya. No lo hizo por plata, lo hizo por amistad, lo hizo por ser conocido desde chico en la ciudad de San José: “no es todo plata en la vida, yo tengo un contrato firmado contigo que no es plata, tengo contrato de infancia y niñez, sé que no me vas a faltar el respeto.
Quiero aclararle a la gente, que Omar Gutierrez nunca me llamó, soy yo el que vengo”.
Vitette estuvo todo el fin de semana en San José: “yo soy como el tero, canto allá y pongo el huevo en otro lado.
Dije que me iba a Laguna del Sauce pero me fui para San José, estuve todo el fin de semana jugando con mis nietos en la vereda”
“Yo de la cárcel no hablo.

La cárcel en el lunfardo, es tumba, allí no hay vida.
Nunca tuve privilegios, ¿privilegios de qué?, de que mi abogado viniera a tomar mate conmigo.
Allí no se vive”, dijo Luis Mario Vitette.
Luego agregó: “es mi profesión, entre comillas.
Yo soy un profesional, vivo de esto.

Encontré mi destino en el camino que siempre quise estar, mis padres me dieron una gran educación, estudiaba idiomas, tenía un buen pasar, me preparé para ser como mi padre, sin embargo soy esto por elección”.
Cuando se habló del tema homicidio en San José, el primer cargo en contra de él en su juventud, dijo: “es un tema muy jorobado, yo no eludo responsabilidad.
Ya está… la responsabilidad es mía, pero ya no me acuerdo, perdí la memoria”.
En cuanto al “robo del siglo”: “desde el año 2000 sabíamos que habían unas cañerías debajo del banco.
En el año 2005 se iba a realizar el robo aprovechando que los policías estaban distraídos en Mar del Plata con la llegada de Bush, pero por problemas climáticos no pudimos hacerlo.
Por eso fue en el año 2006. ¿Por qué me descubrieron?
Porque elegí mal a mis compañeros, eran los inapropiados. Yo estaba en Atlántida y me avisan que la señora de uno nos había delatado”.
Al consultarle si estaba arrepentido: “sería un cínico si digo que sí. Yo no me arrepiento porque hice una inversión y me preparé para ello.
Si yo me preparo para cometer un ilícito y me sale, no me puedo arrepentir.
Yo voy a ser ladrón por siempre, no robo por tener, robo por ser, entonces no puedo arrepentirme”.

Su abogado, quien lo acompañaba en el momento de la entrevista, Diego Storto, dejó en claro que la justicia uruguaya no puede meterse en el asunto.
Lo sucedido en el campo del padre de Luis Mario, según él mismo comentaba: “el otro día, una señora juez, se agarró la fiebre del oro, mandó unas palas excavadoras al campo de mi padre porque según dijeron tenían oídas que algo se enterró ahí.
¿Pero qué puede haber ahí?, un perro muerto, ropa vieja, pero no busquen porque no hay nada.
Esa señora cometió un abuso de autoridad, es una cholula”.
Según confirmó: “antes del “robo del siglo” yo tenía dos camionetas, cuatro pisos en Buenos Aires, empresas de importación de aparatos cardiológicos de China.
Tengo cuentas en el Banco República”.
Dejó en claro que: “yo no soy soberbio, hoy en día están escuchando un personaje, es el que yo vendo, el que será protagonista de una película, de un libro, el que me dará de comer a mí, a mis hijos y a mis nietos”.

Para el psicólogo Robert Parrado, licenciado en seguridad pública, se habla sobre Luis Vitette “como un superhéroe por ser autor del robo del siglo”, pero “eso no debería ser una virtud, debe ser castigado y penado”.
Parrado dijo a Montevideo Portal que “no se puede disfrutar de haber cometido un delito”.
“Ustedes me hacen Robin Hood”, dijo Vitette.
Luis Vitette llegó al país el viernes de medianoche y fue recibido prácticamente como una celebridad, con gran cantidad de medios en el aeropuerto y el apoyo de muchísimas personas a través de las redes sociales.
La elevación de su figura a la condición de “celebridad” generó polémica, teniendo en cuenta sus antecedentes criminales (incluyendo un homicidio en San José).
La llegada de Luis Vitette, el ideólogo del “robo del siglo” en Buenos Aires, no pasó desapercibida en Uruguay.

El propio Vitette se encargó de describir su periplo hacia Uruguay y su estadía en las cárceles argentinas a través de su cuenta de Twitter, incluso escribiendo temas musicales que fueron interpretados por el grupo “Trovadores de Venus”.
En los años que estuvo preso, Vitette se destacó por su buen manejo con la prensa rioplatense, concediendo entrevistas a diversos medios y demostrando un carisma que no pasó desapercibido.
El psicólogo Robert Parrado, licenciado en seguridad pública, dijo a Montevideo Portal que “posiblemente sea una característica de su personalidad, probablemente siempre fue así, una persona extrovertida y que trató de brillar”.
“Lo que conocemos hasta ahora es su actividad delictiva, y haciendo lo que hizo tuvo mucha repercusión.
Algo que aún estando detenido él capitalizó.
Lo que no sabemos es si su liberación es un punto de partida para ciertos cambios.
Lo que no puede pasar es que no discriminemos entre una actividad delictiva con una realidad personal”, dijo.

“Quizás lo que hace se base sobre dinero que tiene un origen ilícito. Hay que estar muy atento sobre todo por formación de conciencia. Hay gente que logró grandes cambios, pero acá se habla como un superhéroe por ser autor del ´robo del siglo.
Eso no debería ser una virtud.
Debe ser castigado y penado”, explicó Parrado.
“De fiesta”
Pocas horas después de su liberación, Vitette publicó varias fotos en su cuenta de Twitter, en donde se lo puede ver disfrutando de la noche montevideana.
En una de las instantáneas se lo puede ver en Baires, junto a una mujer desnuda y bebiendo champagne.
A juicio de Parrado, “no se puede disfrutar de haber cometido un delito, sino de los cambios que se pueden generar”.
“Son procesos personales que debe encarar y nosotros como sociedad decir lo que sentimos.

No esta bien vivir ´de fiesta’ cuando en realidad hay muchos uruguayos que su fiesta es el fin de semana, con un asado y tratando de descansar de largas jornadas de trabajo.
El mensaje debe ser que el alcohol y los excesos no son buenos”, agregó.
“Ese es un error que se comete desde el punto de vista semiótico de la sociedad.
Ningún código delictivo es saludable, cuando proviene de un origen ilícito.
No son códigos delictivos. Son formas de resolver y protegerse en el ámbito delictivo.
Los verdaderos códigos son los que nos permiten crecer como personas”, concluyó Parrado.
Esta mañana, Luis Vitette concedió una entrevista a Omar Gutiérrez en Canal 10, en la que se refirió a estos temas.
“Esto no es hacer apología de delito.
Ustedes son los que me hacen Robin Hood, la sociedad”, dijo Vitette en la entrevista.
Aseguró de todos modos que conceder entrevistas no es justamente hacer apología de lo que hizo, sino simplemente transmitir y contar su experiencia.
“¿Por qué llenaron el hall de Carrasco?”, afirmó, en alusión al recibimiento de los periodistas.

“No es mi responsabilidad que me reciban como un héroe.
Yo le dije a los periodistas que no vayan”, remarcó.
Además, ensayó una explicación de por qué en Argentina es visto públicamente como un ídolo: “la gente en Argentina asoció al banco con el corralito, con el robo que sufrieron ellos”, afirmó.
“Yo soy profesional, yo vivo de esto. Soy esto por elección”, aseguró además sobre su elección de ser ladrón.
“Yo no robo por tener, robo por ser”, explicó Vitette.
Además no quiso referirse al robo del que participó hace muchos años en San José, que culminó con un homicidio.
“Yo no iría a hablar con los familiares a pedir perdón, no me da el coraje.
Está en mi corazón grabado a fuego”, dijo, aunque luego no quiso aceptar plenamente la responsabilidad del hecho al aclarar que varias personas participaron del ilícito.
En el ‘robo del siglo’ al Banco Río Santander, los ladrones dejaron antes de huir una pintada en la pared de la sucursal dedicada con ‘cariño’ a sus víctimas: los esquilmados clientes de entidad, los banqueros y los policías.

“Sin armas ni rencores, en un barrio de ricachones, no es más que dinero, señores, sólo se llora por amores”, rezaba la leyenda.
El cerebro del golpe y autor de aquel mensaje irónico fue el delincuente uruguayo Luis Mario Vitette.
Autocalificado como “viejo ladrón”, acaba de recuperar la libertad en Buenos Aires tras serle concedida la expulsión a su país.
Ha pasado siete años cumpliendo condena y ahora ha querido relatar su liberación vía Twitter.

