Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Vayan pelando las chauchas…

28. junio 2018 | Por | Categoria: COMOUSTÉ

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por COMOUSTÉ
Al referirse al fútbol uruguayo hay que hablar de la historia del mismo, porque la historia la escriben los triunfadores y la leyenda los perdedores.

Lo títulos de olímpicos de Colombes y Amsterdam y los mundiales de Montevideo y Maracaná, todos ellos fueron históricos.

De los olímpicos siendo niño conocí a Leandro Andrade que me lo presentó mi viejo, era portero de la Sección Medidores del Palacio de la Luz, recuerdo que me trató muy seco, para mi tierna edad, además no sabía yo de quien se trataba, recuerdo claramente una nube que tenía en un ojo que resaltaba más en su negra tez.
Después siendo yo mayor me enteré que había muerto en la miseria en el Piñeyro del Campo, con una sífilis cosechada en los campos de Francia con la locura que había despertado el negro en su juventud olímpica con las cocottes francesas.
Cuando murió lo velaron en el conventillo Medio Mundo, Cuareim 1080, en la pieza de su sobrino Rodríguez Andrade, campeón mundial de 1950 y alumno escolar de mi madre.

Otro olímpico que conocí que el manco Castro, cuando era director técnico de Rampla Juniors Fútbol Club, caminando por la raya de cal sobre la bahía de Montevideo, también conocido de mi padre.

De Maracaná ni me enteré, era yo niño, estaba en la casaquinta de mi madrina en el Camino Helguera de Barros Blancos (en aquel entonces hoy creo que le dicen pueblo Artigas) por el kilómetro 28 del Camino Maldonado (Ruta 8).
Estaba costeando uno de los gallineros del lado de afuera yo y del lado de adentro El Chingolo, un gallo joven, criado guacho por una solterona, en un apartamentito del Palacio Díaz, que cuando era o El Chingolo o ella en el apartamento, lo trajo para la quinta y lo soltaron en el gallinero.
Cuando lo fue a visitar a la semana siguiente el pollito devenido en gallo con un gran harem de gallinas, la sacó a espolón limpio del gallinero saltándole a la altura del pecho y meta a abanicarle la cara con sus alas y darle más pico y espolones.
Estaba yo en esos menesteres rurales, cuando desde la casa del quintero sentí un griterío y era el hijo del gallego don Antonio González, que se llamaba Gervasio González y luego con el tiempo fue Intendente de Canelones y después consejero de Estado cuando el gobierno de facto.

A los gritos y a los saltos se le volaron los botones de la bragueta de los pantalones, dado que en aquella época no se utilizaban cierres metálicos para dicho menester, festejando el según supe después, el gol de Alcides Edgardo Ghiggia, que nos permitiera ser campeones mundiales en Maracaná, dejando callado a un estadio con más de 200.000 espectadores y con discurso vacío a Jules Rimet y al gobernador de Rio de Janeiro.

De los héroes de Maracaná conocí al Chueco Romero cuando ya veterano vivía en los ranchos de pescadores de la playa de los Ingleses en Punta Gorda y se alimentaba y abrigaba en pleno invierno con grappa en el boliche de Podestá, en Grito de Gloria y Caramurú.
También conocí de muchacho chico a Juancito López, el mellizo que me enseñó a nadar a mí cono otros chiquilines, tirándonos al agua en la Chupadora, en las bombas en desuso, que tomaban antes el agua del río de la Plata para refrigerar la usina del Tranvía, que estaba en Vázquez entre Gonzalo Ramírez, Tacuarí y Salto y que en la segunda guerra mundial quemaban marlos de maíz con granos y todo para producir energía eléctrica para hacer funcionar todos los tranvías de Montevideo.
Si salias nadando a lo perrito con los 8 mts. de profundidad que había no tendrías estilo para nadar, pero tampoco le ibas a hacer miedo al agua.

Todo esto me vino a la memoria con la letra de “Vayan pelando las chauchas” que muchos a no saben que quiere decir la letra y otros la interpretan a la ligera pensando que se refiere a hacer una ensalada de chauchas.
Empecemos como corresponde por los autores, Álvaro Gestido, hermano del General Gestido, Presidente de la República que falleció ejerciendo el mandato, cargo que heredó el vice don Jorge Pacheco Areco. Alvaro Gestido fue olímpico en el 28 y mundial en 1930.
Y el otro autor fue Nobel Valentini, juez de futbol uruguayo internacional, y jugador de waterpolo, de cuyo hijo Lars fui amigo.
Creo que Nobel Valentina sacaba años después álbumes de figuritas, que si mal no recuerdo se llamaban goles y dobles.
También fui amigo de sobrinos y sobrinos nietos de los Gestido.
Autores de esta letra que malinterpretan algunos haraganes con mentalidad simplista, poco profesional y por no buscar el real significado.

“Vayan pelando las chauchas
Vayan pelando las chauchas
Aunque les cueste trabajo

Donde juega la celeste
Donde juega la celeste
Todo el mundo boca abajo

Vayan pelando las chauchas
Vayan pelando las chauchas
Aunque les cueste trabajo

Donde juega mi celeste
Donde juega mi celeste
Todo el mundo boca abajo

Uruguayos, sangre de campeones
Uruguayos, garra y calidad
Uruguayos, sangre de campeones
Uruguayos, garra y calidad

Vayan pelando las chauchas
Vayan pelando las chauchas
Aunque les cueste trabajo

Donde juega la celeste
Donde juega la celeste
Todo el mundo boca abajo

Vayan pelando las chauchas
Vayan pelando las chauchas
Aunque les cueste trabajo

Donde juega la celeste
Donde juega la celeste
Todo el mundo boca abajo

Uruguayos (uruguayos), sangre de campeones (de campeones)
Uruguayos (uruguayos), garra y calidad (hoy juega uruguay)
Uruguayos (de taquito), sangre de campeones (de chilena)
Uruguayos (por lox caños), garra y calidad (por el hopo)

Uruguayos (vamo arriba), sangre de campeones (los charruas)
Uruguayos (uruguay), garra y calidad (sos campeón)
Uruguayos (a sudar), sangre de campeones (la casaca)
Uruguayos (uruguay), garra y calidad (uruguay)”
Lo de pelar las chauchas viene del lunfardo, pelar significa vencer, prevalecer, triunfar o desplumar, y pelar la chaucha es “ganar en el juego” y no hacer una ensalada como cándidamente se interpreta.
Y boca abajo, es callados la boca, donde juega la celeste todo el mundo indefenso, sin oportunidad de defensa y callado.
Hubo una versión derrotista cuando vino el párate después de Maracaná, en que nos sentimos derrotadísimos por salir cuartos en el de Suiza en 1954 y empezamos a levantar cabeza en el de Sudáfrica en que dicho puesto ya fue más honroso.
Una versión desagradable fue la que sacó la Antimurga BCG, utilizando los mismos versos de Valentini y Gestido, pero distorsionándolos hasta lo grotesco.
“..vayan pelando las chauchas,
vayan pelando los huevos,
las lechugas y las papas
preparemo’ una ensalada
y a mirar desde una balsa
por TV el mundial de Francia.

Donde juega la celeste,
cuando juega mi celeste
los equipos que enfrentamos
tiran cuetes y petardos,
gritan locos de contentos
los tres punto’ aseguramos!

Uruguayos, sangre coagulada
la derrota es nuestra vocación
no ganamos ya ni a la payana
de la garra nos queda el muñón”
Este humor a contrapelo no hace reir a nadie que se precie de ser oriental y no es por un falso patrioterismo, sino por respeto a los que nos trajeron las glorias del pasado y los muchachos que nos traerán las glorias del futuro.
Basta pensar un poquito, no mucho, que Brasil tiene fichados como jugadores de fútbol un número de jugadores que supera la población total de nuestra patria oriental.
A los muchachos el sábado les deseo lo mejor, si les toca perder que sea con la frente en alto como lo hicieron siempre, y si les toca triunfar que sea con humildad.
De niño cuando iba a ver a mi Rampla querido al parque Nelson mi viejo se enojaba si yo festejaba los goles de penal, porque los goles festejables eran los que venían jugados en la cancha.
En los deportes se gana y se pierde, como en un montón de cosas en la vida.
Que todo sea para bien.

 

Más artículos en esta Sección:

5 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Vayan pelando las chauchas aunque cueste trabajo que la celeste pasa portugal y sigue de largo.

  2. Dios te hoya hay que marcar a CR7 y no dar tiros libres cerca del area nuestra y esta en la tapa de no hacer ningun penal porque me huele que van a mojar tanto suarez como cavani y ya esta.

  3. El autor recuerda las glorias y tropezones y estudia la canción Vayan pelando las chauchas desde la óptica de sus autores, de la época y del barrio, conservándole la jerarquía que le da el lunfardo y no una interpretación barata de una ensalada, como le dieron MUchos anónimos y otros con un deshumor que deshonra la tradición del fútbol uruguayo. No vaticina un triunfo ni una derrota pero tiene muy presentes las glorias. Si hay que venirse antes, de vendrán con la frente en alto como corresponde a los que saben ganar y perder, ese es el mensaje son hombres y no dioses, y puede pasar todo pero con dignidad. Gracias Comousté

  4. Increíble COMOUSTÉ, todo lo que decis de los años 50 y del maracana hoy lo tiene esta selección uruguaya la del maestro Tabárez….-no se si le ganara a Francia pero que este proyecto de selección es una de las mas admiradas del mundo nos hace sentir orgullosos a todos los uruguayos. ojala siga en el mismo camino y los burocratas no la terminen.
    Bss Rita.

  5. Enhorabuena querida Rita: es con profunda alegría que recibimos el
    Comentario de nuestra querida Rita que hace como 10 años que nos acompaña en esta columna con el apoyo o la crítica leal. No te pierdas Rita. Besossssss Besossssss
    Besossssss

Deje su comentario