Comidas no tan exóticas

En un balneario del departamento de Canelones, había un italiano, que le decían el Indio, sanitario él, que se comía cualquier bicho, agarraba gato, comía gato, agarraba comadreja mora, la dejaba una noche a la intemperie y comía comadreja mora, practicaba ese dicho criollo de que todo bicho que camina va a parar al asador.

wimpi_435x542

El gran escritor salteño, uruguayo, Arthur N. García, conocido por el seudónimo de Wimpi y él se apellidaba Nunes.

Wimpi decía que el gato es cuatro veces animal, es gato (1) y araña (2) y cuando lo pasan por liebre (3) es mula (4).

También en nuestro país, porque vamos a mirar malamente a muchos pueblos de la tierra y después de leer este artículo, podremos llegar a sonrojarnos, porque existe una desagradable y hasta guaranga costumbre si se piensa que es un chiste en hacer una comida exquisita e invitar a la vecina o a los vecinos y cuanto están en los aplausos para el cocinero traen en una fuente la cabeza del gato del propio vecino.

Pero en otros lados donde son contrarios a las corridas de toro, se comen al gato, o los gorriones en la polenta con “pacarito” italiana y también vi exportar en Carrasco unos jaulones llenos de cotorras para el hemisferio norte, EEUU creo y las utilizaban para el tiro al vuelo, quien le va a errar a una cotorra si vuelan derecho y parejito, claro que en el pecado está el castigo y algunas cotorras que han sobrevivido a esa cacería contra natura se han convertido en plaga, dios castiga sin palo ni piedra, y el hombre es el ser que a diferencia de las bestias no lo hacer para comer, sino que mata por matar, por puro placer.

Este artículo versará sobre costumbres sibaritas de otros pueblos que no nos correrá por la cabeza practicar salvo excepciones.

El distrito peruano de San Luis de Cañete, al sur de Lima, celebra a su patrona, Santa Efigenia, con una fiesta que tiene como principal atractivo los platos basados carne de gato, lo que ha generado muestras de rechazo.

La organizadora del denominado “curruñao”, Patricia López, explicó que la fiesta es celebrada desde hace diecinueve años en ese distrito en honor a la santa, protectora del arte negro, y que los platos de gato no son exclusivos del lugar.

En declaraciones al canal televisivo RPP López dijo que “si critican lo del gato, tendríamos que prohibir otro tipo de consumo de carne. Incluso, se debería prohibir las corridas de toros”.

Sigie en pag. 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *