Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

United fruit CO.

9. diciembre 2010 | Por | Categoria: Los mitos y la historia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Nico Medes

Capitan Jacobo Arbenz

Cuando chiquilín me quedó el recuerdo muy comentado en nuestro país del golpe de estado que había derrocado a Jacobo Árbenz como presidente de Guatemala y poco más.

Tal vez por ser el menor y ellos llevarme muchos años de edad, de algún comentario de mis hermanos con mi padre, algo me haya quedado en el recuerdo, pero la imagen que guardé era de injusticia, de atropello y de avasallamiento, muy subjetivo lo mío y prendido con los piolines del tiempo.

Inclusive el material que estudié sobre este personaje histórico, se encarga de aclarar que no hay unanimidad de opiniones, sobre la posición política de Árbenz, eso sí que era antiimperialista lo era, volcado a la izquierda puede ser, como también un liberal patriota, aunque en lo que me es personal no creo que haya unanimidad de opiniones en la conducta de nadie y menos definir entre socialista y comunista, después de casi sesenta años, si no lo hizo el propio Árbenz en tiempo y forma.

Nacido en Quezaltenango, Guatemala en 1913 – y fallecido en ciudad de México en 1971.
Político guatemalteco, que fue presidente de su país entre 1951 y 1954.
A los 19 años de edad ingresó a la Escuela del ramo para realizar estudios militares y se convertiría en uno de sus alumnos más distinguidos, de la cual egresó con el grado de oficial.
Cursó estudios extracurriculares en el exterior y en su país donde logró formarse visión más completa de los problemas nacionales e internacionales y en especial los de Centroamérica.
Fue catedrático de Historia Militar de Centroamérica y tuvo a su cargo también la de Historia Universal.

En su carrera política llegó a desempeñar el cargo de ministro de Defensa Nacional.
La carrera política de Árbenz tomó relevancia a partir del 20 de octubre de 1944, por su participación en los movimientos de la Revolución de ese mismo año. Integró la Junta Revolucionaria que derrocó al gobierno, junto al mayor Francisco Javier Arana y al civil Jorge Toriello Garrido.

Jacobo Árbenz fue propuesto como candidato electoral para la presidencia de la República por los partidos Integración Nacional de Quetzaltenango, Renovación Nacional y Acción Revolucionaria.
En diciembre de 1950 ganó por un amplio margen las elecciones presidenciales guatemaltecas, apoyado por obreros, campesinos, estudiantes, maestros e intelectuales del país.

El 15 de marzo de 1951 asumió el cargo de presidente de la República ante el Congreso Nacional de manos del doctor Juan José Arévalo.
Su gobierno se mantuvo dentro de los lineamientos de la Revolución de 1944, cuyos principales objetivos fueron la revisión a la Ley de Reforma Agraria, la defensa de las instituciones democráticas y la defensa de la soberanía de Guatemala.
El régimen de Árbenz se caracterizó por la lucha constante contra los grandes intereses económicos de EE.UU., en particular la expropiación de los extensos terrenos de la poderosa United Fruit Company -monopolio y verdadero poder político en la región.
Por obra y gracia de dicha empresa fue derrocado por un golpe de Estado orquestado y financiado por la CIA, que lo sustituyó por una brutal dictadura militar.

Arbenz junto a su esposa María Vilanova

La United Fruit Company -empresa en la que tenían intereses personales el secretario de Estado del gobierno estadounidense, John Foster Dulles, y su hermano Allen, entonces director de la CIA- y los bancos colaboraron con la CIA para proteger sus intereses en el país convenciendo a la administración estadounidense de que Árbenz era un comunista, o por lo menos socialista.

En la frase que antecede está casi todo dicho, lo calificaban de comunista o por lo menos socialista. La CIA con todo su sistema de información y demás, podía dudar en si era comunista o socialista o atribuirle un calificativo que aunque no fuera del todo cierto, a medias igualmente le servía para sus fines.
La operación tuvo un nombre elocuente: Operación Éxito.
El presidente Árbenz había nacionalizado 390 mil hectáreas de la empresa, para iniciar la única reforma agraria que ha tenido Guatemala en su historia. Árbenz dimitió el 27 de junio de 1954 y tuvo que partir al exilio.

Fue la primera intervención directa de la CIA en América Latina. Entre sus consecuencias, se cuentan al menos 200 mil indígenas y muchos no indígenas asesinados en 30 años de guerra civil, una soberanía nacional hipotecada, y ausencia de democracia, vida civil y reconocimiento a los derechos básicos de la población mayoritaria.
Washington no solo impuso el nuevo gobierno militar, y lo armó, sino que además le señaló una lista de personas que debían ser eliminadas de inmediato.
Hay una parte muy interesante, en la forma en que se manejan las cosas cuando se tiene el imperio apoyando.

En el primer período de Árbenz durante la Junta de 1944 se obtuvo para el pueblo una serie de logros:
Una de las cosas más importantes en el ámbito jurídico y político que realizaron fue la convocatoria a una Asamblea para que elaborara una nueva Constitución, para lo que se realizaron elecciones libres.

La nueva Constitución fue terminada en 1945 y se considera una de las constituciones más avanzadas y democráticas que ha tenido Guatemala. La cual sancionó varias cosas muy importantes:
La separación de los poderes dentro del Estado.
La autonomía de la Autonomía de la Universidad de San Carlos de Guatemala.
El fin del trabajo forzoso y de la prisión por deudas.
El reconocimiento de la mujer como ciudadana.
La el derecho de voto a la mujer, la mujer analfabeta no podía votar.
El reconocimiento de las garantías constitucionales.
Visto como un buen uruguayo este pueblo bendito de Guatemala en la mitad del siglo XX se encontraba en la edad de Piedra de los Derechos Humanos, sin contar a la United Fruit.

El triunvirato convocó a elecciones para elegir Presidente de la República. Las elecciones se llevaron a cabo en diciembre de 1944, ganando el Dr. Juan José Arévalo..
Gobierno de Jacobo Árbenz.

Árbenz asumió la presidencia el 15 de marzo de 1951, pronunciando dicho discurso:
“Nuestro gobierno se propone iniciar el camino del desarrollo económico de Guatemala, tendiendo hacia los tres objetivos fundamentales siguientes: convertir nuestro país de una nación dependiente y de economía semicolonial en un país económicamente independiente; convertir a Guatemala de país atrasado y de economía predominantemente semifeudal en un país moderno y capitalista; y hacer que esta transformación se lleve a cabo en forma que traiga consigo la mayor elevación posible del nivel de vida de las grandes masas del pueblo”.
Este discurso era social democracrata, pero no socialista, ni comunista porque propugnaba un país capitalista.

Este discurso se puede resumir en sus acciones que fueron:
La construcción de la hidroeléctrica de Jurún-Marinalá, en Escuintla.
Construcción de la Carretera al Atlántico.

Construcción del puerto de Santo Tomás, bajo el nombre de Matías de Gálvez.
Pero la mayor meta de su gobierno era la reforma agraria (Decreto 900). Con ella se pretendía evitar que hubiera una relación de latifundio – minifundio.
La mayoría de la población apoyaba la idea, menos los grandes terratenientes y los empresarios, sobre todo y por esas casualidades que tiene la vida, la United Fruit Company, que poseía una gran cantidad de tierras en Guatemala, era la bananera del país que se encargaba de exportar.

Kathryn Arbenz nieta de Jacobo Árbenz y presentadora en televisión

La Iglesia Católica, a su vez, se opuso a dicha reforma.
Todo esto se lograría al expropiar tierras ociosas de grandes latifundistas para poder darlas en usufructo a quienes no las tuvieran.
En el punto de mira de los servicios de inteligencia de EE.UU. y con la hostilidad de Nicaragua, Honduras y El Salvador, a comienzos de 1954, Árbenz suspendió las garantías constitucionales y asumió poderes especiales, sospechando la inminencia de un golpe de Estado o una intervención militar.

El departamento de Estado norteamericano, dirigido por J. F. Dulles, lanzó una campaña que presentó a Árbenz de filocomunista, y los países arriba citados lo acusaron de haber comprado armas al bloque soviético con el fin de desestabilizar toda Centroamérica.
El presidente los Estados Unidos Eisenhower considera un atropello que el gobierno de Guatemala se tome en serio los libros de contabilidad de la United Fruit.

Es discutible si Eisenhower, General a cargo de la invasión de Normandía en la Segunda Guerra Mundial fue uno de los mejores generales de dicha guerra, si es valor sabido de que fue uno de los que jugó más al golf durante dicha conflagración, pero considerar un atropello que se tomen los números de contabilidad de una empresa, máxime siendo él en ese momento el No. 1 de EE.UU. produce escalofríos. Si los valores estaban subvaluados la empresa de los Dulles estaba defraudando al propio gobierno que él presidía.

Árbenz pretende pagar, como indemnización, el valor que la propia empresa había atribuido a sus tierras.
John Foster Dulles, Secretario de Estado, exige veinticinco veces más.
Jacobo Árbenz, acusado de conspiración comunista, no se inspira en Lenin sino en Abraham Lincoln. Su reforma agraria, que se propone modernizar el capitalismo en Guatemala, es más moderada que las leyes rurales norteamericanas de hace casi un siglo.

El 19 de febrero de 1954, la CIA comienza la Operación Washtub, un plan para plantar armas soviéticas falsas en Nicaragua que demostrarían los nexos de Guatemala a Moscú.
En mayo de 1954, armas checoslovacas arriban secretamente a Guatemala a bordo del barco sueco Alfheim.
El manifiesto del buque esta falseado asimismo como su carga. Estados Unidos toma esto como prueba irrefutable de los nexos de Árbenz con los soviéticos.
Los checoslovacos suministraron un arsenal de armas nazis de la Segunda Guerra Mundial, por un pago efectivo hecho por la CIA.
El presidente estadounidense Eisenhower, citando la posibilidad del comunismo, se enfrentó a Árbenz.

