Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Woody Allen

13. Enero 2011 | Por | Categoria: Entretenimiento

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Lorenzo Olivera

Cumplió 75 años de edad, Allan Stewart Königsberg, conocido como Woody Allen, en plena actividad como director, guionista, actor, músico y escritor judío estadounidense ganador del Oscar en tres oportunidades.

Es uno de los directores más respetados, influyentes y prolíficos de la era moderna.
Allen dirigió, escribió y protagonizó Annie Hall (1977), película considerada por muchos como la mejor comedia de la historia del cine y las mejores de su producción lo fueron la prenombrada, “Whatever Works” (2009); “Manhatan” (1979) y “Hannah y sus hermanas” (1986).

Mantiene una gran amistad con su primera “musa” y ex-pareja, Diane Keaton, la que no casualmente se llama en la vida real Diane Hall.
Nació Brooklyn, proviene de una familia judía de orígenes ruso-austríacos, a la que el propio Allen define como “burguesa, bien alimentada, bien vestida, e instalada en una cómoda casa”.

Junto a Diane Keaton logró su primer Oscar

Durante su infancia, como buen judío aprendió a tocar el violín; posteriormente se convertiría en intérprete de clarinete (que toca con asiduidad en público, junto con The New Orleáns Jazz Band), hecho que le ayudaría más tarde en la elección de las bandas sonoras de sus películas y creo que además lo hace como terapia.

Hasta 1997 esta actividad de intérprete musical tuvo lugar en el Michael’s Pub de Nueva York, pero al cerrar este local sus puertas, pasó a tocar cada lunes en el Café Carlyle, al que sólo falta los días en que su actividad como cineasta se lo impide. Un querido amigo estaba en Nueva York y fue al café y lo vio entrar como cualquier músico, con su estuche bajo al brazo y luego ponerse a tocar.
De su época adolescente comenta: Yo no quería ser Bogart, tampoco quería ser John Wayne.

Yo sólo quería ser el capullo de la clase, quería ser ese chico con gafas que nunca consigue a la chica, pero que es divertido y cae bien a todo el mundo.
A los 17 años tomaría la decisión de adoptar el seudónimo de Woody Allen, el Woody es por el Pájaro Loco, Woody Woodspecker.

Penélope Cruz - Javier Bardem y Woody Allen

Comenzaría a trabajar individualmente, llegando a ejercer la tarea de director de sus espectáculos en la cadena de hoteles Borsch Belt de Nueva York, donde ya habían trabajado otros humoristas importantes como Jerry Lewis.

Con 17 años su nombre ya circulaba por diferentes agencias de relaciones públicas y sus chistes aparecían más en los periódicos. Gene Shefrin, un agente de prensa, se interesó por este joven a quien contrató para la agencia en la que trabajaba.
Alguien le dijo: Creo que tendrías que recibir ayuda psiquiátrica, porque me parece que no tendrás mucha suerte para encontrar trabajo.

En parte tenía razón, Allen consiguió su primer psiquiatra en 1959 y seguiría acudiendo a uno por el resto de su vida.
Su primer contrato lo logra en 1955 en el programa The Colgate Happy Hour, con una asignación de 175 dólares semanales.

Actuó en numerosos locales, apareciendo ocasionalmente en programas de televisión, hasta que finalmente, y gracias a su talante e ingenio, tras una actuación en el local Blue Angel (en 1960), le ofrecieron la posibilidad de elaborar un guión y participar como actor en el filme What’s new, Pussy Cat?.

En 1968 rueda su primera película (primera película completamente escrita y dirigida por él y en la que actúa como un ladrón), Take the money and run. Al comienzo fue difícil encontrar una productora que financiara el proyecto (costaba dos millones de dólares), hasta que Palomar Pictures decidió apoyar el proyecto. Aunque la productora no estuvo muy contenta con el resultado final, la película resultó ser un éxito de público.

Después de este éxito, a Allen no le costó trabajo encontrar algún estudio que siguiera pagando sus películas. En 1970 firma un contrato con United Artists y comenzaría a rodar su segunda película Bananas.

Esta película la vi en el cine Coventry, frente a la Jefatura de Policía de Montevideo, en pleno proceso cívico militar (léase dictadura) y eran todos barbudos, vestidos con ropa militar camuflada, que tenían un no se qué de Fidel Castro, que para mis adentros pensaba si no era una película que se había salteado la censura o que era una carnada para agarrar tontos, no recuerdo nada de la película, pero sí del verano que pasé en el cine.

El contrato con United Artists lo comprometía para rodar tres películas, y el estudio le otorgó a Woody Allen total control sobre su producción, algo que era muy poco usual para cualquier director joven de la época.

La bella Scarlett Johansson , junto a Javier Bardem en Barcelona rodando - Vicky Cristina

En 1977, tras filmar El dormilón (1973) y Love and Death (1975), Allen realiza la película con la cual obtendría su primer premio Óscar: Annie Hall.
A partir de ese momento, Allen alcanza el éxito como director y guionista y también como actor, con la realización de películas ambientadas principalmente en su querida Manhattan, siendo uno de los primeros directores estadounidenses en reivindicar a cineastas europeos como Ingmar Bergman.

En 1979 realiza la película que lo consagraría como director, Manhattan; filmada en blanco y negro, con largas e imponentes tomas de la localidad de Manhattan es considerada como un clásico de la historia del cine.

Ha sido nominado varias veces al Óscar y en 1977 recibió el premio como mejor director por su película Annie Hall, pero no acudió a la entrega alegando que se había olvidado de la ceremonia (se había quedado tocando el clarinete ese día), Diane Keaton obtuvo un premio Óscar como mejor actriz por esta película.

Este incidente con los Óscar no sirvió precisamente para aumentar su escasa popularidad en los Estados Unidos. Varias veces ha declarado que, si no fuese por su acogida en Europa, le resultaría imposible continuar filmando.
En el verano de 2007 rodó la película Vicky Cristina Barcelona en Barcelona y otras localidades españolas, donde participaron interpretes como Scarlett Johansson, Penélope Cruz o Javier Bardem.

Woody Allen al igual que Groucho Marx, Mel Brooks y Neil Simon, fueron de los judíos que más realce le dieron a Brooklyn y de cualquiera de ellos se podría escribir un libro muy grande.

La otra pasión después del cine es el jazz y tocarlo con el clarinete. No suena nada mal para ser un aficionado.

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Con razón desde muchacho estaba en manos de siquiatras, tiene pinta de loco noma, en el cine hizo alguna cosa buena, pero con mucho, mucho y a veces demasiados dialogos.
    Sabía que tocaba el clarinete, pero no que tenia una banda de jazz…”no suena nada mal”
    Saludos

Deje su comentario