“Recién me trajeron esposado al piso con 10 comandos encapuchados para la foto, armas largas y mentes cortas. Ahora, en un coche de alta gama manejado por mi hija.
¡Cómo nos cambia la vida en un minuto!”, ha publicado en tiempo real durante los primeros minutos en la calle.
Este equivalente de ‘El Dioni’ se hizo famoso en el Cono Sur por el mencionado atraco, que tuvo lugar el 13 de enero de 2006.
Los ladrones entraron en el banco haciéndose pasar por clientes, desarmaron al guardia y tomaron a 23 rehenes.

En el reparto de tareas, a Vitette le tocó liderar la acción al tiempo que negociaba con los policías que rodeaban la sucursal.
Por sus dotes de hábil conversador y líder de los asaltantes, los rehenes comenzaron a llamarlo ‘el hombre del traje gris’.
Mientras se dedicaba a estos menesteres, otro grupo saqueaba las cajas de seguridad situadas en el sótano.
Vaciaron 143, y se calcula que recaudaron el equivalente a unos 21 millones de dólares.
Una cantidad muy superior a la que les reportaron sus legendarios asaltos al estadounidense Butch Cassidy y su pandilla durante sus andanzas por la Patagonia argentina.

La celebración de los chorizos incluyó un brindis con Moët Chandon en la puerta de la bóveda del banco y el canto a coro del ‘feliz cumpleaños’ a una de las rehenes, que justo ese día cumplía los 41 y estaba muy angustiada.
Para huir, la banda hizo un agujero en el suelo y huyó a través de un túnel que ya había cavado desde hacía meses y comunicaba a un arroyo subterráneo.
Allí aguardaban dos lanchas neumáticas que emprendieron la fuga con lo recaudado rumbo al río de la Plata.
En el banco habían dejado un megáfono con una grabación de Vitette donde al parecer se dirigía a los policías.

Ese truco retrasó a los 200 policías armados hasta los dientes, incluidos comandos de élite del denominado Grupo Halcón, que permanecieron durante horas fuera de la sucursal.
Fue el golpe perfecto, sin disparos ni derramamiento de sangre.
Como sucede en las películas, la mujer despechada Vitette lo denunció antes de que éste huyera a Paraguay con una chica más joven.
El ladrón terminó en la cárcel y fue condenado a 25 años.
Pero por esos manejos poco claros de la Justicia argentina acaba de recuperar la libertad.
Muchos sospechan que en Uruguay disfrutará de gran parte del botín, pues la Justicia sólo recuperó 1,5 de aquellos 21 millones.
Lo primero que hizo al llegar al aeropuerto de Montevideo fue pasar por el ‘duty free’.
Allí compró varios aparatos tecnológicos, gafas y perfumes caros. Se negó a hablar con los periodistas que lo aguardaban. “Recuerden que tengo un contrato de exclusividad con un canal de televisión”, explicó.
Horas antes había dejado claro cómo sería su festejo. “Ni rodeado de putas ni champán y habanos: el mejor agasajo para mí sería ir a comer una hamburguesa con mis nietos”, dijo.

En cualquier caso, este ‘Rififi’ latinoamericano tiene código de delincuente honrado: “Soy el primero en criticar la falta de profesionalismo llevado por la marginalidad, la miseria. ¿Cómo van a golpear a una viejita para robarle 200 pesos?
Yo siempre digo que soy ‘chorro’, ladrón, pero se me crispan los nervios de pensar que le pegan a una viejita…”.
Para muchos uruguayos, Vitette es un ídolo popular. Un grupo de murga ha grabado un tema dedicado a ‘el hombre del traje gris’, al que él mismo puso la letra ayudado por su abogado defensor.

Y en la escuela de policía bonaerense se enseña como caso ejemplar el ‘robo del siglo’.
El tapón de champán se exhibe en una vitrina de ese instituto.
Luis Vitette tuvo un primer fin de semana agitado en Uruguay, tras ser liberado el viernes en Argentina.
“Baires, Montevideo, empezó la juerga”, aseguró a través de las redes sociales, frase que ilustró con una foto en la que sirve vino a una mujer semidesnuda que posa sobre un billar.
La semana pasada, la abogada de Luis Vitette, Elizabeth Lires, confirmó a Montevideo Portal el arribo a Uruguay del hombre considerado como ideólogo del “robo del siglo” en Argentina.