Ésta fue durante la guerra fría la excusa estadounidense para provocar golpes militares en Latinoamérica y hacer y deshacer a su paladar.
El gobierno de Árbenz denunció el complot internacional para quitarlo del poder.
Decretó entonces la suspensión de las garantías constitucionales y comenzó una persecución a los opositores del gobierno.
Con el apoyo de los Estados Unidos, el Teniente Coronel guatemalteco Carlos Castillo Armas invadió su propio país con tropas pertrechadas por Estados Unidos.
La invasión fue respaldada por cuatro aviones norteamericanos que ganaron la guerra psicológicamente. Árbenz no contó con el apoyo del ejército, por el hecho de que los había marginado siendo influenciado por el Partido Guatemalteco del Trabajo PGT (Comunista).

Toda esta operación llegó a su fin cuando la noche del 27 de junio de 1954, Árbenz fue obligado a renunciar a la presidencia y a exiliarse primero en México, después en Suiza y Francia.
Tras ser bombardeada la capital y no prosperar su petición de una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU, Árbenz dimitió el día 27 en favor de una junta militar gubernamental, que se apresuró a ilegalizar el Partido Comunista y pactó con los rebeldes la entrega del poder.

Durante un tiempo recorrió diversos países europeos y participó en actos académicos, para finalmente afincarse en el país azteca, donde falleció en 1971 en ciudad de México.
Hay cosas que hablan por sí solas, Árbenz fue derrocado en 1954, falleció en la fecha preindicada, pero sus restos recién fueron repatriados en 1995.
Creo que la teoría es que si había quedado algún brasa de la obra de Árbenz cuando volvieran sus restos el fuego estuviera totalmente apagado.

Los hermanos Dulles siguieron durante muchos años más con la fábrica de bananas propias en Guatemala y con el seguro mercado de EEUU.

Si EE.UU. hubiera manejado con un criterio más ecuánime a los que vivimos al sur del Río Bravo, que distinta hubiera sido la historia para ellos y para nosotros, pero en estas cosas no hay marcha atrás.

Más artículos en esta Sección:

3 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Es increíble estimadísimo Nico que a todos le ocurren exactamente lo mismo. pues las traiciones y los intereses personales o extraños al pais nunca los dejaron terminar con sus ideas. Otra cosa que me parece increíble es que con esa chica tan bonita que tuvo como nieta Arbenz, los babosos de siempre no aparecieran por aqui.
    Saludos

  2. Estimada Rita: Pensar lo que fue la vida de Jacobo Arbenz, un enemigo acérrimo a la dueña de todas las producciones de frutas del Caribe y zonas aledañas, como lo fue la United Fruit Co. cuyos dueños cortaban el estofado en la Cia, en el Pentágono, etc. etc. y ver a la nieta que poco menos que es una físicoculturista con pesas y una musculatura que está hecha en gimnasio y a pura máquina.
    En este número hay un artículo sobre los trasplantes que comentó un solo lector y pienso que es esencial lograr una ley como propone Comousté. Saludos.

  3. Saludos Cordiales Nico Medes.
    Haciendo una recopilacion de actualizaciones en la web sobre mi abuelo, JacoboArbenz,me encontre con su reportaje. MIsmo que debo confesar,logro sintetizar de una forma clara y real, los hechos (por no decir horrores) que atraveso mi abuelo y la familia. La verdad detras de tanta mentira y manipulacion de parte de Estados Unidos. Pero no solo el sufrio, miles murieron (asi como ud lo afirma en su reportaje) despues de su salida del poder. Ahora; 50 años despues de su presidencia…el Gobierno de Guatemala a traves de la Corte Interamericana de Derechos HUmanos, y por una demanda interpuesta por la familia Arbenz; dara reconocimiento a Jacobo Arbenz y sus obras, indemnizara a la familia y revisara una serie de clausulas que tendra que modificar, incluyendo la educacion basica de Guatemala para incluir los hechos verdaderos de Arbenz, nombrar la carretera al Atlantico (obra de Jacobo Arbenz) con su nombre, entregar una carta de disculpa a la familia, firmada por el actual presidente..entre otros.
    Quizas es absurdo el tiempo que tuvo que pasar para que se hiciera justicia, pero gracias a Dios, llego el dia de limpiar el nombre y brindarle honores a un hombre que se entrego en cuerpo y alma a su amada patria y a su pueblo! Los Seres humanos vemos y juzgamos! …para los que comentaron por ahi sobre mi solo porque ven una foto de hace 3 años cuando competi en fitness (y gane medalla de oro en Mexico)…Yo estudie Relaciones Internacionales y trabaje como presentadora para 2 canales de television, uno nacional y el otro, el de turismo y ecologia, internacional (con el cual actualmente trabajo), llevo la frente muy en alto! Con orgullo toda mi trayectoria, con orgullo mi apellido y el que recorra por mis venas la sangre del “Soldado del pueblo” Jacobo Arbenz Guzman!.
    Saludos desde Costa Rica.
    Kathryn Arbenz

    From the New York Times : http://www.nytimes.com/2011/05/24/world/americas/24guatemala.html?_r=1&ref=world

Deje su comentario