El “Robo del Siglo” ocurrió el 13 de enero de 2006, cuando cinco ladrones coparon el Banco Río de Acassuso, tomaron 23 rehenes y mientras negociaban con la policía, saquearon 143 cajas de seguridad, obtuvieron un botín de 19 millones de dólares en joyas y efectivo y huyeron por un túnel que construyeron durante meses y los comunicaba con los desagües pluviales subterráneos.
Cuando la policía entró, los ladrones ya estaban muy lejos y con todo el dinero.
Cuando la policía llegó encontró una carta en la caja fuerte que decía: “No es más que dinero señores, se llora sólo por amores”.
En el grupo de cinco ladrones, Vitette destacaba por ser el “hombre del traje gris”, que llegó a cantarle el feliz cumpleaños a una de las mujeres que integraba el grupo de rehenes.

El maragato Luis Mario Vitette Sellanes llegó a Uruguay finalmente el viernes a medianoche y fue recibido por varios medios de comunicación.
Sin embargo, logró evadir a la prensa y fue recogido por su hija en un Chevrolet.
De acuerdo a la narración que él mismo hizo a través de Facebook y Twitter, tuvo un fin de semana agitado en Montevideo.
“Hace unos días, mi abogado, me veía por un blindex y ahora pasea en 18 de Julio -Uruguay- en mi compañía”, dijo ayer, tras publicar una foto en la que se ve a ambos en la avenida.

Horas después publicó: “Baires, Montevideo, empezó la juerga”, adjuntando una foto en la que sirve vino en una copa a una mujer semidesnuda que está sentada sobre un billar.
Esta mañana, Vitette concederá una entrevista al también maragato Omar Gutiérrez en Canal 10.
“Estamos muy contentos, fue un trabajo de años”, afirmó a Montevideo Portal Elizabeth Lires, abogada de Luis Mario Vitette, tras anunciar su liberación.
La Justicia Argentina lo liberó aplicando la Ley de Migraciones.
La resolución fue tomada el jueves y notificada en la tarde de este viernes por el Poder Judicial de la Nación, que señala que Vitette tiene cinco días para irse de Argentina.
Según informó la abogada Elizabeth Lires a Montevideo Portal, Vitette fue trasladado al aeropuerto de Ezeiza y desde donde parte a nuestro país.

“Estamos muy contentos, fue un trabajo de años”, afirmó la abogada, agregando que lo único que se estaba pidiendo a la Justicia argentina que cumpla con la ley migratoria que establece que un preso extranjero pueda irse del país cumplida la mitad de su pena. Solo estábamos pidiendo lo que correspondía”, afirmó.
Vitette fue detenido en 2006 por el asalto al banco Río, y excarcelado luego con un régimen de semi-libertad, pero ya había cumplido prisión en 1999, detenido por un robo.
Tiempo después, volvió a prisión por un asalto a un edificio en el barrio de Palermo, cometido en 2009.
En el juicio al que fue sometido se sumaron una condena de 10 años de cárcel por el primer robo, 3 años por el último, 14 años por el del Banco Río y seis meses por una estafa, lo que daba 27 años y 6 meses, que se terminó acordando en 21 años y seis meses.

La mitad de ese tiempo es la que Vitette llevaba preso al momento del acuerdo, lo cual permite que sea expulsado, ya que los 11 años de prisión, según los cómputos, se cumplieron el 16 de setiembre del año 2010.
Luego que la Justicia le diera la razón en segunda instancia, en diciembre de 2011, las autoridades lo trasladaron de prisión y la orden a la policía de migraciones, nunca llegó, presuntamente en represaría por declaraciones suyas a la prensa, en la que se jactaba de su maniobra.

Cuando la policía llegó encontró una carta en la caja fuerte que decía: “No es más que dinero señores, se llora solo por amores”.
¿Te gustó el artículo? Ayúdanos con tus comentarios. Gracias¡Hola! ¿Te gustó el artículo? Valoramos tus comentarios y nos ayudan. ¡Gracias!

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Este es un chorro de los de antes , de los que reivindica la sosiedad , un chorro delicado con cultura , romanticon y sin violencia y a Omar Gutierres no le pueden poner una persona que habla poco el español a conducir con el. Porque a el se le entiende poco los chistes y lo que dice y a la chica tampoco al final tenes que ser adivino para ver el el programa.

Deje su comentario